Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Lunes, 04 Mayo 2020 05:36

Expectativa vs. realidad

“Enfermarse de covid 19 será como una gripa. Te quedas unos días en tu casa y después regresas a tu vida normal”, era lo que pensaba el ciudadano común. Las noticias de cientos de muertos e imágenes de cadáveres en las calles venían de lugares tan lejanos que parecían más que imposibles.

Quizás los gobiernos equivocaron el mensaje al mostrar decenas de camas ya listas para recibir a los enfermos que no se veían por ninguna parte y sólo aparecían en las gráficas de Hugo López Gatell y su frase “Quédate en casa” que de tanto repetir se volvió inverosímil porque los hospitales seguían vacíos.

“Si me comienzo a sentir mal, tomaré el teléfono y llamaré al 911 y diré: ʹcreo que tengo coronavirusʹ, e inmediatamente llegará una ambulancia con unos hombres cubiertos todos de blanco y me subirán a una camilla especial como de astronauta y me llevarán a un hospital, me asignarán una cama y me pondrán un aparato que me ayudará a respirar mientras mi organismo saca al bicho”. Al fin y al cabo, los respiradores serán asignados a las personas más jóvenes.

“Pobres viejitos, se van a morir pero… pues es una depuración natural que ocurre cada cien años”, pensaban.

Y la entrevista a una vendedora ambulante en el estado de Guanajuato que se hizo viral en las redes sociales: “Sí estamos asustados pero ¿quién chingados te va a mantener?”. Unos por necesidad y otros por “dejadez” pero seguían en las calles.

Fue a finales de abril cuando la realidad nos sorprendió. Ahora las personas fallecidas ya no eran desconocidas. “Falleció el maestro Camilo”, trascendió en las redes sociales del sector magisterial de Morelos.

“Hoy estoy muy triste, lamentablemente falleció mi gran amigo Cayo Lezama, líder luchador de izquierda. Hombre honesto y trabajador víctima del Covid 19. Hoy más que nunca quédate en tu casa, no arriesgues a tus seres queridos, si no tienes actividades esenciales, no salgas”, escribió la senadora Lucía Meza Guzmán en sus cuentas de Facebook y Twitter.

Y las imágenes que nos habían estado llegando desde otros países, ahora las podíamos ver pero con escenarios de Morelos. Hombres vestidos con trajes especiales rociaban el cuerpo de una persona antes de bajarla de un taxi frente a los bomberos de Civac.

¿Eran elementos del Servicio Médico Forense (Semefo) los que se llevaron el cuerpo? No, increíblemente eran empleados de una empresa funeraria. Al haber quedado en la vía pública, forzosamente se tenía que haber dado aviso al Ministerio Público, pero no fue así. Hubo polémica en las redes sociales porque los empleados de la funeraria utilizaron el protocolo para covid, pero los taxistas decían que no había muerto de eso, sino de un infarto.

Nunca sabremos la verdad, pues la Fiscalía no registró ese fallecimiento y mucho menos hizo necropsia, en tanto que Seguro Social tampoco lo contabilizó. Si el cuerpo fue cremado, no puede determinarse la causa de muerte.

Una prima que trabaja en una funeraria de la ciudad de México, me escribió lo siguiente:

“Ahorita voy saliendo a un día más de trabajo, de angustia porque los casos han aumentado este mes. Comenzamos con una llamada cada tercer día, y hoy hemos llegado a recibir hasta 8 llamadas en un turno de 24 horas por fallecimiento por Covid 19.

“Lo más difícil es cuando llega el momento de decirle a la familia que no lo puede velar, que por protocolo es directo del hospital al crematorio (25 mil pesos en CDMX; 15 mil en Morelos).

“Nosotros dentro de la oficina prepararnos para recibir a solamente una persona familiar que seguramente tuvo contacto con la persona que falleció. Vives con angustia y te preparas con cubreboca,  guantes bata, quirúrgica y esperar a que entiendan que no puede pasar más de una persona a un espacio de dos por dos para arreglar todos los detalles de esa cremación de su ser querido.

“¿Cómo decirle que no va a poder despedirse de él,  ves ese dolor, esa angustia y tienes que lidiar con ello.  La angustia también de que estás en contacto con personas que estuvieron cerca con gente que murió por esta enfermedad y que tú tienes el riesgo de contraerlo y contagiar también a tus hijos”. 

Pero el caso más cercano fue el de nuestro compañero y amigo Miguel Ángel García Tapia, hijo de don Alfonso García Bueno, hermano de José Luis y primo de Alfredo Salazar, todos ellos reconocidos periodistas.

Ahí es cuando te topas repentinamente con la realidad y te das cuenta que lo que dicen en las conferencias de prensa son más bien los deseos de los funcionarios y no lo que está ocurriendo realmente. Para saberlo habría que ir a las áreas de urgencias de los hospitales del IMSS, de la Secretaría de Salud y del ISSSTE.

“Regrese si se siente peor”, le dijeron a Mike cuando acudió por primera vez al hospital Parres como un ciudadano más. Y es que en esos hospitales no están aceptando gente que llegue por su propio pie, tiene que llegar en ambulancia o ya mostrando una crisis respiratoria.

El viernes los nosocomios estaban llenos al 80 y 90 por ciento. Hoy lunes seguramente ya están hasta el tope.

Y es que por lógica: si antes de la epidemia nuestro sistema de salud era insuficiente, y lo podíamos ver con la gente hacinada en camillas y sillas, ahora imagínese con cientos de pacientes que para ser atendidos se requiere usar equipo especial.

También es entendible la posición de muchos médicos y enfermeras que han preferido renunciar que enfrentarse a la pandemia del covid 19.

Muy caro pagaremos como sociedad el no haber hecho caso a las recomendaciones. Esperemos que los videos de la irrupción violenta de familiares en un hospital de Ecatepec para encontrarse con una pila de cadáveres hacinados, sirva para concientizar a tanta gente que sigue viviendo (y celebrando) como si nada pasara.

¿Querían ver muertos? Pues ahí los tienen.

HASTA MAÑANA.

