Nora Celia Domínguez

Nora Celia Domínguez

Las autoridades educativas están a la espera de que se autorice una segunda etapa del proyecto, ya que falta la introducción de la red eléctrica y sanitaria

Jojutla.- A poco más de un año del sismo del 19 de septiembre de 2017, aún no han concluido los trabajos de reconstrucción de los edificios dañados de la Escuela Preparatoria número 4, dependiente de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), confirmó el director del plantel, Miguel Ángel Ibarra Robles.

Agregó que están a la espera de que se autorice una segunda etapa del proyecto ya que aún falta la introducción de red eléctrica y sanitaria.

Ibarra Robles indicó que a través del Fondo de Desastres Naturales (Fonden) se deberá aprobar una segunda etapa para entregar debidamente funcionando los edificios.

Recordó que cinco edificios fueron demolidos ya que resultaron con daño total; de ellos, hasta el momento, se han reconstruido cuatro y la empresa encargada de los trabajos solo ha entregado tres, pero aún con detalles, como la falta de instalación de energía eléctrica, drenaje. Mientras que otro más está en obra negra.

El director de la Preparatoria señaló que el Fonden designó 44 millones de pesos para la reconstrucción de las instalaciones; sin embargo, no fueron suficientes y se tuvo que realizar trabajos extra debido a que el terreno se ubica cerca del río Apatlaco. "El recurso se aplicó de manera correcta y clara, pero no fue suficiente, no se tenía considerado la instalación de los servicios en los edificios y eso impide que se puedan utilizar. Estamos a la espera de que nos aprueben la segunda etapa para que nos dejen la reconstrucción completa", aseveró.

Mientras tanto, aproximadamente mil de los poco más de dos mil estudiantes de esta institución de nivel medio superior continúan recibiendo clases en salones provisionales.

El 30 por ciento de los usuarios en la comunidad tiene adeudos

Jojutla.- Los vecinos de la comunidad de Tehuixtla se dijeron inconformes por el aumento a la tarifa del agua potable, de 50 a 90 pesos, que ya se aplica a partir de este mes de noviembre, ya que aseguraron que tienen un servicio deficiente y únicamente reciben tres días el agua durante tres horas.

El grupo de habitantes comentaron que a los morosos no les cortan el servicio, mientras que quienes mantienen al corriente sus pagos carecen del suministro constantemente.

Epifanio Toledo Jiménez, ayudante de la comunidad, reconoció que existe inconformidad por parte de los vecinos de este lugar por el aumento de la tarifa, ya que por voz de los usuarios le han externado que es un aumento desproporcionado al servicio que tienen. "A nosotros se nos informó del ajuste de la tarifa, ya que se nos dijo que en caso de no hacerlo podría colapsar el sistema de agua potable por los costos de la energía eléctrica. Por eso estamos apoyando para pedir a la gente que debe que se ponga al corriente y así evitar la suspensión del servicio", dijo.

Agregó que en la comunidad el 30 por ciento de los usuarios registrados tienen adeudos de hasta 10 y 15 años.

"La gente sí está molesta porque se tiene un servicio deficiente y ahora subirá casi el 100 por ciento de su costo. Nosotros estamos apoyando al sistema de agua potable para pedir que paguen, estamos recorriendo casa por casa para invitar a la ciudadanía que se ponga al corriente, pero sí vemos descontento por el aumento", insistió.

Admitió que la ciudadanía le ha externado que el aumento se hubiese realizado de manera paulatina durante los tres años y no casi al doble en los últimos meses de la administración, "y así no se hubiera sentido tan pesado para la población. Además aquí hay inconformidad por parte de la población, ya que hay quienes pagan un año completo, pero el agua la reciben por tandeos, en la zona conocida como centro, seis días, tres horas diarias, mientras que las colonias más apartadas la reciben tres días a la semana durante tres horas cada día, y por ello se niegan a pagar lo mismo que pagan las colonias céntricas", aseveró.

Se destinarán cerca de un millón de pesos a 368 empleados municipales

Miacatlán.- El Ayuntamiento de este lugar garantizó el pago del aguinaldo a los aproximadamente 368 trabajadores de la administración municipal, informó el secretario municipal, Luis Alberto Pérez Loza.

Aseguró que a través de la tesorería se realizó la acción financiera que permitió cumplir con el pago de esta prestación para el total de los trabajadores en este último año, además se analizará la liquidación de cada uno ya en la recta final de la administración.

