Esta imágenes dan testimonio del daño ocasionado a uno de los municipios más afectados por el sismo del 19 de Septiembre recabadas por el HuffPost México.

Las siguientes fotos muestran cómo se encuentran las calles de Jojutla, Morelos, así como el avance que hay en los trabajos de reconstrucción.

Sin embargo, la balanza tardará en estar equilibrada, pues aún faltan alrededor de 7 mil casas que deben ser reconstruidas o reparadas.

Hace unas semanas, se anunció que la Fundación Hogares del Infonavit invertirá 200 millones de pesos para la reconstrucción de las casas de las colonias Juárez, Zapata, Centro y el Higuerón, con lo cual se espera beneficiar a unas 11 mil personas en el municipio.

Apenas el 27 de febrero pasado, damnificados de la colonia Emiliano Zapata, uno de los lugares más afectados de todo el estado, declararon que las 2 mil 800 familias afectadas no han "recibido el apoyo completo, ni por pérdida total ni por la parcial".

 

Fotografía: DANIEL REYES

 

 

Publicado en Zona Sur

Empresas españolas cooperarán con el gobierno mexicano para apoyar en la rehabilitación de México después de los terremotos del 2017

España y México presentaron en Madrid la Alianza para la Rehabilitación post-terremotos, una iniciativa de la cooperación española destinada a paliar los daños provocados por los terremotos que tuvieron lugar en septiembre de 2017 en tierras mexicanas.

 El objetivo de la Alianza es involucrar a las empresas privadas en el esfuerzo de la cooperación española y del gobierno mexicano, informó la Agencia Española de Cooperación (AECID) en un comunicado.

La iniciativa se enmarca en el Fondo Mixto de Cooperación España-México, una plataforma destinada a la conformación de alianzas para apoyar, entre las instituciones de cooperación de ambos países, el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible definidos por la Agenda 2030.

 En septiembre de 2017 dos fuertes terremotos afectaron a más de 12 millones de personas en México, dejando más de 400 víctimas mortales y graves daños materiales, principalmente en viviendas, escuelas, carreteras, sistemas de agua potable y saneamiento.

En respuesta a esa crisis humanitaria España envió una Unidad Militar de Emergencia para las tareas de rescate y, a través de la ONG Save de Children, ofreció atención psicológica a los niños y niñas afectados, así como a sus familiares.

Además, más de 70 empresas españolas aportaron también recursos materiales, humanos y económicos.

"La fase de rehabilitación requerirá de un mayor volumen de recursos y esfuerzo en un ambiente de diálogo entre diferentes actores; un esfuerzo que esta Alianza se propone coordinar e impulsar para lograr el mayor impacto de cada una de las iniciativas", destacó García Casas durante la presentación.

En el acto estuvieron presentes empresas españolas del sector de la construcción, la energía y la hostelería, entre otros ámbitos, todas con presencia en México.

El proyecto fue presentado por Fernando García Casas, secretario de Estado de Cooperación Internacional y para Iberoamérica de España y por Roberta Lajous, embajadora mexicana en la capital española.

Publicado en Internacional

El templo, que colinda con la escuela, no ha sido atendido por el INAH, denuncian madres de familia

Tlaltizapán.- La falta de atención del daño en la iglesia San Miguel Arcángel de esta localidad por parte del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) delegación Morelos pone en riesgo a los cerca de 400 alumnos de la Escuela Primaria “Emiliano Zapata” de la colonia Centro de la cabecera, la cual colinda con el inmueble, señaló el grupo de madres de familia que se opone a que se regularicen las clases.

Las madres de familia recordaron que desde el jueves pasado se cerró el plantel y se impidió el paso a los maestros, ya que está en riesgo la integridad física de los menores, principalmente por la falta del dictamen técnico de las instalaciones de la escuela, pero además por el severo daño que presenta la iglesia que colinda con el plantel.

