En el panteón de Ocotepec se registró la explosión de un cohete.

El director de Protección Civil de Cuernavaca, Armando Solís Castro, señaló que salvo la explosión de un cohete registrada el viernes en el panteón de Ocotepec, en Cuernavaca, se registró saldo blanco durante la celebración del Día de Muertos.

Explicó que además de lo ocurrido el viernes, se registró un incendio en la colonia Chapultepec, provocado por una veladora, sin embargo sólo se registraron pérdidas materiales y atendieron a una persona de la tercera edad por crisis nerviosa.

Además realizaron la captura de una serpiente que fue entregada a la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y atendieron la presencia de un enjambre de avispas.

En los panteones municipales no se registraron incidentes, por lo que dio por concluido los festejos de Día de Muertos sin incidentes mayores.

Finalmente, el funcionario informó que aún falta el reporte de los días sábado y domingo, el que darán a conocer el lunes.

 

Publicado en Sociedad

En el de la colonia Gabriel Tepepa, de Tlaquiltenango, no ha sido reconstruida la barda, mientras que en el de Miacatlán denunciaron falta de agua.

Zona Sur Poniente.- Como cada año, ayer, con música, flores, comida y velas, cientos de familias visitaron los panteones en los municipios de la zona sur poniente como parte de la tradición de Día de Muertos. 
Como cada año, los camposantos de los municipios de Jojutla, Tlaquiltenango, Tlaltizapán, Zacatepec, Puente de Ixtla, Amacuzac, Miacatlán, Mazatepec, Tetecala y Coatlán del Río recibieron a cientos de familias que desde muy temprano llegaron a visitar las tumbas de sus seres queridos que ya han dejado la vida terrenal. 
En algunos casos, las familias realizaron limpieza de las tumbas, reparaciones y decoración, como parte del festejo de origen prehispánico. 
En el caso de Tlaquiltenango, en el cementerio de la colonia Gabriel Tepepa, aún no se ha reconstruido la barda perimetral ni el área de descanso que resultaron afectadas tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. 
En el panteón de la cabecera municipal de Miacatlán, los visitantes denunciaron la falta de agua para poder arreglar sus tumbas. 
Durante este viernes, los elementos de seguridad pública y tránsito de los diferentes municipios realizaron un operativo de seguridad en panteones y reportaron saldo blanco hasta el cierre de esta edición.

 

 

Publicado en Zona Sur

Representante del sector refiere que la escasez de agua en la Ciudad de México fue factor para el aumento de hasta un 10% por el Día de Muertos.

Hoteleros reportaron un aumento de la afluencia turística hasta de un 10%, desde el jueves pasado, debido a la celebración de Día de Muertos.

El presidente de la Asociación de Hoteles del Estado de Morelos, Donaciano Hernández Vega, informó que el repunte de la ocupación hotelera se registró principalmente en Cuernavaca, Tepoztlán y en la zona sur del estado.

Refirió que el problema de escasez de agua en la Ciudad de México fue uno de los factores que abonó para que aumentara el número de visitantes a Morelos.

“Definitivamente sí, eso lo vimos el día de ayer (jueves), fue una parte del negocio que se estuvo moviendo… Hay gente que se salió anticipadamente de la Ciudad de México y definitivamente sí vimos un impacto que es el incremento que ya hemos comentado en la ocupación de un cinco a un 10%”, señaló.

El empresario dijo que se tenía un registro de ocupación hotelera de un 40% y se espera que para el próximo lunes, cuando haya terminado el puente vacacional, se pueda reportar un llenado mayor al 50% de más de dos mil habitaciones de los 125 hoteles afiliados a la asociación.

Publicado en Sociedad

En Tetela del Volcán, Morelos, los muertos regresan a la vida por unas horas para convivir con sus seres queridos que siguen en esta tierra, pero no, no se trata de zombies, sino de los tradicionales huehuenches.

Desde hace más de 100 años, cada 1 de noviembre los espíritus de cientos de difuntos regresan del más allá para convivir con sus familiares y amigos.

En punto de las 12 horas, hombres, mujeres, niños y niñas habitantes de Tetela del Volcán, municipio ubicado en las faldas del Popocatépetl, reciben en el panteón de San Jerónimo a las almas de los muertos, las cuales durante algunas horas “ocupan” el cuerpo de los vivos para bailar al ritmo de Acapulco Tropical.