 

 

 

Jueves, 30 Abril 2020 05:06

Justicia paralizada

El Poder Judicial de la Federación declaró suspendidas las actividades hasta el cinco de mayo y ayer amplió el plazo hasta el último día del referido mes. Los tribunales de la Ciudad de México, Puebla y Guerrero hicieron lo propio también, por lo que sólo es cuestión de días para que los magistrados del Tribunal Superior de Justicia de Morelos sesionen y emitan una circular en el mismo sentido.

Si de por sí la impartición de justicia en este país es lenta, imagínese usted qué va a pasar con los miles de expedientes que –ahora sí literalmente- “duermen el sueño de los justos” mientras los empleados de los juzgados permanecen encerrados en sus casas cobrando sin trabajar. No es su culpa, eso es cierto, y tampoco están de vacaciones.

Y ya ni hablamos de los que están privados de su libertad en alguno de los centros de reclusión que tiene el sistema penitenciario, esperando que caminen sus juicios para alcanzar algún día su libertad.

El 17 de marzo de 2020, el Consejo de la Judicatura Federal (CJF) –autoridad encargada de la administración del Poder Judicial de la Federación– emitió el Acuerdo 4/2020, en el cual indicaba que debido a la pandemia por el SARS-CoV-2 (Covid-19) únicamente se admitirían demandas de amparo en casos relacionados a peligros de privación de la vida, ataques a la libertad personal, incomunicación, deportación o expulsión, proscripción o destierro, extradición, desaparición forzada de personas, incorporación forzosa a las fuerzas armadas, entre algunos otros.

Casi un mes después, el 13 de abril, el CJF emitió un nuevo acuerdo –el 6/2020– aclarando que la lista señalada en el Acuerdo 4/2020 no era limitativa y debía analizarse cada caso en lo particular para definir si debe ser considerado urgente –y por lo tanto, ser atendido a pesar de la pandemia–. Para esto, el personal que realiza la guardia en cada juzgado debe considerar “los derechos humanos en juego, la trascendencia de su eventual trasgresión y las consecuencias que pudiera traer la espera a la conclusión del periodo de contingencia, cuya extensión y ramificaciones se apartan de las de un simple receso”.

De ambos acuerdos se desprende que estas limitaciones señaladas por el CJF son únicamente para decidir si se admite o no una demanda. Ninguno de los acuerdos señala que sea opcional recibir o no la demanda. Aunque parezca una minucia ociosa, es importante recalcarlo: recibir una demanda y admitirla no es lo mismo. Es decir: si una persona va hoy a los juzgados federales de su entidad con una demanda de amparo, el personal de guardia debe recibirla, darle a la persona un acuse de recibido y, posteriormente, debe emitir un acuerdo por escrito en el que defina si la da por admitida o no, atendiendo a si cumple o no el carácter de urgente.

No obstante, en la práctica se ha reportado que el personal de guardia en los juzgados en distintos estados se niega a recibir las demandas limitándose a decir que “no es urgente”, muchas veces sin siquiera haberla leído y sin siquiera sellarla de recibido. Es decir, se inadmiten demandas de manera oral y sin dar explicaciones. Asimismo, en los casos en los que se logra que la demanda sea recibida, se están emitiendo acuerdos que no fundan y motivan la decisión de no considerar urgente la demanda, incluso en casos de desalojos o de inicio de trabajos de construcción de megaproyectos en ciertas comunidades.

A través de mensajes en las redes sociales los abogados litigantes nos preguntan con insistencia si ya van a reabrir los juzgados porque tienen demandas listas para interponer o recursos legales para continuar sus juicios. Obviamente su urgencia es porque no tienen dinero y no le pueden cobrar a sus clientes si no hay resultados o pruebas de su trabajo.

La respuesta es que, si bien el TSJ de Morelos determinó que el seis de mayo es el regreso a las actividades, las circunstancias actuales que vemos en los diversos noticiarios nacionales y locales nos permiten llegar a la conclusión de que –si bien nos va- estaremos regresando a la normalidad en los primeros días de junio.

Y los trabajadores del Tribunal Superior de Justicia del estado de Morelos regresarán con un nuevo titular. Sí, recuérdese que el próximo 17 de mayo termina el periodo de dos años por el que fue electa la actual magistrada presidenta, Carmen Verónica Cuevas López.

El artículo 33 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Morelos establece que “el Presidente del Tribunal Superior de Justicia será electo en votación secreta de los Magistrados del primer Pleno solemne que se celebre durante el mes de mayo de cada año; durará en su cargo dos años pudiendo ser reelecto. No dice más.

Es decir, que legalmente existe la posibilidad de que Carmen Cuevas sea reelecta por un tercer periodo como alguna vez lo hizo su antecesor (y acérrimo rival político) Ricardo Rosas Pérez.

Sin embargo, al parecer las condiciones al interior del Tribunal Superior de Justicia para la presidenta no son las idóneas y al exterior mucho menos. Si bien es cierto que ha logrado cohesionar a un grupo de magistrados, hasta este momento no ha podido convencer a ninguno de los miembros del llamado grupo disidente.

Recordemos que la elección del titular del Poder Judicial no es un acto político y tampoco es un cargo de elección popular, sino un proceso electoral que involucra exclusivamente a los miembros del Pleno del TSJ.

Las campañas mediáticas que pudieran hacer los aspirantes son útiles, pero no determinantes. De muy poco sirve que organizaciones de profesionistas y organismos no gubernamentales se pronuncien por tal o cual candidato, si no hay un trabajo al interior de la institución.

Carlos Iván Arenas Ángeles es “el que más suena” pero no necesariamente el que tiene el mayor número de votos al interior del pleno. De hecho, le pudiera resultar contraproducente si sus compañeros advierten un cambio en su comportamiento. El “ya se siente presidente”, sería letal para sus aspiraciones.

Arenas Ángeles es un buen prospecto, pero no el único. En las sombras se mueven varias personas más que tienen la legítima aspiración de ocupar el cargo que deja Carmen Cuevas. Y para lograrlo no necesitan la aceptación social, sino solamente el voto de 10 magistrados, no importa a cambio de qué.

