Se intervienen más de 300 escuelas afectadas por el sismo.

Yolanda Salgado Urióstegui, directora de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, en Cuernavaca, se dijo satisfecha por el avance que presenta el nuevo edificio de este plantel educativo y confía en que estará listo para el inicio del próximo ciclo escolar.

La docente recordó que la estructura tuvo que ser demolida, luego del sismo del 19 de septiembre, pues éste dañó las instalaciones del edificio.

“Es lo más triste que me ha tocado vivir como maestra, cuando vez que tu escuela la están demoliendo”, comentó.

En tanto, Estela Álvarez Báez, coordinadora académica de la secundaria, afirmó que al enterarse de la demolición del edificio, no lo podía creer, ya que ni con el sismo del año 85 había visto daño como el que causó el de septiembre de 2017.

“Sientes una gran tristeza, es más que un edificio, es como perder tu segundo hogar, ya que son muchos años y experiencias las que has vivido con estudiantes y maestros”, expresó.

Esto, tras relatar que pasó casi 20 años de su vida en el antiguo edificio, cuatro como coordinadora académica, 11 años como docente de la secundaria nocturna para trabajadores, y cinco en la supervisión escolar.

La Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez” es una de las más de 300 escuelas que están siendo intervenidas tras el sismo, con la finalidad de tener edificios más seguros para los estudiantes.

“Cada día nos alegramos porque ya vemos en forma cómo se está construyendo nuestro edificio; inclusive, los padres están contentos y muy tranquilos porque están viendo que la obra está avanzando”, aseveró la directora.

De igual manera, Estela Álvarez recalcó que con la construcción de la nueva edificación, los alumnos estarán más cómodos y más seguros, ya que tendrán un edificio que cumplirá con las especificaciones técnicas actuales.

A la fecha, el proceso de reconstrucción de la infraestructura educativa tiene un avance superior al 30%, según el Instituto Estatal de Infraestructura Educativa (INEIEM).

Se atiende tanto a las escuelas que sufrieron daño total, como daño parcial. 

En el caso de la Escuela Secundaria Número 14 “José Vizcaíno Pérez”, se construye un edificio de tres niveles que albergará al plantel. Contará con aulas didácticas, talleres, módulo de escaleras y módulo de sanitarios, además de todos los servicios eléctricos y de agua potable.

Mientras se realizan los trabajos, el gobierno del estado instaló 12 aulas provisionales de estructura multipanel y ocho aulas más en carpas para que los alumnos no pierdan clases.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Están en reparación, principalmente en municipios de los Altos de Morelos.

La directora del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), María Isabel Campos Goenaga, informó que deberán tomar medidas para prevenir durante la temporada de lluvias los inmuebles religiosos que se dañaron con el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

La delegada adelantó que tienen prevista la adquisición de 200 lonas para cubrir alrededor de 100 edificios religiosos que se encuentran en reparación.

Señaló que la Fundación Carso ha proporcionado algunos materiales que ya comenzaron a repartirse en algunos municipios, principalmente en los Altos de Morelos, en donde se registra mayor cantidad de lluvias.

“Se repartirán en todo el estado, hay inmuebles que no lo requieren, pero hay otros que necesitan cuidarse”, dijo.

Respecto al presupuesto que se tiene destinado para la rehabilitación de los edificios, dijo que han utilizado los recursos otorgados por los seguros y ya entablaron diálogo con los representantes del Fondo Nacional de Desastres (Fonden).

“Hemos solicitado 200 lonas, pero no son para 200 inmuebles, será para algunos 100 más o menos y trataremos de evitar que se mojen y ello genere humedad”, explicó.

 

Publicado en Sociedad

El retraso se debe a que están abandonadas, comentó Protección Civil municipal.

