Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Jueves, 27 Agosto 2020 06:09

Un herrero con suerte

Érase una vez un muchacho con secundaria trunca dedicado al noble oficio de la herrería, cuya popularidad en su pueblo era tal que fue dos veces ayudante municipal, luego coordinador de ayudantes municipales hasta que, en su segundo intento y por circunstancias del destino, se convirtió en alcalde de su ciudad natal, Tlaltizapán de Zapata. Se llama Alfredo Domínguez Mandujano pero todos lo conocen como “Cuananis”.

En el 2015 se postuló por el Partido Encuentro Social pero perdió contra el priísta y ex diputado local David Salazar Guerrero. A partir de entonces se dedicó a reunir un equipo que le permitiera arribar a la presidencia municipal, además de que tenía muy buena relación con el entonces secretario de gobierno, Matías Quiroz Medina, quien había sido alcalde años antes.

Esa relación y la popularidad de la que gozaba “El Cuananis” hizo que obtuviera sin mayor dificultad la candidatura por la coalición “Juntos por Morelos”, conformada por el Partido de la Revolución Democrática (PRD) y el Partido Social Demócrata (PSD).

Desde entonces, “Cuananis” contó con el apoyo y asesoría del matrimonio conformado por Nancy Gómez Flores y Germán Rodríguez Sánchez. Ella, nacida en Zacatepec, Morelos el 15 de noviembre de 1978, regidora por el PRD durante el período 2003-2006, licenciada en Administración con especialidad en recursos humanos y administradora durante muchos años del balneario ejidal Santa Isabel.

Él, con 16 años menos que ella y con estudios básicos de contabilidad. Decidieron unirse en matrimonio en 2017 y esa relación fue determinante para que Alfredo Domínguez ganara las elecciones de junio del 2018. En las reuniones de campaña, ella ponía las instalaciones del balneario y él se encargaba de emborrachar a los invitados.

Fue así como “El Cuananis” ganó con seis mil 463 votos contra cuatro mil 721 de Aristeo Rodríguez (PRI) su más cercano perseguidor. Según analizaron sus asesores, Alfredo Domínguez Mandujano pudo haber ganado desde la primera vez que se postuló, pero la gente no lo reconocía por su nombre de pila, de tal manera que cuando incluyeron en la boleta el apodo de “Cuananis”, la gente le dio el voto mayoritariamente. 

Finalmente, el 31 de diciembre de 2018 “El Cuananis” tomó protesta con una plaza cívica llena de ciudadanos de las distintas comunidades del municipio, personalidades de la política, familiares, amigos y el cabildo que lo acompañará en la administración 2019-2021.

“En su mensaje ya como presidente constitucional Alfredo Domínguez Mandujano dijo que su gobierno será apegado a los lineamientos que dictó el presidente de México Andrés Manuel López Obrador basado en la austeridad, cero corrupción, cercano a la gente y al servicio de los que menos tienen”, publicó el portal “El Pulso en Morelos”.

Hasta ahí la historia de ese ejemplo de superación personal de un hombre que, carente de estudios académicos, pudo llegar hasta el máximo cargo a nivel municipal, pero lo que vino después es digno de un guión de una película de Luis Estrada, el de “La Ley de Herodes”.

Y es que, al igual que Juan Vargas (el personaje central de La Ley de Herodes), Alfredo Domínguez comenzó a gobernar con su muy peculiar estilo. Repartió los cargos entre sus amigos y compañeros de campaña sin importar si reunían los perfiles para ellos. Para empezar, nombró a Germán Rodríguez Sánchez como tesorero municipal.

Su principal error es que “Cuananis” lleva un año festejando su triunfo, y cuando decimos festejando nos referimos a verdaderas borracheras en los establecimientos de la región, con cuentas de muchos miles de pesos, y algunas veces en las propias instalaciones del Ayuntamiento.

A esas francachelas nunca faltan el tesorero German Rodríguez y el regidor priísta Cristian Gutiérrez, quien se ha convertido en su principal aliado en el Cabildo que le ha permitido absolutamente todo.  Esas celebraciones se han trasladado hasta el vecino país del norte, a donde los funcionarios antes mencionados han ido por lo menos dos veces en el último año, o ya de menos al puerto de Acapulco.

Su afición a las bebidas alcohólicas (y todo lo que venga después) pudieran no tener importancia si ellos cumplieran a cabalidad con sus responsabilidades como servidores públicos. Sin embargo, el problema es que “El Cuananis” está gobernando “como Dios le dio a entender”, sin cumplir la normatividad aplicable en cada uno de sus actos.

Para empezar, ha incumplido sistemáticamente con el envío de información a la Plataforma Nacional de Transparencia. En el apartado donde deberían estar las declaraciones patrimoniales de cada uno de los funcionarios de Tlaltizapán, hay tres hojas donde viene borrado hasta la cantidad que devengan quincenalmente. De toda la información que debería hacer pública (por ejemplo, la ficha personal de todos los servidores públicos con sus sueldos), no hay prácticamente nada.

Hoy, el herrero que por azares del destino llegó a ser presidente municipal, está preocupado. Y no tanto por haber aparecido en una “narcomanta” donde lo acusan de estar “pagando piso” al Carrete; tampoco por la Carpeta de Investigación FECC/2020-01 que se está integrando en la Fiscalía Anticorrupción, y mucho menos por el atentado que sufrió su subordinado Efraín Castrejón.

La preocupación que no lo deja dormir es que, la pareja que lo ayudó a llegar a la presidencia municipal -y que decide mucho de lo que se hace en ese Ayuntamiento- se agarró a golpes.

“El Tesorero del Ayuntamiento de Tlaltizapán, Morelos, Germán Rodríguez Sánchez fue acusado por la posible comisión del delito de violencia familiar, en agravio de su pareja sentimental. El pasado 22 de agosto, la víctima presentó querella en contra del hombre de 26 años a quien señaló de agredirla física, verbal y psicológicamente, dentro del domicilio que habitan en la colonia Otilio Montaño, de Tlaltizapán”, dice una nota publicada en el portal “24 Horas”.

Los días de su compañero de parrandas (y por lo tanto poseedor de toda la información comprometedora) como tesorero municipal están contados. Y no porque esté bajo proceso penal y tenga que ir a firmar cada mes a Atlacholoaya, sino porque la que sabe cómo administrar el municipio es Nancy Gómez, y ella no quiere volver a ver a Germán Rodríguez.

Así, un problema marital que se supone es parte de los “datos personales protegidos por la ley”, se convierte en información de interés público por las connotaciones antes descritas. Todo Tlaltizapán está atento al desenlace.

HASTA MAÑANA.

 

 

Miércoles, 26 Agosto 2020 05:38

El juego perverso de los partidos

El lunes muy temprano el ex diputado local y federal por el PRI, Matías Nazario Morales, publicó en sus redes sociales una carta con la que presenta su renuncia al Partido Revolucionario Institucional aduciendo que había concluido su ciclo en ese instituto político y que buscaría “nuevos horizontes”.

Al mediodía el presidente del PRI en Morelos, Jonathan Márquez demostraría con documentos que desde hace dos años Matías Nazario ya no es miembro del PRI, pero eso en nada cambia el sentido de la presente columna.

Lo importante es demostrar que –una vez más- el oaxaqueño de nacimiento y morelense por adopción, aplicó la vieja máxima de no dar un paso sin huarache y no soltar un remo hasta que ya tenga bien afianzado el otro. 

Y es que para ese momento a Matías ya le habían pasado “el pitazo” de que su agrupación había aprobado prácticamente todas las etapas ante el Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Política (Impepac) lo que fue confirmado el mismo lunes en la tarde-noche.

En sesión extraordinaria virtual, los integrantes de la Comisión Ejecutiva de Organización y Partidos Políticos del IMPEPAC aprobaron la creación de ocho nuevos partidos políticos locales que estarán en las boletas de la elección de 2021 en Morelos.

