Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Jueves, 09 Abril 2020 03:45

El misterioso hombre de la moto

Todo estaba dispuesto para que ocurriera el crimen perfecto y éste quedara impune, pero la intervención de un misterioso motociclista lo impidió.

La pandemia del coronavirus nos agarró a todos desprevenidos. Hoy vemos que tanto a nivel nacional como en la entidad las diferentes dependencias tratan de hacer lo mejor posible su trabajo, y aun así se ven rebasados por la contingencia que –dicen los expertos- apenas comienza.

Martes, 07 Abril 2020 02:11

Los jóvenes priístas

Los que nacimos en los setentas crecimos con la imagen de un PRI-Gobierno autoritario y represor, transas como ellos solos y antidemocráticos a más no poder, de ahí que tengamos pocos conocidos en ese partido y prácticamente nada de amigos. 

De hecho, los únicos priístas con quienes nos une una amistad son dos jóvenes, Miguel Ángel Alarcón Urban y Jonathan Márquez Godínez, el primero de Yautepec y el segundo de Temixco, a quienes conocí a través de redes sociales.

Miguel Ángel presume cada vez que puede su foto con el entonces candidato a gobernador Jorge Carrillo Olea. Era un niño al que no le terminaban de crecer los dientes, y siempre me platica de su árbol genealógico:

“Mi padre, Miguel Ángel Alarcón Rojas, fue Presidente Municipal de Yautepec en el trienio 1994-1997. Mi tío Roberto Guerrero Guerrero, casado con una hermana de mi papá Blanca Nieves Alarcón Rojas, fue dos veces Presidente Municipal de Yautepec, 1976-1979 y 1992-1994 por consejo municipal. Mi abuelo José Urbán Aguirre, fue gobernador interino de Morelos en el año de 1932. Y mi mamá fue oficial del Registro Civil”, dice.

Es un buen muchacho al que le tocó nacer, desgraciadamente para él, en la etapa final del otrora “partido aplanadora”. De hecho, en 1994, cuando el candidato del PRI a la gubernatura visitó su casa en Yautepec, fue el último “carro completo” del tricolor, pues en el 97 el PAN ganó la capital del estado y de ahí se desgranó la debacle.

A Jonathan Márquez lo conocí en persona cuando era secretario particular del delegado de Infonavit, Eliasib Polanco Saldívar. Lo volví a ver cuando era candidato a diputado por su natal Temixco y luego, sorpresivamente, apareció a la derecha del máximo dirigente del PRI a nivel nacional, Alejandro Moreno Cárdenas, mejor conocido como “Alito”.

Al igual que Miguel Ángel, Jonathan no conoce al PRI triunfador, al menos no al PRI-Morelos.  Si hubiera ocupado ese cargo en otros tiempos, su poder sería inmenso pues habría podido influir en las elecciones de varios estados.

No sabemos si para bien o para mal, pero “Alito” decidió regresar a Jonathan a su lugar de origen, y el pasado 17 de marzo lo designó dirigente del Comité Directivo Estatal del Partido Revolucionario Institucional.

Márquez Godínez, ex secretario de Organización del CDE, asumió el cargo de presidente por medio del mecanismo de prelación que establecen los estatutos en caso de ausencia simultánea del presidente y la secretaria general del partido, situación que se cumplió, ante la renuncia de Alberto Martínez González y la solicitud de licencia temporal de Maricela Velázquez Sánchez.

Aunque se trata del máximo cargo dentro del instituto político, el joven priísta recibe “el cascajo” de lo que alguna vez fue una organización fuerte. Hoy solamente hay que ver el edificio de la calle Amacuzac, en la colonia Vista Hermosa, para darse una idea de cómo está el PRI en Morelos.

Sin muebles, descarapelado, sucio y deprimente. Pues así está el partido que le encargó la dirigencia nacional a Jonathan.

A pesar de su corta edad, Márquez Godínez tiene amplia experiencia partidaria. Empezó como secretario de Organización del CEN de la Red Jóvenes por México, presidente del entonces Frente Juvenil Revolucionario (FJR) en Temixco y coordinador regional del CEN del FJR en Puebla, Morelos y Ciudad de México; en su entidad natal, Morelos, ha sido asesor en el Poder Legislativo, y en la administración pública federal y municipal.