Comentó que de acuerdo con los datos de la tesorería, son cerca de un millón de pesos los que se destinarán para el pago de los 90 días de aguinaldo para los aproximadamente 368 trabajadores de la comuna.

Insistió en que se buscará llegar a un buen acuerdo con los trabajadores para que al término de la administración del alcalde Francisco León y Vélez Rivera se concluya en buenos términos la relación laboral y no dejar pendientes a la próxima administración que entrara en funciones a partir del primero de enero de 2019 y que estará encabezada por Abel Espín García.

Serán entre 50 y 100 trabajadores.

Jojutla.- El secretario municipal del Ayuntamiento, Rafael Chavarría Bahena, informó que durante este mes de noviembre se concluirá la relación laboral con un promedio de entre 50 y 100 trabajadores de confianza de la comuna, ya que se encuentran en la recta final de la administración. 
Chavarría Bahena dijo que están prácticamente a dos meses para entregar la administración, por lo que comenzarán  a finiquitar la relación laboral con quienes formaron parte del equipo de trabajo del exalcalde Alfonso de Jesús Sotelo Martínez y el actual edil Arturo Castrejón. 
Agregó que se ha estado cumpliendo con cada uno de los compromisos hechos con los trabajadores, como los salarios y el aguinaldo, y en el mes de noviembre se comenzará a liquidarlos. "El compromiso era con el licenciado Alfonso, algunos estarán o estaremos hasta el 31 de diciembre, pero otros se irán porque termina un ciclo y serán alrededor de 50 a 100 empleados que a mediados de noviembre se tendrán que ir", insistió.  
Reconoció que no se cuenta con el recurso suficiente para liquidar a los empleados, por lo que se va a negociar su retiro para evitar iniciar algún procedimiento legal. "Todos sabían que entrábamos por un período, este ya está por concluir, se cubrirá el pago de su aguinaldo y tendremos que dejar la administración, ya que así fue el compromiso", aseguró. 
Señaló que cuando se habla de finanzas sanas no es que haya recursos suficientes, sino más bien que con lo que hay se ha logrado atender lo necesario y por ello se ha garantizado el pago de aguinaldo de los trabajadores, pago a proveedores, entre otros conceptos.
Sin precisar el número total de los trabajadores de confianza que actualmente integra la administración, confío en que todos se irán sin mayor problema, ya que formaron parte de un equipo de trabajo que está por culminar su función.

En el de la colonia Gabriel Tepepa, de Tlaquiltenango, no ha sido reconstruida la barda, mientras que en el de Miacatlán denunciaron falta de agua.

Zona Sur Poniente.- Como cada año, ayer, con música, flores, comida y velas, cientos de familias visitaron los panteones en los municipios de la zona sur poniente como parte de la tradición de Día de Muertos. 
Como cada año, los camposantos de los municipios de Jojutla, Tlaquiltenango, Tlaltizapán, Zacatepec, Puente de Ixtla, Amacuzac, Miacatlán, Mazatepec, Tetecala y Coatlán del Río recibieron a cientos de familias que desde muy temprano llegaron a visitar las tumbas de sus seres queridos que ya han dejado la vida terrenal. 
En algunos casos, las familias realizaron limpieza de las tumbas, reparaciones y decoración, como parte del festejo de origen prehispánico. 
En el caso de Tlaquiltenango, en el cementerio de la colonia Gabriel Tepepa, aún no se ha reconstruido la barda perimetral ni el área de descanso que resultaron afectadas tras el sismo del 19 de septiembre de 2017. 
En el panteón de la cabecera municipal de Miacatlán, los visitantes denunciaron la falta de agua para poder arreglar sus tumbas. 
Durante este viernes, los elementos de seguridad pública y tránsito de los diferentes municipios realizaron un operativo de seguridad en panteones y reportaron saldo blanco hasta el cierre de esta edición.

 

 

Aseguraron que temen que haya tráfico de influencias e impunidad en el caso.