Estos son: Movimiento Alternativa Social (MAS), Sumando Voluntades Podemos Construir (SVPC), Morelos Progresa (MP), Fuerza Morelos Joven (FMJ), Partido Bienestar Ciudadano (PBC), Más Más Apoyo Social A.C. (MMAS) y Renovación Política Morelense (RPM).

El Instituto Morelense de Procesos Electorales y Participación Ciudadana (Impepac) informó que estos nuevos partidos se repartirán la bolsa de prerrogativas que anteriormente solo se dispersaba entre 11, por lo que descartó que se vayan a solicitar más recursos para estas nuevas agrupaciones.

Se les concedió el registro ya que cumplieron con el número de asambleas, entrega de un padrón integrado por personas que no estuvieran vinculadas a otras organizaciones o partidos políticos, documentación en tiempo y en forma, así como informes administrativos-contables en orden, entre otros requisitos legales, según informó el IMPEPAC.

Fue en el mismo PRI donde se dio a conocer que la carta de intención que entregó MAS fue signada por Enrique Paredes Sotelo; Francisco León y Vélez, Ana Bertha Haro e Isaac Pimentel Rivas, respectivamente, ex alcaldes de Tetecala, Tetela del Volcán y Ciudad Ayala. Matías Nazario no aparece en los documentos pero todos afirman que él es “el dueño”.

Es evidente que Matías Nazario se dio cuenta que no tenía caso buscar una posición en un partido de los que ya existen, donde los escaños están muy peleados, cuando él puede tener su propio instituto político y disponer de diputaciones y regidurías a su antojo.

Pero no es el único que así lo piensa. Cada uno de los partidos políticos que están prácticamente aprobados (me dicen que sólo falta una sesión extraordinaria del Consejo del Impepac) tienen uno o varios nombres que son las “cabezas visibles”, pero detrás de ellos hay conocidos personajes de la política estatal.

¿Por qué no aparecen los verdaderos dueños en los documentos de las organizaciones que pretenden ser reconocidos como partidos políticos? Suponemos que es para mantener “dos velitas prendidas” y no descartar alguna posición en alguno de los institutos políticos viejos.

A continuación los nombres de los nuevos partidos políticos, luego los nombres de quienes aparecen como representantes legales en sus documentos presentados al Impepac, y luego el personaje que está atrás de ello, según versiones obtenidas por gente cercana a ellos.

Movimiento Alternativa Social (MAS) Enrique Paredes, Isaac Pimentel, Ana Bertha Haro Sánchez, pero que sería de Matías Nazario Morales; Sumando Voluntades Podemos Construir (SVP) Yuriana Lázaro Landa con el apoyo de Manuel Martínez Garrigós (aunque ella lo niega); Morelos Progresa (MP) Miguel Ángel López Arellano  y Rubén Morales Labariega pero que supuestamente es de Julio Espín, Enrique Lafitte y Hortencia Figueroa.

Fuerza Morelos Joven (FMJ) está representado por José Manuel García Cruz, Christopher Israel Torres Ocampo y Ecliserio Linares Angulo, sin embargo, se trataría de las bases de “las Mariselas” en combinación con grupos cristianos, sin que nos conste.

Partido Bienestar Ciudadano (PBC) aparecen como representantes Marco Gustavo Álvarez Vilchis y Omar Jorge Méndez Trujillo pero están siendo patrocinados por empresarios del estado de México, posiblemente de lo que queda del grupo Atlacomulco.

Por lo que respecta a Más Más Apoyo Social A.C. (MMAS) aparecen Salvador Gregorio Vázquez Galván y Tania Barragán Jiménez, en tanto que Renovación Política Morelense (RPM) está representado por Luis Alberto Estrada Ramos y Misael Uzziel Ocampo Torrescano, pero en alguno de los dos (la información es confusa todavía) está el tenebroso Diego Gómez Enriquez, ex secretario de Finanzas del PRI y hoy enfundado en la camiseta de Morena.

Finalmente, Futuro, Por un Morelos para Todos, donde aparece (y eso hay que reconocérselo) con todas sus letras Fidel Demédicis Hidalgo, quien tiene una larga trayectoria en la izquierda morelense, y que ahora aspira a tener su propio partido.

Así las cosas, la boleta electoral de las elecciones intermedias que se llevarán a cabo en junio del próximo año tendrá alrededor abundantes propuestas entre partidos políticos y candidatos independientes. Por eso dicen, a manera de broma, que la boleta no va a ser boleta, sino catálogo, y que habrá más candidatos que electores.

De confirmarse la información que hemos recabado entre los comentarios del Facebook y entre los opinólogos de cafetería, comprobaríamos que hay políticos que insisten en seguir viviendo de la ubre gubernamental y que son capaces de utilizar todas las marrullerías a su alcance para continuar en el poder.

HASTA MAÑANA.

 

Martes, 25 Agosto 2020 05:42

Un regreso a clases inolvidable

El 24 de agosto del 2020 resultará inolvidable para alumnos, maestros y padres de familia de todo el país. Nunca olvidaremos el día que regresamos a clases sin regresar a la escuela, y que en lugar de llegar a un salón de clases dentro de un edificio, nuestro comienzo escolar fue prendiendo una computadora, encendiendo un programa de internet, y esperando a que del otro lado apareciera la imagen de una atribulada maestra que les daba la bienvenida.

Seguramente dentro de 20 años los que hoy son niños recordarán aquella ocasión en que sus papás prendieron la televisión y vieron al presidente de la República dar por iniciado el ciclo escolar 2020-2021 y luego ver pasar una escolta conformada por estudiantes con medio rostro cubierto, llevando la bandera nacional.

El primer día de clases –máxime cuando se ingresa al primer grado de primaria- es un día que para la mayoría de nosotros nos deja marcados para toda la vida. Algunos llegan con miedo a lo desconocido, pero otros lo toman con optimismo pues sus padres los convencen de que van a conocer nuevos amigos y experiencias que no habían tenido en el kínder.

Una mochila con su personaje de televisión favorito y unos zapatos nuevos puede ser un excelente incentivo para que el niño no haga berrinches en el primer día de clases.

Para el maestro también es un día lleno de emociones. Ver llegar a los niños con sus uniformes impecables, todos y todas con sus mejores peinados y sus zapatos bien lustrados. Cada año es un reto, pues generalmente los profesores no le dan siempre a un grado, sino que los van rolando de tal manera que un año pueden estar a cargo de un grupo de casi bebés, y al otro tienen que lidiar con pre-adolescentes de 12 años.

Para los padres el primer día de clases es una locura. Despertarse con el alba para asegurarse de que todos se levanten, se bañen, desayunen algo y no falte nada en su mochila. A pesar de todo el esfuerzo siempre hay algo que provoca que se te haga tarde y los que pagan las consecuencias son los automovilistas que están más adelante y que tienen que aguantar tus claxonazos.

La escena de la despedida entre una madre y su hijo en el primer día de clases es siempre tierna. Generalmente son los niños los que chillan o hacen pucheros, pero también hay casos en los que ellos están muy tranquilos y es la madre la que rompe en llanto.

Pues nada de eso hubo ayer. En el caso de quien esto escribe, la despedida con mi hija de secundaria fue en la entrada de su cuarto. Debidamente uniformada (de la cintura para arriba, claro) y peinada, se despidió con un “voy a clases” y cerró la puerta para estar a solas frente a su computadora.

Los estudiantes de secundaria son más conscientes, además de que ya tienen la práctica adquirida durante los últimos meses del ciclo escolar pasado. 

El problema es con los niños más pequeños a los que difícilmente puedes mantener atentos a una pantalla por más de 15 minutos. Imagino la impotencia de las maestras que ven en sus pantallas cómo los niños están atentos a todo, menos a su clase. No saben si el niño que está mirando fijamente la pantalla está poniendo atención a la clase o es que está viendo una película de caricaturas.