El nuevo dirigente del tricolor en Morelos se ha desempeñado en el Comité Ejecutivo Nacional del PRI como secretario adjunto a la Presidencia, coordinador nacional de Afiliación y Registro Partidario, y coordinador de la Comisión de Seguimiento de los Acuerdos Internacionales de la Organización de las Naciones Unidas y de la Organización de Estados Americanos, en la Conferencia Permanente de Partidos Políticos de América Latina y el Caribe; en 2018 recibió el Galardón al Mérito Militante.

Para su mala fortuna, le toca ser oposición tanto a nivel nacional como en la entidad y hasta en el municipio, de ahí que en lugar de hacer lo que hicieron sus antepasados (aplaudir al gobernante en turno), le toca criticar y exigir trabajo a la administración gubernamental.

Y ya empezó. Ayer dirigió una carta al gobernador del estado, Cuauhtémoc Blanco Bravo (¿habrá sido su ídolo como futbolista?) en el que hace cuestionamientos con respecto a la estrategia asumida por el gobierno de Morelos con respecto a la Pandemia por el Covid 19.

Tras advertir que la misiva no tiene “ninguna otra intención, tan solo para abonar a la tranquilidad de los militantes del PRI y de los ciudadanos de Morelos, le agradecería, Gobernador, me respondiera las siguientes preguntas: 1. ¿Tenemos el número de pruebas necesarias para detectar y prevenir brotes de COVID-19? 2. ¿Qué medidas piensa tomar el Gobierno del Estado para lograr que los ciudadanos cumplan con el aislamiento voluntario, decretado por el Gobierno Federal, y así evitar el riesgo de un contagio masivo?”.

El joven priísta está en lo suyo, pues está asumiendo su papel de oposición. Lo que no se entiende es ¿qué papel está desempeñando en este asunto la senadora Lucía Meza Guzmán?

Y es que la ex perredista soltó un tuit la noche del domingo en el que critica la actuación del gobierno de Morelos con respecto al coronavirus. “En esta emergencia sanitaria, no se valen las simulaciones, las diatribas ni el desvío de recursos para saciar objetivos de imagen política. Es un crimen hacer uso de recursos destinados para la parte más crítica de esta emergencia sanitaria, dirigida a combatir el Covid 19”.

¿Y ahora para donde tira la senadora? ¿Obedece a intereses de Graco Ramírez (quien la hizo diputada local y federal y le dio chamba a su marido), al Partido Morena o ya está trabajando para su nuevo partido?

Porque si de simulaciones y “objetivos de imagen política” hablamos, Lucía Meza Guzmán es el más claro ejemplo de ello.

HASTA MAÑANA.

 

 

 

El pasado 2 de abril, con motivo del 47 aniversario de la fundación de la colonia “Rubén Jaramillo” del municipio de Temixco, abordamos en este espacio el tema del líder guerrillero (con instrucción maoísta) Florencio El Güero Medrano, protagonista principal de lo que intentó ser la primera colonia comunista en México.

Viernes, 03 Abril 2020 05:30

Pobre IMIPE

El Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) es el órgano que constitucionalmente tiene que garantizar el derecho de acceso a la información pública (derecho a saber). Está conformado por tres miembros, pero desde hace casi un año está incompleto porque el Congreso del estado no se ha puesto de acuerdo sobre la persona que habrá de sustituir al comisionado Víctor Díaz Vázquez. Por si eso no fuera suficiente, antier presentó su renuncia la comisionada Mireya Arteaga Dirzo, quien además era la presidenta.

Jueves, 02 Abril 2020 05:28

La colonia proletaria Rubén Jaramillo

El martes cumplió 47 años la colonia proletaria “Rubén Jaramillo” de Temixco y unos días antes fue el aniversario luctuoso de su fundador, Florencio “El Güero” Medrano Mederos. Muy pocos conocen la historia de ese asentamiento humano y la trascendencia que tuvo en el escenario político nacional e incluso allende nuestras fronteras.