Miacatlán.- A casi ocho meses del sismo, todavía están pendientes de demoler alrededor de 15 viviendas afectadas ante la falta de respuesta de propietarios o porque son construcciones abandonadas, señaló Kenia Margarita Pérez Sánchez, titular de Protección Civil (PC) en el municipio. 
La titular de PC resaltó que tras el sismo en el municipio se ha logrado reconstruir cerca del 75 por ciento de las viviendas dañadas, además de que ya fueron retirados o atendidos todos aquellos espacios que se encontraban con mayor riesgo de colapso. 
"Afortunadamente se han retirado todos los espacios que representan un riesgo para la población. En el caso de las iglesias, la de Santo Tomás, en la cabecera, ya se está reparando por parte del INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), la de Coatetelco ya ha sido apuntalada y en breve se comenzará  a trabajar en su reparación. Ahorita ya no contamos con tantos espacios de riesgo", explicó. 
Detalló que básicamente solo quedan algunas casas pendientes por demoler, pero en estos casos son viviendas que estaban deshabitadas; “por ello no hay un responsable que nos pueda dar la autorización o que haga las reparaciones por su cuenta”, dijo.
Mencionó que de estas 15 viviendas, 10 se encuentra en la comunidad indígena de Coatetelco y el resto en la cabecera municipal, principalmente en la colonia Centro, pero aseguró que ya han sido acordonadas por la seguridad de la población.

Publicado en Zona Sur

El daño en una iglesia colindante a la escuela impide utilizar once salones y los niños pierden clases, señalan.

Este viernes, padres de familia de la Escuela Primaria “Emiliano Zapata” de Tlaltizapán protestaron en las oficinas del Centro Morelos del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) y posteriormente en el Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), porque desde el sismo de septiembre del año pasado no han reparado una barda perimetral del plantel educativo y la iglesia colindante está a punto de colapsar pero no ha sido reparada.

Gloria Erika Domínguez Álvarez, integrante del comité de padres de la citada escuela, explicó que en las aulas y demás zonas del centro escolar el sismo no causó daños, pero persiste el riesgo ante el peligro de que caiga una barda y uno de los muros de la iglesia aledaña.

Los manifestantes señalaron que dada la dimensión del templo, están en riesgo los 420 niños que estudian en dicha escuela, pero ninguna autoridad les da respuesta sobre cuándo se hará la reparación.

Debido a la cercanía de la citada iglesia, hay 11 salones que no pueden ser ocupados por el peligro que implica la construcción y sólo siete están en funcionamiento. Por lo tanto, los niños “se turnan” para tomar clases en las aulas funcionales.

Los alumnos van a clases dos o tres días, luego intercalan y acuden otros grupos, de tal manera que los estudiantes están perdiendo clases.

La presidenta informó que los sacerdotes de la iglesia les comentaron que por recomendación del INAH (dado que la iglesia tiene valor histórico) no pueden reparar de cualquier forma la iglesia; les indicaron que hay recámaras donde está la casa sacerdotal que no deben ser ocupadas por la afectación en el inmueble.

Por lo tanto, “es un riesgo latente” para los 11 grupos que no pueden usar sus salones, los cuales toman clases en la dirección, en la cooperativa y en el patio.

Los manifestantes hicieron notar que las condiciones del clima en Tlaltizapán son muy extremas, pues el calor es intenso (el termómetro en un día común en esta temporada llega hasta 36 grados a la sombra). Por ello, aseguraron que no es justo ni saludable que los estudiantes permanezcan en esos lugares ni es adecuado que los profesores trabajen en esas condiciones.

Luego de que el INAH les informó que la reconstrucción o reparación de la barda de la escuela es competencia de la autoridad educativa, las decenas de manifestantes se trasladaron al IEBEM, ingresaron a las oficinas y exigieron una respuesta inmediata, pues dijeron estar cansados de que les digan que hay un dictamen del Instituto de Infraestructura Educativa –entre otros argumentos–, pero no dan solución al problema.

Publicado en Sociedad

Expertos confirman que hay peligro de deslaves por alrededor de 40 fisuras detectadas principalmente en los municipios de Los Altos de Morelos; sugieren tomar acciones preventivas y reforestar.

Ante la temporada de ciclones y huracanes, autoridades de Protección Civil señalaron que ahora no sólo preocupa el posible desbordamiento de ríos e inundaciones, sino el riesgo de deslizamientos o deslaves por la detección de alrededor de 40 fisuras o grietas que aparecieron en cerros después del sismo de septiembre del año pasado.