“Si es difícil tener quietos a 30 niños en un salón, ahora imagínate tenerlos de manera virtual, sin poder soltarles un grito para que pongan atención”, me confía una amiga educadora.

El primer día fue un desastre. Aunque la mayoría de maestros y padres de familia dominan medianamente las aplicaciones como “Zoom” y “Google Meet”, todavía hay tanto docentes como paterfamilias que nunca pudieron acceder a las clases, además de que la sobrecarga de usuarios provocó fallas a nivel mundial.

Los grupos de WhatsApp creados para coordinar las clases a distancia se vieron abarrotados de quejas y expresiones de desesperación de los usuarios por las fallas en esos programas informáticos.

Hasta aquí hemos narrado cómo fue el primer día de clases para los niños que tienen la fortuna de tener una laptop, una Tablet o un Smartphone, pero no olvidemos que en este país la desigualdad social es un gravísimo problema.

Hay niños que no tienen una computadora y mucho menos servicio de internet. Para ellos, el gobierno federal contrató los servicios de las principales cadenas de televisión abierta, y convirtió a actores en maestros y maestros en conductores de televisión.

Pero no fue nada fácil.

Los chats de internet de los grupos escolares sonaban toda la mañana, desde muy temprano. El común denominador en WhatsApp fueron dudas como: "alguien me puede orientar, no encuentro el canal", "maestra, ya me cansé de buscar en telecable, alguien me puede orientar", entre otros.  Ante el inicio del ciclo escolar, algunos padres de familia confundieron los canales y sintonizaban algunos que no correspondían al nivel educativo; sin embargo, minutos más tardes pudieron colocar a sus hijos frente a la televisión.

Con computadoras o con televisión, lo único que no cambia es que la principal responsabilidad para que los niños aprendan depende de sus padres, o más específicamente de sus madres, pues en este país todavía prevalece el modelo en el que los padres salen a trabajar y las madres se quedan a cuidar a los hijos.

Pero ¿qué sucede cuando ambos tienen la necesidad de trabajar? Ahí es cuando descubrimos que en la mayoría de los casos las escuelas estaban convertidas en “guarderías” para que los niños pudieran estar ocupados y cuidados mientras sus padres estaban encargándose de obtener el dinero necesario para subsistir.

Como ocurre en casi todos los ámbitos, ahí es donde se va a notar que “no todos estamos en el mismo barco”, y mientras que para algunas familias el regreso a clases fue hasta divertido, para otras es un verdadero martirio pues tienen que dejar a los niños “estudiando” solos en su casa (con todos los peligros que ello conlleva) o dejarlos encargados con algún familiar.

En el peor de los casos, muchos padres de familia prefirieron no inscribir a sus hijos a la escuela hasta que pase la pandemia, pues no tienen computadora, ni internet, ni siquiera energía eléctrica.

Por eso decimos que este inicio del ciclo escolar 2020-2021 nunca lo vamos a olvidar.

HASTA MAÑANA.

 

El otrora modesto profesor de primaria Felipe Castro Valdovinos ha iniciado de lleno su campaña para tratar de relevar en el puesto a la dirigente del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación en Morelos, Gabriela Bañón Estrada, y lo está haciendo con todo el sello del ex gobernador Graco Ramírez Garrido y su hijastro Rodrigo Gayosso Cepeda. De hecho, su campaña es una copia de aquella que encabezó Gayosso en el 2018 que se caracterizó por el derroche de dinero y la compra de conciencias, pero que perdió estrepitosamente porque estaba basada en la corrupción.

Dinero sin límite para eventos en los mejores salones y jardines, equipo profesional para grabar videos, publicidad pagada en redes sociales y medios de comunicación, y sobre todo el acompañamiento de "líderes" en sus eventos, para hacer creer a las bases que Felipe "es el bueno para relevar a Gabriela Bañón".

Sin embargo, Castro Valdovinos representa todo lo malo del sindicalismo que se supone es lo que se pretende desterrar. Es parte de aquel sindicalismo gansteril que encabezó la maestra Elba Esther Gordillo y que se caracterizó por el dispendio en los "gastos de representación" con cargo a las cuotas de los maestros, lo que derivó en el encarcelamiento de la lideresa nacional aunque fue liberada por un acuerdo político con el hoy presidente Andrés Manuel López Obrador.

En días pasados, el Salón Santa Lucía de Cuautla fue el escenario de un multitudinario evento que, para empezar, debió ser dispersado por la guardia nacional por ubicarse en uno de los municipios más afectados por la pandemia del Coronavirus, pero ¿qué creen? el responsable de la salud a nivel municipal, el alcalde Jesús Corona Damián, se encontraba entre los invitados especiales.

En ese evento Felipe Castro Valdovinos no solamente "se destapó" como aspirante a secretario general de la Sección XIX del SNTE, sino que "se le fue a la yugular" a la todavía dirigente de la organización magisterial, para tratar de forzar su salida que estatutariamente debió haberse dado desde el 20 de diciembre pasado, pero que ha extendido con argumentos como el proceso de renovación a nivel central y últimamente con el tema de la pandemia que -a ella sí- le vino "como anillo al dedo".

En su publicidad pagada, el aspirante justificó que la comilona en Cuautla fue un "evento sorpresa" que le organizaron los maestros de aquella región con motivo de su cumpleaños y destacó que se llevó a cabo con todas las medidas sanitarias.

"Al hacer uso de la voz a petición de los presentes, el maestro Felipe Castro Valdovinos dijo que la Sección XIX del SNTE se ha corrompido y prostituido", dice la voz en off de un supuesto medio de comunicación de Facebook que se hace llamar "el reflector News", y que aparece con la leyenda "publicidad", es decir, que alguien pagó para que apareciera intermitentemente en todos los muros de esa red social.

Enseguida entra el "insert" y se escucha de viva voz a Felipe diciendo: "No podemos estar generando alversaciones (sic) en el estado y con una secretaria general omisa". El narrador prosigue y señala que los maestros de Morelos tienen inteligencia y capacidad para organizarse sin necesidad de que venga alguien de fuera a decir quién será el próximo secretario general del SNTE, como ha sucedido en los últimos 20 años que por dedazo se ha elegido al secretario general.

Luego menciona a "las personalidades" que estuvieron presentes en la celebración, comenzando por el senador Ángel García Yáñez, la magistrada Nadia Lara Chávez y su inseparable pareja Jorge Arturo Olivares Brito, la alcaldesa de Tetecala, Luz Dary Quevedo; el presidente municipal de Zacualpan de Amilpas, Adrián Cázarez; el de Amacuzac, Ramiro Iturbe Parra y Enrique Alonso Plascencia, al que anunciaron como presidente del IDEFOMM.

Presentes también el diputado Pepe Casas, el ex secretario del Trabajo en la anterior administración, Francisco Santillán Arredondo, y el presidente municipal en funciones de Cuautla, con varios de sus colaboradores.

Salvo Enrique Alonso, que fue perseguido durante los tres años de su gobierno municipal en Tlaquiltenango por no haber aceptado el Mando Único, todos los demás tuvieron, en diferentes momentos y por diferentes circunstancias, relación con el gobernador Graco Ramírez y el candidato a la sucesión, Rodrigo Gayosso.

Sin embargo, más que cualquier referencia, circulan todavía por ahí los videos donde Felipe Castro Valdovinos pide a los maestros votar por el candidato del Partido de la Revolución Democrática, Rodrigo Gayosso Cepeda. Dicen que le pagaba 60 mil pesos mensuales por ese trabajo.

Pero sobre todo, muchos maestros pueden dar testimonio del notorio cambio de vida de aquel profesor oriundo de Apaxtla, Guerrero que trabajó varios años en la primaria "Juan N. Álvarez", de La Joya, y luego en la "15 de Mayo" de Tejalpa, pero que modificó radicalmente su modus vivendi a partir de que se integró al sindicato de maestros.

