En algunos tramos los choferes establecieron sus propias tarifas.

En plena emergencia sanitaria por la propagación del Covid-19, operadores de rutas incrementaron sin autorización el costo del pasaje.   
En redes sociales, proliferan las quejas de ciudadanos por el aumento a la tarifa mínima de ocho pesos en la zona metropolitana. La justificación que los choferes les dan es que deben recuperar gastos ante la poca afluencia de pasajeros por la cuarentena.
Respecto a dichos aumentos, diversos afectados explicaron que, por ejemplo en la ruta 7, el incremento que aplican es de entre dos y tres pesos.
Asimismo, los usuarios denuncian  que existe muy poco servicio de transporte y deben esperar por más de dos horas para trasladarse a sus destinos.
De estas quejas, los líderes transportistas se deslindaron y pidieron a los ciudadanos denunciar antes las autoridades que controlan al gremio.
Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte (FAT), pidió a los ciudadanos presentar su queja, pues reconoció que no existe justificación para que los choferes aumenten la tarifa.
Aurelio Carmona Sandoval, presidente de Rutas Unidas, aseguró que no ha autorizado ningún aumento, pero admitió que la flotilla de unidades que prestan servicio público se redujo a un 10 por ciento, razón por la que los usuarios deben esperar horas para subir a una unidad.

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 08 Abril 2020 05:15

Anuncian créditos para transportistas

Pueden recibir de 30 a cien mil pesos para la compra de gasolina e insumos.

Ante la advertencia de transportistas de dejar de prestar el servicio público a causa de la disminución de más del noventa por ciento de sus ingresos a causa de la emergencia sanitaria por la propagación del Covid-19, el gobierno del estado anunció el "Programa Emergente PECOVID-19". Los transportistas podrán acceder a créditos de 30 mil y hasta de 100 mil pesos para el suministro de gasolina e insumos a sus unidades.
Los concesionarios del transporte público se reunieron este martes con el secretario de Movilidad y Transporte, Víctor Mercado Salgado y con la titular de la Secretaría de Desarrollo Económico y del Trabajo,  Ana Cecilia Rodríguez González, a quienes pidieron apoyos para poder seguir prestando el servicio público.
"Tenemos casi pérdida total, hay días en que ni para el combustible nos alcanza y nosotros tenemos que pagarle a los chóferes. Además, si una unidad se descompone también (debe) arreglarse, pero si no tenemos para el combustible. ¿de dónde vamos a pagar?", explicó Dagoberto Rivera Jaimes, presidente de la Federación Auténtica del Transporte, tras el encuentro con las autoridades.
Refirió que más del 50 por ciento del parque vehicular se encuentra detenido y el mismo porcentaje de choferes "descansando", ante la baja afluencia de pasajeros por la emergencia sanitaria.
"Pedimos los apoyos porque de otra forma tendríamos que dejar de prestar el servicio", advirtió Rivera Jaimes.
De acuerdo con información de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), los concesionarios que quieran acceder a los préstamos que ofrece el "Programa Emergente PECOVID-19" deberán inscribirse a través de la página  www.fondomorelos.gob.mx.
El Secretario de Movilidad y Transporte, Víctor Mercado Salgado informó también que en los próximos días se publicará un acuerdo para otorgar subsidios a los transportistas,  que van desde el 100% de descuento en el pago del Impuesto sobre Adquisición de Vehículos Usados; el 100% de subsidio en el Gafete de Operador de Transporte Público; el 100% en el pago de renovación de la concesión para quienes ingresen al programa de gas natural; el 50% en el pago de tarjetón; el 50% en cesiones de derechos de concesión, entre otros subsidios.

 

 

Publicado en Política

Operadores les niegan el servicio o el descuento, denuncian usuarios; en cuarentena se agrava la situación.

Publicado en Sociedad
Sábado, 04 Abril 2020 05:10

Su patrón le redujo la cuenta

Rey David lo agradece, porque mantiene el trabajo.

A Dios le pide protección en su camino, para que las enfermedades no lleguen a su familia, y a su patrón le agradece ser comprensivo, por bajar la tarifa de la cuota diaria.

Rey David Macedo Estrada no entró en cuarentena porque su responsabilidad está con sus dos hijos y su esposa.