Lo bueno es que ya falta muy poco para saber el desenlace.

HASTA EL LUNES.

 

Miércoles, 29 Abril 2020 05:17

No más consumismo

Tuvieron que pasar 70 años para que nos diéramos cuenta que las empresas productoras de alimentos y bebidas nos estaban llevando a una muerte lenta y silenciosa, pero además con una sensación de felicidad.

El 8 de noviembre de 2019 se publicó en el Diario Oficial de la Federación el Decreto por el que se reforman y adicionan diversas disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de sobrepeso, obesidad y de etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas que establece un sistema frontal de advertencia, y el pasado 27 de marzo apareció en ese mismo órgano informativo oficial, la modificación a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria, que llevaba 10 años en la congeladora.

La nueva normativa advierte que los productos preenvasados que ostenten uno o más sellos de advertencia o la leyenda de edulcorantes, no deben: a) incluir en la etiqueta personajes infantiles, animaciones, dibujos animados, celebridades, deportistas o mascotas, elementos interactivos, tales como, juegos visual – espaciales o descargas digitales, que, estando dirigidos a niños, inciten, promueven o fomenten el consumo, compra o elección de productos con exceso de nutrimentos críticos o con edulcorantes, y b) hacer referencia en la etiqueta a elementos ajenos al mismo con las mismas finalidades del párrafo anterior.

Esta Norma Oficial Mexicana tiene por objeto establecer la información comercial y sanitaria que debe contener el etiquetado del producto preenvasado destinado al consumidor final, de fabricación nacional o extranjera, comercializado en territorio nacional, así como determinar las características de dicha información y establecer un sistema de etiquetado frontal, el cual debe advertir de forma clara y veraz sobre el contenido de nutrimentos críticos e ingredientes que representan riesgos para su salud en un consumo excesivo.

Los que nacimos en el último cuarto del siglo pasado, ¿compramos los productos alimenticios por lo que eran o por la caricatura que venía en el empaque o las estampitas con las que podías completar tu álbum?

Las marcas han recurrido a personajes y mascotas para comunicarse con el consumidor por décadas, hecho que ha desatado elementos clave en diseño, para lograr comunicar en momentos donde la oferta en punto de venta, se ha convertido en una fuerte competencia por llamar la atención del consumidor.

La NOM-051 se ha actualizado y ahora, por ley, las marcas no podrán usar personajes en su etiquetado de alimentos y bebidas no alcohólicas, por lo que empresas como Bimbo o Sabritas se tendrán que despedir de sus personajes como el Osito Bimbo o Chester Cheetos.

Pero no sólo eso, sino que (de la misma manera que los cigarros advierten que su consumo es nocivo para la salud), los productos deberán mostrar uno o dos sellos de advertencia por el contenido de grasas saturadas, altos niveles de azúcares y la presencia de edulcolorantes.

La comunicación a través del packaging (la envoltura) se ha vuelto cada vez más relevante, pues nos recuerda lo importante que es la codificación gráfica, materia que explica cómo los elementos visuales deben de tener la capacidad de comunicar los valores de la marca y lograr con ello una mayor identificación con el consumidor.

Esto nos lleva a revisar la teoría que argumenta la importancia de los envases, pues a través de ellos las marcas toman decisiones de compra y las compañías terminan por identificarse con el consumidor, estableciendo pautas de gran valor, sobre todo por lo importante que son hoy en día las tendencias de diseño que logren comunicar, en medio de restricciones como la prohibición en la carga de elementos visuales.

Esto tiene que llevarnos a pensar en el necesario diseño de estrategias, mediante las cuales un elemento visual sea no solo valioso, sino simple.

A partir de estos aspectos de simpleza, es que se han establecido referentes cada vez más importantes para comprender el consumo, actividad que nos ayuda a comprender el valor del mercado en momentos en que la comunicación puede valerse de la omnicanalidad.

El producto ahora será comprado por su composición y no por su imagen. Así que las marcas deben empezar a construir vínculos emocionales con base en algún otro elemento o símbolo, introduciéndose desde cero.

Ahora que estamos en cuarentena, hemos visto una serie en Netflix que se llama “Madmen (hombres de la calle Madison), que trata de las más importantes agencias de publicidad de Nueva York pero en los años cincuentas y principios de los sesentas.

En esa serie televisiva podemos ver cómo se les ocurriieron los “slogans” y recursos visuales de los productos que años más tarde serían los líderes del mercado a nivel mundial. Uno de los episodios más interesantes es cuando las autoridades sanitarias obligan a las empresas tabacaleras a modificar sus campañas publicitarias pues comienzan a darse cuenta que fumar es causa de cáncer.

Es entonces cuando las agencias más importantes de Estados Unidos buscan afanosamente la forma de que la gente siga fumando aun sabiendo que el cigarro es dañino.  Y lo mismo ocurre con muchos productos, en los que la mercadotecnia es más importante que el producto mismo, y que una cosa que no sirve para nada puede dar mucho dinero si es que se sabe vender.

Después de ver esa serie nos damos cuenta por qué consumimos lo que consumimos (valga la redundancia). Comprendemos por qué un refresco de cola lo asociamos con la felicidad (la chispa de la vida), y por qué la palabra “recuérdame” quedó en la mente de millones de mexicanos que compramos ese pastelillo desde niños.

Ahora, a partir de la entrada en vigor de la nueva ley (en abril del próximo año), las nuevas generaciones de consumidores compraran los productos por las sustancias nutricionales que contienen, pero no porque sus hijos pequeños quieren el juguete que trae equis marca de cereal. 

Con esto se espera que nuestros nietos (porque seguramente a los hijos los llenamos de “cajitas felices” cuando eran niños) tengan una alimentación más sana y no sean una generación de obesos y diabéticos.

HASTA MAÑANA.

 

 

Martes, 28 Abril 2020 04:22

El niño y el general

“Ven mijo, te voy a presentar al próximo gobernador de Morelos”, le dijo don Miguel Ángel a su pequeño de seis años cuando vio venir a aquel hombre de baja estatura y rostro adusto, al que ya esperaba una multitud de hombres y mujeres yautepequenses.