Habría que preguntarles a los meseros de los establecimientos de giros rojos de toda la avenida Cuauhnáhuac si es que lo recuerdan y qué referencias pueden dar de él. O los policías municipales que lo interceptaron en estado inconveniente pero nunca llegó a los separos porque siempre ha estado ligado al poder.

Resulta extraña la presencia del senador Ángel García Yáñez a la comilona de Cuautla en su calidad de miembro del Partido Nueva Alianza, pues cabe recordar que ese instituto político expulsó al cumpleañero debido a diversas conductas anómalas.

"Castro Valdovinos causó baja oficialmente de la lista de miembros de Nueva Alianza, a través de una resolución de la dirigencia nacional que estudió su caso, así como la serie de elementos administrativos y contables, de su paso como dirigente estatal, así como denuncias directas sobre sus chantajes a representantes populares para mantenernos en las “expectativas partidistas” para obtener una candidatura o mantenerse en una posición", dice una nota publicada por el periodista David Monroy el 17 de diciembre de 2017.

Felipe Castro Valdovinos llegó a la dirigencia estatal del Nueva Alianza en 2014, y fue destituido en junio pasado debido a los señalamientos de corrupción en su contra, los cuales, varios de ellos, se tradujeron en escándalos al interior de su partido: el desvío de los recursos del partido, que provocó la falta de pago de salarios a los trabajadores o del pago de servicios como agua, luz e internet, o el hurto de mobiliario y equipo de oficina como impresoras y computadoras.

Sin embargo, algunos de los casos más sonados fue el acuerdo que logró con la diputada local Edith Beltrán para nombrarla coordinadora parlamentaria a cambio de una cantidad de dinero que podría haber llegado a los 100 mil pesos, circunstancia que no fructificó debido a la intervención del comité nacional a favor de quien representaba a Nueva Alianza en el Congreso estatal: Francisco Santillán, también ex dirigente estatal y secretario del Trabajo durante el gobierno de Graco Ramírez, refiere la mencionada nota.

"Por ello, la investigación que Nueva Alianza realiza, se extenderá a las finanzas de la Normal Superior “Benito Juárez”, propiedad del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), ya que el “crecimiento económico” de Castro Valdovinos puede venir desde que ocupó la secretaría de Finanzas de dicha institución educativa", terminaba diciendo la nota que puede ser vista en el link http://davidmonroydigital.com/2017/12/17/panal-expulsa-ex-dirigente-investigan-enriquecimiento/

Es evidente que nunca hubo investigación, o si la hubo no tuvo ninguna consecuencia, al grado de que el señalado como corrupto encabeza hoy las preferencias (o al menos eso es lo que él quiere que crean) para dirigir a los más de 20 mil maestros sindicalizados de Morelos.

HASTA MAÑANA.

 

Viernes, 21 Agosto 2020 05:55

Habrá circo, más no justicia

Ya leímos la denuncia de Lozoya ante la Fiscalía General de la República (FGR), lo cual no tiene ningún mérito, pues la querella circula en internet como si fuera un documento público. Podríamos decir que es un excelente artículo periodístico (incluso viene dividido con subtítulos), que nos permitirá saber a detalle cómo funcionaba “la mafia del poder”, pero que —desgraciadamente—no redundará en encarcelamientos, por lo menos no de “peces gordos” sino de los últimos eslabones de ese mar de corrupción.

Hay párrafos que cualquiera diría que los escribió el mismísimo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, porque involucra solamente a aquellos personajes que todos sabemos que no quiere: Carlos Salinas, Felipe Calderón, Ricardo Anaya, José Antonio Meade, incluso uno de su equipo, Miguel Barbosa, y hasta una periodista, Lourdes Mendoza.

Esto último es realmente digno de análisis: ¿por qué señalar específicamente a una mujer (e incluso ponerla como acusada) por haberle regalado una bolsa por muy cara que ésta sea? ¿Por qué Lourdes Mendoza y no Adela Micha?

También nos llama la atención que menciona al periódico El Financiero, a quien dice que el gobierno apoyó con un crédito para el que no reunía los requisitos. ¿Por qué el Financiero y no Reforma, Milenio o El Universal que todos sabemos que fueron mucho más beneficiados?

Le pido por favor leer lo siguiente:

“RECURSOS ADICIONALES PARA SOBORNAR AL PAN, DIFERENTES A LOS DE ODEBRECHT, PERO CON EL MISMO PROPÓSITO

En el marco de dicha reunión, Luis Videgaray Caso se alteró sensiblemente —ya había muchos compromisos con grupos empresariales extranjeros— y me reclamó respecto a por qué yo no había resuelto esa falta de recursos. Me exigió entonces que yo se los pidiera a otros contratistas de Pemex”.

¿Verdad que parece más un reportaje de Proceso o de Animal Político que una denuncia penal?

En otra parte de la denuncia, dice:

"Conforme a lo antes señalado, yo le pedí a Luis Weyll que apoyara la campaña y/o precampaña de Enrique Peña Nieto a la Presidencia de la República y que para tales efectos Odebrecht aportara 6,000,000.00 (SEIS MILLONES DE DÓLARES AMERICANOS)".

"Así mismo, le dije a Luis Weyll que esa petición venía directamente del entonces candidato Enrique Peña Nieto y que Odebrecht se vería beneficiado cuando ganara", se lee en el documento.

Lozoya agrega que hizo dicha petición a Luis Weyll puesto que el jefe de este, Marcelo Odebrecht, le había hecho ese ofrecimiento a Peña desde que fue gobernador del Estado de México.

"En el marco de esa conversación, Enrique Peña Nieto señaló que el contacto para recibir dicho apoyo económico sería Luis Videgaray Caso quien, aunque no se encontraba presente, se sabía que era su persona de mayor confianza", agrega la denuncia que más bien pareciera un libro por la forma en que está redactado.

En México están ocurriendo cosas muy raras. Un día dice el presidente en su conferencia mañanera que estaría muy bien que el pueblo de México conociera el video donde se demuestra la corrupción, y a las pocas horas surge en una cuenta anónima de Youtube un video tipo René Bejarano.

Luego dice que estaría bien que se conocieran las declaraciones de Lozoya ante la Fiscalía General de la República y al rato el documento en PDF con el sello de recibido de la FGR rola en todas las redes sociales.

Y si bien es cierto que la querella no puede ser anulada en automático por haberse hecho pública, también lo es que habrá más consecuencias mediáticas, sociales y electorales, que jurídicas.

Ya lo estamos viendo: los señalados en ese documento ya comenzaron a deslindarse y hasta a amenazar a Lozoya con una demanda por daño moral. Y tienen razón, la ley les permite que exijan un pago cuando una afirmación les afecte en su imagen.

Ojalá nos equivoquemos, pero al final de cuentas esa querella quedará como un testimonio de cómo se puede saquear a un país impunemente, pues ninguno de los imputados los veremos tras las rejas. Quizás sí los empleadillos que se encargaron de entregar y recibir las maletas llenas de dinero.

Las acusaciones se irán diluyendo a medida que pase el tiempo, en amparos, revisión de amparo, y todo ese mar de recursos jurídicos que prevé nuestra ley, al que sólo tienen acceso quienes tienen dinero para pagar buenos abogados.

Pero el propósito de López Obrador se está cumpliendo. No hay nadie en la cárcel (más que Rosario Robles, por no haber acreditado su domicilio, no por la estafa maestra, que quede claro) pero los partidos de oposición están en la lona.

Sólo votarán por el PRI y el PAN aquellos ciudadanos que estén convencidos de que la corrupción es aceptable cuando “salpica”, y que más vale tener en el gobierno a corruptos que a pen… tontos.

La denuncia en comento pareciera ser la venganza de Lozoya contra Videgaray y otros funcionarios cercanos a Peña Nieto, aderezada con algunas recomendaciones del presidente de la República (“tienen que involucrar a CSG a como dé lugar, y de pasada también a Barbosa, por irrespetuoso”, pareciera haberles dicho), a sabiendas de que jurídicamente no tiene mucho valor, pero como tema de sus conferencias mañaneras es un verdadero banquete.