“La barda que colinda con la escuela presenta daños, no se ha atendido, además hay algunos cuartos de la iglesia que también están dañados y en caso de nuevos temblores como ya ha ocurrido podría derrumbarse”, explicó Berenice García Suarez, madre de familia del plantel.

Agregó que a la fecha el INAH no ha informado sobre la rehabilitación de la iglesia. “Aquí nos dicen que no se puede hacer nada por el INAH, pero el INAH no viene, no atiende el tema y mientras tanto tenemos miedo por la seguridad de nuestros hijos que acuden a la escuela a un lado de la iglesia”, insistió la madre de familia.

El grupo de madres de familia reiteró que lo único que se busca es garantizar la seguridad de sus hijos durante el horario escolar en un lugar seguro con instalaciones adecuadas para ello.

 

Publicado en Zona Sur

Proponen que las comunidades tomen parte en la toma de decisiones

Cuautla.- Organizaciones civiles, junto con el Consejo de Desarrollo Social de Morelos, impulsan una iniciativa para establecer un diálogo con las autoridades de los tres niveles de gobierno, para que los habitantes de las comunidades estén representados en las mesas de trabajo, para una mejor toma de decisiones sobre la reconstrucción no solo de las viviendas, sino de los hábitats y las economías locales.

Así lo manifestó Ana Lucía Márquez, integrante de The Hunger Proyect Mexico, quien dijo que los damnificados no deben verse por las autoridades como beneficiarios, sino como personas con derechos, quienes deben ser tomados en cuenta para que ellos decidan cómo quieren reconstruir sus viviendas y su entorno.

“Lo que hemos visto es que actualmente es fundamental  la participación y liderazgo de las comunidades en su propia reconstrucción. Entonces el propósito del diálogo actual es generar espacios donde las comunidades nos compartan a nosotros cómo están participando y liderando su reconstrucción y generar propuestas alrededor de temas específicos”, indicó.

Manifestó que el primer tema se refiere  a cómo el gobierno tiene que tomar en cuenta a las comunidades en la toma de decisiones “en el proceso de reconstrucción, como las comunidades tienen que poder definir cómo quieren construir sus viviendas, como reconstruir su economía, que las comunidades estén al centro tomando las decisiones”.

Dijo que el segundo tema se refiere a que la reconstrucción va más allá de la reedificación de viviendas. “No solo una reconstrucción de viviendas, sino una reconstrucción del hábitat y que se fomente la recuperación de las economías que han sido afectadas en Morelos, en Puebla, Oaxaca y otros estados”, indicó.

Ana Lucía Márquez destacó que el tercer aspecto que se debe considerar es que la reconstrucción afecta principalmente a las mujeres. “Las mujeres se están quedando en espacios donde tienen que cuidar solas a sus familias, también a las personas afectadas y también ahora la infraestructura de su vivienda hace que sea más complicado para que ellas ejerzan su trabajo”, apuntó.

Reconoció que no ha sido fácil lograr ese diálogo para que las comunidades participen en la toma de decisiones en las mesas de reconstrucción, sobre todo porque los integrantes tienen su propia lógica. “Sí ha sido un proceso complejo porque hay una lógica, lo que hemos visto actualmente una lógica de que la reconstrucción se puede volver un botín electoral y se ve a las personas como beneficiarios, no como persona titulares de derechos”, destacó.

Insistió en que el gobierno tiene que escuchar más a las comunidades pues son estas las que saben las necesidades y prioridades. Por ello que es necesario que estén presentes en las mesas de diálogo. “Hemos tenido una iniciativa de 23 organizaciones y redes que se llama Movimiento para el Desarrollo Generado por las Comunidades, hemos buscado tener diálogo con el gobierno para resaltar que haya una mayor participación en la toma de decisiones”, manifestó.

Publicado en Cuautla

Señalan que permanecerán en el sitio hasta que se liberen los recursos para la reconstrucción de sus viviendas.