Se trata de la Huehuenchada, una celebración centenaria que los habitantes de Tetela del Volcán mantienen con vida alejada de costumbres extranjeras.

Según la leyenda, en el panteón los espíritus entran en el cuerpo de los vivos para poder bailar por las calles del pueblo y llegar, en la noche, a sus respectivas casas y disfrutar la comida y bebida colocadas en las ofrendas.

“Nosotros materializamos a nuestros fallecidos, por eso tenemos que hacerlo con mucho respeto, a nuestros abuelitos, a nuestros papás, a nuestros hermanos… Nos disfrazamos como ellos y los caracterizamos y bailamos por el gusto que sentimos de estar nuevamente con nuestros seres queridos y para degustar lo que nos ponen en las ofrendas”, dijo Edilberto Cortés Mendoza, integrante del comité organizador de la Huehuenchada 2018.

Desde el panteón del barrio San Jerónimo, donde la esencia de los muertos se impregna en el cuerpo de los vivos, comienza el baile que recorre las principales calles de la comunidad.

Durante el recorrido suena a todo volumen la música del conjunto Acapulco Tropical.

De acuerdo con los organizadores de la Huehuenchada, en el origen de esta fiesta era música tradicional, interpretada con guitarras, la que acompañaba el recorrido.

Sin embargo, desde 1970, con la proliferación de los discos de acetato, los pobladores decidieron introducir un ritmo tropical a la celebración.

“Tratamos de ser ellos en su comportamiento, en su actitud, en su forma de vestir y podemos decir que somos ellos viniendo nuevamente a convivir con los demás. De ahí que salimos de aquí del panteón y de alguna manera se impregna la esencia de ellos en nosotros y convivimos ya con quienes nos esperan en las casas”, expresó Edilberto Cortés.

Octavio Delgadillo, habitante de ese municipio, recuerda que la tradición fue heredada por sus abuelos a sus padres y ahora él la promueve.

“Haga de cuenta que es una representación de que los muertos vienen a visitar a sus familiares y vienen contentos de ver a sus familiares, entonces vienen a bailar. Representa los muertos que toman, salen pues de sus tumbas y festejan con todos los seres de la tierra”, dijo.

Jaime Solís Reyes, vecino de la comunidad, participa cada año en la Huehuenchada.

“Esto lo traemos desde que nosotros nos acordamos, ya había huehuenches, ya lo traemos desde esa fecha, recordando a todos los fieles difuntos de año por año que se hace esta tradición”, expresó antes de comenzar a bailar.

Durante unas dos horas las principales calles de Tetela del Volcán se inundan de estos cuerpos ocupados por los espíritus de los muertos, que bailan ininterrumpidamente al ritmo de Acapulco Tropical hasta llegar a la plaza principal del pueblo ya entrada la noche.

Ahí, durante otra hora, los huehuenches continúan con la fiesta.

Julio Ortega, también vecino de la comunidad, decidió representar este año a su sargento de entrenamiento de la Marina de Estados Unidos, quien falleció hace unos años.

“A mi sargento de entrenamiento, es el que me enseñó todo lo que sé, por él soy quien soy ahorita”, aseguró.

“Estamos recorriendo las calles, trayendo las almas con nosotros para mostrarles el camino; como el recorrido termina de regreso aquí, los traemos de regreso. Los vamos a buscar, literalmente, ayudarlos a cruzar del limbo, por así decirlo”, expresó.

La familia Aguilar Galindo decidió representar este año no a un personaje, sino una escena: la del sepelio de un poblador.

“Nos organizamos en familia, damos propuestas de algo que sea original, ya que pues anteriormente ya lo estaban mezclando mucho con disfraces de Halloween. Entonces ahorita lo que buscamos es algo, escenas muy tradicionales del pueblo principalmente; entonces esta vez quisimos caracterizar todo lo que es un sepelio, que se lleva la flor regando, el sahumerio, las flores, la cera”, dijo Verónica Aguilar.

La intención es mantener separada esta tradición de fiestas de otros países, por eso en la Huehuenchada no se permite el uso de disfraces de monstruos.