Nos da la impresión de que en su testimonio dejan muchos nombres fuera. No aparece para nada el entonces gobernador de Morelos, Graco Ramírez Garrido, quien fue uno de los más férreos defensores de la reforma energética. Ni modo que no haya pedido “una maletita” para gastos de representación en su cabildeo con gobernadores perredistas que gustosos aceptaron el proyecto priista.

O quizás esto apenas sea al comienzo.

HASTA EL LUNES. 

 

Jueves, 20 Agosto 2020 05:20

Periodismo y redes sociales

A invitación del titular de la Unidad de Gestión Universitaria de la UAEM, José Luis Rodríguez Martínez, participamos ayer en un novedosa conferencia virtual con el tema “periodismo y redes sociales” en la que analizamos fenómenos de la comunicación como la “posverdad” y el empoderamiento de la sociedad a través de las “malditas” o “benditas” redes, según la perspectiva de cada persona.

Primeramente hicimos un recuento de nuestros 30 años en el periodismo, que casualmente va a la par con el uso de las tecnologías de la comunicación. Es decir, comenzamos en 1989 cuando las computadoras estaban reservadas para las capturistas de los centros de cómputo de cada periódico (y nosotros teníamos que escribir en máquinas mecánicas), hasta hoy que los reporteros de la nueva generación no saben qué hacer cuando pierden su teléfono celular. 

Cuando dicen que los periodistas somos el cuarto poder yo les contesto que ya no, alguna vez lo fuimos, pero hoy el cuarto poder es la sociedad a través de las redes sociales, y creo que hay infinidad de ejemplos que lo demuestran. Humberto Eco decía que en internet todos somos iguales, y que todos podemos ser emisores de un mensaje, y eso te pone a la altura de un presidente o de un premio nobel, y tiene razón.

Seguramente recordarán aquel caso en Chiapas donde un niño que vendía dulces en la calle fue maltratado por un inspector de un Ayuntamiento, le tiró sus dulces y le dijo que no volviera a ejercer el comercio ambulante en ese lugar. Eso ocurre todos los días en todas las ciudades de este país, pero la gran diferencia es que en esta ocasión un turista lo grabó y lo subió a las redes sociales. La consecuencia fue que el empleado fue despedido y sancionado por el Ayuntamiento, y hasta el gobierno estatal le otorgó una beca para que el niño estudiara.

Ese fue un ejemplo de cómo las redes sociales sirvieron para castigar una injusticia y beneficiar a un niño, pero hay muchos otros casos en los que han servido para linchar a personas inocentes, incluso no solamente en sentido figurado (lo que se conoce como los scraches virtuales), sino físicamente. En varios casos, a través de Facebook y Whatsapp se ha azuzado a la muchedumbre a perseguir, detener y quitarle la vida a personas sin siquiera saber si era culpable o no.

¿Por qué compartimos información que no nos consta que sea cierta? Según estudios de diferentes instituciones, una motivación es la diversión o entretenimiento; otra es el resentimiento social (como ocurre todos los días entre seguidores y detractores de Andrés Manuel López Obrador), y la última motivación es el dinero.

Esto nos lleva a una palabra que es nueva pero que  ha sido muy utilizada en los últimos años, y se llama “posverdad”, que es cuando las emociones, las circunstancias y las creencias personales importan más que el hecho objetivo. Es decir, ves una supuesta noticia que desconoces si es verdadera, pero sientes satisfacción con el contenido y lo compartes y hasta le pones un comentario.

Y eso lo vimos en las pasadas elecciones para la presidencia de la República, cuando los partidos políticos contrataron empresas especializadas en viralización de mensajes para inundar las redes de noticias falsas, tanto en contra de López Obrador como de los otros candidatos.

De acuerdo al Instituto Tecnológico de Massachusetts, las noticias falsas tienen 70 por ciento más posibilidades de ser replicadas que las noticias verdaderas. Han surgido organizaciones dedicadas a verificar la veracidad de las informaciones que aparecen en redes sociales, pero si ustedes comparan el número de compartidas verán que la nota donde se explica que dicha noticia es falsa, la replican solamente el 30 por ciento de quienes compartieron la noticia falsa.

Seguramente vieron la noticia de la golpiza que le propinaron los pasajeros de una combi a un joven que intentó asaltarlos. La golpiza fue real, pero seguramente vieron una supuesta noticia que también se hizo viral en la que decían que unos abogados iban a demandar a los pasajeros justicieros y les iban a pedir una reparación del daño por dos millones de pesos. La noticia no traía nombre del medio ni firma del reportero, estaba muy mal escrita, pero provocó que miles de personas se enardecieran e insultaran a las autoridades a través de esa red social.

¿Las redes sociales no vinieron a sustituir a los medios de comunicación?.

No. Las redes sociales empoderaron a la ciudadanía y obligaron a los medios tradicionales de comunicación a cubrir hechos que de otra manera no serían de su interés. Hoy en día todo medio de comunicación tiene a una persona exclusivamente para estar al pendiente de las tendencias en las redes sociales, y tiene la obligación de hacer nota de cualquier hecho, por estúpido que parezca, pero que se haya hecho viral.

 El que esto escribe sostiene que Facebook no es para hacer periodismo. Por eso van a encontrar en nuestro muro cosas chuscas o polémicas.  Es una excelente herramienta para hacer llegar información a aquellos sectores que tradicionalmente no les gusta leer periódicos.

La Pandemia del Coronavirus va a hacer que las campañas políticas con miras al próximo proceso electoral del 2021 sean mayormente en redes sociales con todas las ventajas y desventajas que ello significa. En Facebook, principalmente donde están prácticamente todos, desde la abuelita, el nieto, los sobrinos, todos tienen su cuenta de Facebook. Ventaja: que es muy barato. Desventaja: que ya va a decir cuando es publicidad y quién la está pagando.

Otra ventaja: que hasta la mascota tiene cuenta de Facebook. Desventaja: que a la mayoría de la gente le da por opinar aunque no tenga la menor idea de lo que se está hablando, así que esperemos que los aspirantes no se saquen de onda si postean una foto suya y la gente los empieza a insultar. En Facebook la gente no tiene miedo, sólo vean la sección de comentarios del noticiero de Ciro Gómez Leyva para que se den una idea de lo que se van a enfrentar.

Ocurre algo similar a lo que hemos visto cuando un candidato acude a un espectáculo masivo. ¿Cuándo han visto ustedes que la gente reciba bien a un político o candidato en un jaripeo, baile, función de lucha libre o partido de futbol? Los reciben a chiflidos y mentadas.

¿Entrará la aplicación de “Tik Tok” a la lista de herramientas tecnológicas usadas para hacer famosa a una persona con aspiraciones políticas? Esa es la gran pregunta que será contestada en unas cuantas semanas cuando comience la gran batalla cibernética y los “comunity managers” saquen a relucir sus mejores ideas.

HASTA MAÑANA.

 

 

Miércoles, 19 Agosto 2020 05:51

¡Bendita pandemia!

Por increíble que parezca, hay gente que ha salido beneficiada con la pandemia que mantiene en confinamiento a millones de personas en el mundo y que sigue causando muertes en nuestro país y por supuesto Morelos. Y no hablamos de las funerarias ni de los vendedores de cubrebocas, sino de personajes que debieron haber dejado cargos de elección, pero que, ante la prohibición gubernamental de realizar eventos que implicaran aglomeraciones, decidieron continuar al frente.

El primer caso que se nos viene a la mente es el de Cristhian Iván Velazco Alcocer, quien debía dejar el cargo de presidente de la Barra de Abogados el 2 de junio pasado, pero antes de que se llegara esa fecha avisó a sus agremiados que, ante la imposibilidad de llevar a cabo las asambleas que establecen los estatutos, se quedaría en la presidencia hasta que existieran las condiciones para convocar a elecciones.

