Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Martes, 14 Enero 2020 05:33

Narcoalcaldes

A  mediados de diciembre de 2013, en el Campo Militar Número 27 de Acapulco, el gobernador de Guerrero, Ángel Aguirre,  fue advertido por empresarios que José Luis Abarca utilizaba el comercio de oro para lavar dinero del crimen organizado, y que había comprado la candidatura del PRD a la presidencia municipal de Iguala.

En aquella reunión también estuvieron presentes el entonces secretario de Seguridad Pública del estado: el almirante Sergio Javier Lara Montellanos -quien renunció al cargo semanas después- así como representantes de la Secretaría de Marina y del Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

Arturo Flores Mercado, presidente de la Asociación de Joyeros y Plateros de Guerrero, fue uno de los que exhibieron al que hoy es considerado autor intelectual de la desaparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa.

Recordó que en octubre de 2007, durante la Expo Joyas que se realiza todos los años en Guadalajara, Jalisco, conoció a Abarca. Dice que le llamó la atención que iba de stand en stand comprando joyas en grandes cantidades.

 “Es ahí donde el gremio joyero supo de él. Sin ningún antecedente en el ramo y de la noche a la mañana, se volvió el mayorista más poderoso venido de Iguala. Quiso llegar directo con los fabricantes de Jalisco, el principal mercado, y se hizo amigo de ellos, porque a todos les interesó tener un cliente como Abarca, que pagaba de contado… El señor no compraba un kilo de oro, sino 40 o 50… Para que tengamos una idea más clara, un kilo cuesta hoy alrededor de 200 mil pesos. Así que los fabricantes le comenzaron a mandar mucha mercancía y hubo quienes incluso lo visitaban en Iguala. Se convirtió en un reconocido comerciante de la región, que daba hasta créditos millonarios. Hizo negocio con los más fuertes, pero él revendía a precios más baratos”, narró el empresario a un medio local.

Su negocio era el lavado de dinero. Encontró en el oro la forma de lavar el dinero ilícito y así enriquecerse. Se había casado con María de los Ángeles Pineda Villa, cuyos hermanos eran jefes de plaza de la organización de Arturo Beltrán Leyva en Morelos.

Pero su fuerte, más que la joyería nacional, era el contrabando de joyería italiana. Los contrabandistas van a Laredo, Texas, a Los Ángeles o Nueva York y ahí la consiguen, la compran y la ingresan ilegalmente al país.

De esta actividad ilegal, conoció la Policía Federal y la Ministerial. En 2011 armaron un fuerte operativo en Iguala y le confiscaron más de 20 kilos de joyería italiana de contrabando, pero él y su gente fueron alertados y lograron ocultar la mayoría de la mercancía, la repartieron en casas y otros escondites.

“Todos en Iguala y en gran parte del estado conocían que Abarca tenía custodia militar. Llegó a tanto su poder que traía elementos de la zona militar que lo acompañaban a todos lados, incluso desde antes de que fuera candidato y presidente municipal.

El hoy preso (pero no por mucho tiempo) fue nombrado representante del Centro Joyero Obregón, ubicado a una cuadra del zócalo de Iguala y el cual alberga en sus dos niveles 145 negocios de joyería -muchos de los cuales le pertenecían a él o a algún integrante de su familia-. A la par se convirtió en dueño del centro comercial Galerías Tamarindos, el más grande y lujoso de la ciudad, ubicado frente al cuartel militar.

Pero pronto surgieron referencias inquietantes en torno a su accionar. Justo en los años en que Abarca acrecentó su poder dentro del ramo, se multiplicaron los secuestros a joyeros. Levantaron a muchos que venían principalmente de Guadalajara.

El plagio más sonado fue el del dueño de Consorcio Diamante y su hijo. A él le interesaba comprar la parte de arriba del Centro Joyero de Iguala. Llegó con su hijo para ver los stands y comprarlos, se cotizaban sobre dos millones de pesos cada uno.

“Por la mañana los saludé, y en la tarde ya los habían secuestrado. Al señor lo dejaron libre para que operara el pago. Supe que les dio mucho dinero y hasta oro le pidieron a cambio de la libertad de su hijo. Después de esa experiencia el consorcio desapareció y la familia se fue del país. Muchos otros compañeros también fueron secuestrados, robados y asesinados. Y era él (Abarca) quien les estaba poniendo el dedo, y luego se encargaba de desplazar esa mercancía robada o pedida como rescate”, platicaría años más tarde Flores Mercado.

De esa forma el matrimonio Abarca-Pineda amasó una fortuna incalculable y ganó fácilmente las elecciones. Su poder llegaba mucho más allá del territorio iguálense y era considerada una pareja de la realeza. Incluso, al alcalde de Iguala le veían madera para gobernador.

Por eso es que, cuando le reportaron que un grupo de estudiantes de la Normal de Ayotzinapa se dirigía a Iguala para boicotear el informe del DIF municipal, Abarca ordenó que los detuvieran a como diera lugar y los policías (siempre al servicio de la delincuencia organizada) cumplieron el encargo al pie de la letra.