Este viernes, habitantes de Jojutla que resultaron damnificados tras el sismo del pasado 19 de septiembre continuaron en plantón y tomaron las oficinas de la delegación Morelos de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), en demanda de la liberación de recursos para la reconstrucción de viviendas.

Desde la mañana del jueves, los manifestantes estaban en espera de ser atendidos directamente por el delegado Rodrigo Peña Zepeda, pues exigen una solución inmediata, a cinco meses de haber registrado el temblor que dañó sus hogares.

Dijeron que pasaron toda la noche en el lugar, aguardando a que el funcionario federal se presentara y se llevaran a cabo las gestiones necesarias para una solución a la falta de apoyos.

Insistieron en que hay al menos 40 familias a las que no se les ha depositado en las tarjetas los recursos prometidos por el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), que –de acuerdo con lo anunciado– sumarán 120 mil pesos para viviendas con daño total.

Expresaron que su decisión de permanecer en esas instalaciones obedece a que varias autoridades de los tres niveles de gobierno les dan pretextos, les piden muchos documentos, pero no les entregan los apoyos correspondientes.

Publicado en Sociedad

Provenientes de varios estados del país, miles visitan la llamada Feria del Señor de las Tres Caídas, en Tepalcingo, considerada la cuarta más importante en el país.

El terremoto del 19 de septiembre destruyó el Santuario del Señor de Tepalcingo, pero no la fe de miles de peregrinos, ya que este año se dieron cita en esta comunidad del oriente de Morelos para participar en la llamada Feria del Señor de las Tres Caídas.

Esta feria es considerada la cuarta más importante en el país, pues -desde hace más de 300 años- atrae a cientos de miles de peregrinos provenientes del Estado de México, Guerrero, Hidalgo, Tlaxcala y Puebla, entre otros estados.

Al Señor de Tepalcingo los fieles le atribuyen miles de milagros y una aparición en una capilla de la comunidad.

El terremoto del 19 de septiembre derribó 20 parroquias en Morelos y dejó daños severos en 123 de las 252 capillas, parroquias y templos que existen en la entidad.

El Santuario del Señor de Tepalcingo fue uno de los más dañados en el estado, por eso los mayordomos y habitantes del lugar decidieron habilitar la Casa del Peregrino como santuario provisional.

“Venimos por la devoción de nuestro señor de Tepalcingo, pues es el que nos motiva, aunque está destruida su casa, nosotros venimos a acompañarlo. A donde quiera que esté, nosotros cada año vamos a seguir acompañándolo, mientras Dios nos preste vida”, dijo Luis Serrano, quien durante dos días caminó desde Zacatelco, Tlaxcala, para llegar a Tepalcingo.

Luis cargó desde la comunidad de la que es originario una fotografía de su amigo Óscar Lara, quien a sus 37 años de edad murió unos días después del terremoto, víctima de un tumor en el cerebro.

“Él es hijo de mi madrina, él cada año venía de peregrino, pero pues se enfermó y la verdad falleció. Es por eso que yo me hice cargo de que siga acompañándonos, a donde quiera que él esté, pero él va a seguir viniendo, mientras yo viva yo me encargo de seguir trayéndolo”, dijo Luis.

Por seguridad, las instalaciones del santuario permanecen cerradas y acordonadas por instrucciones de las autoridades de Protección Civil.

El arco en el acceso principal al inmueble está apuntalado con vigas de madera y con el riesgo de venirse abajo.

Las dos torres del edificio están dañadas y en el interior hay grietas que hacen inestable el inmueble.

En la edición de esta feria la imagen del Señor de Tepalcingo es exhibida en la Casa del Peregrino, donde los feligreses hacen largas filas para poder adorarla.

“La fe y la devoción que tenemos nosotros como católicos, como creyentes de seguir al Señor, pues no nos impide venir, aún así, siendo que el sismo destruyó su templo, su santuario; para nosotros es algo muy valioso su templo, pero más sin embargo, la fe es la que nos mueve y por eso es que nosotros estamos aquí”.

