La secretaria estatal de Turismo y Cultura, Margarita González Saravia, destacó que podría convertirse en un centro termal para tomar terapias.

Cuautla.- Con el objetivo de promover el turismo en este municipio y teniendo como exponente principal las instalaciones del balneario Agua Hedionda, Margarita González Saravia, secretaria de Turismo y Cultura del gobierno del estado, dijo que cabría la posibilidad de que dicho recinto pase a una nueva fase, ahora promoviendo el turismo de salud.

Dijo que este nuevo proyecto vendría a complementar las acciones y actividades relacionadas a los servicios de spa y temazcales, que –agregó– en la región oriente se cuenta con una considerable presencia de establecimientos que ofrecen estos servicios, por lo que el balneario Agua Hedionda podría convertirse en un centro termal.

“Esto significaría que la gente podría venir a estar en Cuautla no una noche, sino casi una semana, tomando terapias en el centro termal que ahora sería el balneario Agua Hedionda”, refirió la funcionaria.

Añadió que para poner en marcha este nuevo proyecto, se requerirá una considerable inversión económica, además de asesoría en el tema, por lo que en breve se presentará el proyecto a la Asociación Nacional de Termalismo y a la internacional, con el objetivo de buscar los medios para acceder a los recursos económicos necesarios para echar a andar el proyecto.

Finalmente, la funcionaria subrayó que de realizar el cambio de balneario a centro termal, se fomentaría en Cuautla el turismo de salud, el cual permitiría que al municipio arriben personas provenientes de diversos puntos del territorio nacional para tomar terapias en lo que, hasta el día de hoy, es uno de los balnearios más significativos y emblemáticos de la ciudad.

 

Publicado en Cuautla
Domingo, 24 Marzo 2019 05:18

La calidad de la hospitalidad morelense

El buen trato, la higiene, la eficacia y, en general, la profesionalización de los servidores y los servicios turísticos, es requisito indispensable para poner en valor el potencial turístico, tanto del patrimonio natural, como cultural, que puede tener una comunidad.

No basta con tener hermosos paisajes o sitios históricos para que aparezcan flujos de visitantes; es necesario dotarlos con ofertas de calidad que atiendan una demanda cada vez más sensible y exigente.

Los servicios de hospedaje son especialmente importantes pues atienden necesidades básicas del viajero, como el descanso, en condiciones satisfactorias  de confort, hospitalidad, intimidad e higiene.

Es imprescindible que los profesionistas que atienden al visitante cuenten con estudios especializados, dominio del inglés y otros idiomas, habilidades para el buen trato al turista y conocimientos de cultura morelense, mexicana y universal.

Morelos tiene una larga experiencia en los servicios de alojamiento, sin duda es el decano de nuestro país. Cuando el ferrocarril llegó a la capital morelense, los viajeros tenían que pernoctar en vagones habilitados.  La familia Hanson se asoció para fundar un hotel con el señor Ramón Oliveros, quien fundó una ladrillera en Cuernavaca de donde salió el material que se usó para edificar el Hotel Moctezuma, hermosa construcción de ladrillo prensado, inaugurada justo al comienzo del siglo XX y que ojalá algún día recobre su antigua dignidad.

El primer hotel morelense construido ex profeso contaba con 34 habitaciones, equipadas con lo mejor de la época, como muebles de baño europeos. Como es sabido Emiliano Zapata se hospedó en el Hotel Moctezuma, lo usó como centro de operaciones y fue el sitio donde le tomaron célebres fotografías que son ahora parte de la historia.

Otro gran hotel abierto en Cuernavaca a principios del siglo pasado fue el Bellavista, obra de la ciudadana britel libro Tempestad sobre México,riaa Azul, Casa Colonial  visitante cuenten con estudios terminados, ingloránica Rosa E. King, autora del libro Tempestad sobre México, en el que narra cómo grandes personalidades de la época, comenzando por el propio presidente Madero, se hospedaron en el Bellavista, cuya calidad y prestigio lo hizo el preferido del cuerpo diplomático.

Vino después una época de grandes hoteles, como el Mandel, el Marik Plaza, Hernán Cortés, Los Canarios, el Casino de la Selva y el Chulavista, hoteles de gran turismo que consolidaron la vocación turística de Morelos, que se  continuó con Las Mañanitas y Hostería Las Quintas, cuya calidad les  valió prestigio internacional.