Este jueves se llevó a cabo una reunión entre la coordinación estatal de Protección Civil y las instancias de esta área en los municipios, con el fin de darles a conocer estudios realizados por expertos del Instituto de Geología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) y avanzar en la elaboración de planes de prevención y contingencia.

En entrevista, el director a nivel estatal de dicha área, Francisco Javier Bermúdez Alarcón, informó que “ahora preocupa” que aparecieron grietas o fisuras en 11 municipios, donde podrían presentarse deslizamientos de laderas en lugares donde hay asentamientos humanos. Entre esos sitios se encuentran las comunidades de Totolapan, en el cerro de Santa Bárbara; Ocuituco, el cerro Ocoxitlán; en varios sitios de Tetela del Volcán, especialmente en la carretera que comunica a la cabecera municipal con Hueyapan; la zona de los riscos en la colonia Tres de Mayo de Tlayacapan, así como en Tepoztlán y otros municipios.

Destacó que ante dichos riesgos se tiene que hacer el trabajo preventivo para que no haya mayores daños. Apuntó que hasta la fecha sólo seis municipios que han entregado el plan de prevención y reacción y el resto tienen hasta el 10 de mayo para cumplir con este ordenamiento.

Bermúdez Alarcón comentó que hay más de 160 puntos de 16 municipios del estado identificados como zonas de riesgo por efectos relacionados con lluvias y se estima que hay cerca de 16 mil personas en esas zonas.

Detalló que en muchas de las grietas no han sido estudiadas a fondo ni se ha determinado su profundidad, pero en tanto se deben hacer trabajos para evitar que haya escurrimientos de gran cantidad de agua y que eso pudiera provocar que se deslicen las laderas o grandes proporciones de materiales que conforman los cerros.

Los estudios indican que las grietas que implica mayor riesgo son las que se encuentran en municipios de Los Altos del estado, como Ocuituco y Tetela del Volcán. En esos lugares, el riesgo de movimientos geológicos aumenta por los movimientos relacionados con la actividad del volcán Popocatépetl.

A decir del funcionario estatal, la responsabilidad de identificar esos riesgos y prevenirlos es de los municipios.

En dicho encuentro, la experta en geología de la UNAM Wendy Vanesa Morales Barrera explicó que los deslizamientos conocidos como deslaves pueden provocar daños en diferentes niveles, desde leves a graves, tanto en pérdidas de vidas humanas como en afectación a infraestructura.

Ante los directivos de Protección Civil, expuso la importancia de elaborar esquemas de información a las comunidades ubicadas en las zonas vulnerables.

Morales Barrera también destacó la importancia de hacer conciencia sobre la revisión de áreas antes de remover materiales, ya que se identificaron “bancos” de dichos materiales en zonas altas como en Temixco, donde se está gestando un deslizamiento.

Señaló que los árboles pueden implicar un alto riesgo, pero a la vez son barreras naturales para contener, de ahí que las instancias de Protección Civil deben promover la reforestación en sitios adecuados y especies aptas para tal fin.

Los especialistas de la UNAM ofrecieron apoyo para monitorear dichos elementos que están gestando movimientos geológicos. Se recordó la observación de que los municipios ya deben contar con refugios temporales que cumplan con recomendaciones de Derechos Humanos, pero también establecer un reglamento para los albergues.

Las áreas de Protección Civil municipales deberán revisar o instalar sistemas de alertas comunitarios, ya sean sirenas, campanas, voceos, entre otros que estén plenamente identificados por la gente.

También se recomendó destinar con anticipación un cuarto de crisis, es decir, un lugar donde se reunirán funcionarios y líderes sociales para establecer acciones inmediatas y no quedarse en espera de que llegue alguna autoridad estatal o federal.

En la reunión se acordó establecer canales de comunicación directa entre los geólogos y los funcionarios municipales para hacer estudios donde consideren que hay riesgo y colaborar en la elaboración de algunas medidas de mitigación o prevención.

