Logran negociar diversos apoyos para enfrentar la pandemia.

Cuautla.- Luego de amenazar con cerrar, este miércoles, las vialidades de este municipio en protesta por la falta de diálogo con el presidente municipal, integrantes de la Confederación del Transporte del Estado de Morelos (CTEM) dieron marcha atrás al conseguir una negociación favorable a sus demandas.

Las manifestaciones estaban previstas para hoy, a partir de las nueve de la mañana, para exigir la solución a diversos problemas que enfrentan y por los cambios efectuados recientemente en la Dirección Municipal de Movilidad y Transporte, donde –aseguran– designaron a personal sin experiencia.

El amago trascendió y llegó al Ayuntamiento, lo que derivó en una reunión de última hora en la que los transportistas –encabezados por Cesar Yáñez Bustos, dirigente de la CTEM– lograron exponer sus inconformidades relacionadas con el pago de uso de suelo de los sitios de taxis, los cuales no han realizado desde hace varios años, según informó la comuna hace unos días.

El malestar de los trabajadores del volante surgió por la advertencia de que sus unidades podrían ser detenidas por incumplimiento en el pago de esa tributación.

Al respecto, lograron un acuerdo con el alcalde Jesús Corona Damián para pagar con facilidades y con un descuento.

En dicha reunión, los transportistas solicitaron apoyo para enfrentar la pandemia por covid-19 mediante la desinfección de sus unidades, entrega de cubrebocas y gel antibacterial, así como con vales de gasolina y despensas, como se ha hecho en otros municipios.

Los inconformes lograron que el Ayuntamiento de Cuautla los apoye con gel antibacterial, cubrebocas y la limpieza de unidades, lo que se realizará en los próximos días.

De esta manera, los transportistas suspendieron el bloqueo de la ciudad que pretendía causar un caos que perjudicaría directamente a la población en general.

 

Publicado en Cuautla

Además de la inseguridad, los transportistas batallan contra la crisis económica, que ha obligado al paro de más de la mitad del parque vehicular.

En medio de la emergencia sanitaria, prestadores del servicio público del transporte en Morelos registraron un incremento hasta del 25 por ciento en los asaltos a mano armada, en comparación con años anteriores, aseguró Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT), quien detalló que al día registran hasta 20 asaltos a "rutas", el mayor número de los cuales se cometen en la zona metropolitana.


Lo más grave, agregó, es que a pesar de las denuncias en contra de los delincuentes, la Fiscalía General del Estado (FGE) no ha actuado para castigarlos.


Ante esto, aseguró que ya se han registrado casos como los ocurridos en otras entidades, en los que los pasajeros se unen para detener a los asaltantes y castigarlos con sus propias manos.


"Ya ha pasado que la gente se ha organizado, sobre todo cuando van en camión, y han logrado darles sus buenas tundas y los ponen a disposición de la autoridad, pero salen muy rápido (de la cárcel)", señaló.


El líder transportista comentó que la alta incidencia delictiva se suma a la crisis que como sector atraviesan, pues sus ingresos diarios disminuyeron hasta en un 70 por ciento desde hace más de 10 meses, lo que obligó a que más del 50 por ciento de las "rutas" siga sin operar.


El líder transportista manifestó su confianza en que desde el gobierno estatal y los municipios actúen para la compra de la vacuna contra el covid-19, como medida para que se reactive la economía en el estado.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Viernes, 15 Enero 2021 05:10

Admiten que ruteros compran diesel robado

El dirigente de la Federación del Transporte se queja de los hurtos a sus unidades, pero admite que los conductores, para ahorrar, adquieren combustible ilegal.

Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT) denunció el robo de combustibles y autopartes a las "rutas" y que esos delitos han repuntado durante la emergencia sanitaria.
Sin embargo, el líder transportista admitió que son los mismos choferes son los que fomentan el "mercado negro" del diesel, pues son los que compran el combustible robado.


"Se los están comprando porque es un costo más accesible.  Una garrafa de 20 litros oscila entre los 400 pesos, (pero) resulta que ellos se los llevan entre 250, 300 pesos; se le hace muy económico. Es un mercado negro y se ha hecho muy riesgoso que por las noches se dejen a las unidades en las calles", señaló.