“Estamos muy contentos de estar aquí, aún así, tristes por el Santuario, verlo como está, derrumbado, ojalá las autoridades del INAH intervengan para que pues esto se restablezca y llegue todo a su normalidad, porque vemos que está un poco desorganizado esto y esperemos que se componga”, dijo Salvador, peregrino de Tlaxcala.

Marcelina Kolomoch Camarena, originaria de Cholula, Puebla, quien viajó a Tepalcingo con 10 integrantes de su familia, dijo que siente tristeza al ver el santuario destruido.

“Pues tristeza porque destruyó los templos, más que nada todos los templos los destruyó y, pues, a pesar de eso, la gente sigue viniendo aquí al Señor de Tepalcingo. Es su fe, es las creencias, también eso, eso es todo”.

“Yo vengo a pedirle al Señor que nos cuide de las enfermedades”, expresó.

En 2017 un conflicto religioso en Morelos provocó que, por primera vez, se suspendieran los sacramentos en el municipio de Tepalcingo, en la víspera de la Feria del Señor de Tepalcingo.

Una disputa entre los mayordomos encargados de organizar la feria y los sacerdotes de la Diócesis de Cuernavaca asentados en Tepalcingo provocó el conflicto, que para el gobierno de Morelos tenía que ver con el manejo de las limosnas y los recursos generados por esa celebración centenaria.

Al final, el año pasado, la feria se llevó a cabo sin mayores incidentes.

Publicado en Sociedad

Para garantizar la seguridad de las familias.

Jojutla.- Debido a que Morelos ha sido considerado como zona sísmica después del 19 de septiembre, particularmente en Jojutla, la construcción de viviendas debe estar normada para garantizar la seguridad de las familias y no quedar solo en un trámite recaudador de recursos económicos por parte de la autoridad, señaló Luis Mejía Jaimes, arquitecto miembro del Colegio de Arquitectos del Estado de Morelos y perito en materia de construcción del municipio de Jojutla y localidades aledañas.

Mejía Jaimes afirmó lo anterior tras su participación en el foro de consulta para implementación de los puntos adicionales al reglamento de construcción del municipio.

El arquitecto explicó que debido a la contingencia se deberá planificar la edificación de las viviendas, lo cual tendrá que estar normado para garantizar la calidad y seguridad de la construcción.

Reconoció que en la construcción de viviendas hay muchas omisiones y tras el temblor se identificaron casas que tenían falta de materiales y planeación, además de los casos de aquellas que por su tiempo de vida útil y material no resisten los movimientos fuertes de la tierra.

“Muchas casas que tuvieron afectación fue por falta de una planeación y un proceso consultivo adecuado y esto viene por la supervisión de la licencia”, dijo Mejía Jaimes.

Mencionó que hasta el 19 de septiembre se tenía la mala costumbre de que la licencia de construcción era el papelito que exigía el Ayuntamiento para cobrar o recaudar recursos, “pero la realidad es que la licencia de construcción lleva una serie de requisitos desde la acreditación de la propiedad, su ubicación, tenencia de la tierra, medidas y la cuestión técnica de lo que se va a construir, con planos autorizados y revisados por un perito, es decir, que se tiene que hacer la construcción a conciencia”, apuntó.

Reconoció que las autoridades no estaban cumpliendo con ello porque había mucha consideración para las personas y únicamente se expedía el documento sin cumplir con todos los requisitos. “Una planeación de construcción te cuesta un porcentaje mínimo pero te da la garantía de las medidas de seguridad en la construcción de una casa, para el patrimonio que es para toda la vida y sus sucesores”, insistió.

