Jesús Castillo

Jesús Castillo

Jesús Castillo García. Periodista con 30 años de trayectoria; Premio Estatal de periodismo 2010 y 2012. Premio Nacional de Periodismo 2013.
Viernes, 29 Noviembre 2019 05:23

Para Ripley

El pasado miércoles ocurrieron dos hechos en Morelos que deberían ser registrados en el Record Guinnes o ya de perdida ser incluidos en alguno de esos programas de televisión que contienen hechos raros y que terminan siempre con la frase: “Aunque usted no lo crea”.

El primero ocurrió en el Congreso, donde al parecer ya descubrieron la teoría de “la generación espontánea de las leyes”, y resolvieron el viejo dilema de qué fue primero, si el huevo o la gallina.

Resulta que el reglamento interno de la Cámara de Diputados establece que para ciertas reformas se requiere lo que se denomina “la mayoría calificada”, considerada así cuando se cuenta con los votos de las dos terceras partes del número total de los diputados.

Recordarán que hasta la legislatura anterior existían 30 espacios, por lo que era fácil concluir que la mayoría calificada eran 20 votos. Sin embargo, por razones que sólo ellos conocen, los diputados de la LIII Legislatura modificaron la Constitución para que se redujera a 20 diputados.

Para los que se nos dificultan las matemáticas, podemos dividir 20 entre 3 y nos da como resultado 6.6666, que al multiplicarlo  por dos resulta 13.3333. Ese es el número de diputados que se requiere para la mayoría calificada, es decir, 13 diputados y una tercera parte de otro, lo que lógicamente es imposible.

Por eso, a alguien se le ocurrió que, ante la imposibilidad de convencer a una diputada de las 7 que integran el bloque “progresista”, los otros 13 propusieron y aprobaron una adición al artículo 135 del Reglamento para el Congreso del estado, que a la letra dice: "cuando el número de diputados que den las dos terceras partes de los integrantes de la legislatura contenga una fracción, y el decimal sea menor a .49 se debe atender al entero inmediato inferior a dicha fracción".

Esa disposición permitirá que los temas con carácter de ley o decreto se aprueben con el voto de 13 de los 20 legisladores que componen el Pleno del Congreso.

Sin embargo, la lógica nos dice que para aprobar dicha reforma se tendría que atener a la disposición anterior, es decir, que se requieren 14 votos. Y sólo votaron 13 a favor.

Como ya es costumbre en esta entidad, será un juez de Distrito o incluso la Suprema Corte la que dirá la última palabra, previa presentación del recurso legal correspondiente.

Sobre las implicaciones políticas, lo importante es que las siete mujeres que mantenían prácticamente “secuestrado” al Congreso, ya no podrán salirse con la suya, y aunque se desgañiten oponiéndose a todo, a la hora de decidir sus votos no serán de utilidad.

Y es que todos sabemos que esas damas no persiguen el bien común, sino que tienen sus propios y muy particulares intereses, sobre todo aquellas que tienen parentesco con oscuros personajes del pasado, o que en su momento fueron aliados del gobierno de Graco Ramírez.

El otro hecho que nunca habíamos visto es lo que ocurrió con la designación del licenciado Alejandro González Chévez como secretario técnico de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción.

El pasado miércoles se publicó en el periódico oficial “Tierra y Libertad” con número 5761 un documento mediante el cual cuatro de los cinco integrantes de dicho órgano colegiado, designan al profesionista mencionado como secretario técnico del SEA.

En los considerandos, se menciona que “ante la evidente obstrucción y retrasos en la designación del Secretario Técnico de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción, que de continuar así, el objeto Constitucional para el que fue creado el Sistema, dejaría de cumplirse en el Estado Libre y Soberano de Morelos, hipótesis que no favorecería en la Administración Pública del Estado, motivo por el cual, considerando que con la finalidad de poder instalar y poner en marcha la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción, es pertinente la designación de un secretario técnico interino, con la finalidad de que éste pueda apoyar en la instalación y funcionamiento de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Estatal Anticorrupción del Estado de Morelos”.

Se agrega que dicho nombramiento se sujetará a lo que el Comité Coordinador resuelva sobre la terna aprobada por el Comité de Participación Ciudadana y que se tuvo por recibida oficialmente ante el Comité Coordinador en Sesión Extraordinaria Pública de fecha 31 de octubre de 2019.

Hasta ahí todo parecía estar en orden, pero horas después (¿edición vespertina del periódico oficial?) se publicó una nueva edición, ahora con el número 5762 cuyo único contenido es el siguiente:

“Nota aclarativa al Periódico Oficial “Tierra y Libertad” número 5761 de fecha 27 de noviembre del 2019.

Este periódico debe ser enviado al Record Guinnes o por lo menos enmarcado por ser la edición más corta en su historia, pues sólo contiene la portada y una hoja.

En esa hoja viene lo siguiente:

Al margen superior un escudo del Estado de Morelos que dice “Tierra y Libertad”. La tierra volverá a quienes la trabajan con sus manos. Morelos 2018-2024.

NOTA ACLARATIVA

NOTA ACLARATIVA AL PERIÓDICO OFICIAL “TIERRA Y LIBERTAD” 5761 DE FECHA 27 DE NOVIEMBRE DE 2019, POR LA CUAL SE DEJA SIN EFECTO LA PUBLICACIÓN DE LOS SIGUIENTES DOCUMENTOS:

Designación de Secretario Técnico Interino de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción del Estado de Morelos.

Nombramiento del Lic. Alejandro González Chévez como secretario técnico interino de la Secretaría Ejecutiva del Sistema Anticorrupción de Morelos.

“Lo anterior por no cumplir con los requisitos establecidos en los artículos 16 y 17 del Reglamento del Periódico Oficial para el Estado de Morelos, así como de los requisitos publicados en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” número 5754, Cuarta Sección, de fecha 30 de octubre de 2019”.

Firma: Lic. Eduardo Kenji Uchida García, director general jurídico.

¿Y qué dicen los artículos 16 y 17 del Reglamento del Periódico oficial?

Artículo 16.- Todo documento que sea turnado al Director para su inserción en el Periódico Oficial, deberá ser presentado en original de forma impresa con las firmas autógrafas de quien o quienes los emiten y en archivo magnético o electrónico.

Hasta donde sabemos, el documento publicado fue presentado en original y con firmas autógrafas con su respectivo soporte electrónico.

Artículo 17.- Los documentos que deban ser publicados deberán hacerse llegar al Director del Periódico Oficial, excepto cuando se trate de disposiciones expresas contenidas en la Constitución General de la República, la particular del Estado y las Leyes que de una u otra emanen, a más tardar el día viernes de la semana anterior a la publicación, para considerarlo en la edición del siguiente miércoles.

¿No le hicieron llegar los documentos al director general jurídico? ¿Mandaron “nota aclarativa” porque se publicó antes?

En cualquiera de los casos, la nota aclarativa (sic) sólo deja en evidencia al propio Kenji Uchida. Es como si en cualquier periódico, un director publicara que las notas publicadas con anterioridad, no son ciertas.

Y que quede claro: Kenji Uchida deja sin efectos la publicación, más no el nombramiento.

HASTA MAÑANA.

Jueves, 28 Noviembre 2019 05:10

El negocio de la muerte

Oscar se sintió aliviado cuando vio que el coche de alquiler se detuvo frente a él tras hacerle la señal de que requería de sus servicios. “Sí alcanzaré el autobús de las 9”, pensó mientras se acomodaba en el asiento delantero y se ponía el cinturón de seguridad.