Mención especial merecen los antiguos cascos de hacienda revitalizados como hoteles: San José Vista Hermosa, Cocoyoc, la Hacienda de Cortés, San Gabriel Las Palmas, San Antonio el Puente, o las que ofertan espacios para eventos y hospedaje, como las haciendas Santa Cruz Vista Alegre o Cuautlita.

Cabe mencionar la apertura, en los años recientes, de hoteles de cadena con servicio business o de categoría familiar de 3 o 4 estrellas que atienden a un importante segmento del mercado. Ejemplos como Holiday Inn Express, One, Fiesta Inn, Radisson, etc. sirven para ilustrar lo que representa este sector.

Morelos ha creado una red de spas de gran calidad como Mesón del Sol o el Hostal de la Luz. Cada una de estas especialidades merecerá especial atención de la Escuela de Turismo de la UAEM, a través de éstas páginas; la infraestructura hotelera morelense refrenda la calidad de sus servicios y el oficio de la anfitronía de nuestro estado; ejemplos los hay por toda la entidad, desde la Posada del Tepozteco, Sumiya, la Casa de los Árboles, Casa Fernanda, Anticavilla, La Casa Azul, Hotel Quinta del Gobernador, Casa Colonial, etc.

Tenemos cualidades naturales y culturales privilegiadas, suficientes para competir en el mercado turístico y contamos con una infraestructura que ha demostrado su valía. Los morelenses han atendido a sus visitantes a través de los años; si comparamos oficio  e instalaciones morelenses  con otros estados, nuestra situación es privilegiada, sin embargo es necesario reconocer que las demandas del sector turístico cada día se tornan más exigentes, situación que obliga a una actualización y especialización permanente.

 

Haui Arriaga Latisnere y Adalberto Ríos Lanz

Profesores de la Escuela de Turismo UAEM

Fotografía: Archivos Compartidos UAEM-3Ríos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo

Como cada año, a estas alturas, Morelos se prepara para la llegada de miles de visitantes a la entidad con motivo de la Semana Santa, quienes en su mayoría vienen a disfrutar del clima y de la infraestructura de parques y balnearios de la que dispone la entidad, manifestó el presidente de la Asociación de Parques y Balnearios del Estado de Morelos (APBEM), Mario García Ordóñez.

Publicado en Sociedad

Empresarios celebran el despliegue de fuerzas federales y militares para reforzar la seguridad en Morelos.

El puente largo, derivado de la conmemoración de la expropiación petrolera en México, mejoró sustancialmente el nivel de ocupación en restaurantes, y a decir de algunos empresarios del ramo, también de la infraestructura hotelera y de balnearios, señaló el presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Restaurantes y Alimentos Condimentados (Canirac), Harry Nielsen León.

Dijo que -sin embargo- se observaron ciertas diferencias, dependiendo de zonas y regiones, porque donde más mejoró el nivel de presencia turística fue en aquellos sitios con ciertos atractivos, como en el caso del pueblo mágico de Tepoztlán.

Aquí, el reporte indica que hubo hasta problemas de tránsito y movilidad porque el flujo de visitantes fue muy alto; incluso, agregó, se diseñó un operativo policiaco y de apoyo vial para facilitar las cosas, sin embargo, aún así se presentaron ciertos problemas.

Sin embargo, abundó, ello reflejó confianza y signos de que las cosas comienzan a mejorar, sobre todo a partir de que desde el gobierno estatal se anunciara la presencia de refuerzos de elementos de corporaciones federales para reforzar la prevención del delito.

Nielsen León agregó que también en algunos otros lugares, como Tlayacapan o Yecapixtla, la asistencia a los restaurantes mejoró en un 30 por ciento, y en lo que se refiere a Cuernavaca se apreciaron algunas diferencias.

Las zonas más frecuentadas fueron las plazas comerciales como Averanda y Galerías, porque en la ciudad sólo el Centro Histórico se vio ligeramente beneficiado, incluso, con la presencia de algunos grupos de turistas extranjeros, pero fuera de ello, el resto de la capital lució un poco vacía.

El empresario restaurantero manifestó que la gran esperanza del sector está puesta en la Semana Santa, aunque reconoció que son los centros recreativos como los balnearios, los que reciben la mayor parte de quienes visitan la entidad en esta época.

De hecho, consideró, a partir de ahí inicia la temporada alta en esos espacios, porque el nivel de la temperatura invita a pasar el tiempo en las albercas, sin embargo, todo eso también derrama beneficios a la industria del alimento.