“Anular todos los personajes que ya estaban enquistados en los huehuenches, hombres lobos, vampiros, momias, era ya una cantidad muy grande, muy exagerada. Ahorita podemos ver a uno que otro, pero ya son muy pocos y es gente que no ha recibido la información adecuada. Pero podemos decir que eso ya no le hace daño a nuestra tradición; estamos viviendo y sintiendo esto de una manera muy intensa; los niños, ustedes lo van a ver, viven y disfrutan esto, se apoderan del papel tan importante que es el huehuenche”, expresó Edilberto Cortés Mendoza.

Un día después de que salen del panteón y tras convivir todo un día entre los vivos, los espíritus de los muertos son regresados a sus tumbas.

Afuera del panteón de San Jerónimo nuevamente suena la música de Acapulco Tropical y así, una a una, las almas abandonan este mundo para descansar y preparar su regreso en la próxima huehuenchada de Tetela del Volcán.

Publicado en Sociedad

Al menos del 30 por ciento.

Región Oriente.- Con la llegada de las festividades por el Día de Muertos, comerciantes y prestadores de servicios de Cuautla y la región oriente se dicen listos para recibir a turistas provenientes de diversas entidades vecinas, sobretodo del Estado de México y la Ciudad de México. 
Aseguraron que durante este fin de semana y puente largo de Día de Muertos, se espera incrementar la afluencia turística y ventas al menos 30 por ciento, en relación a la actividad económica reflejada de manera cotidiana.
Asimismo, señalaron que el corte al suministro de agua potable en la Ciudad de México y Estado de México durante tres días podría generar que dicho porcentaje se incremente un poco más, ya que por la cercanía con dichas entidades es factible que visiten Cuautla y los municipios de la región oriente. 
"No nos alegra, pero sí nos beneficia el que en la Ciudad de México y Estado de México vaya a haber un cierre del suministro de agua potable durante tres días, porque así estamos seguros de que recibiremos muchos visitantes de esas entidades, y ya estamos listos para brindarles una excelente atención a todos", refirieron. 
Finalmente precisaron que de manera desafortunada no sé logró que el gobierno federal adelantara los aguinaldos, como se había precisado anteriormente, añadiendo que sería una buena forma de que hubiera una mayor derrama económica en la región, pero que será hasta el próximo 16 de noviembre, fecha que coincide con la realización del Buen Fin cuando los aguinaldos sean liberados, por lo que se espera que durante este fin de semana, se pueda mejorar la economía local de manera significativa. 

Publicado en Cuautla

A diferencia del año pasado.

Jojutla.- Decenas de vendedores de temporada de Día de Muertos de esta localidad, mejoraron sus ventas, en algunos casos hasta 100 por ciento, con relación al año pasado, gracias a que regresaron a la calle, según afirmaron ellos mismos.

Instalarse nuevamente en la calle Altamirano, frente a los mercados, les favoreció, ya que tuvieron mayor afluencia de personas y compradores, dijeron.

En una encuesta realizada entre los vendedores, la mayoría coincidió en que la temporada fue sustancialmente mejor que la edición anterior, que se realizó en un corralón de autobuses en la calle Leyva, debido a las condiciones en que se encontraba la ciudad por el sismo.

Aunque no a todas las categorías de productos les fue igual, la venta de veladoras, calabaza en dulce, incienso, fruta, flores, artículos de barro y hasta disfraces, entre otros, registraron mejora.

Algunos vendedores de pan fueron los que dijeron que no resultó mejor la temporada para ellos, entre otras cosas, porque ya hay mucha competencia.

Otros destacaron que sus clientes no solo provienen del municipio, sino de municipios vecinos y comunidades alejadas, por lo que ellos también pudieron encontrar en un lugar más cercano los productos que buscaban.

La vendimia se inició el pasado 20 de octubre y concluirá este viernes dos de noviembre, con una mayor cantidad de puestos de venta de flores.

Publicado en Zona Sur

Jojutla.- Un día antes de que los panteones se desborden por la asistencia de personas que tienen enterrados en los cementerios a sus difuntos, en el panteón de la colonia Pedro Amaro, de Jojutla, hay un espacio extenso, lleno de maleza en donde están sepultados un número incalculable de cadáveres a los que nadie va a visitar. Dentro de la alta hierba se pueden observar trozos de triplay, con el cual la Fiscalía General del Estado de Morelos (FGEM) marcó espacios en donde hay cadáveres enterrados.