Lunes, 27 Abril 2020 05:06

¡Salven al perro!

La voz de alerta la dio el fotoperiodista Noe Knapp alrededor de las cuatro de la tarde de aquel domingo:

“Compartan por favor. Quien conozca a los dueños de la casa de la calle Laurel en la Colonia Club de Golf en Cuernavaca. Avisar que su perro se cayó a la alberca y está luchando por salir de ella. Lleva más de 30 minutos luchando por su vida; es muy triste ver cómo este perro puede morir ahogado”, decía su mensaje en su cuenta de Facebook al que agregaba un video donde se observaba a un perro nadando en una alberca.

¿Cómo avisar? Los que puedan estar cerca que toquen y a los vecinos- contestó de inmediato Guillermo Arnal Palomera.

-No están. Al parecer es casa de fin de semana y no los conocemos, ya dimos aviso al 911 pero refieren no poder hacer nada porque podrían los oficiales incurrir en el delito de allanamiento de morada- aclaró Noé.

Linus Cp V se sumó a la conversación y pidió una foto de más lejos para ubicar. Noé le aclaró que había posteado el video, foto y una foto aérea de Google Maps con la ubicación exacta.

 

Rubén Juárez sugirió llamar a la asociación protectora de animales, y que se grabara el rescate para que los dueños de la casa vieran que el allanamiento fue sólo para salvar al perro.

 

-Que intervenga Graco con su Policía Morelos Cerca de Ti como lo hizo en Tepoz. A él le preocupan mucho los perros- comentó con ironía la también reportera Guadalupe Flores.

-Estoy cerca, voy para allá a ver si alguien me abre la puerta- ofreció Linus Cp V.

-Yo estoy en Jiutepec pero salgo para allá a ver qué podemos hacer- se sumó Víctor Hugo Cárdenas Herrera.

Ale Stevez también se ofreció a ayudar. “Estoy un poco lejos, pero voy para allá. Igual y si alguien nos presta una escalera y grabamos todo, los dueños no podrían denunciar el supuesto delito, no?”.

Noé envió un segundo video. “Sigue en la alberca y vivo”, apuntó.

Danie Juárez posteó una foto de más lejos. “Háblenle a los bomberos… ellos con sus escaleras lo podrán rescatar rápido”, sugirió Rubén Juárez.

-¿Danie, si voy me prestarías una escalera para saltarme a la casa?- cuestionó Nosbec Olmedo desde su cuenta de Facebook.

“Daie, rescátalo!”, suplicó Jacob Janani Pantoja con cierto dramatismo.

Y la periodista Silvia Lozano arremetía contra el entonces gobernador: “Así como se metieron a la casa de la señora Dora, sin importarles allanar la propiedad, que lo rescaten”.

Hasta el Comunity Manager Edgar Vargas Santiago intervino.

Etiquetó a Winny Villanueva:

-Querida, conocerás a tus ex vecinos? Se ahoga su perro!!!- le dijo.

- No los conozco chaparrito, pero creo que casi nunca hay nadie. ¿No podrán ir los de Protección Civil?- contestó.

- Uta!!- se lamentó Edgar.

Ya para ese momento habían llegado varios facebookeros a tocar la puerta de la casa, pero nadie contestaba ahí ni en los domicilios vecinos.

“Háblenle a los del gas, ellos tienen escaleras enormes, pero ya, ya, ya!!!!” exclamaba desesperado David Percival.

Los emoticones con la cara de angustia se multiplicaban, pero no había solución.

David Percibal mandó fotografías de pantalla para demostrar que estaba hablando a los del gas y a los bomberos, pero nadie respondía.

“Vamos a tirar la puerta!!!!!”, sugería desesperada Kassandra Hernández.

“Alguien que esté cerca que se salte!. Dudo que los dueños se enojen si es para salvar a su perro”, apuntó Karen Múzquiz Flores.

“Métanse a salvarle la vida”, animó Andrea Valdez desde su cuenta de Face.

-Que ya van a mandar una unidad- reportó Danie Juárez que había seguido insistiendo a las instituciones de rescate.

Ya para ese momento eran muchas personas las que estaban atentas al desenlace y listas para intervenir.

“Por fa infórmennos, yo me apunto para salvarlo, sólo necesito apoyo de más personas, testigos y grabaciones”, ofrecía Sashani Tapia.

Pasaron unos minutos sin que nadie escribiera nada. Los usuarios de Facebook estaban atentos al desenlace de la historia. Pero nadie posteaba nada.

-¿Cómo sigue la situación- preguntaban desde la cuenta “Seres Creativos”.

Por fin Danie Juárez escribió la palabra que todos esperaban.

 

“Ya”, decía el escueto mensaje.

Y un minuto más tarde: “Ahora el perro les está dando las gracias”.

Ahora los mensajes eran de aplausos, felicitaciones y una petición de Arturo Córdova: “Una foto del perrito…!”. “Podrían mandar foto por favor”, secundó Ale Sánchez.

Y a petición del público, subieron una foto donde se observa la cabeza de un perro visiblemente mojado que se asoma por la barda.

“Héroes!! Qué bonita acción… felicidades!!!”, escribió Tlen Ki ljtoa Mo Yolotl

“Yo sí quiero saber quién fue el héroe sin capa!!”, dijo Mara Rameli.

“Yo también”, se agregó Fabiola Anzures Sanroman.

Entre todos los que intervinieron hicieron un pacto: no divulgar la identidad de la persona que se introdujo a la vivienda, pues aunque sólo lo hizo con el fin de salvarle la vida a un perro, legalmente sí hubo un allanamiento y podría haber consecuencias.

Esto ocurrió hace tres años y en su momento se publicó en nuestra cuenta de Facebook, pero consideramos importante volverlo a publicar en esta época de encierro como un ejemplo de lo que se puede hacer cuando hay solidaridad y hacemos un buen uso de las redes sociales.

HASTA MAÑANA.