“Hay que seguir haciendo el esfuerzo, sobre todo en materia de promoción y oferta de espacios de atracción más duraderos, porque Morelos sigue siendo un lugar de paso y de turismo de un día, debido a que en poco tiempo se pueden visitar los sitios más interesantes; de ahí la necesidad de poner en marcha algunas estrategias publicitarias y de mejora turística permanentes”, consideró.

 

 

Publicado en Sociedad
Domingo, 17 Marzo 2019 05:24

Rodada por Morelos

Durante los últimos años el deporte del motociclismo en México se ha incrementado considerablemente, dentro de esta actividad existen diferentes estilos de motocicletas,  las Deportivas, Touring, Chopper, Doble propósito, Enduro, Scooters, entre otras. De la misma manera existen diferentes marcas reconocidas a nivel mundial, algunas de ellas con poco tiempo de su llegada a México.

En Morelos, varias de estas marcas reconocidas ya están establecidas a través de sus agencias de motocicletas, las cuales han permitido una mayor afluencia de estos vehículos en la región. La mayoría de estas agencias cuentan con sus Moto clubs oficiales, quienes promueven a través de sus reglamentos el manejo con seguridad, brindando cursos de capacitación y exigiendo el uso del equipo de seguridad de manera obligatoria para la práctica de este deporte, como el uso de casco, guantes, botas, chamarras y demás equipo.

Aunado a lo anterior, el estado de Morelos tiene muchos atractivos turísticos predilectos para los que practican este deporte, parques, zonas arqueológicas, hoteles y restaurantes son sus principales destinos.

Un lugar emblemático para los motociclistas de la región centro sur del país es el municipio de Tres Marías ubicado entre la CDMX y Cuernavaca, donde cada domingo es visitado por cientos de motociclistas, dentro de los cuales se pueden observar los diferentes grupos en los que están organizados, denominados Moto clubs, muchos identificados como dicen ellos, por los colores de su piel, refiriéndose al nombre y logo del Moto club que portan con orgullo cada uno en sus chalecos. 

Ellos han hecho una tradición visitar todos los domingos este lugar, particularmente por dos cosas, la primera por las características del tramo carretero entre la CDMX y Cuernavaca, y la segunda, para degustar los deliciosos platillos como barbacoa, tacos y quesadillas tradicionales de la localidad de Tres Marías.

Además, Morelos ha sido sede de eventos nacionales de motociclismo, como competencias nacionales de moto cross, rallys, campamentos y eventos que las principales marcas de motocicletas realizan cada año.

Sin duda, para mucha gente joven y adulta, es causa de admiración ver rodar estas motocicletas por las carreteras, uno de los motivos, debido a que se considera un emblema de libertad montar estos caballos de acero, lo que hace para muchos una meta de vida el comprar una motocicleta y poder unirse a uno de los muchos grupos que practican este deporte en México y el mundo, el cual cada vez tiene un mayor número de seguidores, entre los que se encuentran mujeres y familias enteras.

 

Mtro. Orlando Morán Castrejón

Profesor de la Escuela de Turismo UAEM.

 

Fotografías:

Orlando Morán y Archivos UAEM-Ríos Adalberto, Ernesto y Adalberto Ríos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo

La autoridad municipal se compromete a gestionar recursos para mejorar espacios en el mercado Adolfo López Mateos.

La Secretaría de Desarrollo Económico y Turismo de Cuernavaca y comerciantes del puente del Dragón acordaron comenzar el alineamiento de puestos para permitir una mejor circulación peatonal en esa área.

Luego de que el titular de dicha dependencia, Andrés Remis Martínez, y el director del Centro Comercial Adolfo López Mateos, Christian Saldaña, efectuaron un recorrido por el puente del Dragón, y tras sostener un diálogo con comerciantes, identificaron que uno de los principales problemas es que muchos comercios utilizan más espacio del que les corresponde, impidiendo el paso de los compradores.

Es por ello que las autoridades municipales solicitaron a líderes y vendedores que participaran en la alineación, a fin de que existan espacios más amplios y seguros, no sólo para mejorar la imagen, sino también para reactivar el comercio en dicho puente.

Los comerciantes, por su parte, llevaron a los funcionarios a recorrer las plazuelas que se encuentran a los costados del puente, las cuales son utilizadas como un espacio seguro para la distracción de hijos de los comerciantes, sin embargo, explicaron que se encuentran en mal estado y muchas veces hasta en condiciones insalubres.

Remis Martínez se comprometió a gestionar recursos para mejorar esos espacios y crear lugares dignos para los comerciantes y para la clientela que acude a realizar sus compras no sólo en el Puente del Dragón, sino en todo el centro comercial ALM.