  • ¿Ya a descansar?- fue la pregunta del taxista, típica de ellos cuando quieren platicar con el pasajero.
  • Sí, la jornada estuvo dura, pero ya es tiempo de irnos a descansar- contestó sin muchas ganas.
  • Para mí apenas empieza. En cualquier momento me pueden llamar y tengo que acudir en friega- respondió el taxista.
  • Sí, supongo que el servicio de transporte debe ser muy solicitado a altas horas de la noche y en la madrugada- dijo Oscar decidido a hacerle menos aburrido el viaje al trabajador del volante.
  • Así es jefe, pero no crea que estoy hablando de la manejada. No, eso es nadamás para “completar la chuleta”. De lo que yo vivo es de la venta de servicios funerarios.

Y antes de que Oscar preguntara, el taxista ya le estaba dando “santo y seña” de lo que se dedicaba, además de manejar el taxi en el que esa noche lo llevaba a la terminal.

 “Si ahorita me llaman, me voy a la funeraria, dejo el taxi y agarro la carroza para ir por el cliente. Tengo dos cuates periodistas que cuando hay un muertito me marcan para decirme ‘vente, aquí hay uno’ y pues me lanzo”, continuó el hombre.

Le confesó que -además- por el buen servicio que siempre presta, lo recomiendan o lo vuelven a contratar: “hay una señora (a la) que ya le hice tres servicios… me prefiere a mi… aparte tengo tratos con un asilo, a los que una vez les trabajé y les gustó y ahora me llaman cuando cae algo, porque me encargo de todo… me avisan y llegó y me ocupo…”

Sí, el taxista se dedica (además de la ruleteada), a la prestación de los servicios funerarios, o lo que se conoce vulgarmente como “buitres”, en razón de que entre más muertos haya ellos más ganan.

En la fuente de la llamada “Nota Roja” abundan las anécdotas de “buitres”. Por ejemplo, aquella vez que dos empleados de diferentes funerarias disputaron a golpes el derecho a llevarse un cadáver en los pasillos del Hospital del IMSS en Plan de Ayala.

O aquella vez que un “buitre” se puso a saltar de gusto cuando escuchó en el radio de la Cruz Roja que un autobús se acababa de desbarrancar en “La Pera”, sin saber que en dicho camión venía su madre como pasajera.

Y es que, lo que para todos es motivo de tristeza, de duelo, para ese sector empresarial es motivo de alegría al ver incrementar sus ingresos.

Bajo esa perspectiva, no es necesario tener una estadística exacta para darnos cuenta que hoy se muere mucha más gente que hace años. La delincuencia organizada se ha convertido en la principal fuente de ingresos para las funerarias en Morelos, como lo demuestran las secciones de nota roja de todos los periódicos de la entidad.

Los empleados de servicios funerarios están literalmente como buitres a la espera de una señal que indique que hay un ser humano sin vida. Se acercan sigilosamente al lugar donde alguien ha reportado una balacera por redes sociales. Si la versión se confirma, esperan a que lleguen los familiares del muerto, y aún en su dolor le ofrecen sus servicios.

“Usted ya no se preocupa por nada más que por reclamar el cuerpo en el Semefo, a nosotros nos lo entregan, lo cosemos, lo maquillamos, y se lo llevamos a su casa ya dentro de un ataúd. Hasta los candelabros para las velas le prestamos”, ofertan.

Pero también están atentos a su teléfono celular, porque nunca falta el guardia de seguridad de un hospital que les avisa que “hay un muertito fresco” a cambio de una torta y un refresco. Los que tienen más tiempo en esto de “la muerteada” reciben el mensaje directamente del SEMEFO y ahí ya no hay pierde. 

Los tiempos han cambiado y la narcocultura ha llegado a los servicios funerarios. Ahora los familiares de los fallecidos prefieren las camionetas Tahoe negras a las tradicionales carrozas.  Es muy común que los entierros se realicen con música norteña o de banda, con los consabidos “narco-corridos” en lugar de los mariachis con “Las Golondrinas” que se acostumbró durante años.

“Al cliente lo que pida. Aquí la cosa está en ofrecerle todo en paquete para que el cliente sólo tenga que poner el muerto, nosotros nos ocupamos de todo lo demás, hasta de conseguirle a la mejor banda de música”, comenta un “muertero” que se jacta de haber sido el encargado de preparar y mandar a Sinaloa al mismísimo Arturo Beltrán Leyva, acribillado por la Secretaría de Marina en diciembre de 2009 en Las Torres Alltitude.

Son los mismos trabajadores de los servicios funerarios los que advierten que los usuarios deben ser muy cuidadosos al contratar éstos. “En una ocasión una señora quería que se cremara el cuerpo de su hijo e inmediatamente llevárselo porque ella venía de Estados Unidos y su vuelo salía esa misma noche. Se le explicó que no era tan fácil pues la cremación requiere de varias horas hasta que se deshaga totalmente el cadáver, y de ahí hay que recolectar las cenizas”.

Pero hubo una funeraria con pocos escrúpulos que le garantizó entregarle las cenizas en el tiempo que la clienta requería. “Ella se fue muy conforme con las cenizas, lo que no sabía es que esas cenizas no eran de su hijo, sino sobrante de un cadáver que había sido cremado horas antes. Por eso recomendamos darle seguimiento al cuerpo de su familiar desde que se lo llevan al crematorio y verificar que las cenizas las saquen del mismo horno crematorio donde lo metieron”, agrega.

El peor caso ocurrió en Acapulco, en 2015, cuando la Fiscalía General del Estado (FGE) de Guerrero informó del hallazgo de 60 cuerpos encontrados en un crematorio abandonado, ubicado en la localidad de Llano Largo, municipio de Acapulco.

En un comunicado, la dependencia estatal dio a conocer que el crematorio “Cremaciones Pacífico S.A de C.V”, que se ubica en la carretera Cayaco-Puerto Marqués, es propiedad de Guillermo Estua Zardain, a quien se le descompuso el horno crematorio y comenzó a almacenar los cadáveres con la idea de incinerarlos en cuanto lo reparara, pero al final ya no supo qué hacer y prefirió huir del lugar.

HASTA MAÑANA.

 

 

 

Miércoles, 27 Noviembre 2019 05:26

Ponce de León, ¿inamovible?

A casi un mes de que inició la crisis en el Centro Estatal de Reinserción Social (CERESO) de Atlacholoaya, no hay certeza sobre lo que ocurrió realmente esos días de infierno que hasta ayer tenía como marcador nueve muertos y un fugado.

La versión oficial es que grupos de la delincuencia organizada se disputan el control del penal, pero cada vez surgen más hipótesis, algunas creíbles, algunas tan descabelladas como la versión de que un funcionario federal mandó provocar los conflictos para justificar la construcción de un nuevo penal, obra que sería asignada a una constructora de Hidalgo.

Otras versiones hablan de millonarios sobornos para “comprar” el penal (manejar todo lo que entra y sale) e incluso se habla de que a “El Ray” lo mandó matar su propia organización, aliada con sus enemigos con la venia de las autoridades.

Lo único seguro en todo esto es que el coordinador de Reinserción Social,  Jorge Israel Ponce de León Bórquez permanece en el cargo y nadie habla de la posibilidad de removerlo. Aseguran que es inamovible porque tiene todo el respaldo de su paisano el comisionado de Seguridad Pública.