 

Viernes, 24 Abril 2020 02:47

Dejar salir a delincuentes

Los detractores de actual gobierno federal “pusieron el grito en el cielo”: “La 4T va a dejar salir a los delincuentes de las cárceles!”. La simple idea de que violadores y homicidas salieran en tropel de las cárceles para ir a buscar a sus acusadores provocaba la indignación de cuanta persona escuchaba la especie.

Pero no es así. El decreto de Amnistía (del griego amnestia, que significa perdón y olvido) se publicó en el Diario Oficial de la Federación el pasado miércoles y no aplica para todos los delitos.

“Se decreta amnistía en favor de las personas en contra de quienes se haya ejercitado acción penal, hayan sido procesadas o se les haya dictado sentencia firme, ante los tribunales del orden federal, siempre que no sean reincidentes respecto del delito por el que están indiciadas o sentenciadas, por los delitos cometidos antes de la fecha de entrada en vigor de la presente Ley, en los siguientes supuestos:

  1. Por el delito de aborto, en cualquiera de sus modalidades, previsto en el Código Penal Federal, cuando:
  2. a) Se impute a la madre del producto del embarazo interrumpido;
  3. b) Se impute a las y los médicos, cirujanos, comadronas o parteras, u otro personal autorizado de servicios de la salud, que hayan auxiliado en la interrupción del embarazo, siempre que la conducta delictiva se haya llevado a cabo sin violencia y con el consentimiento de la madre del producto del embarazo interrumpido;
  4. c) Se impute a los familiares de la madre del producto que hayan auxiliado en la interrupción del embarazo;
  5. Por el delito de homicidio por razón de parentesco, cuando el sujeto pasivo sea el producto de la concepción en cualquier momento de la preñez, en los supuestos previstos en la fracción I de este artículo;

III.    Por los delitos contra la salud a que se refieren los artículos 194, fracciones I y II, 195, 195 Bis y 198 del Código Penal Federal, siempre que sean de competencia federal, en términos del artículo 474 de la Ley General de Salud, cuando:

  1. a) Quien los haya cometido se encuentre en situación de pobreza, o de extrema vulnerabilidad por su condición de exclusión y discriminación, por tener una discapacidad permanente, o cuando el delito se haya cometido por indicación de su cónyuge, concubinario o concubina, pareja sentimental, pariente consanguíneo o por afinidad sin limitación de grado, o por temor fundado, así como quien haya sido obligado por grupos de la delincuencia organizada a cometer el delito;
  2. b) Quien pertenezca a un pueblo o comunidad indígena o afromexicana, en términos del artículo 2 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, y se encuentre en alguna de las hipótesis mencionadas en el inciso anterior;
  3. c) Las personas consumidoras que hayan poseído narcóticos en cantidades superiores hasta en dos tantos a la dosis máxima de consumo personal e inmediato, a que se refiere el artículo 479 de la Ley General de Salud, siempre que no haya sido con fines de distribución o venta;
  4. Por cualquier delito, a personas pertenecientes a los pueblos y comunidades indígenas que durante su proceso no hayan accedido plenamente a la jurisdicción del Estado, por no haber sido garantizado el derecho a contar con intérpretes o defensores que tuvieran conocimiento de su lengua y cultura;
  5. Por el delito de robo simple y sin violencia, siempre que no amerite pena privativa de la libertad de más de cuatro años, y
  6. Por el delito de sedición, o porque hayan invitado, instigado o incitado a la comisión de este delito formando parte de grupos impulsados por razones políticas con el propósito de alterar la vida institucional, siempre que no se trate de terrorismo, y que en los hechos no se haya producido la privación de la vida, lesiones graves a otra persona o se hayan empleado o utilizado armas de fuego.

Como podrá observarse, es un mecanismo para dar justicia a muchas personas que están privadas de su libertad injustamente. Todos sabemos que en la cárcel no están los que cometen delitos, sino los que no tienen para pagar un buen abogado que los defienda.

Los delincuentes “de cuello blanco”, andan disfrutando de lo que se robaron mientras sus abogados tramitan amparos para garantizarles la impunidad. Una muestra de ello es Javier Duarte, a quien seguramente en algunos meses veremos en libertad y hasta devolviéndole algunas de sus propiedades.

Entrevistado respecto a la aprobación de la Ley de Amnistía, el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas dijo que falta tiempo para que sea decretada y entre en vigor la norma, pero ya trabajan en el análisis sobre los alcances de la nueva legislación.

“Además, ya iniciaron la revisión de los expedientes de presos en Morelos, para determinar quiénes podrían ser beneficiados con dicho marco jurídico”, dice la nota de la compañera Tlaulli Preciado.

Una vez más se equivoca el funcionario. La ley se publicó el miércoles y entró en vigor ayer. Y no, no tendrá intervención alguna el gobierno estatal.

El Ejecutivo federal integrará una comisión que coordinará los actos para dar cumplimiento y vigilar la aplicación de la presente Ley, en los casos en que considere que un hecho encuadra dentro de algún supuesto de los ya mencionados líneas arriba.

Las solicitudes podrán ser presentadas por las personas que tengan relación de parentesco por consanguinidad o afinidad hasta el cuarto grado con el interesado o por organismos públicos defensores de derechos humanos, cumpliendo los procedimientos que determine la comisión.

La solicitud de amnistía será resuelta por la comisión en un plazo máximo de cuatro meses contados a partir de la presentación de la misma.

Quizás Pablo Ojeda pensaba que a través de los defensores de oficio (que dependen de la Secretaría de Gobierno) podría “palomear” la lista de aspirantes a beneficiarse con la amnistía. Y qué bueno que no sea así, pues entre los defensores públicos hay inconformidad porque dicen que cuando hacen bien su trabajo los corren.

HASTA EL LUNES.

 

 

Jueves, 23 Abril 2020 05:55

Sistema Anticorrupción: la decepción

Cuando se dio a conocer cómo funcionaría el Sistema Estatal Anticorrupción (SEA) levantó muchas expectativas, tanto en la forma como se integrarían los diferentes organismos, cómo en el proceso de designación de sus representantes. Pero hoy, a dos años de distancia, es una verdadera decepción ver cómo se están peleando por el presupuesto y cómo enfrentan supuestas ilegalidades con más ilegalidades.