 

 

Publicado en Sociedad
Domingo, 10 Marzo 2019 05:14

Cerro de la Tortuga

El municipio de Zacatepec se destaca por tener una afición futbolera y por el estadio ¨Coruco Díaz¨, pero este gran municipio cañero cuenta con una extraordinaria belleza natural. Dentro del municipio se encuentra la comunidad de Tetelpa que habita alrededor de una hermosa y extensa área natural llamada ¨El Cerro de la Tortuga¨, se le nombró así porque sus relieves asemejan a una tortuga. Declarada el 5 de septiembre de 2012 por la Secretaria de Medio Ambiente y Recursos Naturales como Reserva ecológica del Cerro de la Tortuga (Área Natural Protegida).

Dentro del cerro se albergan maravillas naturales como culturales, existe una gran cantidad de plantas medicinales como el coachalalate, el muicle, el copal entre muchas otras, también podremos encontrar una gran variedad de fauna de las cuales alberga alrededor de 50 especies de aves, animales silvestres como armadillo, conejo, tlacuache, iguana y víbora de cascabel principalmente. La comunidad de Tetelpa lleva a cabo un proyecto eco-turístico que consiste en un recorrido en bicicleta por el cerro; las personas de la comunidad se comprometieron a dar mantenimiento a bicicletas donadas para el sendero que ya está establecido donde se puede apreciar y vivir la experiencia de estar completamente en contacto con la naturaleza y un poco de la historia del cerro contada por el Sr. Zenón nativo de la comunidad de Tetelpa y quien los acompañará por este recorrido.

En el Cerro de la Tortuga se encuentra una zona arqueológica, en la cual los mismos habitantes realizan rituales tradicionales de la comunidad. Si te gusta escuchar leyendas de los lugares que visitas, Tetelpa no será la excepción, cuentan los habitantes que se han observado bajar ovnis al cerro, (nadie ha encontrado algo en el cerro); también han llegado a encontrar personas extrañas en las fotografías de los turistas, así que si te gustan este tipo de experiencias, ya sabes dónde acudir y divertirte con esa y otras historias que te contarán durante el recorrido.

También en la cima del cerro existe un Momoscle (montículo de piedras encimadas) mejor conocido por las personas nativas como: "la corona del cerro", la cual tiene forma de chiquihuite, por los lados de piedra, al lugar de la corona van personas comisionadas para bajar al fondo; se preparan tomándose su alcohol, para los malos aires; descubren un pocito de agua, el cual les dice cómo va estar el tiempo de temporal: si el pocito tiene suficiente agua va a haber muy buen temporal; si tiene poca va a haber escasez, si tiene basura es que viene con tempestad y si tiene espuma trae granizo.

Junto a la vía, se localiza un agujero, que se dice es la respiración del cerro. Por el norte había otra respiración, pero desapareció hace algunos años porque se iba a construir una presa. Para eso cuetearon y se perdió la respiración. Dicen que anteriormente, por curiosidad, al agujero le ponían un sombreo en frente y lo volaba, le echaban hojas de árbol y las volaba, eso quería decir que salía aire, pero tiempo después, le comenzaron a echar piedra al agujero y ya no se nota tanto aire y aunque esta pequeño el agujero sigue estando abierto.

 Al final del recorrido se puede ir al museo comunitario de Tetelpa, se encuentra a espaldas de la iglesia de la misma comunidad se exhiben algunas ruinas que han encontrado en dicha zona arqueológica, Así mismo, hacen un comelitón y al retirarse dejan todo: las flores, el chiquihuite de los tamales y las ollas de mole.

Una experiencia más para conocer nuestro hermoso estado, vívela en un recorrido por bicicleta en este gran cerro, ubicado en el municipio de Zacatepec, dentro de la comunidad de Tetelpa. Los recorridos sólo se realizan los días sábados y domingos a partir de las 8 am.

 

Cesia Díaz Rodríguez y

Valeria López López

Estudiantes de la Escuela de Turismo UAEM

 

Fotografías: Cesia Díaz y Ángel Rogel

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo

En la Ciudad de Cuernavaca, Morelos, existen espacios públicos de descanso, esparcimiento, aproximación a la naturaleza y áreas verdes públicas como son las plazas, plazuelas y jardines, a estos lugares se suman los remanentes de la ciudad así como las barrancas; espacios fundamentales que caracterizan a esta ciudad haciéndola lucir no solo más atractiva sino más sana, ya que se consideran son los pulmones de la ciudad que contribuyen a lograr un equilibrio ambiental de esta región.