Admitió que ya hay construcción de viviendas en el municipio que no contaron con la supervisión técnica, donde la autoridad deberá intervenir para revisar y verificar si se está cumpliendo con la calidad de materiales para evitar alguna contingencia mayor en caso de un nuevo sismo. “Es lo que deberíamos hacer para construir en bases sólidas y dar un seguimiento una vez que se concluye con la construcción; el Ayuntamiento deberá de inspeccionar y verificar que la construcción se haya realizado con las medidas de seguridad para que sea habitada”, acotó.

Finalmente resaltó que como integrante del Colegio de Arquitectos del Estado de Morelos y perito en materia de construcción continuará participando en estos foros para determinar la integración del reglamento de construcción y además brindará asesoría técnica gratuita a quienes así lo soliciten.

Publicado en Zona Sur

Las lagunas se secaron misteriosamente, el gobierno promete investigar, pero sólo después de ayudar a los pobladores que perdieron patrimonio.

La semana pasada, la tarde del viernes 16 de febrero, sufrimos un nuevo sismo de gran magnitud, que alcanzó los 7.2 grados. La zona más afectada fue cerca del epicentro, en Pinotepa Nacional, cerca de las costas de Oaxaca. El estado del sur de México es uno de los que más sismisidad registra, acumulando el 25 % de todos los sismos del país.

Pero, el sismo no sólo provoco perdidas de patrimonio, sino también que se secaran las famosas lagunas termales de Atotonilco. Las lagunas azufradas se encuentran a 60 kilómetros de Pinotepa Nacional, y son famosas por sus supuestas “propiedades curativas”, que llevan a muchos curiosos a visitarlas cada año.

Lamentablemente, como reportaron los habitantes de Jamiltepec, las lagunas termales de Atotonilco quedaron secas después del sismo de la semana pasada.

De acuerdo con Excélsior, los pobladores sostienen que, luego del temblor, “la tierra se agrietó y se tragó el agua”. Las lagunas más chicas se vaciaron completamente, mientras que las más grandes perdieron casi toda su agua, y la poca que queda ya no es cristalina, sino que parece sucia.

Los lugareños están preocupados, porque la mayoría de sus ingresos se derivan del turismo y las peregrinaciones religiosas a la supuesta agua milagrosa.

“Ya no viene tanta gente por miedo y otra porque se secó el agua. Son aguas termales, aguas curativas, que pertenecían a todo Jamiltepec y a la costa chica”, indicó Reyna Bustos Martínez, comerciante de Atotonilco.

Con el paso de los días, poco a poco las lagunas comienzan a llenarse, pero el agua sigue saliendo sucia. A pesar de que algunos creen que eso podría tener consecuencias económicas para la zona, otros promocionan el regreso del agua como “un milagro”.

“El agua se fue, pero ya regreso ahora que cayó la octava de la Virgen del Rosario. La Virgen trajo el agua cuando se apareció a Atonilco, y la volvió a traer ahora que pasó el temblor”, dijo Inocente Teofila Silva, pobladora del lugar.

Las autoridades locales informaron que realizarán una investigación científica, a cargo de un equipo de geológos, para determinar la razón detrás de la sequedad de las lagunas, pero sostienen que eso ocurrirá hasta después de atender a los lugareños que perdieron patrimonio por el fenómeno natural.

Publicado en Nacional

Fueron aportados por funcionarios y personal de al menos dos tribunales de otras entidades del país.

Empleados del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) exigieron esclarecer el destino de los donativos que fueron aportados por altos funcionarios judiciales y personal de al menos dos tribunales de otras entidades del país para apoyar a los trabajadores que resultaron damnificados por el sismo del pasado 19 de septiembre.

Un grupo de trabajadores del TSJ –quienes pidieron reservar su identidad ante posibles sanciones o la pérdida de su empleo por hacer pública la denuncia– detalló que para ayudar en la emergencia, secretarios de acuerdos, jueces y magistrados del TSJ y de dos tribunales de otros estados aportaron donativos económicos, los cuales serían distribuidos equitativamente entre los empleados judiciales que resultaron damnificados.