Por eso mucha gente piensa que en este país no son las leyes ni las instituciones las que fallan, sino los seres humanos. En este caso no había falla: un comité de selección conformado por nueve ciudadanos designaría a cinco personas que conformarían el Comité de Participación Ciudadana, con una duración escalonada para evitar que hicieran “bloques” entre ellos.  Con eso se terminaría la tradicional repartición de cotos de poder entre partidos políticos a través del Congreso.

La conformación del Comité de Participación Ciudadana (CPC) también era ideal: un contador público y abogado; otro contador público y un tercer hombre de profesión licenciado en Derecho. Dos mujeres, una abogada y otra contadora pública. Pura gente preparada, ¡no había pierde!

Pero para garantizar total transparencia y equidad, éste órgano no se mandaba solo, sino que requería de la intervención de un Comité Coordinador conformado por los titulares de ocho dependencias de gobierno relacionadas con el tema de la transparencia y la rendición de cuentas. ¡Está perfecto!

El problema comenzó cuando les dijeron que tenían que ponerse de acuerdo para nombrar a un secretario ejecutivo que se encargaría de tramitar los recursos financieros. Desde ahí las cosas han estado mal.

Y han estado mal porque hubo divisionismo desde el principio, tanto en el CPC como en el Comité Coordinador. Damiana Herrera y Penélope Picazo hicieron un frente común; Roberto Coranguez y Edgar López Betanzos hicieron el suyo, en tanto que Alejandro Enríquez Hermida salió más abusado y primero estuvo con ellas, luego con ellos, y luego otra vez con ellas.

Mientras tanto, en el Comité Coordinador hicieron alianza el fiscal anticorrupción Juan Salazar Núñez, el magistrado de Justicia Administrativa, Manuel García Quintanar, la presidenta del Tribunal Superior de Justicia, Carmen Cuevas, y la entonces presidenta del IMIPE, Mireya Arteaga Dirzo.

Los antes mencionados no aceptaron a ninguno de los tres que proponía Coranguez para ocupar la Secretaría Ejecutiva, por lo que les pusieron los requisitos más absurdos que se puedan imaginar. Entonces Roberto, Betanzos, Hermida y Penélope (quien después se dijo engañada), decidieron nombrar un “secretario Ejecutivo interino”, que si bien no existe en la ley, tampoco está prohibido.

Ese nombramiento recayó en el contador público Alejandro González Chevez, quien sin deberla ni temerla estuvo a punto de caer en la cárcel pues Juan Salazar Núñez le armó una carpeta de investigación “hecha con los pies” pero no importaba, pues ya había el acuerdo político para que se judicializara.

El seis de marzo pasado Penélope Picazo (esposa del ex diputado priísta y líder sindical Víctor Hugo Manzo Godínez) decidió no esperarse al dos de mayo, fecha en que concluye el periodo de Coranguez, y le dio “golpe de Estado”.

Con el apoyo de Damiana Herrera y Alejandro Enríquez, se aventaron la puntada de aprobar una sesión del CPC en la que se asentó que “con base en los antecedentes remitidos a los integrantes del Comité de Participación Ciudadana referentes a la falta reiterada de actividad sustantiva del C.P. Roberto Corángez Esquivel, así como la omisión en el cumplimento de sus funciones y atribuciones que le marca la Ley,  dicho Comité, en su Primera Sesión Extraordinaria del año en curso, celebrada el pasado viernes 6 de Marzo, con el voto de la mayoría de sus integrantes determinaron necesario y justificado declarar la Ausencia del Presidente y proceder a la designación de la Consejera Lic. Penélope Picazo Hernández, como Presidenta Sustituta del Comité de Participación Ciudadana, lo anterior con fundamento en el artículo 19 de la Ley del Sistema Anticorrupción del Estado de Morelos”.

De esta manera, la consejera Penélope Picazo Hernández fue designada como “Presidenta Sustituta” para cubrir el periodo de Roberto Coránguez Esquivel hasta el día 30 de abril del presente año por ser la integrante a la cual le correspondería el periodo anual siguiente, y continuara en la Presidencia durante el periodo para el que fue designada hasta el día 30 de Abril del 2021.

“Abusadilla desde chiquilla” (desde que era jefa de prensa del diputado que después sería su marido), Penélope no solamente se adjudicó un cargo que tampoco existe, sino que el pasado lunes también se aventó la puntada de nombrar a un secretario ejecutivo para que pueda tramitar la liberación de los doce millones de pesos que le asignó el Congreso, previo desconocimiento de la terna que ya existía.

Así, de la manga se sacó una terna integrada por Fernando Blúmenkron Escobar, Esmirna Salinas Muñoz y Miguel Ángel Flores Mendoza y eligió al primero.

¿Cómo justificó esta designación en plena Pandemia por el coronavirus que prohíbe cualquier reunión de personas?

Escribió (Penélope o quien esté atrás de ella) un texto que ya no se sabe si es boletín, artículo u oficio, titulado “Gobernanza Anticorrupción en tiempos del Covid-19 Una propuesta de política pública”.

En dicho documento (sui géneris porque no tiene firma, sólo un logotipo del CPC), se menciona que la aparición del covid 19 en nuestro país obligará a los gobiernos federal y estatales a reasignar recursos presupuestales y a crear fondos especiales para atender las emergencias sanitaria y económica.

“En este contexto, el principal problema público que debe atenderse es la opacidad y/o discrecionalidad en la que pudieran incurrir los gobiernos a la hora de realizar compras gubernamentales o asignar recursos presupuestales para atender los estragos sanitarios y económicos derivados de la pandemia”.

¿Y la convocatoria que establece la Ley? Pues también se la brincó.