El miedo siempre está presente en cualquier situación y no solo ahora con el coronavirus, ya que, dice, los choferes de rutas están expuestos a todo, desde accidentes viales hasta asaltos, pero si no trabaja no come.

Lleva dos años y unos meses como chofer en la empresa de transporte “Mariano Matamoros” y tras la contingencia sanitaria se previene con un cubrebocas y una botella de gel antibacterial; su familia está en cuarentena y él no, porque debe llevar dinero para la alimentación.

Rey es un chofer joven. Por eso le pide a Dios que le dé licencia para estar con su familia, debido a que de los suyos es el más expuesto a cualquier problema.

Sin dejar el volante, cuenta que la situación económica cada vez está más crítica en todo el estado porque los negocios están cerrando y la gente no sale a realizar sus actividades como en otros días; una ausencia que se percibe principalmente en el transporte público.

“En los últimos días la demanda en el transporte bajó casi en un 80 por ciento y hay días que no suben ni 100 personas a la ruta, contrario a otros meses que no hacían doble fila”.

“La gente no sale porque tiene miedo y nosotros seguimos haciendo las cinco vueltas todos los días pero sin gente, antes subían más de 200 personas y ahorita no llega ni a la mitad y por lo mismo hay días que no llevamos ni 100 pesos”, afirma.

Agradece la suerte de tener un patrón que entiende la situación y por eso redujo la tarifa de la cuota sin mandar a descansar a los choferes, porque sabe que viven al día.

De los pasajeros, dice que algunos están espantados pero la mayoría actúa normal, como si nada pasara, aunque algunos usan cubrebocas.  

-¿Tiene miedo de contagiarse?

“El miedo siempre está presente pero ahorita es lo que hay, no podemos descansar porque la gente que tiene que salir busca el transporte y nosotros necesitamos dinero”.

 

 

Publicado en Sociedad

A pesar de la alerta sanitaria, Lorenzo debe salir a trabajar, pues el dinero no alcanza.

En su trayectoria de 14 años frente al volante no recuerda haber pasado por una situación económica tan dura como la que vive por la contingencia sanitaria.

Lorenzo Pérez Robles trabaja en la empresa de autobuses Ometochtli  y con la llegada del Covid-19 y la suspensión de casi todas las actividades, el servicio se fue a la baja, porque el llamado de las autoridades de salud es a mantenerse en casa.

A decir de Lorenzo, a algunas personas no les importa la propagación de virus, pues no aplican las medidas de protección, ya que a pesar de que colocaron gel antibacterial en las unidades, la mayoría de los pasajeros no hace uso de este desinfectante de manos.

Dice que de 10 pasajeros que abordan su unidad solo uno usa cubrebocas y utiliza el gel.

“Todos traemos gel en las rutas pero la gente no le hace caso, pensamos que traen su propio equipo porque el que ponemos no lo agarran” afirma.

Empezó a trabajar como chofer en el 2006 y en las últimas semanas, la demanda en el servicio del transporte público disminuyó tanto que algunos choferes se ven obligados a descansar dos días a la semana.

Algunos trabajadores del volante descansan sábado y domingo, otros toman dos días entre semana porque no hay pasajeros y al día con trabajos sacan 200 pesos libres porque deben entregar la cuota de mil 200 pesos.

Ayer salió de la colonia Villa Santiago al norte de Cuernavaca, llegó a la avenida Gobernadores con ocho pasajeros y en el mercado Adolfo López Mateos bajó la última persona.

Su jornada empieza a las 5 de la mañana y termina a las 9 de la noche, pero ni trabajando 16 horas logra juntar los 500 pesos que hasta hace un mes  se llevaba a la bolsa;incluso algunos de sus compañeros no completan ni para el combustible.

Ha pensado en descansar pero tiene la responsabilidad del carro y de su familia, por eso tiene que salir a trabajar todos los días, ya que  su sueldo debe alcanzar para mantener a su familia.

 

 

  

Publicado en Sociedad

Está pendiente una reunión entre autoridades y transportistas de las Rutas 16 y 33.

Yecapixtla.- Tras haber realizado la convocatoria para sostener una reunión entre transportistas de las Rutas 33 y 16 de Yecapixtla, por parte de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT), y al no presentarse para poder llevarla a cabo, Gorgonio Flores Hinojosa, presidente de la Ruta 33, dejó entrever su molestia por la falta de compromiso de los funcionarios estatales al no presentarse a la misma.