Publicado en Sociedad

En su paso por Morelos, la caravana de damnificados de Oaxaca demanda una reconstrucción integral con mayor inversión de recursos públicos.

En su paso hacia la Ciudad de México, la caravana de damnificados por los sismos de Oaxaca llegó a Morelos. En su visita a esta entidad llamaron a los morelenses que también resultaron afectados por el temblor de septiembre del año pasado a sumarse al movimiento en demanda de una reconstrucción integral con mayor inversión de recursos públicos.

Los afectados buscan conformar el Frente Nacional de Damnificados con personas que también perdieron familiares y viviendas en Izúcar de Matamoros, Puebla; Amilcingo, Morelos, y las delegaciones de Tlalpan, Xochimilco e Iztapalapa, en la Ciudad de México, derivado de los sismos de los días 7, 19 y 23 de septiembre de 2017.

Este mismo jueves salieron con destino a Xochimilco, donde se reunirían con damnificados de Chiapas, para llegar –anoche– a la capital del país, donde acudirán a las sedes de las secretarías de Gobernación (Segob), de Desarrollo Social (Sedesol) y de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu).

En su concentración como punto de parada y mitin, en la glorieta de la Paloma de la Paz, que es la principal salida de Cuernavaca hacia la Ciudad de México, expresaron que su mayor exigencia es la realización de un nuevo censo sobre declaratorias de desastre.

Aseguraron que el levantamiento de datos que se hizo para el Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) “sólo fue una simulación, una mentira, para beneficiar a los diferentes partidos políticos y a los políticos que gobiernan nuestros diferentes estados”.

Reclaman al gobierno federal que el Fonden se aplique para este año y que se realice una auditoría a la titular de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, ya que consideran que hay desvíos.

A decir de los manifestantes, esos recursos que eran destinados para la reconstrucción de viviendas, escuelas, centros de salud, carreteras, puentes, entre otros, han sido usados con fines electorales en beneficio de los distintos partidos en Oaxaca, posiblemente en otros estados y por parte del gobierno federal.

Aseveraron que más del 60 por ciento de las viviendas y en general de las comunidades impactadas por el movimiento telúrico siguen en el abandono y no han sido reconstruidas, contrario a lo que las autoridades aseguran. A decir de los integrantes de la caravana, en algunos sitios el porcentaje de casas y pueblos devastados es mayor o total.

 

 

Publicado en Sociedad

Un grupo de científicos del Departamento de Física de la Universidad de Chile dio un primer paso en la posibilidad de predecir los sismos con el descubrimiento de una relación entre las variaciones geomagnéticas de la Tierra y tembloresocurridos en los últimos años en el país.

Al analizar el comportamiento del campo magnético en el hemisferio sur de la Tierra hallaron que “la protección que nos brinda el campo magnético de la Tierra contra las radiaciones del espacio está fuertemente relacionado con las placas tectónicas y con terremotos en nuestro país”, destacó Enrique Cordaro, encargado del proyecto.

En un comunicado, el académico destacó que el descubrimiento es “un primer paso ante la posibilidad de predecir sismos, para lo cual es necesario continuar con esta investigación”.

Grieta provocada en carretera de Chile tras sismo; científicos de Chile avanzan en posibilidad de predecir sismos (AP)

Durante su trabajo, que aparecerá en la próxima edición impresa de la revista científica Annales Geophysicae, de la Unión Europea de Geociencias, los investigadores notaron que el campo magnético ha estado disminuyendo de forma continua en Chile debido a la anomalía magnética del Atlántico Sur.

Esta anomalía es un fenómeno de carácter planetario, pues abarca un tercio del hemisferio sur y constituye una zona donde el campo magnético es especialmente débil, aumentando la exposición de radiación espacial, que se extiende desde Chilea Zimbabue, y que los satélites tratan de evitar para no ver dañados sus circuitos.

Al estudiar más a fondo la zona, los científicos pudieron determinar que el campo magnético tuvo un comportamiento que se repite en terremotos específicos, como los terremotos de Maule (Chile) en febrero de 2010, de Sumatra en 2004 y Tohoku (Japón) en 2011.