A mediados del mes de octubre pasado, el gobernador de Morelos declaró que el Vicealmirante José Antonio Ortiz Guarneros está haciendo bien su trabajo por lo que permanecerá en el cargo, ya que se encuentra respaldado por “quien maneja el país”, entendamos con ello que es el presidente de México quien en su momento “sugirió”, por decirlo de alguna forma, la designación del vicealmirante de la Marina  como responsable de la CES, de quien depende el sistema penitenciario.

El 30 de octubre por la mañana se suscitó un incidente nunca antes visto en Morelos, una riña entre grupos delincuenciales (los Rojos y CJNG) quedando seis muertos, uno calcinado y otro decapitado, así como dos heridos, según lo declarado en versión oficial por Pablo Ojeda, secretario de gobierno, extraoficialmente se habló inclusive de posible fuga de personas privadas de la libertad. Entre los muertos se encontraba “el Ray” presunto líder del Cártel Jalisco Nueva Generación, como objetivo principal.

Las principales cabezas del área de seguridad en este tema no se encontraban en el país, al acudir a cursos y reuniones pagadas por la Oficina Internacional de Antinarcóticos y Procuración de Justicia (INL) al través de Iniciativa Mérida, cursos a los cuales el coordinador del sistema penitenciario Jorge Israel Ponce de León Bórquez ha asistido puntualmente a todos, sin permitir que la base trabajadora de más antigüedad pueda superarse profesionalmente.

Las autoridades encargadas al momento de la riña, “la jefa Mireles” directora de centros penitenciarios y “Antrax” como director operativo, no tuvieron ninguna estrategia (lo que demuestra su falta de experiencia) para controlar la situación. Surgió en su momento un personaje desconocido, el responsable de los menores internados en el centro de ejecución de adolescentes de nombre Juan José Larios, quien inició la coordinación y movilización de elementos para el restablecimiento del control del penal, los trabajadores y la visita familiar que visitó ese fin de semana el centro, en su momento reconocieron esta labor.

Al día siguiente, la visita familiar, el personal operativo y luego el administrativo protestaron solicitando la renuncia de Mireles, Antrax, Cornejo como director de reinserción social, este por maltrato al personal administrativo y Ponce de León; de nuevo Larios calmó el asunto y como recompensa Guarneros le encargó el changarro.

El traslado de PPL a Jonacatepec llamó la atención por dos cosas: la aparición de Antrax en el operativo, (supuestamente ya había sido destituido) y la segunda, no fue trasladado el hijo de “el Carrete”, señalado como responsable de la muerte de “el Ray”. Extraoficialmente se sabe que “la jefa Mireles” y “Antrax seguían o siguen ya no sabemos, en funciones, a pesar de haber sido destituidos, utilizando los autos oficiales, las armas a cargo y realizando llamadas vía celular para dar órdenes.

Tras una nueva riña (dos muertos, uno de ellos líder de “los Rojos” y diez heridos) ahora si se decide el traslado de cuatro internos entre ellos “el Carretito”, surgiendo nuevamente la inconformidad del personal administrativo, quienes en días pasados y debido a su manifestación, lograron un aumento salarial, enfrentando al coordinador Ponce de Léon, quien solo se dedicó a escuchar.

¿Cómo sostener lo insostenible? A Guarneros lo puso el que maneja al país, a Ponce de León ¿quien lo puso? ¿viene de arriba también y por eso es inamovible? Ya vimos lo que nunca, decapitados y calcinados ¿qué más falta? Si alcanzar nuevamente el control del penal más grande significa decidirse con cual grupo se va a “trabajar” ¿Cuándo van a ponerse de acuerdo? ¿será que cada quien tiene sus intereses o uno ya invirtió más que el otro? Son las preguntas que se hacen al interior del sistema penitenciario.

En todo este relajo quien ha salido política y mediáticamente más desgastado ha sido el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, quien ha sido el hazmerreir con sus constantes declaraciones de que “reina la calma en el Penal de Atlacholoya”, cuando los videos tomados por los propios internos con sus celulares muestran que al interior los diferentes grupos delincuenciales se siguen disputando el penal.

El problema es que Pablo Ojeda es responsable de la política interna del estado, jerárquicamente es el número dos del gobierno de Morelos, pero operativamente no tiene facultades para remover a nadie. De acuerdo al organigrama, sólo el comisionado Guarneros puede correr al coordinador, a menos que sea una decisión del gobernador Cuauhtémoc Blanco.

A principios de este año publicamos una investigación según la cual Graco Ramírez pagó 50 millones a un general retirado para comprar un terreno enorme ubicado en el municipio de Yecapixtla, y otros 36 millones para un supuesto “estudio de factibilidad” cuyo soporte son unos discos compactos que tiene en su poder la Secretaría de Obras Públicas.

Ayer, el periodista radiofónico Teodoro Rentería “sugirió” que las revueltas en el penal fueron provocadas por el delegado de Bienestar Social, Hugo Erick Flores, quien tiene fuertes nexos con el ex procurador Murillo Karam, quien a la par maneja una constructora que ya hizo obras durante el sexenio de Graco Ramírez.

Su hipótesis es que Erick Flores “provocó la enfermedad” para después venderles la medicina.

Inverosímil pero no imposible.

HASTA MAÑANA.

 

Martes, 26 Noviembre 2019 05:13

El regreso de Yesenia

La puerta marcada con el número 109 de la calle Miguel Hidalgo, en el pueblo de Ocotepec, se abrió para recibir a la periodista con un “bienvenida Yesenia”, y minutos más tarde también se abrían los micrófonos de la cabina de radio para darle voz, hoy en su faceta de escritora y con el antecedente de haber recibido el premio al mérito periodístico que otorga el Congreso estatal.

Lunes, 25 Noviembre 2019 05:12

Cuba: últimos apuntes

“Igual que el soldado tiene la obligación de conocer perfectamente el manejo de su fusil y cuidarlo con gran celo, tú debes conocer y cuidar tu libro –el arma de los alumnos– con el que ganarás numerosas batallas a la ignorancia y al desconocimiento, en beneficio de la revolución, la patria y la humanidad”.

Así empieza el libro de texto de la materia de historia en la isla de Cuba para los alumnos de sexto año de Primaria, es decir, niños de entre 11 y 12 años.

Desde esa edad comienzan a ser “concientizados” de que nada está por encima de la Revolución que encabezó Fidel Castro y todo lo que de ella emana.

En el capítulo introductorio, se le explica al alumno que en quinto año “conociste cómo la pacífica vida de nuestros aborígenes se vio bruscamente transformada por la llegada de los conquistadores españoles, quienes se establecieron en la isla e impusieron sus formas de gobierno y de explotación colonial. Recordarás que los habitantes de Cuba se enfrentaron de diversas formas a esa explotación y en 1868 comenzaron un largo proceso de lucha por alcanzar la independencia, el cual duró treinta años, y ya casi a punto de ser lograda, les fue arrebatada por la intervención de Estados Unidos en la guerra que los cubanos libraban contra España”, agrega.

Luego, a lo largo de casi 200 páginas, el libro de texto narra las distintas etapas históricas del país hasta llegar a la actualidad.

“Al triunfar la Revolución y después de reunificarse las fuerzas revolucionarias, se constituyó la organización política de vanguardia que en el año 1965 tomó el nombre de Partido Comunista de Cuba (PCC).