Al respecto, destacó que desde hace varios años han existido una serie de problemas entre los transportistas de las rutas antes mencionadas, esto porque los integrantes de la Ruta 16 han violado la resolución emitida por el Tribunal de Justicia Administrativa del Estado de Morelos, en donde el derrotero del Seguro Social de Yecapixtla le fue otorgado a la Ruta 33.

Destacó que dentro de la orden del día de la reunión que se tenía prevista con personal de la SMyT, se encontraba el tratar el tema del abuso que se encuentran realizando los permisionarios de la Ruta 16, ya que –dijo- pretenden evitar que se presente otro enfrentamiento entre ambos entes, como el sucedido en agosto del 2015, en donde falleció un transportista.

Finalmente, el presidente de la Ruta 33 hizo un llamado a las autoridades competentes para que tomen cartas en el asunto, y se le dé una pronta solución a esta problemática. 

 

 

Publicado en Cuautla
Sábado, 21 Marzo 2020 05:05

Los choferes, expuestos al contagio

Siguen en su puesto a pesar del riesgo de contraer la nueva enfermedad.

La contingencia por el coronavirus ahuyentó a los trabajadores de sus oficinas, a los estudiantes en las escuelas y a los comensales en los restaurantes pero eso no ocurrió en el transporte público.

“Hay que trabajar porque si descansamos no hay dinero”, dicen los choferes en los andenes del mercado Adolfo López Mateos de Cuernavaca, donde la mayoría de los conductores de “rutas” hace base.

Gerardo Durán Villegas afirma que para evitar el contagio por el Covid-19, en su caso, usa gel antibacterial, pero no cubrebocas ni guantes, porque no se lo han pedido y si le toca “pues ya ni modo”.

–¿No tiene miedo de contagiarse?

–No.

–¿No es necesario protegerse para evitar contagios por el coronavirus?

–Si te va a tocar, pues te toca; si no, pues aunque te pongas –responde.

Otro chofer del transporte público considera que es necesario usar gel y lavarse las manos de manera constante por el contacto de mano que tienen con miles de personas todos los días.

–Ustedes que manejan monedas y billetes, ¿no tienen miedo de un contagio?

–Ya estamos acostumbrados a esto, pero sí debemos tener miedo porque la gente te da la mano. Por eso traigo mi gel y me lavo las manos de manera normal.

–¿No te da miedo contagiarte?

–Sí me da miedo, pero hay que trabajar; si descansamos, no hay dinero. He visto que los pasajeros, algunos, se suben con su cubrebocas y gel, pero yo no lo uso porque me da calor.

–¿Y si te contagias?

–Pues vamos al médico.

El chofer Ramírez aplica las medidas de prevención y lleva su botella de gel antibacterial para protegerse del virus pero, asegura, no ha recibido indicaciones de su jefe para los pasajeros, tampoco si es necesario desinfectar las monedas, como lo anunciaron las autoridades de la Secretaría de Movilidad y Transporte (SMyT).

En su caso, señala, si enferma acudirá a revisión médica, mientras trabaja como todos los días en sus cuatro vueltas.

Jorge de la Cruz lleva cuatro años trabajando en la Ruta 7. Él dice que se lava las manos cuando va a comer y cuando llega a la base. Además, carga una botella de agua para enjuagarse en los ratos que tiene oportunidad, porque su responsabilidad está en el volante.

De la Ruta 7 hay algunos choferes que no están trabajando porque enfermaron de tos. En Morelos hay dos casos confirmados de Covid-19, en Cuautla y Cuernavaca.

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Choferes y usuarios se niegan a respetar las paradas autorizadas.

Cuautla.- Serios trastornos a la vialidad siguen provocando las numerosas unidades del transporte colectivo, de taxis y microbuses de éste y otros municipios, las cuales hacen parada en zonas no autorizadas, con lo que se provocan cuellos de botella y alta contaminación ambiental en las horas pico.

Con la intención de frenar esa anarquía, la Dirección de Movilidad y Transporte municipal lleva a cabo operativos para obligar a los operadores a respetar las áreas de ascenso y descenso, principalmente en las zonas de conflicto como la avenida Gabriel Tepepa Sur, a espaldas de una tienda de autoservicio, informó María Teresa Guerra Ortiz, funcionaria de ese departamento.