Las plazas son espacios públicos abiertos y accesibles, con actividades culturales, recreativas, políticas, deportivas y comerciales, caracterizándose muchas veces como elementos de articulación y preámbulo de un espacio exterior a un espacio interior y otras veces como el gran centro.

Las plazas y plazuelas de Cuernavaca son la síntesis físico-espacial de más de cinco siglos de usos, reservas prácticas, hábitos, costumbres y usos que en su conjunto constituyen la cultura de Cuernavaca, sus habitantes y sus turistas.

Caminar en el centro histórico de Cuernavaca es conocer sus plazas, plazuelas y jardines; quién no ha caminado por la antigua Plaza Iturbide hoy mejor conocida como la Plazuela del Zacate, llamada la calle de la Carnicería en 1866, pues se dice ahí estuvo la primer Carnicería. En 1930 esta plazuela recibe el nombre de 2 de mayo de 1812, fecha del rompimiento del sitio de Cuautla.

Pasear por la plaza atrial de Cuernavaca y admirar la arquitectura religiosa, sus jardines y templos, tomar café y visitar su recién inaugurado Museo de Arte Sacro.

Disfrutar de la llamada Plaza de Armas de Cuernavaca, esa gran explanada que introduce al visitante al Palacio de Gobierno, plaza la cual ha sido escenario de encuentros y luchas sociales y políticas, pero también guarda esas tardes soleadas de fin de semana que miles de visitantes disfrutan en familia.

El Jardín Juárez con el hermoso kiosco diseñado por Gustavo Eiffel, se construyó en 1848, se le llamó Plaza Maximiliano, más tarde se llamó Plaza de la Constitución y finalmente se cambió por el nombre que actualmente posee; es un espacio muy agradable al cual se puede visitar para degustar elotes y esquites, para hacer brillar el calzado, leer el periódico, romper bombas de jabón con los niños, disfrutar jugos, licuados y esquimos en el kiosco y disfrutar un domingo por la tarde de la música de banda del Gobierno de Morelos.

El Jardín San Juan, es un espacio que en los últimos años ha sido utilizado para comercio y recreación a través de la presentación de artistas locales principalmente los domingos y que sin duda es muy concurrido, por ubicarse en un corredor comercial como los es la Calle santos Degollado esquina avenida Morelos.

La plaza de las artesanías o mejor conocida como Los Plateros, es un espacio del conjunto arquitectónico del Palacio de Cortés, que sin duda alguna un hecho ideal sería reubicar dentro del mismo corredor turístico a estos comerciantes que por varios años han permanecido ahí, luchando por un espacio; con esta acción, se recuperaría este espacio público que permitiría apreciar la fachada sur de este majestuoso edificio colonial.

Para los amantes del deporte se pueden dar cita en la Ciclopista de la avenida Río Mayo a correr, caminar o pasear con las mascotas, sin duda espacios como este hacen falta en la ciudad para fomentar espacios de encuentro y áreas arboladas que sirvan para tener contacto con las áreas verdes de Cuernavaca.

Existen parques, plazuelas, plazas y jardines en todo el municipio de Cuernavaca, que forman parte de la estructura urbana de la ciudad, espacios históricos y contemporáneos, nuevos espacios público-privados o privado-comerciales que se suman a la oferta de ocio, de entretenimiento, cultural y turística de Cuernavaca, por mencionar algunos, el parque Solidaridad, el parque Chapultepec, la recién recuperada plaza Pacheco en el centro de Cuernavaca, el parque Tlaltenango, el parque Siqueiros, el parque Melchor Ocampo, el parque Cri-Cri, el Jardín Borda, el Jardín Revolución, los parques o jardines de algunas colonias de Cuernavaca, las barrancas de Cuernavaca como parques lineales, entre otros.

Sin embargo en los espacios ya existentes, a muchos de ellos les hace falta mantenimiento, iluminación, áreas verdes, rehabilitación y seguridad, que permita a los habitantes de la ciudad, visitantes y turistas disfrutar de estos espacios y lograr verdaderos lugares de convivencia, con actividades culturales y recreativas.

A los gobiernos federal, estatal y municipal, les hace falta invertir para contar con un mayor número de espacios públicos verdes que mejoren los nuevos asentamientos humanos y permita hacer comunidad entre vecinos, visitantes y turistas.