Dijo que también el robo de las baterías y otras partes de las unidades se incrementó en los últimos meses.
Dichos delitos se comenten principalmente en Cuernavaca y Jiutepec, comentó el presidente de la FAT. Sin embargo, indicó que en todo el estado han ocurrido.

Tal situación, afirmó, ha complicado aún más la situación de los concesionarios del transporte público con itinerario fijo, que desde hace diez meses enfrentan una crisis financiera por la reducción de más del 50 por ciento del flujo de pasajeros.


Rivera Jaimes dijo que han pedido el apoyo de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) para que se lleven a cabo operativos, pues se trata de grupos de delincuentes que están vigilando en qué zonas dejan en las calles los vehículos para saquearlos.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Solicitan no pasar dinero de mano en mano para cubrir la tarifa del pasaje.

Cuautla.- Nuevas disposiciones para el transporte público tendientes a disminuir el riesgo de contagio de covid-19 fueron emitidas por el Departamento Municipal de Movilidad y Transporte, en coordinación con la Dirección de Tránsito Municipal, las cuales deberán ser aplicadas de manera obligatoria e inmediata por todas las rutas que operan en el municipio.

Mediante una circular, ambas dependencias se dirigen a los presidentes de las líneas del transporte público con itinerario fijo para hacerles saber que de manera obligatoria deberán implementar las medidas de prevención como pedir a los pasajeros pagar al subir para no estar pasando el dinero entre los viajeros; el uso de cubrebocas de manera rigurosa y evitar comer en el interior de la unidad y durante el viaje.

Dichas disposiciones serán objeto de una supervisión mediante operativos conjuntos que se realizarán en diversos puntos de la ciudad, con el propósito de garantizar que se cumplan.

En caso contrario, se iniciará la aplicación de sanciones que podrían ir desde la inmovilización de la unidad, hasta la aplicación de infracciones económicas, señaló Rubén Gallardo Rivera, titular de la Dirección de Tránsito.

Destacó que los protocolos sanitarios emitidos por las autoridades de Salud deberán ser acatados tanto por los transportistas como por los usuarios, para lo cual se iniciará con la inmovilización de los transportistas rebeldes, a quienes se retendrá su unidad y se pedirá la presencia del presidente de ruta para notificarle sobre dicha falta, pues se ha detectado que el cubrebocas sólo lo portan en presencia de las autoridades, pero durante el viaje se lo quitan, además de permitir que los pasajeros suban sin esta protección.

 

 

 

Publicado en Cuautla

La Secretaría de Hacienda estatal concede prórroga de cinco meses para saldar microfinanciamientos.

La Secretaría de Hacienda estatal concedió una prórroga de cinco meses a los transportistas para liquidar el pago de los microfinanciamientos que les fueron otorgados a los concesionarios con motivo de las afectaciones provocadas por la contingencia sanitaria por el covid-19.

Después de que el 24 de marzo de 2020 la entidad entró en contingencia sanitaria al registrarse los primeros casos de coronavirus,  se ordenó el confinamiento para prevenir contagios, y el sector de transporte público con y sin itinerario registró afectaciones a sus ingresos por la desmovilización de la población.

En consecuencia, el gobierno estatal, a través de las secretarias de Hacienda, Movilidad y Transporte, y Desarrollo Económico y del Trabajo, sostuvieron mesas de trabajo con los transportistas, donde el acuerdo fue otorgar microcréditos de cinco mil pesos para la operación de rutas y tres mil para taxis.

Sin embargo, la dispersión de los recursos se realizó hasta el 9 de octubre de 2020, lo que provocó que se acortara el plazo de amortización previsto en el programa al 31 de diciembre de 2020.

En virtud de que nuevamente Morelos se encuentra en color rojo del semáforo rojo, la Secretaría de Hacienda estatal emitió un nuevo acuerdo, con la finalidad de apoyar a este importante sector de la actividad económica e impulsar la continuidad en la prestación del servicio de transporte público de pasajeros.

Por tal motivo, se autorizó  ampliar el plazo de amortización del microfinanciamiento otorgado, para que sea liquidado a más tardar el 31 de mayo de 2021, y después de ese fecha el interés moratorio será del 0.75% mensual.