“Dado que era necesario proponer una terna al Órgano de Gobierno de la Secretaría Ejecutiva, el CPC IDENTIFICÓ a los tres candidatos que a su juicio por mayoría consideró los idóneos para enfrentar los múltiples retos que el nuevo organismo plantea, pues demostraron contar con los conocimientos y aptitudes necesarios para desempeñar el cargo de Secretario Técnico”, dice el acta de la sesión DEL 21 DE ABRIL DEL 2020, publicada en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” DEL 21 DE ABRIL DEL 2020.

En ninguna parte dice cuál fue el mecanismo que el CPC utilizó para conformar la terna, y tampoco menciona quienes votaron a favor de esa terna, de la que salió ganador Fernando Blúmenkron con el voto unánime de los cinco integrantes del Comité Coordinador.

Obviamente habrá amparos y denuncias penales contra esta ilegalidad y el proceso se seguirá judicializando indefinidamente. Cuántas ilegalidades se están haciendo a nombre de la supuesta lucha anticorrupción.

HASTA MAÑANA.

 

 

 

Miércoles, 22 Abril 2020 05:50

El CCALM: prueba de fuego

El primero de abril abordamos en este espacio el tema de la pandemia por el covid 19 y el Centro Comercial Adolfo López Mateos, y advertíamos que mientras en el resto de la ciudad se estaban tomando todo tipo de medidas de prevención, al interior del vetusto mercado parecía que la vida transcurría normalmente.

Hicimos una especie de cronología de cuántas veces se ha querido cerrar el centro de abastos para obras de remodelación o de construcción de una nueva estructura, mismas veces que las autoridades se han encontrado con un rotundo no de los locatarios.

“El día que cierre el ALM no sabemos qué vamos a comer los que estamos tratando de guardar la cuarentena en nuestras casas. El trabajo de comerciantes y cargadores es tan esencial como el de los trabajadores de la salud, pero de que están violando las disposiciones sanitarias, eso que ni qué, y tarde o temprano la autoridad algo tendrá que hacer”, fue el párrafo con el que terminamos nuestra columna de ese día.

Pues bien, ayer se llegó ese día. La gota que derramó el vaso fue la confirmación por parte de las autoridades de que tres trabajadores del mercado ALM están entre la lista de los 101 casos confirmados del coronavirus en Morelos, por lo que Protección Civil Estatal lo considera un foco de infección.

César Miguel Eroza Osorio, encargado de despacho de la subdirección de Salud Pública, anunció acciones conjuntas con el municipio de Cuernavaca en el mercado tras la confirmación de tres casos de coronavirus covid-19 en personas que ahí laboran.

El gobierno del estado informó que se decidió establecer filtros en los accesos, restringir el acceso de niños, adultos mayores y embarazadas, solo podrá ingresar una persona por familia; vigilar que se respete a cabalidad la sana distancia, metro y medio entre personas; uso de cubrebocas para locatarios, proveedores y clientes; suspensión temporal de actividades no esenciales.

Tendrán que garantizar que los establecimientos no presenten aglomeraciones, conserven limpios tinacos y cisternas, mantengan clorada el agua para consumo humano; las áreas de preparación de alimentos y sanitarios deben contar con la señaléctica alusiva al lavado de manos frecuente con agua y jabón o alcohol gel al 70 por ciento.

Se anunció también que se realizarán las pruebas correspondientes a familiares y colaboradores de los locatarios confirmados de Covid-19 para que cumplan con la definición operacional y darán el seguimiento epidemiológico.

La llegada de los elementos de la Guardia Nacional a los andenes del Adolfo López Mateos alertó a los comerciantes, que –como ya es su costumbre- en cuanto ven en riesgo su negocio se arremolinan decididos a todo.

Ahí fue cuando el presidente municipal de Cuernavaca decidió “tomar el toro por los cuernos” y acudió a los andenes del mercado para hablar con los locatarios, comerciantes y trabajadores. 

Les explicó lo que ya todos sabíamos: que la aglomeración de gente es propicia para el contagio del coronavirus, y que si llega a infectarse uno (como nos aseguran que ya sucedió), la epidemia ya no se va a poder parar, y serán cientos de enfermos.

Y el problema mayor (como ya lo había anticipado Angélica Jaramillo Frikas), es que al mercado ALM vienen a surtirse de todos los rincones de la entidad, de ahí que puede ser una fuente de contagio extraordinaria.

Por otra parte, Morelos es vecino de la Ciudad de México y de Puebla, donde el número de afectados es mayor, cuando ya no haya espacio en sus hospitales vendrán irremediablemente a Morelos, lo que terminaría en un caos.

Toño Villalobos conoce perfectamente el mercado Adolfo López Mateos. Durante décadas su familia manejó el sistema de circuito cerrado (sonido local) que era como una estación de radio pero que sólo se escuchaba en los andenes y estacionamientos.

Él conoce a los comerciantes y los comerciantes lo conocen a él. Lo importante es encontrar soluciones que minimicen los efectos de la pandemia, pero sin cerrarlo, porque eso no lo van a permitir.

Primero se tiene que hacer una limpieza a fondo del mercado. Lavar la cisterna de donde dicen que salen gusanos. Luego, regular la entrada de los compradores para que no se hagan aglomeraciones, y que quienes acudan a comprar lleven sus cubrebocas y respeten la sana distancia.

Para ello se requiere que haya una sola entrada y una sola salida, no las 12 que actualmente están en funcionamiento.

Una idea que parece buena es la de implementar la venta a domicilio, sin embargo, los ingresos no serán igual a como están acostumbrados los comerciantes.

En suma: los comerciantes del mercado Adolfo López Mateos tendrán que aceptar la regulación, so pena de que al rato (como dijera el gobernador de Baja California) comiencen a “caer como moscas”. Y eso es real.

Si no hay otra salida, tendremos que llegar a lo que están haciendo en otros países: la detención corporal de las personas que no respeten las medidas de prevención ordenadas por las autoridades federales.

Sabemos que son violatorias de los derechos humanos, pero el bien común está por encima de las garantías individuales.

HASTA MAÑANA.

 

Martes, 21 Abril 2020 05:49

Crispación social

El encierro ya está teniendo consecuencias en el comportamiento de la gente y eso es algo preocupante. Ayer pudimos constatarlo personalmente en un par de tiendas de autoservicio, donde pudimos notar que las personas sólo están esperando un momento para explotar y desquitarse con el primero que se les ponga enfrente.