Lee también: Cenapred plantea 3 escenarios catastróficos sobre posibles sismos en CDMX

En todos esos casos, los investigadores pudieron observar cambios bruscos en el campo magnético cercano a esos lugares antes del terremoto, produciéndose oscilaciones que terminaban justo cuando ocurría el sismo.

Ese fenómeno permitía definir un tiempo de espera entre el cambio brusco y el término de las oscilaciones, que fue del orden de un mes para el terremoto en Chile, que alcanzó una magnitud de 8,8 Richter.

De ese modo pudieron concluir que el magnetismo y la ocurrencia de terremotos de gran magnitud podrían estar íntimamente relacionados, destacó Cordaro.

“Esto es un punto de vista nuevo que no ha sido explorado en tierra y concuerda con otros estudios recientes llevados a cabo con satélites”, consideró.

Agregó que ahora el propósito es profundizar esta relación entre geomagnetismo y movimientos sísmicos analizando los últimos tres grandes terremotos ocurridos en Chile, es decir, el de Maule en 2010 (8,8 Richter), Iquique 2014 (8,2 Richter) e Illapel el 2015 (8,3 Richter), para lo cual buscarán la financiación necesaria.

El trabajo demandó cerca de tres años de recolección y análisis de datos, para lo cual se utilizaron monitores de neutrones y magnetómetros de la red de observatorios de radiación cósmica y geomagnetismo ubicados en Putre (norte), Los Cerrillos (centro) y en la Antártica chilena.

Publicado en Ciencia

Las casas entregadas en Juchitán, principalmente, a damnificados del sismo del 7 de septiembre son ofrecidas a través de internet en mil y mil 500 pesos.

OAXACA.- Las casas de campaña que fueron donadas por el Gobierno de la República Popular de China a los afectados por los sismo de septiembre pasado, son ofrecidas a través de internet hasta en mil 500 pesos.

A través de Facebook, los dueños de las tiendas anuncian las que llaman “Casas de Chinos” en buen estado, y ofrecen entregarlas en perfectas condiciones desde mil pesos.

En uno de los anuncios, el propietario, vecino de la Novena Sección en Juchitán de Zaragoza, ofrece la casa que le fue entregada sin costo alguno por el Gobierno de China y que usó durante la contingencia generada por el terreno del 7 de septiembre.

En otra red social, un usuario ofrece la misma tienda de campaña y expone una foto de la misma “armada” en un terreno habilitado por las autoridades y en donde se colocaron mientras se realizaban las labores de demolición y retiro de escombros.

Y luego de que fueran edificadas sus viviendas, los beneficiados optaron por poner a la venta el apoyo lo que ha generado comentarios negativos y hasta ofensivos para quien pretende obtener un lucro, asegurando que era mejor donarlas a la Cruz Roja o a alguna organización que pudiera utilizarla en otras situaciones.

La casa de campaña puede albergar hasta cuatro personas; las autoridades colocaron en algunos casos dos literas. El espacio es de tres por tres metros cuadrados aproximadamente.

Cabe señalar que el sismo del 7 de septiembre generó daños en 41 municipios de la zona del Istmo de Tehuantepec, dejando al menos 70 mil viviendas afectadas; Juchitán de Zaragoza, donde se están vendiendo las tiendas de campaña, es el municipio mas afectado y en donde se volcó la mayor parte de la ayuda humanitaria.

Una fuente de la Fiscalía General de Oaxaca dijo que no podía actuar ante la venta pues “son los legítimos propietarios, es una donación. Los afectados por los sismos son los dueños y ellos sabrán que hacer, aunque de entrada es una mala acción”.

 

Con Información de El Financiero

Publicado en Nacional

A seis meses del terremoto del 19 de septiembre, las estructuras colapsadas no nos permiten cicatrizar por completo el terror que muchos padecimos aquel día.

Ni hablar de las personas que lo vieron todo perdido o de aquellas que, atrapados en un mar de burocracia, aún esperan por dictámenes e indicaciones claras sobre el proseguir que han de tomar a fin de recuperar su patrimonio.