 

Dr. Gerardo Gama Hernández

Dr. Miguel Ángel Cuevas Olascoaga

Profesores investigadores

Escuela de Turismo UAEM

 

Fotografías:

Adalberto Ríos Szalay

Archivos UAEM-3 Ríos

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo

Al parecer, el hecho de desconocer nuestro origen indígena y su correspondiente lenguaje, nos coloca analógicamente en una posición similar a la época del descubrimiento del continente americano, es decir, el conocimiento por la cultura de enfrente resultaba y resulta sombrío, inquietante y perturbador. En particular, ¿Que habrán pensado los indígenas al ver llegar a sus conquistadores, colonizadores, saqueadores y perturbadores de nuestra tranquilidad? En un principio, los grupos indígenas visualizaban a los barcos de los españoles como un evento trascendental, ya que pensaban que esos barcos representaban el regreso del príncipe “Quetzalcóatl” (Serpiente emplumada).  Pero, como se sabe, la colisión entre estas dos culturas fue violenta, al grado de casi desaparecer los vestigios mesoamericanos que aún nos identifican, entre ellos, el idioma náhuatl.  A pesar de ello, todavía existen brasas en el pueblo mexicano, como puede observarse en algunos ejemplos de la alimentación común de las personas, incluyendo palabras como el molcajete (mollicaxtli), quelite (kilitl), zapote (tzapotl), zapote negro (liltzapotl), tortilla (tlaxcalli), sal (iztatl), maíz (sentli), frijol (yetl) por mencionar algunos, ya que a la fecha tenemos la sutileza para describirlos y al mismo tiempo, crear sensaciones y emociones que seguramente podríamos encontrar en la genética misma del mexicano. El Estado de Morelos es un ejemplo vivo de tal situación, está compuesto a la fecha de 33 municipios y otros más que están en proceso de ser reconocidos, los cuales tienen un nombre con connotación indígena, pero incluso, tal nombre se desmenuza en una serie de significados e interpretaciones para cada caso. En este sentido, ¿cuál es la interpretación y significado de cada uno de ellos?

Sin más preámbulo, comenzamos con el municipio de Cuernavaca, reconocida como la ciudad de la eterna primavera, este viene del vocablo Cuauhnáhuac, conjugación de “Cuahuitl” árbol  y “Nahuac” junto o rodeado de, transcrito como "junto a los árboles". A pesar de esta definición ya reconocida, algunos miembros de comunidades indígenas Morelenses, sugieren que la interpretación original es “Kuenahuac” proveniente de “Kuemitl” que significa surco o barranca y “Nahuac” rodeado de, leído como “junto o rodeado de barrancas”. Atlatlahucan, que en náhuatl es “Atlatlauhca”, es reconocido por el Ex Convento de San Mateo Apóstol del Siglo XVI, se compone de “Atl” agua y “Tlatlauhqui” rojo, y significa “lugar de agua roja o colorada”. Tepoztlán, reconocido por su pirámide, carnaval, artesanías y montañas, viene de la conjugación “Tepozt” o “Tepotz” como sugieren algunos nativos, que significa hierro, acero o fierro y “Tlan” abundancia, traducido como “lugar donde abunda el hierro”. Amacuzác, reconocido por su balneario San Juan Dos y por su Zoofari, viene de la composición “Amatl” abreviación de “Amacuahuit”l que significa árbol de papel y de “Cuztic” cosa amarilla, otorgando el significado de “en los amates amarillos”. Jojutla, reconocido por su gastronomía, en particular por su barbacoa, e incluso por temperaturas arriba de los 40°C, se conoce como Xoxutla y se compone de “Xoxu” que significa azul cielo y “Tla” derivado de “Tlantli” o abundancia, interpretado como “lugar donde abunda el cielo azul”; sin embargo, los residentes del lugar sugieren que la versión correcta es “Xoxoutla” que viene de “Xotla” y significa arder, lo que podría ser traducido como “lugar caliente o tierra que arde”. La atribución náhuatl de Coatlán del rio, viene del análisis de su jeroglífico, el cual es una serpiente de cascabel o “Coatl” y una fila de dientes “tlantli”, y se interpreta como “junto a la culebra” o “donde abundan las serpientes”Cuautla, reconocida por su nutrida historia de guerra, museos, haciendas, balnearios y en general por su contexto natural, es descrito como “Cuahuitl” que significa árbol o “Cuauhtli” águila y de “tla” o abundancia y se interpreta como “lugar donde abundan los árboles o las águilas”. Huitzilac, reconocido por ser un municipio con un clima frio principalmente por sus bosques y que apropósito alberga al parque nacional Lagunas de Zempoala y parque Los Columpios, proviene de la abreviación “Huitzitzilac”, tal significado se compone de “Huitzilzilin” que significa colibrí o chupamirto, “atl” agua, “c” en y que en conjunto se interpreta como “en agua de los colibríes” o “colibríes sobre el agua”, que también se refiere a la interpretación de su jeroglífico. El significado del nombre Jiutepec tiene varias connotaciones indígenas, una de ellas es “Xiuhtepec”, conjugación de “Xihuitl” o cosa preciosa, cerro o “Tepetl”, es decir, “el cerro precioso” o “donde hay cosas preciosas”. Otra versión de ello es que “Xihuitl” que significa año, cometa, turquesa o yerba, más el jeroglífico que evidencia una turquesa en la cima de un cerro confirma la otra versión, es decir, “cerro donde hay piedras preciosas”. Jonacatepec, reconocido entre otras cosas por la zona arqueológica de Chalcatzingo con dataciones de más de 600 A.C, el Convento Agustino del siglo XVI e incluso La Casa del Héroe sitio importante de la lucha revolucionaria zapatista, viene de “Xonacatepec”,  compuesto de “Xonacatl” que es cebolla, “Tepetl” cerro y “c” en, que significa “en el cerro de las cebollas”. Temixco, conocido por la zona arqueológica de Xochicalco y la Ex Hacienda de Temixco, está compuesto de “tetl” o piedra, “miztli” león e incluso de “miztón” gato, y que se traduce como “en el felino o gato de piedra”.  Ante tales descripciones, poco podría dudarse respecto a si las brasas del idioma náhuatl aún están presentes en nuestra realidad en prácticamente todos los aspectos de nuestra vida; es en ello precisamente donde el turismo tiene una perspectiva más allá de lo superficial o descriptivo, también puede ser una actividad para reivindicar los lugares, no solo por sus atractivos recreativos sino en torno a la recuperación de una esencia cultural.  Por tanto, buscar esa chispa en el interior del mexicano haría las veces de avivar el fuego náhuatl que por siglos se ha encontrado latente.