El resto de la historia ya la sabemos. La pareja fue acusada de la autoría intelectual de la masacre y anduvieron a salto de mata en la ciudad de México hasta que fueron detenidos y desde entonces permanecen presos.

¿Por qué recordar hechos que ocurrieron en un estado vecino y de lo que ya todos sabemos?

La respuesta es la siguiente:

Hay varios alcaldes de Morelos que hoy están disfrutando de las mieles del poder, y que sueñan con que pueden llegar a la gubernatura, para lo cual se están aliando con grupos de la delincuencia organizada.

Compran y compran compulsivamente pensando que el dinero nunca se les va a acabar. Ojalá se vean en el espejo de José Luis Abarca y se den cuenta que quienes los animan a buscar la gubernatura es porque suponen que van a salir beneficiados  de una forma o de otra. Es importante no perder el piso, no “dejarse llevar por el canto de las sirenas” y no perder la humildad.

Y no olvidarse de que si reciben dinero de “la maña”, tarde o temprano les tienen que cumplir, so pena de que paguen con la vida.

HASTA MAÑANA.

 

 

Lunes, 13 Enero 2020 05:18

Los veracruzanos

A nadie se le puede juzgar ni estigmatizar por el lugar que ha nacido, eso nos queda muy claro. Es una forma de discriminación calificar a alguien por su oriundez, máxime cuando es dentro del territorio mexicano. “Morelos para los morelenses” es una frase que no aplica ya en nuestros tiempos, menos en Morelos donde el 60 por ciento de sus habitantes provenimos de otras entidades.

Por otro lado, también es muy común que cada jefe policiaco haga lo posible por rodearse por gente de su confianza.

¿Se acuerdan cuando Jorge Carrillo Olea militarizó la seguridad pública de Morelos? Irónicamente no puso generales, sino puros capitanes, Abraján, Ariño, Miyazawa, Torga, y muchos más.

Entonces no debemos sorprendernos de que hoy la Seguridad Pública de Morelos esté depositada en un grupo de veracruzanos, muchos de ellos oficiales de la Secretaría de Marina con oficio de comisión o permiso, comenzando por el titular, José Antonio Ortíz Guarneros, con grado de vicealmirante.

De acuerdo con documentos oficiales, los “jarochos” que acompañan al vicealmirante Guarneros en esta aventura en Morelos son:

Dino Rafael Gutiérrez Hernández, director general del Centro Estatal de Análisis de Información sobre Seguridad Pública; Luis Enrique Barrios Ríos, director general de la Academia Estatal de Estudios Superiores; Juan Pablo Roldán Minero, director de la PIBA (teniente del Ejército, recomendado por el almirante Sergio Lara Montellanos, gran amigo de Guarneros); Merary Pimentel Laines, directora de Asuntos Internos; Shalom Yesabet Prince Jiménez, directora del C5; Raúl Gómez Cruz, director general de inteligencia policial; Carlos García Cruz, coordinador operativo de seguridad pública; Alfonso Moreno Tacuba, director general de Unidades Especiales.

Todos ellos trabajaron en el gobierno de Javier Duarte (preso en el Reclusorio Norte), al mando del entonces secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, quien abandonó la cárcel apenas el 25 de diciembre pasado. Ocuparon el mismo cargo o lo más parecido al puesto que hoy desempeñan con Guarneros.

Ya no aparece Federico Rivas Valdés, capitán de la Semar, quien fue escolta personal de Javier Duarte y posteriormente subsecretario de Seguridad Publica en Veracruz.  Fue el segundo al mando en la CES de Morelos durante un año y hoy es secretario de Seguridad Pública de Mazatlán, Sinaloa.

Un caso especial es el de Pedro Osorio Llamas, de quien hablamos hace algunos días en esta columna, que no aparece en nómina pero se desempeña como director de la Policía de Tránsito del Estado, cargo que ocupó ya en la entidad veracruzana, al igual que el de subdirector del Transporte.

Pero los veracruzanos no solamente están en la CES, sino también en el sistema penitenciario, donde el vicealmirante mantiene  de manera incondicional a Jorge Israel Ponce de León Borquez, director de Tránsito en el gobierno de Duarte.

Araceli Munguía Toledo, directora general de Administración del Sistema Penitenciario, a quien medios de comunicación de Veracruz mencionan como involucrada en un caso de corrupción por su cercanía con Arturo Bermúdez Zurita en Veracruz.

Priscila Ramírez Plata, coordinadora de Vinculación, trabajaba como secretaria particular de Arturo Bermúdez Zurita. Ella es hija de Jorge Ramírez Tubilla quién es primo de Karime Macías Tubilla, la esposa del ex gobernador de Veracruz, Javier Duarte.

Como verá usted, estimado lector, Morelos resultó ser refugio de ex duartistas. Pero ese no es el problema, sino los compromisos que pudieran traer algunos de ellos.

Caso específico el de Raúl Gómez Cruz, con clave “Piloto”, quien ya estuvo detenido por haber golpeado a su pareja, y quien es señalado en diversas narcomantas como un protector de narcos.