En este lugar, la FGEM inició la exhumación el 21 de marzo de 2017. Peritos de la FGEM, de la Procuraduría General de la República, de la Policía Federal y de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos exhumaron los restos de 84 personas, en una fosa común en la que el gobierno municipal reportó la existencia de sólo 35 cadáveres. Se decidió suspender la exhumación el 27 de abril de 2017, porque había más cadáveres, su número era incalculable y se debían analizar.

De ese día a la fecha, los cuerpos permanecen allí, en la esquina derecha del camposanto, cubiertos por hierbas, abandonados.

 

 

 

Publicado en Sociedad

A Coatetelco, una comunidad indígena del municipio de Miacatlán, Morelos, los difuntos llegan estos días convocados por el huatlapechtle, una ofrenda colgante que los lugareños aseguran abre el camino entre el cielo y la tierra desde la época prehispánica.

“Ésta es una tradición de la época prehispánica a la fecha, todavía se acostumbra algunas personas a hacer la mesa colgante o el huatlapechtle”, explica Teódula Alemán Cleto, una maestra jubilada de 90 años de edad, quien desde niña aprendió, por su mamá, el significado de esta ofrenda.

El huatlapechtle es una cama de acahual, una hierba alta y silvestre, de tallos gruesos que se cuelga en los techos de las viviendas del pueblo.

Sobre esa cama se colocan hojas de plátano y encima de ellas los elementos que guían las almas de los difuntos hasta las casas donde vivían.

“El jarro de barro, flores de cempasúchil, la luz del sol, le colocan una vela con luz y todas las velitas que ven ustedes, el caminito y todo eso es para que los airecitos alucen su camino a los muertitos. Por eso se pone el sahumerio, porque con el copal asciende el humo hacia arriba y hay comunicación con el cielo, que es el cosmos”, explica doña Teódula.

Los cuatro puntos cardinales tienen un papel fundamental en esta ofrenda, por eso son señalados con veladores para que los difuntos encuentren fácilmente el camino de regreso a casa.

“Es una cuestión mística porque estamos uniendo creencias. Estamos uniendo identidad y estamos uniendo la comunidad con nuestros dioses porque las 12 velas que nosotros ponemos en la parte baja, ya en la tardecita, usamos dos, dos las usamos para unir lo que es el cielo y la tierra primeramente. Después ponemos cuatro que apuntan a los cuatro puntos cardinales porque muchas veces nuestros difuntitos, bueno, en este caso tenemos a algunos que fallecieron en Estados Unidos. Entonces es importante los cuatro puntos cardinales porque le señalan a nuestros difuntitos que tienen que llegar aquí, para que ellos se orienten”, dijo Margarita Cárdenas Nava, promotora cultural de Coatetelco.

Otras cuatro velas representan a los elementos fuego, tierra, agua y viento.

Dos más sirven para abrir la comunicación con las deidades prehispánicas.

“Los cuatro puntos cardinales ven ustedes arriba, en medio uno con su vela también es el cielo, el cosmos; abajo, debajo del huatlapechtle también eso es para la tierra. Así que es los cuatro puntos cardinales y el cosmos y la tierra es principal con ellos; a ellos se les adora, se les da su camino para llegar a estos lugares”, comenta doña Téodula Alemán.

Los enseres en los que se colocan el agua, la sal, los panes, el mole, los tamales y una gallina cocinada, deben ser nuevos y de buena calidad.

Fruta de temporada y ropa nueva son otros de los elementos que forman parte del huatlapechtle.

“Lo que se coloca debe ser el aroma de flores, el aroma de pan, el aroma de la comida que es mole verde lo que se acostumbra; no hay otra comida, con tamales blancos, de masa blanca”, dijo la maestra.

Esta tradición que los pobladores buscan preservar para las futuras generaciones, también es una fiesta que reúne a las familias.

“Nos da gusto porque además de eso unimos a la familia, después de que terminamos todos nuestros quehaceres en la tarde nos juntamos todos. A veces se vive la música, estamos contentos, degustamos alguna bebida que le gustó al difuntito, lo recordamos. Ya mañana nuevamente se reparte todo, se va a dejar al panteón lo que le corresponde y otra vez, ya temprano, andamos agarrando la gallina, y ya temprano están tostando la pepita para el mole y otra vez los tamales, la gallina”.

“El huatlapechtle es como una fiesta, una algarabía en la familia, todos nos juntamos. Unos llevamos esto, otros llevan lo otro y si podemos todos estamos moliendo, friendo, etcétera, por lo tanto tratamos de que no se pierda”, dijo Cárdenas Nava.