 

 

    

Publicado en Sociedad

En semáforo rojo trabajan con el 50 por ciento del parque vehicular.

El presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT) Dagoberto Rivera Jaimes señaló que aun con el retroceso en el color del semáforo sanitario del covid-19 no pueden reducir el número de unidades en circulación porque ni siquiera cuando estuvo en amarillo lograron una recuperación económica. Aseguró que varias unidades están paradas por falta de recursos para su mantenimiento.

Desde que empezó la emergencia sanitaria, afirmó, trabajan con el 50 por ciento del parque vehicular porque varios concesionarios le manifestaron que sus ingresos económicos son escasos y apenas alcanza para el salario del operador. 

“Nosotros no hemos visto ganancias, a veces alcanza para reparar unidades, pero en otras ocasiones los concesionarios se han endeudado porque la situación está muy difícil y no les alcanza ni siquiera para el mantenimiento de los carros. Por eso varios están parados en la base de cada organización”, expuso Rivera Jaimes.

Además, dijo que por la temporada decembrina la gente que sale a hacer sus comprar no utiliza el transporte colectivo para evitar ser víctimas de la delincuencia.

En otro tema, el líder transportista indicó que por la pandemia del covid-19 al menos 15 operadores han recibido sanciones económicas porque durante los operativos de la Secretaría de Movilidad y Transportes (SMyT) los descubrieron sin el cubrebocas.

Para evitar otras sanciones, los operadores piden a la población usar este equipo de prevención contra el covid-19 o de lo contrario no podrán subir a la unidad.

 

 

Publicado en Sociedad

El aforo permitido es del 50 por ciento de la capacidad en el caso de rutas y de máximo 3 personas por unidad en taxis

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) reitera que el transporte público que circula en la entidad debe cumplir con lo señalado en el “Acuerdo por el que se establecen los lineamientos técnicos específicos para la reapertura de las actividades en el estado de Morelos”, con la finalidad de atender la emergencia sanitaria generadas por el COVID-19 y el color de semáforo epidemiológico establecido por las autoridades.

El semáforo de riesgo epidemiológico de acuerdo con el color rojo indica que el estado está en alerta máxima de contagio, por lo que en materia de transporte público, el aforo permitido es del 50 por ciento de la capacidad en el caso de rutas y de máximo 3 personas por unidad en taxis.

Respecto de las áreas de atención al público usuario, la SMyT informa que todas las áreas de atención al público usuario de la dependencia permanecerán cerradas.

Las medidas que se establecieron para el transporte público fueron: portar a la vista y alcance de los usuarios gel antibacterial o cualquier solución desinfectante; mantener ventilada la unidad durante el trayecto de su derrotero; usar cubrebocas y lavar las manos al quitarlo; las unidades deberán tener bote de basura con tapa.

Así como respetar la sana distancia y capacidad de usuarios a bordo de la unidad de acuerdo con el semáforo epidemiológico; al término de cada trayecto, realizar labores de limpieza de las unidades en tubos, pasa manos, puertas, timbres y el ascenso y descenso solamente será por la puerta delantera; además de no permitir que el usuario aborde unidades de transporte público sin el uso de cubrebocas.

Lo anterior se estableció en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad” número 5818, de fecha 30 de abril de 2020.

 

Publicado en Sociedad

El secretario de la cooperativa dice que por la pandemia hay pocos ingresos y varias unidades con fallas mecánicas.

En las últimas semanas al menos cinco operadores del transporte público de la Ruta 7 fueron sancionados por la Secretaría de Movilidad y Transportes (SMyT) porque durante los operativos detectaron que algunos pasajeros no llevaban puesto el cubrebocas.

Luis Herrera García, secretario de la cooperativa de Ruta 7, señaló que todos los días verifican que los operadores cumplan con las medidas de higiene, como el uso del tapabocas y que lleven gel antibacterial en la unidad, porque en los últimos días las autoridades intensificaron los operativos y lo que menos quieren es pagar multas, ya que los ingresos económicos apenas alcanzan para el mantenimiento de las unidades.