“El Partido dirige y orienta todas las actividades del país; la defensa de la Patria, fomenta el internacionalismo y la solidaridad con los pueblos que luchan contra el imperialismo y la explotación; además, encabeza los esfuerzos del país por avanzar en la construcción del socialismo, y aún en las condiciones más difíciles, procura las soluciones más justas a los problemas del país. ¿Quiénes integran el Partido? Los mejores trabajadores, los más revolucionarios, los más combativos, por eso el pueblo tiene confianza en el Partido”, dice en la parte final.

De esa manera, los niños van creciendo con “el chip” de que el enemigo a vencer es el gobierno de Estados Unidos, que él es el culpable de todas las carencias que sufren, y que la única forma de ascender económicamente hablando, es estudiar para incorporarse algún día al partido o al gobierno, que es lo mismo.

Fátima (nombre ficticio para proteger su identidad) trabaja en Cuba Radio, lo que en México sería el IMER o en Morelos el SMRyTV. Gana mil 420 pesos cubanos, equivalente a 50 dólares mensuales. Hasta antes del primero de julio ganaba 575 pesos, pero el gobierno decretó un incremento salarial, además de que ella tiene un pago extra de 80 pesos porque tiene Maestría. Si tuviera Doctorado le aumentarían 120 pesos más.

Ella es parte de la “clase media” de este país. Arriba está la burocracia cubana y abajo, formando la base de esa gran pirámide, están los obreros, campesinos y empleados. Ah, y los que no quieren trabajar.

Sí, en Cuba se puede vivir sin trabajar. En la reforma constitucional del pasado 10 de abril de 2019 no se aceptó incorporar la obligatoriedad del trabajo, “porque una obligación jurídica genera consecuencias. Hay que lograr que exista un incentivo económico para que las personas se incorporen a trabajar, pero el trabajo debe limitarse a un deber social", consideraron los 33 diputados que hicieron el anteproyecto.

Desde que nace, el cubano tiene derecho a un subsidio para alimentación. Obviamente es lo más básico: un pan diario, leche en polvo, arroz, frijol. No incluye jabón ni pasta de dientes, mucho menos pañales desechables (“culeros” les llaman aquí en Cuba).

Para completar sus necesidades los cubanos hacen de todo. Lo más redituable es lo relacionado al turismo. Quienes tienen familiares en Estados Unidos mandan remesas con lo que los cubanos pueden poner negocios, siempre bajo la rectoría de el Estado.

El dos de junio del 2018, la Asamblea Nacional del Poder Popular acordó iniciar el proceso de Reforma Constitucional y creó una comisión integrada por 33 diputados para que elaboraran el anteproyecto para una nueva Constitución de la República.

¿Qué en Cuba no hay democracia? Vea usted si no:

Ese anteproyecto fue sometido a Consulta Popular para lo cual se efectuaron 133 mil 681 reuniones de donde se derivaron 783 mil 174 propuestas.

El 22 de diciembre de 2018, la Asamblea Nacional del Poder Popular aprobó la nueva Constitución pero no entró en vigor inmediatamente, sino que fue sometida a un Referendo Popular.

“El Referendo se realizó el 24 de febrero del año 2019. De 8 millones 705 mil 723 ciudadanos con derecho electoral, ejercieron el voto 7 millones 848 mil 343, para un 90,15% de participación. Votaron afirmativamente 6 millones 816 mil 169 ciudadanos, que representa el 78,30% del total de personas con derecho a ejercer el voto y el 86,85% de los que lo ejercieron”, presume el gobierno.

Asegura que sólo 706 mil 400 ciudadanos votaron en contra, es decir, apenas el 9 por ciento de los votantes.

Ahora bien, ¿cuáles fueron los puntos más importantes de esta “nueva Constitución”?

El portal www.cubadebate.cu publicó un artículo que nos facilita esa tarea, sobre todo porque tenemos la nueva recién impresa, pero no la anterior.

Desde nuestro punto de vista personal, dicho trabajo legislativo –que costó mucho dinero- no es una nueva constitución, sino una reforma a la que ya estaba vigente, y los cambios no son sustanciales.

Si bien unos 134 Artículos fueron modificados, lo que representa casi el 60 por ciento; tres artículos se eliminaron y solo 87 continúan intactos, los cambios de fondo son mínimos.

Lo más notorio es que se elimina la disposición de que el matrimonio es la unión entre un hombre y una mujer, dando así entrada a los matrimonios gays pero sin decirlo explícitamente.

Aparece un nuevo artículo que dice: "los trabajadores participan en los procesos de planificación, regulación, gestión y control de la economía. La Ley regula la participación de los colectivos laborales en la administración y gestión de las entidades empresariales estatales y unidades presupuestadas", con lo que se elimina cualquier posibilidad de que existan sindicatos.

En el Art. 1, en el inciso que dice "Cuba es un Estado socialista de derecho..." se incorporó "y de justicia social". El concepto de la "libertad política" se eliminó, solo se dejó "libertad".

En el Art.5 se incorporó el avance hacia la sociedad "comunista" (decía "socialista") y donde estaba escrito "marxista-leninista", se eliminó el guión en el medio, porque en opinión de varios catedráticos era una formulación con un matiz stalinista. Quedó "marxista y leninista".

 Al nombre del Capítulo II (Derechos Individuales) “se le suprimió la palabra “individuales” para no hacerlo restrictivo y respetar el carácter universal y progresivo de los derechos”, asegura el portal cubano en su artículo.

Cambia el concepto de vivienda "digna" por "adecuada" y se añade el concepto de hábitat seguro y saludable. El término de “vivienda adecuada” se toma de la Declaración de Estambul sobre los Asentamientos Humanos (1996), de la cual Cuba es signataria, apunta www.cubadebate.cu.

En el artículo 55, “se reconoce a las personas la libertad de prensa”, sin embargo, ahí mismo se aclara que “este derecho se ejerce de conformidad con la ley y los fines de la sociedad”.

Lo mismo pasa con los derechos de reunión y manifestación, “siempre que se ejerzan con respeto al orden público y el acatamiento a las preceptivas (sic) establecidas en la ley”.

La prensa local expone como un avance la modificación a la forma de elección del Gobernador y Vicegobernador Provincial en el Art. 170 (ahora 175). “Serán electos por los delegados de las Asambleas Municipales del Poder Popular respectivas” pero también aclara que esto será “a propuesta del Presidente de la República”.

Como dijera un amigo cubano: “ahí es donde se jode la perra”,  lo que en mexicano se traduciría como “ahí es donde la puerca torció el rabo”.

Partimos a México después de 10 días de conocer Cuba, no sin antes agradecer a la Universidad Interamericana de Morelos su apoyo, y la compañía de los amigos Arturo Aguirre e Isaac Labra.

HASTA MAÑANA.

 

Viernes, 22 Noviembre 2019 05:12

Hacer periodismo en Cuba

¿Se puede hacer periodismo en un país comunista? Depende de la definición que cada uno tenga de hacer periodismo. En México y varios países más enseñan en las Universidades que “periodismo es contar lo que alguien no quiere que la sociedad se entere, lo demás son relaciones públicas”.

En Cuba es totalmente diferente. Aquí (escribo la presente columna en ésta isla) los periodistas tienen “el chip” de que hacer periodismo es contar las cosas positivas de Cuba, y que cualquier crítica al sistema es una traición a la patria y un favorecimiento al imperialismo.