Lunes, 20 Abril 2020 05:04

No es sólo repartir despensas

En los últimos días, con motivo de la contingencia generada por la epidemia del virus conocido como covid 19, vemos videos y fotografías de gente repartiendo despensas a personas de escasos recursos. Algunos con miras a las elecciones del próximo año, pero la mayoría con una verdadera intención de ayudar a quienes menos tienen.

En este contexto, resalta una publicación en Facebook de Rodrigo Morales Vázquez (no es bot, lo puede usted encontrar con ese nombre), quien a su vez reproduce el mensaje de una amiga suya:

“Oye, respecto de las despensas que está repartiendo el gobernador, sólo quería decirte que las mandó a hacer con varios comerciantes del Mercado Adolfo López Mateos, entre ellos a mi esposo. Hicimos 800 bolsas de despensa las entregamos ayer, yo no apoyo la forma de gobierno de este señor, pero esta vez reconozco que prefirió dar prioridad al consumo local”.

Efectivamente, en un momento tan difícil para la economía de la entidad, es bueno saber que lo que se está gastando queda entre los morelenses. De esta manera, no sólo se apoya a las personas que comerán los alimentos que lleva la despensa, sino que aporta dinero que seguramente los proveedores ocuparán para pagar a médicos, contadores, y todo tipo de profesionistas que tienen todo el tiempo del mundo y que no necesitan salir de sus hogares, pero que no hay quien les pague por su trabajo.

No es sólo repartir las despensas, sino que los productos hayan sido adquiridos en los comercios del estado o del municipio, sólo así podremos hacer una cadena productiva que nos beneficie a todos.

Recordemos que durante los últimos sexenios se ha dado preferencia a los proveedores de la ciudad de México, el estado de Puebla y otros, muchos de los cuales terminan subcontratando a empresas pequeñas de nuestra entidad.

En el caso específico del DIF, no se nos olvida que durante el sexenio de Marco Adame Castillo su proveedor preferido fue “La Cosmopolitana”, una empresa propiedad de Pejsach Landsmanas que les redituó millones de pesos en “moches”, al grado que cuando este reportero pidió copia de las facturas pagadas por el DIF a esa empresa, el entonces director de la institución promovió un amparo para que no fueran proporcionadas.

En ésta ocasión, sí nos resultó extraño ver una camioneta Van con logotipos del DIF, cargando bolsas con víveres en una tienda de la colonia Alta Vista. Y eso nadie nos lo contó.

No sabemos dónde compraron sus víveres los demás funcionarios de la actual administración, pero ojalá hayan aplicado eso de “consume local”, porque además nos consta que los empresarios, pero sobre todo los microempresarios (los famosos pymes), se las están viendo negras.

Ya estuvimos analizando los créditos que está ofreciendo la Secretaría de Economía a través del Fondo Morelos, y también platicamos con algunos de los que están juntando sus documentos para ver si logran un crédito por 100 mil pesos de los que están ofreciendo el gobierno estatal exclusivamente para enfrentar los daños de la pandemia.

La verdad es que sí son muy buenos, pero para acceder a ellos hay que estar totalmente en regla y desgraciadamente en México somos “expertos en el deporte de darle la vuelta a la ley”.

Por si algún microempresario o comerciante nos está leyendo, solamente les pasamos el tip de que para acceder a este préstamo (100 mil pesos a pagar en 28 meses), tiene que presentar su “reporte de opinión de Cumplimiento Positivo” tanto del SAT como del IMSS, y “presentar el último pago del impuesto del 2% sobre erogaciones por remuneraciones al trabajo personal, en caso de solicitar para el concepto de sueldos y salarios”. Ah, y el reporte positivo del Buró de Crédito.

¿Quién en este país está al corriente en sus pagos de impuestos, IMSS y tarjetas de crédito?

En el caso de los créditos a la palabra por 25 mil pesos que está anunciando el gobierno federal, ahí el asunto está más complicado todavía porque resulta que el único requisito es estar registrado en el censo aquel donde hicieron la base de datos de las personas de la tercera edad y los discapacitados. 

Pero volviendo al tema de los apoyos para enfrentar el coronavirus, hay que resaltar también acciones como las que está haciendo nuestro amigo Ricardo Ortega, ex camarógrafo de TV Azteca y ex funcionario del Ayuntamiento de Temixco, que regala comida para llevar en su colonia que es Alta Palmira.

También, vimos en Facebook a Maru Saavedra repartir 10 toneladas de pepino que mandó un ex diputado. Ojalá el pepino haya sido comprado en Morelos.

Lo mismo, el diputado Andrés Duque que anda repartiendo bolsas con víveres en el municipio de Temixco, en tanto que las legisladoras, Keyla Figueroa y Ariadna Barrera, quienes optaron por no regalar, sino vender, productos de la canasta básica “a bajo costo”.

Afortunadamente, en ninguno de los casos que hemos visto de entrega de despensas, se ha notado que estén utilizando logotipos o colores partidistas. Todo es en bolsas transparentes.

En eso de las bolsas se apuntó un diez el ex diputado que está entregando equipos de protección a médicos, enfermeras, paramédicos, guardias de seguridad, además de ayudantes municipales y personas que por necesidad continúan haciendo su trabajo en las calles de Cuernavaca pero utilizando bolsas biodegradables.

Y es que con esto de la pandemia a todos ya se nos olvidó que las bolsas de plástico están prohibidas (legalmente sólo en la ciudad de México y próximamente en todo el país).  Lo mismo que con el unicel, pero de otro modo, ¿cómo podrían mandar los alimentos aquellos establecimientos de comida que sobreviven vendiendo comida para llevar?

Hay que ser pacientes porque todo parece indicar que falta todavía lo peor y las restricciones van a ser mayores, pero todo sea por conservar la salud de cada uno de nosotros y nuestros seres queridos. Mientras haya vida hay esperanza.

HASTA MAÑANA.

 

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.