Y fue hasta el 1 de agosto cuando él vio las condiciones no solamente para llevar a cabo las elecciones dentro de la Barra, sino para reelegirse por otros dos años, aunque fuera con un grupo de 25 barristas que lo siguen y que se repartieron los cargos entre ellos. Pero esa es otra historia.

La que también fue beneficiada con el confinamiento y la suspensión de clases presenciales fue la dirigente de la Sección XIX del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) Gabriela Bañón, a quien la pandemia salvó de movilizaciones de maestros que ya piden que se vaya.

“El comité nacional será electo hasta dentro de 4 años, en el 2024, en estos momentos no, estatutariamente es legal y legítimo; por el momento a todos los que andan ansiosos a nivel nacional y local de que se cambie y se modifique el Comité Ejecutivo Nacional no será así, será hasta dentro de cuatro años”, declaró recientemente.

Otro caso se dio en el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), cuyos consejeros decidieron que, ante el riesgo de provocar un brote de coronavirus por andar llevando a cabo las asambleas distritales y municipales para elegir candidatos a diputados federales, locales, y regidores, por esta única ocasión dichos puestos serían repartidos entre ellos.

El “agandalle” anunciado no se ha consumado, pues el proceso de selección apenas está comenzando y ya un grupo de morenistas instaló un plantón frente a la sede del partido en protesta por lo que a leguas se nota que es un ejercicio abusivo de sus funciones por parte de la dirigencia que encabeza un señor de apellido Albarrán.

Pero existe una organización donde parece que quieren aplicar ese mismo método del “agandalle” y aprovechar la situación de emergencia para sacar provecho, y eso es en el Sindicato de Trabajadores del Poder Ejecutivo, Entidades Paraestatales y órganos constitucionales, que dirige todavía Denia Torres Rivera.

Entre los burócratas corre el rumor de que Denia Torres está maquinando la forma de perpetuarse en el cargo, o por lo menos alargar su periodo que concluye el 31 de enero del próximo año.

En marzo pasado publicamos en este mismo espacio que la actual mesa directiva pretendía llevar a cabo una asamblea que tenía como punto central la reforma de sus estatutos, misma que estaba programada para el tres de abril, pero no se llevó a cabo porque entró la prohibición de realizar actos masivos.

Nos filtraron el documento que pretendía presentar la dirigente como propuesta de reformas, y que en su artículo 13 contemplaba que  “los integrantes del Comité Ejecutivo podrán participar en la siguiente elección con la planilla en funciones o con otra diversa, para ocupar el puesto u otro puesto en el Comité Ejecutivo entrante”, y en artículo 14 lo recalca al señalar que “el secretario general que haya desempeñado, cumplido o concluido el cargo encomendado, podrá participar en la siguiente elección con la planilla en funciones o con otra diversa para ocupar el puesto u otro puesto en el Comité Ejecutivo”.

Los nuevos estatutos que serían discutidos y votados contemplan “facultades especiales” para el secretario general, como es la posibilidad de “desistirse de todo tipo de querellas” a nombre del Sindicato, lo cual a todas luces abre la posibilidad de que se le perdonen los malos manejos a administraciones anteriores, como los del tristemente célebre Daniel Hernán López Rodríguez.

Las transas de don Daniel Hernán López Rodríguez están siendo documentadas en la Fiscalía Especializada en Combate a la Corrupción, dentro de la carpeta de investigación FECC/031/2019-3, pero parece que él es uno de los que más se vieron beneficiados con la pandemia, pues el expediente se mantiene intacto en la Fiscalía que encabeza Jesús Salazar Núñez.

El ex dirigente sindical y también músico, ni suda ni se acongoja, pues goza de una jugosa jubilación que le concedió la anterior legislatura gracias a una “ayudadita” que le dieron desde la secretaría de Administración que encabezaba el hoy notario público Alberto Barona Lavín, aumentándole su sueldo de manera considerable para efectos de cotización con fines jubilatorios.

Está demostrado que el sindicato de burócratas es fábrica de nuevos ricos, y quizás por esa impunidad es que la actual lideresa, Denia Torres Rivera, pretende continuar en el cargo.

Quizás considere que puede convencer a los más de mil 600 agremiados de que hacer el proceso de renovación de la dirigencia los puede poner en peligro de contagiarse de Covid-19 y que es mejor esperarse unos meses o de una vez alargar el periodo de su permanencia en el cargo.

Sin embargo, se están viendo casos en los que agrupaciones con muchos más miembros que el sindicato de burócratas de Morelos han realizado sus procesos de renovación de las dirigencias en plena contingencia. El ejemplo más claro fue el del Sindicato Mexicano de Electricistas, donde el pasado 10 de julio reeligieron a Martín Esparza para otro periodo que concluye el 2025.

Otro caso lo vimos el pasado sábado, cuando el Partido del Trabajo (PT) llevó a cabo su convención estatal en un salón del Hotel Holliday In de la avenida Díaz Ordaz. Fueron más de 500 los asistentes que tuvieron que formarse para entrar guardando metro y medio entre uno y otro, además de que fueron sanitizados al entrar, se les tomó la temperatura y se les dotó de un cubrebocas para quienes no llevaban.

Lo anterior demuestra que cuando se quiere ser legal, se puede; pero cuando alguien quiere mantenerse en el cargo con aviesas intenciones, la pandemia es el pretexto perfecto.

 

HASTA MAÑANA.

 

Martes, 18 Agosto 2020 05:35

Jaime Álvarez: acorralado

El ex secretario de turismo y ex diputado por el Partido Movimiento Ciudadano, Jaime Álvarez Cisneros, lleva un año escondiéndose de la ley, recurriendo a argucias legales y viéndose beneficiado por la red de protección que tejió durante muchos años, y hasta por la pandemia que paralizó la impartición de justicia.

Pero no hay plazo que no se cumpla, y el 23 de septiembre próximo al mediodía, Álvarez Cisneros deberá comparecer ante la juez Nancy Aguilar Tovar, la misma que lo ha venido favoreciendo hasta el extremo de lo absurdo: suspender una audiencia por falta de sala. 

El ex diputado y patriarca moral del Partido Movimiento Ciudadano en Morelos ha recurrido a todo tipo de marrullerías para evadir la acción de la justicia que lo busca como probable responsable de haber contratado a Manuel Mijares y Emmanuel a un precio muy por encima del real para un concierto en la Arena Teques el 17 de mayo del 2014.

Pero la Fiscalía Anticorrupción no ha cejado en su pretensión de tenerlo tras las rejas, para lo cual ha echado mano de recursos legales poco comunes.

Por ejemplo, ¿había sabido usted de una orden de aprehensión para notificarle de que hay una acusación en su contra?

Pues así lo hizo el fiscal anticorrupción Rodolfo Nuñez Urquiza, quien se aventó la puntada de solicitar a un juez que le concediera una orden de aprehensión en contra de Jaime Álvarez Cisneros para poder notificarle que hay una acusación en su contra interpuesta por el gobierno del estado a través de la consejería jurídica.

La solicitud recayó en la juez Nancy Aguilar Tovar, quien negó rotundamente la petición que a simple vista se nota que es absurda. Eso ocurrió el 20 de septiembre pasado, por lo que la Fiscalía Anticorrupción interpuso el recurso de apelación, mismo que fue desahogado en audiencia de fecha 29 de octubre del 2019 en la Sala dos de juicios orales del Tribunal Superior de Justicia.

En dicha audiencia, los magistrados que integran la Segunda Sala del Tribunal Superior de Justicia, resolvieron por unanimidad ratificar la decisión de la jueza, negando la orden de aprehensión en contra del ex secretario de Turismo.

Por si las dudas, Jaime Álvarez tramitó un amparo ante la Justicia federal, mismo que fue negado simplemente porque ninguna autoridad admitió haber librado orden en su contra.