Pero también hay mucha gente que se está ocupando de las tareas de reconstrucción, y como muestra, está esta casa antisísmica, cuya base es la arcilla y cal, y que de acuerdo a su creador, el arquitecto Filiberto Lara, podría soportar hasta un terremoto de magnitud 10.

 
No, no es un panal

Construida en el Istmo de Tehuantepec, la casa consta de una sala comedor de 5 metros, una recámara de 4 metros y un baño de 3.5 metros.

La técnica detrás de la edificación es de origen Iraní, y consiste en una base de costales rellenos de tierra con cemento, cal, arena o arcilla; ademas, al utilizar las paredes para conformar el techo, se crea su peculiar forma circular, lo que genera fortaleza y evita que haya un punto de quiebre.

Así luce una mezquita iraní

Tras el proceso de edificación se da un recubrimiento con cal y con el tiempo las paredes se vuelven literalmente, rocas.

El arquitecto Lara además ha asegurado que la arcilla permitiría que la temperatura baje hasta 10 grados en su interior comparándole con la temperatura ambiente en el exterior, lo que resulta muy útil en una región tan calurosa como el Istmo de Tehuantepec.

Él mismo explica que se trata básicamente de una cúpula de una mezquita árabe, solo que con un suelo que le permite ser usada como vivienda.

En un origen el proyecto se cotizó en 130 mil pesos, sin embargo, tras el aumento de costes de los materiales y la escasez de mano de obra tras el sismo, el precio aumentó a poco más de 200 mil pesos.

La iniciativa proviene del programa Recuperando MX917 emprendido por la Red Global de Talentos MX, y en particular por su nodo Zacatecas.

Se trata de una organización sin fines de lucro que reúne esfuerzos de voluntarios mexicanos que viven dentro y fuera del país. Actualmente tiene presencia en 27 países a través de 56 centros, que operan desde lugares como Londres, Barcelona y Silicon Valley.

10 de los nodos están en distintos estados de México.

La primer casa antisísmica se construyó en 2010


 

El de Zacatecas, ya había utilizado esta técnica para la edificación de una casa en 2010, y los responsables pensaron que podría ser particularmente útil como parte de los esfuerzos por reconstruir la infraestructura dañada tras los sismos de septiembre.

Luis Daniel Beltrán Girón, presidente del Nodo Zacatecas, no descarta utilizar la misma técnica para construir otro tipo de edificios, como escuelas, pues asegura que con el presupuesto tradicional de una aula, podría construirse un centro educativo completo.

La primera casa construida en Oaxaca será para una damnificada de origen zapoteco. El presupuesto del programa obtenido con base en colectas permitiría construir hasta 7 casas más.

 

Publicado en Nacional
Martes, 13 Marzo 2018 05:00

En el abandono, vecinos de El Tecolote

Perdieron sus viviendas por el sismo de septiembre.

Al menos 15 familias que viven en la ladera de la barranca de El Tecolote, en la colonia El Amate, en la zona norponiente de Cuernavaca, continúan sin recibir apoyo de parte de las autoridades gubernamentales, a pesar de que sus viviendas resultaron dañadas al 100 por ciento tras el sismo del 19 de septiembre del año pasado.

Recordaron que el gobierno federal, a través de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), les había señalado que no recibirían ayuda a través del Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) debido a que sus viviendas fueron construidas en una zona federal, pero esperaban que el gobierno municipal les otorgara ayuda, principalmente porque es una zona donde viven familias de escasos recursos.

En esa zona las autoridades cuantificaron un total de 300 familias afectadas, tanto de la colonia El Amate, como de la colonia Nueva Santa María de Cuernavaca. De esa cifra, 15 viviendas quedaron inhabitables y son esas familias las que actualmente tienen que pagar una renta o vivir con familiares, debido a que los albergues temporales fueron cerrados y dejaron de llegar apoyos de las diferentes instancias.

Amado Durán García, ayudante municipal del poblado de San Antón, señaló que si bien las casas fueron construidas en zona federal, “por humanidad deben apoyar a los damnificados, porque han pasado más de seis meses y ninguna de las autoridades ha regresado a ayudarles”, dijo.

 

Publicado en Sociedad
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.