Jojutla.- A dos años del asesinato de los cuatro estudiantes de la Preparatoria número 4 de Jojutla de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM), los familiares de las víctimas exigen justicia, ya que temen que por el tráfico de influencias pueda haber impunidad en el caso. 
Los deudos expresaron los anterior en el marco del segundo aniversario luctuoso de los jóvenes preparatorianos, por el que sus familias realizaron una misa en su recuerdo en la iglesia de la colonia Bonifacio García, del municipio de Tlaltizapán, para posteriormente trasladarse a las instalaciones de la Preparatoria número 4, donde colocaron una ofrenda en la placa conmemorativa que se encuentra en el plantel desde el año pasado. 
Francisco Emiliano Carmona, padre de uno de las víctimas, recordó el doloroso momento que vivieron hace ya dos años, cuando los cuerpos de Francisco Emiliano Carmona Servían (que celebraba su cumpleaños número 17), Melesio Pizaña Flores, Alejandro Medina Juárez y Alberto Emiliano Sánchez López fueron encontrados sin vida en un paraje en el poblado de Ticumán, rumbo al municipio de Yautepec. 
Comentó que como familiares se habían mantenido fuera de los medios de comunicación para evitar entorpecer el proceso tras la detención de siete personas; sin embargo, dijo, que ha llegado el momento de hablar. "El silencio tiene que salir porque tenemos miedo al tráfico de influencias que puede haber, miedo a la impunidad que existe en el estado y no vamos a ceder. Estamos esperando que se dicte la fecha de juicio y así estaremos analizando lo que seguiremos realizando. Nos heredaron un gobierno lleno de sangre, un asunto que no puede seguir. Ojalá que el nuevo gobernador no sea incapaz y que sea más sensible y más humano. Morelos no puede seguir siendo una fosa a cielo abierto", enfatizó. 
Por su parte, Alberto Laguardia, asesor jurídico de los familiares de los cuatro jóvenes asesinados, resaltó que han tenido una lucha jurídica dentro de todo el procedimiento en apego con la Fiscalía que ha realizado la investigación y acusación reuniendo todas las pruebas necesarias para iniciar un juicio realmente sustentado en pruebas reales, fuertes y verdaderas. 
Reconoció que sí habido un poco de "tibieza" por parte del representante social para poder impulsar el procedimiento de una manera más pronta, "pero lo principal que nos ha detenido son cuestiones técnicas legales que han permitido a los defensores de los acusados el poder ir alargando con la intención de ir mejorando la situación jurídica de sus representados; son figuras que nuestra legislación y el código nacional de procedimientos penales contempla para que se administre justicia real a cada una de las partes y en ese sentido a los acusados les da esa posibilidad". 
Resaltó que hasta hace un par de meses había siete detenidos, pero uno de ellos fue puesto en libertad, quedando solo seis. "Ya se revocó y actualmente esa persona tramitó un amparo para que no sea reaprendida y poder seguir definiendo su situación jurídica en libertad porque se le reclasificó el delito. Todos los acusados están siendo procesados por homicidio calificado. Sin embargo, a esta persona se le reclasificó el delito indefinidamente a nada más un encubrimiento, lo cual se ha acreditado por los magistrados que es indebido e infundado y por ello se vino abajo esa reclasificación, pero promovió un amparo y busca defender la reclasificación del delito que le dio su libertad emitido por el juez Rodríguez Apac", explicó.
El abogado reconoció que ha sido una larga lucha, un largo sufrimiento y una larga espera para los familiares que tienen la necesidad en sus corazones de sentir justicia y paz por sus hijos, que fueron brutalmente asesinados por estas personas, "y es lo único que ellos buscan: paz interior y el descanso para sus muchachos", acotó. 
Recordó que el próximo 21 de noviembre tienen una audiencia y están en espera de que se dé fecha para el inicio de juicio, pero dejó claro que si realmente se aplica justicia por parte de las autoridades, sí deberían ser condenados los imputados. 
El procedimiento se sigue en el tercer distrito judicial con sede en Cuautla. 
Durante la colocación de la ofrenda, los familiares de los jóvenes asesinados, así como algunos de sus excompañeros, colocaron pancartas para exigir justicia.

 

Por orden de la Secretaría de Salud estatal.