Por fin pudieron hacerle la notificación para que compareciera ante un juzgado penal el 19 de febrero de este año. Propios y extraños se quedaron con la boca abierta cuando la jueza Nancy Aguilar Tovar salió al pasillo a gritar que se suspendía la audiencia programada para ese día a esa hora “porque no hay sala disponible”. Nunca se había visto algo así.

El dos de marzo, en audiencia ante la misma jueza, la Fiscalía Anticorrupción presentó más de 30 datos de prueba para sustentar la acusación contra el exsecretario de Turismo, quien presuntamente aprobó el pago millonario a tres empresas de las denominadas "fachada" por la organización, contratación y presentación de los artistas.

“Hoy 2 de marzo, en la sala 1 de la Ciudad Judicial de Atlacholoaya, se realizó la audiencia de imputación relacionada con la causa JC/1207/2019, en la que se estableció que la contratación de las empresas para el espectáculo, se realizó sin licitación y se pagó mucho más que en otros estados, como Puebla, donde los cantantes cobraron dos millones 400 mil pesos”, informó la Fiscalía Anticorrupción mediante un boletín.

También mencionó que, de acuerdo con el testimonio del representante de los cantantes, el costo por concierto incluyendo producción, logística, mobiliario, seguridad y más, es de máximo seis millones de pesos.

Ante la solicitud del agente del Ministerio Público, se fijaron como medidas cautelares que el imputado no puede salir del país y tampoco puede acercarse a la Secretaría de Turismo, en tanto la jueza otorgó 144 horas para la realización de la audiencia de vinculación a proceso.

La audiencia fue pospuesta para el 29 de abril, pero entonces vino la suspensión de labores por la pandemia del coronavirus, y Jaime Álvarez pudo pasar la cuarentena en alguna de sus ocho casas (al menos esa fue una de las dificultades que tuvieron los actuarios para poder notificarlo).

El pasado 5 de agosto, la jueza consideró que, en virtud de que el Tribunal Superior de Justicia ordenó la reanudación de plazos y términos procesales a partir del 17 de agosto del 2020, se señalan las doce horas del día 23 de septiembre del 2020 para que tenga verificativo la formulación de imputación.

“…debiéndole hacer del conocimiento al imputado de mérito, que queda subsistente del apercibimiento decretado en audiencia de fecha ocho de marzo de dos mil veinte, en el sentido que en caso de no comparecer sin causa justificada, será declarado sustraído de la acción de la justicia y previa petición de la Fiscalía se girará orden de aprehensión en su contra”.

Es decir, no tiene escapatoria. Y en una de esas, le aplican la de “Rosario Robles” y no lo dejan salir.

Y es que en seis meses las cosas han cambiado mucho en el Poder Judicial de Morelos. La magistrada que cuidaba los intereses del grupo graquista, Carmen Cuevas, ya no es presidenta del Tribunal Superior de Justicia. Es más, ya ni es magistrada.

En su lugar está Rubén Jasso Díaz, quien ocupa la presidencia pero está como “condicionado” por sus compañeros magistrados para ver si lo dejan o no en el cargo.

Y la polémica jueza Nancy Aguilar Tovar es una de las integrantes del Poder Judicial que creen tener los merecimientos para ocupar una de las magistraturas que quedaron vacantes luego de que la Suprema Corte de Justicia de la Nación diluyó aquel regalo que les dio el gobernador Graco Ramírez a los integrantes del pleno.

Una resolución mal fundada podría echar por tierra sus aspiraciones, sobre todo cuando la decisión final está en manos de otro poder, el legislativo. O sea que esa audiencia, programada para el 23 de septiembre, será un acto eminentemente jurídico, pero con muchas connotaciones políticas.

HASTA MAÑANA.

 

 

Por mera coincidencia nos tocó presenciar la asamblea estatal del Partido del Trabajo el pasado sábado en el Hotel Holliday In de Cuernavaca. Fue una enriquecedora experiencia sobre qué pasa cuando a un partido venido de abajo se le inyectan recursos financieros y entonces se convierten en todo lo que criticaron.

“El Partido del Trabajo es democrático, popular, independiente y antiimperialista”, dice en su presentación en su página oficial de internet, pero el sábado se pudieron ver detalles bastante sui géneris. Fue un evento en el que se mezcló lo “chairo” con lo “fifí”, en el que el lujoso estacionamiento del hotel con nombre en inglés, se llenó de combis del transporte colectivo y camionetas último modelo.

Fue muy parecido a los eventos del Partido de la Revolución Democrática (PRD), que durante años se hacían en plazas públicas con gente de huaraches, pero que ya las últimas veces (con Graco Ramírez Garrido en la gubernatura), los asistentes eran “güeritos”con chalecos Tommy Hilfiger.

Fueron más de 500 personas las que asistieron al evento —eso sí, con las más rigurosas medidas sanitarias— en el que quedó definido el plan de trabajo de ese partido para los próximos años.

En la entrada, “haciendo talacha”, el que fuera brazo derecho del gobernador panista Marco Adame Castillo, Javier López Sánchez, hoy con la camiseta de un partido que ideológicamente es contrario al que militó toda su vida. Pero de algo hay que vivir, eso que ni qué.

Entre los asistentes había de todo. Desde gente que cree verdaderamente en la Línea de Masas (que consiste en apoyarse en la movilización de los grupos sociales más humildes, para conseguir la transformación del país, dicen los documentos básicos del partido), hasta personas que ya llevan como tres camisetas de diferentes partidos en su haber y van por la cuarta.

Presente, la activista y abogada María Ampudia (quien nos invitó a dialogar previo al evento y por ella nos quedamos un rato más), nacida en Cocoyoc en una familia adinerada, considerada ya candidata a una diputación federal.

También, Raúl Tadeo Nava, saqueador del municipio de Cuautla; recordado por sus escándalos en los viajes a Estados Unidos; alcalde por el PRD, rechazado por Morena, hoy aspirante a legislador federal por el PT… o por el que se pueda.

Asimismo, Félix Sánchez Espinoza, alcalde de Axochiapan, quien llegó a bordo de un vehículo oficial del Ayuntamiento a un evento evidentemente partidista.

Fiel a su costumbre de llegar tarde o no llegar, la dirigente y diputada Tania Valentina Rodríguez hizo su arribo casi una hora más tarde de lo programado, pero primero atendió a los medios de comunicación que ansiosos esperaban su declaración.

Ya en la tribuna dio un discurso muy bien elaborado, prácticamente destapándose como candidata a la gubernatura para el 2024.

“…los más de 55 mil afiliados al Partido del Trabajo, estamos llamados a llevar nuestros ideales a los gobiernos municipales y estatal, y a encarnarlos en mujeres y hombres libres y comprometidos, que sean capaces de trasformar nuestra realidad desde las presidencias municipales, desde el Congreso y desde luego, desde la gubernatura de la entidad, a la cual aspiramos a gobernar a partir del año 2024”, dijo ante los aplausos de los presentes.

“Hoy nos levantamos, de manera pacífica pero enérgica, para desmontar los pilares de la corrupción, de los privilegios de unos pocos en detrimento de enormes masas de ciudadanos que a veces no tienen nada para la alimentación de sus hijos, ni para su educación, ni para los elementos más sencillos de la salud", concluyó la Comisionada Política Nacional del Partido del Trabajo en Morelos, Tania Valentina Rodríguez Ruíz.

Al verla llegar en su vehículo de lujo, rodeada de ayudantes, con el cabello teñido, ropa de marca, muy diferente a aquella mujer de cabello negro y trenzas que conocimos hace años, no pudimos evitar compararla con Rosario Robles.

Y es que los periodistas Andro Aguilar y José Ignacio de Alba escribieron el año pasado un estupendo reportaje titulado “Rosario Robles, la maoísta del BMW” (https://piedepagina.mx/rosario-robles-la-maoista-del-bmw/?fbclid=IwAR09Dnh5UEiwFIYXw43XWDfkZqIlrEalzDZv6kvbBjPvPt6vDcEGZ1WOQXA) en la que recorren las diferentes etapas de su vida a Rosario Robles.