En la página www.cubadebate.cu encontré un video en el que el entonces presidente Fidel Castro les habla a los periodistas al clausurar la convención de periodistas cubanos de 1993. No saben cómo me recordó a nuestro presidente Andrés Manuel López Obrador, no solamente por lo pausado que ya hablaba Fidel por su deteriorado estado de salud, sino porque consideraba a los reporteros como parte del ejército revolucionario.

“Estamos verdaderamente en una lucha desesperada por la supervivencia, pero tenemos un ejército, porque el revolucionario constituimos un verdadero ejército, no sólo es las fuerzas armadas cuando hablo de Ejército, hablo del pueblo revolucionario que constituye un verdadero ejército capaz de ganar esta batalla si nosotros sabemos dirigirlos”, decía el hombre ícono de este país.

Y luego les preguntaba, “¿saben cómo los veo a ustedes los periodistas? Los veo como comisarios del pueblo en esta batalla”, y los asistentes lo escuchaban atentos y al término del discurso aplaudían de pie.

Fidel Castro ya murió y hoy el presidente es Miguel Díaz-Canel Bermúdez. Muchos pensaban que a la muerte del líder revolucionario y la avanzada edad de su hermano Raúl, caería el comunismo en Cuba, sin embargo, desde nuestro particular punto de vista, todavía falta mucho para eso. Y lo decimos porque el grupo en el poder tiene el control del sistema y, aunque hay oposición al régimen, aún es muy incipiente.

En julio pasado en el portal antes mencionado se ha publicado íntegra la política aprobada para la Comunicación del Estado y el Gobierno.

Esta Política responde a los Objetivos de la Primera Conferencia Nacional del Partido y a los Lineamientos de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución aprobados en el 6to. y 7mo. Congresos.

La Política sintetiza el conjunto de objetivos, principios, normas y aspiraciones en el campo de la comunicación social, referidos a intereses de toda la sociedad, que abarcan el Estado, el Gobierno, sus entidades, los medios de comunicación masiva, las formas de propiedad y de gestión económica estatales y no estatales, las organizaciones políticas, de masas y sociales, asociaciones, fundaciones y todos los ciudadanos

Principios Generales:

El Partido Comunista de Cuba es rector de la comunicación social en el país, traza la política general para su desarrollo y ejerce su control.

  1. Objetivos.

1.1 Contribuir a garantizar el consenso y la unidad nacional en torno a la Patria, la Revolución Socialista y el Partido.

1.2 Potenciar la actuación consciente y protagónica del pueblo en la actualización del modelo económico y social cubano. Priorizar en ello el liderazgo y compromiso de los jóvenes.

1.3 Reforzar la identidad y la cultura de la nación; preservar la justicia social, la igualdad de oportunidades y la ética humanista y solidaria forjada por la Revolución.

1.4 Fortalecer la cultura del diálogo a nivel social, institucional y comunitario, y el uso responsable de la información y la comunicación; propiciar mayor participación de la población en el control y fiscalización de la gestión pública.

1.5 Contribuir a generar en el país un ambiente de legalidad, defensa del patrimonio público, protección del medio ambiente, de respeto a la dignidad de las personas, los valores, la disciplina y la convivencia social.

1.6 Defender la independencia y la soberanía de la nación.

  1. Principios.

2.1 Se fundamenta en la Constitución de la República, la política trazada por el PCC para la comunicación social y en la política definida desde 1961 por el líder de la Revolución Fidel Castro en sus Palabras a los intelectuales, con el principio expresado: Dentro de la Revolución, todo; contra la Revolución, nada (…) Por cuanto la Revolución comprende los intereses del pueblo, por cuanto la Revolución significa los intereses de la Nación entera, nadie puede alegar con razón un derecho contra ella.

2.2 Abarca a la sociedad en su conjunto y debe ser cumplida por los órganos, organismos y entidades del Estado, el Gobierno, otras formas de propiedad y de gestión no estatales, los medios de comunicación masiva, las organizaciones políticas, de masas y sociales, asociaciones, fundaciones, todos los ciudadanos cubanos y los extranjeros que residan de forma permanente o temporal o transiten por el territorio nacional.

2.3 La información, la comunicación y el conocimiento constituyen un bien público y un derecho ciudadano. Las limitaciones a este derecho están determinadas por la legislación establecida en materia de defensa y seguridad nacional.

2.4 El jefe de la institución, entidad u organización es el máximo responsable de socializar la información pública, garantizar los procesos de comunicación con sus trabajadores y la población -de forma oportuna, responsable, sistemática y transparente-, y conocer las opiniones de la ciudadanía sobre las políticas que conduce para perfeccionar su labor.

2.5 El director de cada medio de comunicación masiva es responsable, de modo personal e intransferible, de la ejecución de la política informativa, editorial y cultural en su órgano, y al mismo tiempo tiene la obligación de fomentar un ambiente de participación de su colectivo de profesionales en la construcción de las prioridades de esa política.

2.6 Defender los valores y símbolos de la nación. Respetar la diversidad cultural, de género, identidad de género, orientación sexual, creencia religiosa, color de la piel y origen territorial, así como la dignidad y la privacidad de las personas.

2.7 La comunicación es un recurso estratégico de dirección del Estado y Gobierno, instituciones, organizaciones, empresas y medios de comunicación masiva. Las políticas y planes de desarrollo serán acompañados de estrategias, campañas, planes y acciones de comunicación y su aseguramiento integral.

2.8 Los servicios de radiodifusión y telecomunicaciones tienen un carácter público y se asumen por el Estado en beneficio de toda la ciudadanía.

2.9 El Estado mantiene la soberanía sobre el espectro radioeléctrico, de acuerdo con las regulaciones que la ley establece.

2.10 Los medios de comunicación masiva, en cualquier formato o soporte tecnológico, constituyen un bien y un servicio público con la misión de generar contenidos informativos, educacionales, culturales, históricos, deportivos, de entretenimiento, medioambientales, científicos, tecnológicos y de innovación.

Privilegiarán la agenda y modos de hacer nacionales y responderán porque los productos comunicativos extranjeros que se exhiban respeten los principios de esta Política.

2.11 La radio, la televisión, la prensa impresa y otros medios de comunicación masiva así como las plataformas tecnológicas empleadas por estos, son de propiedad estatal o social, según las regulaciones que se establezcan, y no pueden ser objeto, en ningún caso, de propiedad privada.

2.12 La gestión, así como la producción y comercialización de contenidos de los medios de comunicación masiva, podrán complementarse con producciones, aseguramientos y servicios a contratar con formas de gestión no estatales, en actividades específicas, de acuerdo con la legislación vigente.

2.13 El Estado y el Gobierno mediante sus instituciones, regulan y controlan, en el ámbito de su competencia, el cumplimiento de los principios de esta Política en el contenido de los productos comunicativos que se distribuyan y exhiban a través de los diferentes canales y soportes de comunicación, incluidos los servicios de este tipo de las entidades estatales y las formas de propiedad y gestión no estatales.

2.14 Los medios de comunicación masiva se financiarán fundamentalmente por el Presupuesto del Estado. En los casos que se aprueben, también se considerarán los ingresos de la venta de servicios y espacios de publicidad, la comercialización dentro y fuera del país de su producción y patrimonio comunicativos, los ingresos del patrocinio, donaciones y la cooperación nacional e internacional, siempre que estas vías no contravengan la legislación vigente, su política editorial y los principios que rigen nuestra sociedad socialista.