En 1993, siendo quien esto escribe reportero de El Universal Morelos, fortuitamente cayó en mis manos el libro “Fuerte es el Silencio” de Elena Poniatowska. Cubría la zona conurbada para ese importante rotativo, así que me interesó muchísimo la crónica de la escritora francesa nacionalizada mexicana.

Se cumplían 20 años de la fundación de la colonia y era “mi fuente”, por lo que hice un reportaje sobre la situación actual de esa comunidad en la que pretendieron fundar una colonia de corte comunista al estilo de Mao Tse Tung, donde “no había pobres ni ricos” y comían de lo que producían en sus parcelas.

En aquella ocasión sólo pude entrevistar a una hermana de Florencio Medrano, quien me dijo que cuando llegó el Ejército aquella madrugada lluviosa del 28 de septiembre de 1973, todos los líderes salieron huyendo y nunca más supieron de ellos, aunque había rumores de que Florencio había sido asesinado en 1979 en la Sierra de Oaxaca.

El reportaje comenzaba diciendo que los habitantes de esa colonia, “hoy reconocida por las autoridades y beneficiada ampliamente por el programa Solidaridad de Carlos Salinas de Gortari, no saben todo lo que tuvo que pasar para que hoy puedan disfrutar de lo que tienen”.

A partir de ahí me surgió una inmensa curiosidad por saber todo lo que tuviera que ver con Florencio Medrano y la colonia Rubén Jaramillo. 

Y antier por la noche, preparando la presente columna, me encontré con una extraordinaria investigación sobre este tema. En la página de internet del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), localicé una tesis titulada “El movimiento social impulsado por Florencio Medrano Mederos “el Güero”, la lucha armada y el PPUA en el Estado de Morelos. 1973-1979”, escrita por Uriel Velázquez Vidal para obtener su título de licenciado en Historia.

Me devoré el libro digital de 126 páginas con inusual rapidez, sobre todo porque ahí quedaron contestadas muchas de las interrogantes que me surgieron cuando leí el libro de Poniatowska. Una de éstas era: ¿cómo es que Florencio Medrano viajó a China de donde absorbió toda la ideología comunista?

Dice Uriel Velázquez (basado en entrevistas con familiares de Florencio y tarjetas informativas del Archivo General de la Nación), que a la edad de 18 años, obligado por la necesidad de conseguir una mejor fuente de ingresos, Florencio Medrano se da de alta en el ejército federal. Será en el ejército donde Florencio aprenda a leer y escribir. Pedro Medrano (su hermano) recuerda: “[...] aquí en Morelos se metió al  ejército a guardias  presidenciales con Adolfo López  Mateos, cuando era el presidente de la República. Ahí en el rancho nunca fue a la Escuela. Entonces estando en el ejército, ahí fue donde aprendió leer y escribir.”

Tras darse de baja en el Ejército, El Güero trabajó de albañil y vivía en la recién fundada colonia Antonio Barona, donde por las tardes acudía a los “círculos de estudio” sobre el maoísmo que se impartían en el taller de bicicletas del ingeniero Javier Fuentes, un ex miembro del Partido Comunista Mexicano.

“Entre los asistentes a estas reuniones de adoctrinamiento se encuentran: Antonio e Israel González, Rafael Equihua, los hermanos Medrano y su primo Aquileo, dos ex jaramillistas Abundio y el Tlacuache, Justo, un indio Xoxocotla y Carmelo Córtes, el que fuera en ese entonces el lugarteniente de Lucio Cabañas en dicho estado. El objetivo principal de estas reuniones era convencer a los asistentes de que la teoría maoísta era la guía científica para emprender una necesaria lucha revolucionaria, por lo que era oportuno comenzar a incrementar la organización para iniciar la lucha armada y derrocar al gobierno e instaurar uno de tipo socialista. En estas reuniones tiene su germen el Partido Revolucionario del Proletariado Mexicano (PRPM)”, dice Uriel Velázquez en su investigación.