 

Mtro. Giovanni Marlon Montes Mata y Dr. Rafael Monroy Ortiz

Profesores de la UAEM

 

Fotografías

Archivos UAEM-3Ríos Adalberto-Ernesto-Adalberto Ríos

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo

¿Cuántas veces has visitado Xochicalco sin detenerte a escuchar su historia?

Seguramente muchas veces, pero, ¿te has preguntado cuáles son sus más ocultos orígenes?

Xochicalco es la Zona Arqueológica más grande del Estado de Morelos y 5ta a nivel nacional con mayor número de visitantes. Es sin duda un lugar lleno de magia y  bellezas naturales con esencia cósmica.

El 1 diciembre de 1999 fue declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad  por la UNESCO.

La historia emblemática de este sitio tuvo su apogeo en la época del Epiclásico (650 - 900 d. C.); tras el declive de la urbe Teotihuacana y el vacío de poder dejado por esta. Aunque datos históricos datan desde el formativo medio y el formativo tardío con la existencia de pequeñas aldeas, habiendo una ocupación mayor en el periodo clásico (200—650 d. C.) donde se vuelve una ciudad importante hasta el inicio del Epiclásico cuando se desarrolla en un gran centro cívico y ceremonial.

Ésta fue construida sobre un grupo de cerros, cuya ubicación era idónea para la arquitectura militar y así lograr una ciudad fortificada debido a las diferencias socio-económicas.

La calidad de labrados en varios de los edificios, así como la escultura integrada a la arquitectura, nos muestra el talento de  grandes  escultores y canteros, entre los cuales podemos encontrar: El Templo de las Serpientes Emplumadas.

Para hablar de este Templo se necesita considerar el culto que se tenía en Xochicalco al tomar de Teotihuacán ese ser mitológico como propio de su cultura.

Los relieves que lo decoran lo hacen ser un lugar emblemático que se estriba en su mayor plenitud en la serpiente emplumada, aquella que se relaciona con fenómenos atmosféricos.

La magia del templo se puede leer a través de su iconografía que responde a los acontecimientos de la vida cotidiana, la cosmogonía, los momentos de cambio y el poder de Xochicalco, en los que se destacan figuras como representación de 28 sacerdotes venidos de distintos lugares para observar un eclipse, así mismo, se observan 8 serpientes emplumadas. Un personaje emblemático es el señor del movimiento, el cargador del universo único personaje que tiene una bolsa de copal en la mano derecha, quien manda a construir el templo o la inaugura; es el único monumento que cuenta con la posible firma del escultor.