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Llaman a la población a utilizar el líquido de manera responsable.

El Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) informó que está garantizado el abastecimiento de agua en los panteones municipales capitalinos.

Para ello fue puesto en marcha un operativo especial para dotar del vital líquido a los ocho panteones del municipio, informó la directora del organismo operador, María Luisa López Sotelo.

Explicó que serán reforzados los tandeos, además de que el personal del área de distribución, a través de carros cisterna, permanecerá pendiente de los panteones de La Paz, Antonio Barona, La Leona, Tlaltenango, Margaritas, Chapultepec, Acapantzingo y Teopanzolco.

“Estamos preparados para cubrir la demanda del líquido, por parte de los familiares que acudan a visitar y limpiar sus espacios en los diferentes panteones de la ciudad, para que lleven a cabo sus tradiciones sin ningún contratiempo”, comentó la titular del SAPAC.

La funcionaria llamó a la población a utilizar el agua de manera racionada y evitar su desperdicio, pues en esta temporada suele incrementarse su demanda por dichos festejos, además del arribo de un gran número de visitantes.

María Luisa López precisó que el área operativa mantendrá los tandeos cotidianos en Cuernavaca, por lo que puntualizó que este operativo no perjudicará en el abastecimiento de agua en las diferentes colonias de la ciudad.

Agregó que en estos días de asueto se instalarán las guardias correspondientes en las áreas de conservación, mantenimiento, alcantarillado, así como operación, con el fin de atender cualquier eventualidad que pudiera suscitarse en la capital morelense.

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 31 Octubre 2018 11:22

Lo que no puede faltar en un Altar de Muertos

Los altares son una muestra de la mezcla cultural donde los europeos pusieron algunas flores, ceras, velas y veladoras; los indígenas le agregaron el sahumerio con su copal y la comida y la flor de cempasúchil.

Como cada año, y de acuerdo a la creencia, los mexicanos levantan altares dedicados a sus amigos y familiares muertos con el propósito de recibirlos con un banquete, bebida, luz y flores, porque reencontrarse es una gran fiesta.

Ofrendar, en el Día de Muertos, es compartir con los difuntos el pan, la sal, las frutas, los manjares culinarios, el agua y, si son adultos, el vino.

Estos altares son una muestra de la mezcla cultural donde los europeos pusieron algunas flores, ceras, velas y veladoras; los indígenas le agregaron el sahumerio con su copal y la comida y la flor de cempasúchil.

El altar puede ser adornado con papel picado, con telas de seda y satín donde descansan también figuras de barro, incensario o ropa limpia para recibir a las ánimas.

Pero existen otros elementos que son indispensables en los altares para recibir a las ánimas, como lo son el agua, considerada como representación de la fuente de la vida. Se ofrece a las ánimas para que mitiguen su sed después de su largo recorrido y para que fortalezcan su regreso. En algunas culturas simboliza la pureza del alma.

 

La sal. El elemento de purificación, sirve para que el cuerpo no se corrompa, en su viaje de ida y vuelta para el siguiente año.

Para dar luz a las almas se requiere de velas y veladoras. Los antiguos mexicanos utilizaban rajas de ocote. La flama que producen significa, además de la luz, la fe y la esperanza; y sirve como guía para que las ánimas puedan llegar a sus antiguos lugares y alumbrar el regreso a su morada.

La temporada de Día de Muertos no sólo es enmarcada por el colorido naranja de las flores, sino también por el característico aroma del copal e incienso. El copal era ofrecido por los indígenas a sus dioses ya que el incienso aún no se conocía, este llegó con los españoles.

Colocar un sahumerio en el altar a los muertos sublima la oración o alabanza de los seres queridos. Además, se utiliza para limpiar al lugar de los malos espíritus y así el alma pueda entrar a su casa sin ningún peligro.

Las flores, principalmente cempasúchil y terciopelo, son símbolo de la festividad por sus colores y estelas aromáticas. Adornan y aromatizan el lugar durante la estancia del ánima, la cual al marcharse se irá contenta.

El alhelí y la nube no pueden faltar, pues su color blanco significa pureza y ternura, y acompañan a las ánimas de los niños.

Publicado en Vida y Estilo
Página 1 de 2
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.