Para ello, la presidencia del TSJ ordenó un censo con el fin de cuantificar el número de empleados que sufrieron afectaciones a su patrimonio por el movimiento telúrico, que provocó daños en la mayor parte del territorio morelense.

Sin embargo, a cinco meses de la tragedia, los damnificados se quejaron, pues no sólo no llegó la ayuda emergente que pretendieron ofrecer los magistrados, jueces y secretarios de acuerdos, sino que hasta ahora ni los beneficiarios han recibido el apoyo económico ni se sabe el destino de los donativos.

“En octubre pasado, la presidenta del Tribunal, Carmen Cuevas López, solicitó un censo para distribuir entre los trabajadores dichos recursos. Pero pareciera que la actividad legislativa en el estado la ha distraído de un tema prioritario y humanitario como lo es la ayuda a los damnificados.

“Se tiene un estimado de que la cantidad recaudada supera el medio millón de pesos, mismos que han estado retenidos por más de cinco meses, cuando muchos de los trabajadores lo necesitan con urgencia”, dijo una de las personas que resultó damnificada.

Por tal razón, exigieron a Cuevas López una explicación del destino de los recursos recaudados y por qué permanecen retenidos aún, cinco meses después del sismo, pese a que la emergencia prevalece y los trabajadores afectados todavía enfrentan dificultades.

Publicado en Política

El sismo de magnitud 7.2 del pasado 16 de febrero reavivó el temor de otra desgracia como la del 19 de septiembre del año pasado, por eso es importante aprender a lidiar con el miedo a otro temblor.

El 19 de septiembre del año pasado, la tierra nos recordó la alta sismicidad del suelo mexicano. Un temblor de magnitud 7.2 —con epicentro en Morelos— causó la muerte de más de 300 personas y el derrumbe de decenas de edificios en Ciudad de México. El sismo del pasado 16 de febrero —el de mayor intensidad registrado recientemente— no causó daños mayores, pero sí reavivó el temor a otra desgracia.

En el sismo de septiembre cientos de personas perdieron sus hogares y muchas de ellas también a sus seres queridos. Todos perdimos un poquito la tranquilidad. El miedo es el que queda después de un temblor, pero también la necesidad de hablar de la importancia de la salud mental.

 Especialistas dijeron que para superar el temor a los sismos y la tragedia que pueden traer consigo es necesario iniciar o continuar procesos terapéuticos que permitan sanar heridas psicológicas y emocionales para evitar el desarrollo de estrés postraumático y otros padecimientos mentales.

Miembros del grupo Doctor Payaso abrazan a una mujer que perdió su hogar en el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Entender el miedo e identificar cuando ya no es "normal"

Ante una catástrofe como un sismo que causa grades daños, la primera respuesta es adaptativa: el miedo. "El miedo se procesa en regiones muy por debajo de la corteza (cerebral), por eso es una herencia evolutiva. Al procesarse en esa zona asumimos que es una respuesta adaptativa, un aprendizaje inmediato ante el riesgo", explicó la neuropsicóloga clínica Tania Gómez.

Ese miedo se puede vivir como pesadillas, temor a que otro sismo ocurra, no querer estar solos, hipersensibilidad a sonidos que antes eran indetectables, imaginar escenarios catastróficos, etcétera.

Sin embargo, el deterioro emocional ocurre cuando no se sabe qué hacer con ese miedo,lo que puede causar malestares fisiológicas, como ataques de pánico, alteración de la respiración y problemas gastrointestinales, agregó la especialista.

Las consecuencias físicas se dan porque "el cuerpo está produciendo todo el tiempo hormonas de la respuesta del miedo: adrenalina y cortisol, principalmente, porque ese cuerpo tiene la orden de que hay un peligro constante".Tania Gómez
Así que en este momento de crisis, la prioridad es identificar qué tipo de pérdida se está enfrentando (la de un ser querido, el hogar, heridas físicas) y prestar atención a las respuestas fisiológicas, para "echar a andar esquemas funcionales para resolver la situación".