Adentrándose más al lugar se puede observar la Plaza de la Estela de los dos Glifos. Lugar donde se hacía culto cuando había visitantes, se encuentra entre los dos edificios Este y Oeste, y hacia el fondo la Gran Pirámide, que es la construcción de mayores dimensiones del sitio. Hacia el sur se localiza el Juego de Pelota más grande de los tres que se han encontrado, así como veinte altares redondos y uno cuadrado, los que tal vez se utilizaban para el cálculo del calendario ritual de 260 días. También hay un conjunto habitacional, conocido como El Palacio, que quizá era ocupado por los nobles.

El Conjunto Oeste está compuesto por varias estructuras situadas encima.

En este conjunto se dice que pudo ser acondicionada de talleres, áreas de producción, uso, consumo, almacenamiento de semillas, también estuvo ocupado por una guarnición, que daba servicio de conservación a estos dos edificios y a la muralla.

Por otra parte, en el Conjunto Este, encontramos el Juego de Pelota Este, la Rampa de los Animales y el  Conjunto Central, área donde se localiza el altar policromado, un complejo temascal o baño de vapor y una cisterna para almacenar agua de lluvia, la cual era distribuida por todo el conjunto, mediante el sistema de drenaje, y también debió de estar destinado a ser ocupado seguramente por el encargado de vigilancia y conservación de este acceso.

Otro sitio icónico es la Pirámide Estelar, espacio donde Cesar Sáenz, encontró las conocidas estelas enterradas ritualmente en el piso del santuario y de allí el nombre de templo de las estelas.

El área más alta de Xochicalco es la Acrópolis, la cual servía como residencia de los gobernantes sin embargo también era un espacio donde se preparaban los alimentos y diversos talleres como la talla de concha. Actualmente sólo se cuenta con la planta baja donde se puede ver que era la cocina y también lo que fue considerado el área de habitaciones con diversos cuartos.

Actualmente, en consecuencia al sismo que dio lugar el 19 de septiembre del año pasado, no se tiene acceso al Observatorio. La cueva es un observatorio astronómico utilizado principalmente para marcar el inicio del ciclo agrícola. Cuenta con una chimenea de observación que de la base a la superficie mide 8.7 metros por lo que es muy precisa para proyectar la luz del sol. En la que de noche se observan los astros que pasan por el cenit. En el día este fenómeno se presenta en dos ocasiones del año: a mediados de mayo y a fines de julio.

La entrada directa de los rayos solares ilumina de manera natural la cueva e inicia a fines de abril y termina a mediados de agosto.

 

¿Sabías qué?

Xochicalco, cuyo significado El lugar de la Casa de las Flores de la lengua Náhuatl,  probablemente haya tenido otro nombre; el cual está basado en  el topónimo de la lápida (La Lápida de Coatlán) que se encuentra en el Museo Cuauhnáhuac, se le denominó con ese nombre al creer que el glifo correspondía a dicho sitio, mas sin en cambio los hallazgos e investigaciones de la Arqueóloga Silvia Garza Tarazona  nos habla de “Totolhuacalco”, nombre que probablemente pudo haber tenido Xochicalco; el cual significa “El Lugar en donde atrapan Aves”.

 

“El Juego de la Vida y la Muerte”

El juego de pelota se jugaba con una pelota de hule que podía pesar hasta cuatro kilos; el campo podría variar en dimensiones, siempre hundidos o amurallados en forma de una cancha lineal.

El objetivo era pasar la pelota por los aros de piedra que están a cada lado de la cancha usando solo las caderas.

El juego representaba la lucha entre los dioses del inframundo y del cielo, o la lucha entre el día y la noche. Los participantes eran objetos de honores o en algunos casos se les sacrificaba.

Agradecemos a la Arqueóloga Silvia Garza Tarazona por su colaboración y soporte en esta investigación, quien por más de 30 años ha trabajado arduamente en esta zona y al fotógrafo Ernesto Ríos por su iniciativa de generar folletos turísticos.

 

Noelia Robles Aguilar, Shaleny Ximena Medrano Flores, Marlene Tecolapa Heredia, Laisha Quetzaly Almazán Alanís, Cinthya Elizabeth López Alfaro.

Estudiantes

Escuela de Turismo UAEM.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Turismo
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.