Es este servidor público de quien habla en su denuncia el director de seguridad pública de Cuautla, Israel Nieto Pliego. Según este jefe policiaco, la tarde del sábado, tres hombres pidieron auxilio pues habrían escapado de una casa de seguridad tras haber sido secuestrados en el Estado de México.

Los policías, apoyados por la Guardia Nacional, acudieron a la casa donde los tres hombres decían haber estado secuestrados, y supuestamente una mujer les permitió el acceso, y detrás de un vehículo descubrieron a un hombre que, a decir de los oficiales, portaba un arma larga. Por ello, la pareja fue detenida, debido a que también fue señalada por las víctimas de golpearlos y mantenerlos en cautiverio.

Pero lo que parecía ser un caso de éxito rotundo se convirtió en un problema. Llegó el comandante Landa (Ángel Landa Hernández, director general de la Policía Preventiva, veracruzano) y les dijo que habían cometido allanamiento y que se habían perdido 700 mil pesos. Ordenó la liberación de los supuestos secuestradores y la detención de los supuestos secuestrados.

El director de seguridad pública municipal decidió hacer pública su denuncia y convocó a medios de comunicación la misma noche del sábado, para denunciar que los directivos de la CES están protegiendo a delincuentes, específicamente el que se identifica con la clave “Piloto”. “Los detenidos por secuestro dijeron que ya se habían arreglado con Piloto”, señaló el comandante Nieto.

Ayer domingo, la CES emitió un comunicado en el que desestima los señalamientos de Israel Nieto Pliego en contra de Raúl Gómez Cruz y Ángel Landa, y pone como presunto responsable de allanamiento y robo al director de la Policía Municipal de Cuautla, de quien asegura ya se tienen denuncias anteriores.

En entrevista, el vicealmirante Ortíz Guarneros aseguró que “meto las manos al fuego por él”.  Sí, igual que Carrillo Olea metió las manos al fuego por Jesús Miyazawa, y Sergio Estrada metió las manos al fuego por Agustín Montiel. Y los dos salieron quemados.

En el asunto de Cuautla obviamente alguien miente. Todo apunta a que se trata de una pugna entre dos grupos delincuenciales, uno apoyado por la policía de Cuautla (morelenses), y otro apoyado por los veracruzanos que manejan la Policía Estatal.

Ojalá la investigación realmente llegue a fondo.

HASTA MAÑANA.

Viernes, 10 Enero 2020 05:14

La Policía “alterna” de Tránsito

La Policía de Tránsito estatal desapareció en 1997 siendo su último director el comandante Efrén Vicarte. Desde entonces no existe –legalmente- una policía vial o de tránsito en la estructura del gobierno estatal, pues esa facultad está cedida a los Ayuntamientos.

Jueves, 09 Enero 2020 05:35

De teléfonos celulares e inhibidores

Cuando el reportero Humberto Padgett le pidió a la empleada de Plaza Meave que si le podía probar el teléfono celular que pretendía comprar, ésta casi le suelta una cachetada.

Miércoles, 08 Enero 2020 05:04

Vacío de autoridad en la CES

Jueves 26 de diciembre del 2019 en pleno centro de Cuernavaca, casi a la medianoche. Omar caminaba por la calle No Reelección después de tomarse dos cervezas en “El Danubio” y se dirigía a recoger a su esposa en la calle de Galeana.

Martes, 07 Enero 2020 05:17

Regidurías: agencia de colocaciones

Hace algunas semanas publicamos en La Unión de Morelos el caso del regidor de Temixco Salvador Solano Díaz, quien tiene contratados como empleados de su oficina a la madre de su hijo, a la novia de éste y a tres personas más que aparentemente son “aviadores” pues aparecen en nómina pero nunca se encuentran en sus lugares de trabajo.

Lunes, 06 Enero 2020 06:41

El caso de los testigos falsos

¿Existe en Morelos un sistema clandestino de protección a delincuentes para que delaten a otros delincuentes?

Viernes, 03 Enero 2020 05:31

Gisela, la muerte que a todos convino

El dos de enero del 2016  alrededor de las 7:30 de la mañana comenzaba a correr como “reguero de pólvora” una noticia que impactaría a la sociedad no solamente a nivel local, sino también a nivel nacional e incluso internacional.

Jueves, 02 Enero 2020 05:52

Ulises Pardo, ineptitud

En el municipio de Huitzilac se pueden aplicar perfectamente dos refranes populares: “No tiene la culpa el indio sino quien lo hace compadre” y “no se le pueden pedir peras al olmo”.  Apenas lleva un año en el cargo y Ulises Pardo Bastida ya se dio cuenta que no es lo mismo ser ayudante municipal de Tres Marías que encabezar el Ayuntamiento del municipio que lo vio nacer.

Martes, 31 Diciembre 2019 05:24

2019, reacomodos; 2020, consolidación

El año que hoy termina se puede considerar que fue de reacomodos, desde cualquier punto de vista y en prácticamente todos los ámbitos de nuestro país y nuestra entidad. El 2020 forzosamente tiene que ser de consolidación. Es preciso dejar atrás las justificaciones y comenzar a dar resultados.

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.