Gómez agregó que para regular las respuestas fisiológicas es necesario enseñar técnicas de respiración (como respiraciones profundas) que permitan regular la frecuencia cardiaca, así como relajamiento muscular.

Durante las primeras semanas después del desastre natural, el miedo es normal. Sin embargo, si después de un mes los síntomas permanecen o se agravan (con actitudes como aislamiento, irritabilidad o temor insoportable), será necesario consultar a un psicólogo o, en caso de necesitar medicina, a un psiquiatra.

El estrés postraumático, por ejemplo, tiende a aparecer hasta un mes después del hecho traumático.

Los riesgos de no tratarlo son desarrollar adicción a sustancias sedantes, como drogas o alcohol, problemas de memoria (pues el cerebro trata de olvidar el hecho traumático con el cortisol, que mata neuronas), problemas en las relaciones interpersonales, pérdida de continuidad en cosas que antes se hacían con gusto, entre otras, explicó el psiquiatra Rafael Salin.

Una imagen de las labores de rescate en el edificio de Álvaro Obregón, tras el sismo del 19 de septiembre del año pasado.
 

La importancia del proceso terapéutico para sanar

Ambos especialistas coincidieron en que es un momento clave para informar a las personas de la relevancia de cuidar de la salud mental.

Por eso, el doctor Salin ha creado el grupo Psicotopos, integrado por al menos 50 psiquiatras. Su principal labor es la "psicoeducación, que la gente detecte 'llevo tres días sin dormir, tengo muchas pesadillas, ya no quiero hablar, las cosas que me gustaban antes ya no las puedo hacer fácilmente'. Esos son focos rojos para que la gente diga 'necesito ayuda'".

Las brigadas de los Psicotopos serán los fines de semana en Ciudad de México y estados afectados por el sismo.

Pero hay que tener claro que la ayuda que en este momento están ofreciendo los psicólogos y psiquiatras, que son brigadistas en albergues, es sólo para contener la crisis, pues después será necesario un proceso terapéutico formal que requiere más tiempo, dijo la psicóloga Gómez.

"Las personas que perdieron a alguien, su casa o ambos, están en shock, todavía no asimilan la pérdida. En unas semanas vendrá el proceso normal de duelo, ciclos en los que se vuelve a repetir el estado de shock y depresión en algunos casos, hasta que al final llega una negociación con la vida".
La psicóloga clínica detalló que lo que en este momento están haciendo los psicólogos y psiquiatras brigadistas "es dar el primer empujón, que la gente hable, se desahogue, dejar fluir la catarsis, la empatía, decir 'entiendo lo que estás sintiendo, y no es para menos'. Dar validez a su sentir".

Gómez coincide con Salin en que la psicoeducación permitirá justificar a las personas por qué es importante un proceso terapéutico, incluso "explicar qué es lo que hace cada especialista, qué hacen los diferentes psicólogos y en qué momento hay que ir con un psiquiatra o ir al neurólogo", porque los efectos de un trauma colectivo tiene efectos a largo plazo.

Las fases del trauma colectivo

De acuerdo con investigaciones, después de una catástrofe se han detectado al menos dos fases: la primera es la de emergencia,

Pero después regresa la de la normalidad, cuando el miedo pasa y las cosas vuelven a la normalidad para quienes no perdieron familia o su patrimonio.

Si sientes que necesitas ayuda, estas son unas opciones. La UNAM tiene disponibles cuatro líneas telefónicas para atender crisis psicológicas y psiquiátricas en un horario de 10 a 18 horas: 41 61 60 41, 56 22 22 88, 56 23 22 91, 56 23 21 27.


 

 

 

Publicado en Vida y Estilo
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.