En correspondencia con ello los medios asumirán esquemas de gestión -presupuestado, presupuestado con tratamiento especial, o empresarial– según sus exigencias y características.

2.15 Estudiar y proponer la representatividad y subordinación de cada medio de comunicación masiva y su perfil editorial, incluyendo cuáles deben ser oficiales y cuáles no, así como la conveniencia de que el periódico del Comité Provincial del Partido sea del gobierno local.

2.16 Para ordenar y ampliar de forma dinámica, racional y controlada la publicidad y el patrocinio en el país, mediante el empleo de diversos soportes, se continuarán los estudios para presentar una propuesta con mayor integralidad.

2.17 Desarrollar la comunicación de bien público mediante variados canales y soportes, en función de elevar la calidad de vida de la población y la promoción de normas y valores ajustados a los principios de nuestra sociedad.

Como se habrán dado cuenta nuestros lectores, en ninguna parte se menciona las frases “libertad de expresión” o por lo menos “pluralidad de opiniones”.

En el capítulo de las “Acciones” hay varios puntos, pero nos llama la atención el que habla de “recalificar a los profesionales que ejercen funciones periodísticas y comunicativas. En los medios de prensa priorizar la selección de cuadros con preparación profesional”.

Es lo único que encontramos que habla de la necesidad de mejorar las condiciones de vida de los periodistas.

Más adelante menciona la intención de “actualizar las regulaciones laborales y corregir las incongruencias salariales de los sectores periodísticos y de la comunicación social, según cronograma que se aplique en el país”, es decir, condicionado a la situación económica que se vaya dando en el país.

Y lo que sigue es una verdadera joya:

“3.16 Continuar estudiando la propuesta sobre la conveniencia y factibilidad de crear un órgano que responda por la conducción de la Política de Comunicación Social del Estado y el Gobierno, aprobada según la política general trazada por el Partido Comunista de Cuba para su desarrollo; prestar especial atención a su subordinación y funciones. Hasta tanto se concluyan los estudios y se apruebe la decisión que corresponda, el CCPCC continuará desarrollando esta tarea”.

Para finalizar, dos puntos de vista personales:

1.- Falta mucho para que en Cuba pueda haber un periodismo como el que todos conocemos.

2.- Andrés Manuel López Obrador sería feliz con una prensa como la de Cuba.

HASTA MAÑANA.

Jueves, 21 Noviembre 2019 05:22

La Habana, ciudad de contrastes

Noche del viernes 15 de noviembre en la Ciudad de La Habana. La capital de Cuba se viste de gala porque cumple 500 años de existencia, lo que refleja aún más sus contrastes, aunque ellos no lo perciban. Pasadas las 10 de la noche surgen en el cielo los juegos pirotécnicos que arrancan expresiones de júbilo en los niños y lágrimas de nostalgia entre los habaneros que abarrotan el Malecón.

En la legendaria ciudad no se habla de otra cosa que no sean los 500 años de La Habana. Las calles han sido arregladas, las fachadas pintadas y el gobierno de Italia regaló un espectáculo de luces que asemejan la Vía Láctea, colocadas en una de las principales avenidas que llevan al Capitolio, también recién remozado e iluminado.

Los cubanos y turistas llegan al centro de La Habana cómo pueden. A bordo de “gua-guas”, que son autobuses unidos por un acordeón, similares a los metrobuses de la Ciudad de México; en “ruteros” que son coches (modelo 1950) que llevan una determinada ruta y suben a quien lleve ese rumbo (parecido a los taxis de Acapulco); o bien, los “cocotaxis”, que son triciclos motorizados con techo en forma de bola, que nos recuerdan a los mototaxis de Xoxocotla.

En el centro las calles recién adoquinadas sirven de escenario para mostrar al mundo que pueden convivir en un mismo lugar personas de raza auténticamente afro, con rubias y morenas claras. Es un verdadero espectáculo ver pasar a la gente tan estéticamente perfecta, de todos los colores de piel y ojos, y todas las combinaciones que puedan existir.

Y como decimos los mexicanos: “juntos pero no revueltos”. Aunque la constitución establece que gracias a la revolución de Fidel Castro todos son iguales en Cuba, la realidad es que a los blancos se les puede ver cenando en restaurantes caros, mientras los de piel oscura manejan los taxis y limpian las calles.

Pero hoy todos los habaneros están felices porque su ciudad cumple años. Así lo reflejan los periódicos diarios (El Granma y Juventud Rebelde), la radio y los cuatro canales de televisión que captan sus antenas.

En todos esos medios aparece el discurso del presidente Miguel Díaz Canel Bermudez:

“Hace medio milenio que se fundó aquí la villa de San Cristóbal de La Habana, la que desde entonces sería punto de llegada y de partida, de encuentro y de permanencia en este mundo que llamaron Nuevo los que no lo conocían. Pero así lo llamaron bien, porque siempre hay algo sorprendente de este lado del Atlántico, donde nuestro archipiélago es llave y puente, puerta o muralla, según quien llegue y con los ánimos que llegue. Abierta, hospitalaria, amable y solidaria para los amigos. Cerrada, infranqueable, invencible para quienes intenten someterla”.

“Díaz Canel es el que aparece en los actos públicos, pero quien sigue mandando es Raúl Castro”, dice en voz baja un amigo periodista cubano.

El discurso oficial habla de las bondades de esta ciudad y los medios lo reproducen tal cual, sin atisbos de crítica ni entrevistas con ciudadanos que piden que “ojalá así fuera siempre”.

“Ciudad de las ciencias, de la danza, del cine, la literatura, de significativos eventos deportivos, culturales, de amistad y solidaridad con los pueblos de África, Asia y América Latina, también puede considerarse hoy a La Habana como ejemplo de la resistencia contra el neoliberalismo y el imperialismo, punto de encuentro de todos los que en el mundo defienden la justicia, la democracia verdadera, esa que contempla la suerte de los pobres de la tierra y no solo de las élites económicamente poderosas y también de todos los que creen que es posible un mundo mejor, sin injerencias ni dominaciones imperiales”, continúa Miguel Díaz-Canel.

Y remata: “Esta es también, hace 60 años, la ciudad de la dignidad, bastión de la resistencia al bloqueo más prolongado, injusto y genocida que se haya aplicado contra todo un pueblo por un poderoso imperio”.

El discurso habla de igualdad, pero los habaneros no disfrutan de la misma manera la celebración. Para los ricos (funcionarios e invitados especiales como el Rey de España) hay un evento en el Capitolio, para lo cual cerraron todo el primer cuadro de la ciudad y sólo pasan los que tienen invitación.

La gente del pueblo se reúne a todo lo largo del Malecón y escucha grupos musicales mientras toma cerveza “Bucanero” o hacen largas filas para comprar una Heineken (que trae el logotipo oficial de los 500 años de La Habana). Los extranjeros abarrotan “La Floridita” y “La Bodeguita del Medio”, o bien disfrutan de un espectáculo de cabaret en el exclusivo hotel “El Nacional”.

Los auténticos habaneros hacen una fila enorme para participar en un extraño rito: caminar en torno a un árbol llamado “ceiba” agradeciendo los favores recibidos y pidiendo que les vaya mejor en el futuro.