Aquí un fragmento:

Asistida por uno de sus seis abogados, Rosario Robles Berlanga desciende de su BMW que conduce el litigante Julio Hernández Barros. Atrás, otra camioneta tipo Suburban los escolta. Es el 8 de agosto de 2019, fecha de la primera audiencia en el Reclusorio Sur para enfrentar las acusaciones de ejercicio indebido del servicio público.

Robles porta un elegante vestido blanco con olanes, el mismo que vistió en octubre en su comparecencia como secretaria de Desarrollo Territorial ante la Cámara de Diputados. Y calza unos zapatos que cuestan más de 13 mil pesos, de acuerdo con versiones periodísticas.

La imagen es muy distinta de otra, ocurrida casi medio siglo antes: el 17 de enero de 1974, cuando una Rosario Robles de 17 años, rodeada de otros estudiantes, trabajadores y académicos reclama en la explanada del Colegio de Ciencias y Humanidades Naucalpan por el despido de un empleado de su escuela. Y otras imágenes de ese mismo año, como la del 14 de junio, cuando junto con su hermano Francisco encabezó el cierre de la Facultad de Economía de la UNAM; para exigir la destitución de la directora.

El espionaje que la Dirección Federal de Seguridad le hizo de 1974 a 1979 como documenta El Universal describe a la joven Rosario como acompañante de una huelga laboral en Guerrero, defensora de planes de estudio de corte marxista, opositora a la rectoría de Guillermo Soberón o al frente de contingentes en marchas para conmemorar la matanza del 68 y el Halconazo.

La Rosario de ahora, a sus 63 años, en nada se parece a la activista universitaria que, con una base ideológica maoísta, quería cambiar este país.

HASTA MAÑANA.

 

Viernes, 14 Agosto 2020 05:06

Narco-sindicalismo

La noticia cayó como balde de agua fría en el sector sindical del estado de Morelos, donde algunos ya se veían como representantes de la organización más poderosa del país y que cuenta “con la bendición” del presidente de la República.

“El Ejército mexicano, en colaboración con autoridades de la Ciudad de México, detuvo al líder de la Confederación Libertad de Trabajadores de México (CLTM) conocida también como Sindicato Libertad, Hugo Bello Valenzo”, informaron los diarios nacionales la tarde-noche del miércoles.

Horas antes, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) bloqueó sus cuentas porque detectaron presuntas operaciones irregulares a seis personas físicas y cuatro empresas vinculadas a él y a la CLTM.

La UIF dio a conocer que el líder sindical usó al sistema financiero para dispersar recursos por mil 252 millones de pesos obtenidos por sus actividades criminales, mediante prestanombres, su esposa, dos de sus hijos y otras personas.

También lo señaló por haber hecho retiros en efectivo por 844 millones de pesos. Usó ese dinero para comprar diez bienes inmuebles por 44 millones de pesos, así como ocho vehículos por 15 millones.

Hugo Bello (homónimo de un reconocido abogado en el estado de Morelos) estuvo en Morelos a mediados del año pasado y sostuvo reuniones con diversos personajes de la política, el sindicalismo y la comunicación de esta entidad.

Estaba que no cabía de felicidad y su futuro era más que promisorio. Se presentó como “el líder sindical más cercano a Andrés Manuel López Obrador”, tras haberle generado más de un millón de votos en las pasadas elecciones.

Su orgullo era haber empezado desde abajo. “No me da vergüenza decir que fui vendedor de periódicos, carpintero, albañil, de todo. Tenía 17 años cuando llegué a la ciudad de México porque yo nací y me crie en un pueblito de Mochitlán, Guerrero”, decía mientras sostenía un puro entre sus dedos con abundantes anillos y su reloj Rolex brillaba como si tuviera luz propia.

Y fueron muchos los que le creyeron. Uno de ellos el joven abogado laboralista Luis Manuel Rodríguez Bernabé, quien aceptó el cargo de dirigente en Morelos de la Federación de Sindicatos Libertad.

Otro fue Rassiel Castrejón, (hermano de Roberto, asesinado junto con Jesús García, en mayo del año pasado, en pleno zócalo de Cuernavaca) quien de inmediato ofreció la adhesión de los Sindicatos Unidos Nueva Generación (SUNG), con más de trescientos trabajadores afiliados.

“La Confederación Libertad de Trabajadores de México cuenta con más de 2 millones de agremiados, más de 50 sindicatos nacionales y decenas de estatales, en 20 estados del país, incluido Morelos en el que ya se han afiliado a sus filas trabajadores provenientes de varios sectores e industrias entre los que destacan actividades comerciales, de la construcción, transporte de agua en pipas, taxistas, transportistas de carga además de comerciantes ambulantes y semifijos de todos los municipios de la entidad”, presumía una nota publicada en la edición digital de “El Txoro Matutino”.

Pero esa era solamente una cara del Sindicato Libertad. Detrás de esa benefactora agrupación sindical hay una estructura que opera muy parecido a la delincuencia organizada.

“Las acciones violentas de Hugo Bello a través de sus grupos de choque, como lo ha hecho recientemente en la Ciudad de México y antes también en Oaxaca, podrían ahora ser inclusive contra sus propios integrantes para acrecentar el conflicto. Los bloqueos ubicados en los accesos de la capital de esa entidad sureña, como son Hacienda Blanca, el crucero al Aeropuerto, la avenida Símbolos Patrios y sobre la carretera 190 a la altura de Huajuapan de León, se mantienen desde la mañana de hoy. Por ello, la PGR continúa las investigaciones que permitan su inmediata presentación ante las autoridades competentes, luego de que sus sicarios han sido detectados en esta entidad”, publicó el Portal Ciudadanía-express.com

“De los excesos recientemente conocidos a estos dos delincuentes amparados en los gremios sindicales se sabe que en lo que va del año, llegaron a adquirir hasta 4 vehículos blindados de reciente modelo, con un valor superior a los 3 mdp cada uno, los cuales eran desechados al día siguiente de quedar inhabilitados después de una buena borrachera en las que desde luego el alcohol, las drogas y los sexoservidores, para todos los gustos, era lo que imperaba”, reportó SDP Noticias.

Además de Oaxaca, Bello Valenzo operó en Puebla, donde desarrolló proyectos de la industria militar, y trabajos carreteros en Esperanza, El Seco y la central fotovoltaica de Iberdrola.

Se le atribuye la comisión de un homicidio, aunque no se menciona cuál, pero podría tratarse del asesinato del exalcalde de Valle de Chalco Solidaridad, Francisco Tenorio Contreras, quien murió el 2 de noviembre de 2019, tras cinco días de permanecer hospitalizado por disparos en la cabeza realizados en su contra el 29 de octubre de ese año.

Posteriormente, el 25 de noviembre, elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana (SSC) de la Ciudad de México aprehendieron a dos muchachos de 16 y 18 años que habían sido levantados, torturados, baleados y abandonados en las calles de la alcaldía Tláhuac. Uno de ellos, mal herido, confesó ser el autor material del exalcalde.

Es decir, hay una perversa relación entre los cárteles de la droga y las organizaciones sindicales. Ambos tienen sicarios que extorsionan, amenazan y asesinan, y el producto de esos delitos es “lavado” de una forma muy parecida.

Queremos pensar que de ello fue informado el presidente de la República y decidió mandar un mensaje de que no va a proteger a delincuentes, por lo que le ordenó a Santiago Nieto Castillo que les congelara las cuentas y después la Fiscalía General de la República se encargó de detenerlo.

Pero no hay que cantar victoria con la detención de este presunto delincuentazo. Falta ver qué trato le dan las autoridades, si ponen al aparato de justicia en “modo Emilio Lozoya”, o en “modo Rosario Robles”, porque ya vimos que en este país la aplicación de la ley no es la misma para todos.

HASTA EL LUNES.

 

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.