Dijo que, a cualquier hora del día, se montan los operativos para hacer respetar los paraderos autorizados; sin embargo, tanto los usuarios como los operadores de las unidades del transporte se resisten a acatar el reglamento.

“Aquí en Cuautla, todos los que manejan una combi o un taxi piensan que a mitad de la calle es parada para el ascenso y descenso de gente. Las paradas son exclusivamente en las esquinas, nada más. Tenemos que educarnos, tanto nosotros, la ciudadanía, como los operadores del transporte público”, indicó.

Guerra Ortiz señaló que igual que en este punto de conflicto, hay otras zonas como la glorieta Niño Artillero, las calles Bollás sin Cabeza, Del Abrigo, Capitán Salas y otras se convierten en cuellos de botella en las horas pico, lo que impide la libre circulación de los ciudadanos y de los vehículos de emergencia como ambulancias y bomberos.

“A veces la gente se molesta porque les decimos que la parada es en la esquina, donde está el semáforo; muchas veces se molestan porque están acostumbrados a pedir la parada donde sea y eso provoca embotellamientos y un cuello de botella”, indicó.

 

Publicado en Cuautla

Para no incrementar el precio del pasaje, piden erradicar a los irregulares.

Región oriente.- Transportistas que desempeñan esa actividad desde hace décadas se preparan para iniciar movilizaciones hacia el Congreso del estado con el fin de reunirse con los legisladores con el propósito de darles a conocer información que éstos desconocen acerca de ese sector, luego de que han manifestado su negativa a aprobar aumento a la tarifa.

Así lo dio a conocer Alfonso de la Torre García, dirigente de la organización “Leandro Valle” de transportistas de Jonacatepec, Tepalcingo y Axochiapan, quien manifestó que es urgente “un ajuste” a las tarifas del transporte público de pasajeros debido al “bajo margen de operación” que dificulta el mantenimiento y la renovación de unidades.

Señaló que la entrega indiscriminada de permisos irregulares en el servicio del transporte colectivo ha aumentado la competencia desleal, lo que ha desestabilizado su economía y amenaza con “afectar el otorgamiento de un servicio seguro”.

Destacó que en lugares como el Estado de México, Guerrero y Puebla ya se cobran tarifas de entre nueve, diez y 11 pesos.

“No es un aumento; pedimos nada más el ajuste, ya que tenemos como cinco años con la misma tarifa. Insisto: no es aumento; es ajuste de por lo menos 50 centavos por año. Serían como 2.50 o tres pesos”, señaló.

Manifestó que la diputada Elsa Delia González Solórzano, presidenta de la Comisión de Tránsito, Transporte y Vías de Comunicación, ha adelantado que no aprobarán ningún incremento, lo que demuestra que “desconoce del tema”. De ahí que han decidido acudir a la Cámara de Diputados para abordar la problemática.

“Nos vamos a movilizar ante el Congreso porque desconoce el problema del transporte; demandaremos que las modificaciones a la Ley del Transporte se dé en tres puntos; la Revista Mecánica que la maneje la Universidad; los modelos antiguos que se modifique la ley, porque dependiendo las regiones tenemos caminos en mal estado, no se pueden meter vehículos nuevos, y el ajuste de la tarifa”, detalló.

El dirigente transportista del grupo denominado “de la legalidad” denunció que el transporte en el estado de Morelos sigue padeciendo la inseguridad, extorsiones, la competencia de los vehículos irregulares y los mototaxis, lo que les impide renovar con mayor frecuencia las unidades.

Afirmó que hay una alternativa que podría aplicarse en lugar de incrementar la tarifa, que es la de sacar de circulación todos los permisos ilegales que otorgó el exgobernador Graco Ramírez.

“En la zona oriente nosotros con que nos quiten a los piratas nos conformamos porque eso nos provoca más desgaste de unidades y gasto de combustible. La competencia desleal encarece los costos”, agregó.

 

Publicado en Cuautla
Domingo, 01 Marzo 2020 06:26

HISTORIAS DETRÁS DEL VOLANTE

Ya no quería dinero, sino tiempo contigo…

Publicado en Sociedad
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.