Termina la celebración del aniversario de la ciudad y comienza el viacrucis para el regreso. La gente literalmente se pelea por un taxi, los camiones van a reventar y algunos prefieren caminar kilómetros o esperar a que amanezca.

El transporte es uno de los más graves problemas de La Habana. Vemos escenas que nos recuerdan Cuernavaca hace 40 años, con personas empujándose para caber en un camión.

Comprar una botella de agua, un cepillo de dientes o un rastrillo requiere recorrer toda la ciudad, y es imposible (nos consta) conseguir un refresco de toronja para preparar una “paloma” con tequila. Por cierto, el tequila que venden en Cuba es marca “Tolteca” que jamás hemos visto en México.

El servicio bancario también nos recuerda a México cuando López Portillo nacionalizó la Banca y sólo había Banamex, Bancomer y Banco del Atlántico. El Banco Metropolitano de Cuba abre a las 8:30, pero desde las siete ya hay gente formada.

Ese es el común denominador en Cuba: “las colas” en todos los comercios o servicios. Escasea todo y hay que formarse para poder acceder a los productos más básicos.

Pero parecen vivir felices. Así han vivido toda su vida y no pueden extrañar lo que nunca han tenido, además de que la mayoría de las familias tiene parientes en Miami o en México, de quienes reciben remesas que les permite adquirir algunos productos que sería imposible comprar con sus raquíticos sueldos.

Lo primero que se compran o que piden que les manden es un teléfono celular. Ahora ya casi todos los jóvenes de La Habana cuentan con uno, pero tienen que comprar tarjetas de 10 pesos para tener internet inalámbrico.

El servicio de internet en los hoteles es pésimo. Viene y se va en forma intermitente, así que hay que estar alerta para cuando está abierto y poder mandar ésta columna.

HASTA MAÑANA.

 

Martes, 19 Noviembre 2019 05:18

La imprescindible Adriana Pineda

Alguien con “mala leche” publicó en redes sociales dos fotografías juntas. En una aparece el entonces diputado David Martínez, el entonces gobernador Graco Ramírez y la entonces titular de la Unidad Antisecuestros, Adriana Pineda Fernández; en la segunda aparece el ex rector Alejandro Vera, el fiscal Uriel Carmona y la titular de la Unidad Antisecuestros, Adriana Pineda Fernández.

Viernes, 15 Noviembre 2019 05:50

Ilegalidades en dos poderes

Si bien la denuncia presentada el miércoles pasado por la ex diputada Hortencia Figueroa Peralta tiene escasas posibilidades de que sea judicializada, la verdad es que sí mete al Congreso en un aprieto, pues cuestiona la legitimidad del Poder Legislativo y pudiera sentar un precedente para que otros individuos que se sientan perjudicados por actos de la actual legislatura, interpongan los recursos legales correspondientes.

En síntesis, lo que reclama la abogada y ex diputada es que los actuales legisladores incumplieron los extremos del artículo 46 de la Ley Orgánica para el Congreso del Estado de Morelos, sin que fuera aprobada tal conformación con la cantidad de votos requeridos al efecto, que para el caso concreto resultarían ser 14 votos que corresponden a la mayoría calificada de conformidad con los artículos 134 y 135 del Reglamento para el Congreso del Estado de Morelos.

“En consecuencia, al no haberse sometido la nueva conformación de la Junta Política y de Gobierno a la consideración de la Asamblea en Pleno del Congreso y no haberse respaldado con mayoría calificada, la actual Junta Política es ilegítima, acarreando la nulidad de todos los actos que realicen”, dice la denuncia.

Agrega que la “espuria Junta Política y de Gobierno del Congreso de Morelos con fecha 10 de octubre de 2019, realizó diversas designaciones de encargados de despacho (…) lo cual es totalmente ilegal”, agrega.

Y remata:

“Incluso la ilegalidad con que se condujeron los supuestos integrantes de la Junta Política y de Gobierno al constituirse como tal y realizar los nombramientos de la ESAF, encuadra en lo dispuesto por el artículo 155 del Reglamento para el Congreso del Estado de Morelos en el que establece que cualquier funcionario que se desempeñe en el cargo sin reunir los requisitos señalados en la ley, incurrirá en responsabilidad administrativa y penal en su caso; y deberá ser suspendido del cargo”.

Lo más irónico de lo anterior es que en el Tribunal Superior de Justicia también están cuestionando la legitimidad de los actos realizados por nueve magistrados que autorizaron la desaparición de distritos judiciales en materia penal; la creación de un juzgado en materia mercantil; y la creación del Circuito judicial único en materia penal oral.

De acuerdo a los magistrados “disidentes”, lo anterior contraviene el derecho fundamental de los justiciables a ser oídos y vencidos en juicio  en el que se hubieren observado las formalidades esenciales del procedimiento y se emita resolución por autoridad competente, toda vez que el tema de competencia de una autoridad para emitir cualquier resolución, constituye un presupuesto procesal de orden público y de interés social, en el que todos los gobernados están interesados en que la autoridad que corresponda conocer, substanciar y dirimir un conflicto, tenga facultades competenciales para ello, aspecto competencial que por su carácter de presupuesto procesal es de orden público y de interés social que obliga incluso a observarse de oficio por la autoridad respectiva.
“Esto es así, porque de la sesión de seis de septiembre del año en curso, ante la falta de condiciones para aprobar los puntos del orden del día presentado por la Magistrada Presidente, dado que no entregó las constancias correspondientes conforme a las que se pretendía sesionásemos, NUEVE MAGISTRADOS NO CONTÁBAMOS CON LA INFORMACIÓN BÁSICA PARA DEBATIR Y MENOS AÚN PARA DIRIMIR O RESOLVER CUALQUIER PLANTEAMIENTO DE LOS REFERIDOS EN LA CONVOCATORIA RESPECTIVA por lo que al parecer sólo estuvieron presentes NUEVE MAGISTRADOS, con lo que en términos de lo que dispone la Ley Orgánica del Poder Judicial del estado de Morelos en su arábigo 27[1], NO EXISTÍA QUORUM PARA SESIONAR, NI DELIBERAR Y MENOS AÚN PARA EMITIR VÁLIDAMENTE ALGUNA RESOLUCIÓN, ya que para ello se requiere por lo menos las dos terceras partes de los Magistrados que conformamos el Pleno del Tribunal Superior de Justicia del estado de Morelos, es decir, que si somos dieciséis Magistrados con derecho a voz y a voto y las dos terceras partes de dieciséis son diez punto seis Magistrados, como sólo al parecer estuvieron en sesión ocho Magistrados con derecho a voz y voto, basta una simple operación aritmética para colegir que no se encontraban las dos terceras partes para sesionar, para deliberar, ni para emitir resolución alguna, esto ni siquiera considerando a la Magistrada MARÍA LETICIA TABOADA SALGADO, que al inicio de la diversa sesión de 3 de junio del año en curso, en ese momento presentó una copia de una resolución en la que el Tercer Tribunal Colegiado del Décimo Octavo Circuito con sede en Cuernavaca, Morelos, le otorgó un amparo para el efecto de que se le reconociera sus derechos como Magistrada con voz y voto, resolución de la que por cierto se desconoce si las autoridades señaladas como responsables hicieron valer recurso de revisión o no por haberse dirimido un tema de constitucionalidad, lo que tampoco fue informado por la Magistrada MARÍA LETICIA TABOADA SALGADO, esto es, si ya constituía una resolución federal que hubiere causado estado o se encontraba subjúdice o pendiente de cumplimiento y ejecución”, dice uno de los alegatos del grupo inconforme