“Por la contingencia, unos cinco operadores han sido sancionados porque los pasajeros se suben sin el cubrebocas, o lo llevan puesto, pero se lo quitan cuando ya están arriba. Tal vez piensan que el chofer ya no los puede bajar del carro. Por eso le pedimos a la ciudadanía que haga caso de las medidas, porque no es justo que el chofer pague una multa por culpa de otros”.

Sobre el número de pasajeros, dijo que por la pandemia del covid-19 ha disminuido en casi la mitad, por lo que los operadores entregan alrededor de 500 pesos diarios de cuenta cuando en otros años reunían hasta mil 500 pesos.

Refirió que varias unidades se encuentran estacionadas en la base porque los ingresos diarios son insuficientes para costear el mantenimiento y reparación de alguna unidad. Por ejemplo, el arreglo del clutch oscila entre 15 y 20 mil pesos. Además, otras unidades necesitan revisión general, cambio de llantas o de algunas partes del motor.

 

 

Publicado en Sociedad

La Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT) reforzó sus operativos de supervisión en los últimos días, para obligar a que los usuarios y los operadores de las unidades del servicio público cumplan con las medidas de seguridad sanitaria para prevenir contagios de covid-19.


De acuerdo con el director de Transporte Público de la SMyT, Eduardo Galaz Chacón, los operativos se llevan a cabo en las principales avenidas de la zona metropolitana del estado, y se revisa que los ciudadanos y los choferes de las rutas y taxis usen el cubrebocas. Además se les regala gel antibacterial.


Sin embargo, confirmó que aún existe una resistencia para cumplir con las medidas de seguridad sanitaria, por lo que en los últimos meses se han multado a 277 operadores de taxi y rutas, y se ha llevado al corralón a 17 unidades.
Las multas impuestas a los operadores y a los concesionarios de las unidades son de 15 Unidades de Medida de Actualización (UMA), que ascienden a cerca de mil 300 pesos.


Este viernes, la SMyT inició sus operativos en la glorieta La Luna de Cuernavaca, donde se detuvo a una unidad de la Ruta 9 por llevar mas del número de usuarios permitidos de acuerdo con su capacidad.


"Acabamos de tener una sanción de una Ruta 9 por sobrecupo. El acuerdo dice que no deben llevar más del 85 por ciento del cupo y sobrepasaba, por lo que fue llevada al corralón", explicó el director de Transporte Público.

Publicado en Sociedad

Por la crisis económica solicitó dos préstamos para solventar gastos.

Marcos Antonio, quien trabaja como operador del transporte público, dice que hace más de un mes recibió una sanción económica porque un pasajero que no llevaba puesto el cubrebocas subió a su unidad y más adelante se encontró con uno de los operativos de la Secretaría de Movilidad y Transportes (SMyT) para verificar que se cumplan con las medidas de higiene básicas, implementadas por la pandemia del covid-19.

El entrevistado refiere que pagó mil 400 pesos por esa multa.

Asegura que durante su jornada laboral se ha encontrado con personas que no usan el tapabocas que, cuando les niega el servicio, responden de manera agresiva, con frases como: “¿por qué me niegas el servicio?” y “de nosotros vives”. 

“Actualmente la gente está haciendo caso porque dijeron que ya es una obligación usar el tapabocas y porque hay operativos por parte de transportes, pero antes no se ponían el cubrebocas y cuando les decíamos que no los podemos llevar se portan groseros y nos dicen que de ellos vivimos, se molestaban por negarles el servicio”.

Para el operador del transporte colectivo es injusto que ellos paguen las multas cuando un pasajero no lleva puesto el tapabocas. Por eso aplaudió la decisión de los legisladores locales de sancionar a las personas que se nieguen a cumplir con las medidas de prevención contra el covid-19, como el uso del cubrebocas.

De su labor, platica que por la emergencia sanitaria hay poco servicio, por lo que hace unos meses solicitó dos préstamos para solventar gastos en el hogar y comprar lo necesario para la alimentación de su familia, porque sus ingresos como chofer del transporte público son insuficientes y apenas alcanzan para entregar la cuenta a su patrón y pagar el combustible.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 50
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.