Es este idealista el que los lleva a la República Popular China en mayo de 1969, de donde se traen toda la doctrina maoísta, y de ahí nace la idea de fundar “un país comunista” dentro de una nación capitalista.

Este proyecto inicia la noche del sábado del 31 de marzo de 1973, cuando Florencio Medrano dirigió a campesinos, migrantes, jornaleros, obreros y desempleados de Acatlipa, Temixco, Jojutla y también gente del estado de Guerrero, fundamentalmente de Iguala y Tierra Caliente para invadir las 68 hectáreas de terreno que estaban destinadas al fraccionamiento Villa de las Flores ubicado en el municipio de Temixco, Morelos.

En esta tesis de licenciatura (que ojalá alguien se interesara en hacer libro), Felix Basilio Guadarrama narra como él, Florencio y otros hombres se internaron en la barranca para escapar de los soldados que estaban entrando a la colonia aquel 28 de septiembre, y cómo caminaron tanto que fueron a salir a Lomas de Atzingo, pero ya nada más ellos dos, para después dirigirse a la colonia Antonio Barona.

Un “ex subdelegado de Tránsito de la colonia Antonio Barona” (nunca dice su nombre) fue quien sacó a Florencio y Félix del estado de Morelos en una camioneta. Se fueron a Tenancingo, estado de México, donde el segundo tenía familiares. Allá estuvieron escondidos por un tiempo, pero después volvieron a lo que les gustaba: la guerrilla. 

¿Cuándo murió Florencio Medrano Mederos? El hoy licenciado en historia llega a la conclusión de que fue asesinado en la comunidad de Yolox, entre Guelatao y Valle Nacional, estado de Oaxaca.

Según sus investigaciones, el error del güero fue haber concedido una entrevista al periodista Francisco Salinas, del semanario Revista de Revistas, donde se infería que se escondía en Oaxaca, encabezando a un grupo de guerrilleros bajo las siglas del Partido Proletario Unido de América (PPUA).

 De ahí en adelante se soltó una embestida militar en la entidad oaxaqueña para exterminar la guerrilla, hasta que lo lograron.

“Será en una reunión entre ejidatarios e integrantes del PPUA, donde el Güero Medrano sea emboscado por las guardias blancas de los terratenientes. Así, Florencio Medrano Mederos fue asesinado el 26 de marzo de 1979”, concluye Uriel Velazquez.

HASTA MAÑANA.

 

 

Miércoles, 01 Abril 2020 05:26

El combativo mercado ALM

Cuenta doña Angélica Jaramillo Frikas que en una de sus últimas visitas al Centro Comercial Adolfo López Mateos el entonces presidente municipal, Alfonso Sandoval Camuñas se cansó de la cerrazón de los comerciantes  y les espetó: “Ahí está su mercado, acábenselo, al fin y al cabo es de ustedes” y se fue muy encabronado (así dice ella).

Martes, 31 Marzo 2020 05:35

Entre la incredulidad y la paranoia

“¿Tú conoces a alguien que esté infectado por el coronavirus? Yo no y mis amigos tampoco”, esa era la frase que alimentaba la versión de que la epidemia fuera una invención del gobierno. Y en cierta forma tenían razón, pues todas las noticias que nos llegaban sobre muertes provenían del continente europeo.

Lunes, 30 Marzo 2020 05:16

¿Exceso de información?

En el marco de la pandemia que azota al planeta Tierra, mientras que en China y Cuba los ciudadanos sólo reciben la información que sus respectivos gobiernos quieren, en México tenemos demasiada información. Desde la que avizora una catástrofe, hasta la que apuesta a que se trata de una mentira para obligarnos a vacunarnos e implantarnos un microchip en la piel.

Viernes, 27 Marzo 2020 05:30

El Cuernavaca de Beltrán Leyva

“Tenemos que darle un escarmiento ejemplar para que todos entiendan que aquí el que manda soy yo”, dijo encolerizado Arturo Beltrán Leyva. Y enseguida ordenó: “van por ellos y los tiran desde el puente más alto que encuentren”.

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.