No obstante ello, en el mejor de los casos, si se considerara que la Magistrada MARÍA LETICIA TABOADA SALGADO, tiene derecho a participar con voz y voto (ya que anteriormente por disposición legal no lo tenía por su carácter de Magistrada Supernumeraria), aún en esta hipótesis, tampoco se cumpliría con el principio de legalidad sine qua non para sesionar, deliberar y emitir resoluciones, que exige la Ley Orgánica del Poder Judicial del estado de Morelos en su numeral 27, puesto que aún considerando a la Magistrada MARÍA LETICIA TABOADA SALGADO, con derecho a voz y voto, entonces los Magistrados con derecho a voz y voto sumarian diecisiete, por lo que las dos terceras partes de diecisiete Magistrados suman once punto dos, con lo que tampoco alcanza las dos terceras partes que se requiere como condición de legalidad y de validez sin la cual el Pleno del Tribunal Superior de Justicia del estado de Morelos, pueda sesionar, deliberar, ni emitir determinación alguna legalmente válida.

Por tales motivos se estima que la sesión extraordinaria de seis de septiembre del año en curso, así como las deliberaciones, los acuerdos y las resoluciones emitidas por NUEVE MAGISTRADOS y NO POR EL PLENO DEL TRIBUNAL SUPERIOR DE JUSTICIA DEL ESTADO, carecen de valor jurídico por haber sido emitida por autoridades incompetentes, ya que el único competente para ello lo es el Pleno del Tribunal Superior de Justicia del estado, el cual se integra con las dos terceras partes de los Magistrados, requisito que no fue cumplimentado.

Nunca antes se había dado esta situación en la que dos de los tres poderes que integran el estado están en riesgo de que sus actos sean declarados nulos por incumplir con la ley en la integración de sus respectivos plenos.

HASTA EL PROXIMO MARTES.

Jueves, 14 Noviembre 2019 05:15

Los recuerdos de Corripio

“Prácticamente todos los gobernadores de Morelos –de López Avelar para acá- han estado sentados en esa silla”, dice don Alberto Corripio mientras le pone la grasa a los zapatos con una agilidad inusitada.

Luego recapacita y corrige: “Bueno, el único que nunca vino fue esa rata de Graco Ramírez, y qué bueno porque le hubiera dicho sus verdades. Fue el único que perjudicó al gremio, pues de 50 que éramos ahora sólo quedamos 30”.

El veterano líder de los lustradores de calzado explica mientras trabaja en el calzado del columnista, que Graco Ramírez ordenó la obra de remodelación del kiosco y quitó las escaleras que daban de la plaza a la calle Galeana, lo que disminuyó sustancialmente el paso de peatones, potenciales clientes de los lustradores. 

También, prohibió que se establecieran enfrente del Palacio de Gobierno “porque daban mal aspecto”, lo que provocó que varios compañeros tuvieran que dedicarse a otra cosa.

  • Y a quien se le habrá ocurrido quitar esas escaleras don Corripio?- le preguntó.
  • Pues solamente a alguien que no es de Morelos, y que no sabe que la gente acostumbraba cruzar desde No Reelección hasta el Palacio de Gobierno caminando, y ahora tiene que rodear, dejando prácticamente abandonado ese lado de la plaza- contesta el bolero mientras comienza a tallar uno de los zapatos para sacarle brillo.

Efectivamente, había unas escaleras en la parte poniente de la Plaza del Kiosco, incluso hace años hicieron que bajara un coche por los escalones cuando estaban filmando una película norteamericana.

Ya entrados en la conversación, don Alberto Corripio me platica que está cumpliendo 61 años de dedicarse al negocio de la lustrada de calzado. “Comencé a la edad de nueve años a dar bola con mi cajón de madera. Le daba servicio a todos los funcionarios que despachaban en el Palacio de Cortés, ahí estaba todo gobierno. Un día que sale un señor trajeado, yo creo que era el secretario particular, y que me dice: chamaco, acompáñame, le vas a dar bola al señor gobernador”.

Y sí, después de lavarse las manos en el baño del mandatario, se puso a lustrar los zapatos de Rodolfo López de Nava, quien agradecido por el trabajo lo premió con cinco centavos de propina.

Años después, cuando ya era un adolescente, fue uno de los primeros en tener un lugar semifijo en el centro de Cuernavaca, y muy pronto se convirtió en el líder de los lustradores… y en el lustrador de los gobernadores.

Dice que de quien guarda excelentes recuerdos es de Antonio Riva Palacio López, quien desde que era senador, durante su gubernatura, y varios años después de haber dejado el cargo, se lustraba los zapatos en el zócalo y siempre buscaba la silla de Alberto Corripio.

“Cuando era gobernador venía tres días por semana a lustrarse los zapatos, y aquí la gente aprovechaba para pedirle cosas. Luego le preguntaban que dónde lo podían ver para avisarle si ya habían cumplido con el encargo, y don Antonio respondía: pues aquí, con Corripio”.

El veterano lustrador de calzado ha visto muchas cosas en esa plaza del Kiosco, pero sobre todo ha sido testigo de la transformación de una sociedad. Recuerda que hace décadas eran memorables los enfrentamientos constantes entre muchachos “broncudos” que se la pasaban en el extinto restaurante “La Parroquia”. Era Sergio Cobián, el “Güero Broncas” y uno que apodaban “El Fitos”, quienes armaban unas trifulcas en las que tenía que intervenir la Policía.

Sin embargo, “esas peleas eran a mano limpia, no eran como ahora que con cualquier pretexto los chamacos sacan la fusca”.

El acontecimiento que más le impactó fue la ejecución del empresario Jesús García y del líder de comerciantes, Roberto Castrejón, a mediados de este año. Recuerda que ese día (8 de mayo del 2019), las calles estaban cerradas y había una manifestación de comerciantes sobre la avenida Galeana.

“Yo cuando escuché el primer balazo me dije: este gobierno ya está dispersando la manifestación a punta de balazos, pero luego supe que el ataque iba contra Don Chuy y Roberto Castrejón”, rememora Alberto Corripio, quien como todos los que estaban presentes, buscaron resguardarse para que no les tocara una bala perdida.

Expresa su preocupación porque “ya no se puede andar por las calles tranquilamente. En cuanto anochece hay que guardarse en la casa porque no sabe uno qué  vaya a pasar. Eso es muy triste porque la gente ya no sale y no consume, entonces de qué vamos a vivir”.

  • Y nunca ha salido mal con un funcionario por defender a su gremio- le preguntamos.
  • Sí, una vez con un regidor. Se llamaba Luis Salas Catalán y quería reubicarnos del zócalo. Pero que buscamos el apoyo del presidente municipal que era Manuel Martínez Garrigos y ya no pudo hacer nada. Luego hasta nos hicimos bien amigos con Luis Salas.

Termina de lustrar mi calzado, le pago y nos despedimos, deseándole que siga representando bien al gremio de los lustradores y que continué siendo un testigo de lo que ocurre diariamente en el centro de la capital.

Y sobre todo, agradecemos que cada vez que llega un cliente le ofrezca un periódico impreso de “La Unión de Morelos”, como le hizo con un servidor, al que se le quedó viendo y dijo: “usted es el que escribe ésta columna, ya se me hacía conocida la foto”.

HASTA MAÑANA.

 

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.