Mazatepec.- Tendrán que ser derribados los nichos construidos en el panteón nuevo de Mazatepec durante la administración 2006-2009 por indicación de los Servicios de Salud de Morelos (SSM), ya que por medidas de salud no se tiene autorizado inhumar cuerpos en la superficie exterior, dio a conocer el alcalde en turno, Jorge Toledo Bustamante. 
Explicó que actualmente los cementerios del municipio se encuentran ocupados casi en su totalidad; sin embargo, el nuevo panteón (o panteón más actual), cuenta con gavetas, aproximadamente 70 espacios de concreto, las cuales en el proyecto inicial se utilizarían para sepultar a las personas en la superficie exterior del predio; sin embargo, la opción fue rechazada por la población al buscar inhumar a sus difuntos de manera tradicional, bajo tierra. 
Estos espacios han permanecido prácticamente en desuso desde su construcción (en el 2008); solo se han colocado tres cuerpos, dos adultos y un menor. Para el 2010, las autoridades en turno anunciaron que las gavetas serían utilizadas como espacios para depositar cenizas; sin embargo, a la fecha, esto no ha ocurrido. 
Actualmente, el edil en turno confirmó que por orden de la Secretaría de Salud estos espacios no pueden ser utilizados para inhumar cuerpos, incluso ha recomendado su retiro y la inhumación de los cuerpos que se encuentran en esos espacios una vez que las condiciones así lo permitan. 
Toledo Bustamante mencionó que además se analiza la adquisición de un predio vecino ante la falta de espacios para dar cristiana sepultura a los que mueren, ya que no se cuenta con lugares disponibles, además de que una vez que se derrumben las gavetas, se liberará el predio y se podrá disponer el espacio libre para distribuirlo de acuerdo con la necesidad.

Cada vez más familias mantienen esta tradición que el Centro Cultural “Tlanchana” se ha dedicado a rescatar.

Miacatlán.- Las ofrendas colgantes para recibir a los seres queridos que ya se han ido son una herencia prehispánica en Coatetelco, comunidad indígena hoy decretada municipio, recordó Teódula Alemán Cleto, cronista de la comunidad y fundadora del Centro Cultural “Tlanchana”, espacio creado para rescatar y preservar las tradiciones, usos y costumbres de este lugar.

Teódula Alemán, maestra de educación primaria de profesión, también conocida como "mamá Teo", con ayuda de familiares y conocidos, colocó la ofrenda colgante en el pasillo de su casa y creó un camino de flor de cempasúchil acompañado con copal y velas, para recibir a sus seres queridos. 

La ofrenda, instalada sobre un huatlapechtle (una base de carrizo verde envuelto con hojas de plátano y colgada sobre la viga del techo de las casas), contiene elementos básicos de acuerdo a la creencia indígena: velas orientadas a los puntos cardinales, la flor, básicamente de cempasúchil, y la comida típica como el mole verde, tamales de masa blanca en hojas de maíz, calabaza en dulce, tejocotes en almíbar, tlaxcales de maíz, chocolate en agua, fruta, agua y sal, principalmente, en recipientes nuevos de barro.

Con su vista cansada y una voz tenue, mamá Teo recordó que esta tradición viene desde la época prehispánica, ya que los antepasados siempre respetaron a los muertos; como parte de ello, ofrecían pan, chocolate y mole verde con tamales a aquellos que se han adelantado en el camino de la vida, dando paso a la muerte. 
Esta tradición que ha dado identidad a Coatetelco se ha rescatado a través del Centro Cultural. Cada año son más las familias que aún colocan estas ofrendas colgándolas de las vigas de los techos, para esperar la llegada de sus fieles difuntos.
Mencionó que en la comunidad las familias se preparan meses antes para reunir dinero y poder adquirir todos los productos para la instalación de estas ofrendas; en muchos casos, las familias preparan ellas mismas los alimentos que serán colocados ahí.

En muchos casos aún las ofrendas son colocadas desde el 31 de octubre, para los niños, según la tradición, y la renuevan el día uno de noviembre para todos los difuntos, y el día siguiente (dos de noviembre) se lleva la flor y los alimentos al panteón donde se realiza toda una fiesta.

Las autoridades garantizan la seguridad en los panteones.

Zona Poniente.- Se instalaron los puestos de tradiciones en los distintos municipios de la región poniente por la temporada de Día de Muertos. 
Las plazas públicas de Miacatlán, Mazatepec, Tetecala y Coatlán del Río reportaron la instalación de entre 30 y 40 comerciantes para la venta de productos de temporada por la tradición de Día de Muertos, desde flor, pan, veladoras, tlaxcales, disfraces y otros productos, con lo que prevén la reactivación económica del sector. 
Las autoridades coincidieron en que durante estos días festivos se cuenta con un operativo de seguridad en las zonas de comercio y los panteones, para resguardar a la población.
También resaltaron la necesidad de consumir productos locales, elaborados por ciudadanos artesanos de cada municipio. 
En el caso de Tetecala, las autoridades explicaron que el tianguis tradicional por el Día de Muertos se instaló en las calles del zócalo municipal a partir de ayer 31 de octubre y permanecerá hasta el dos de noviembre.

Solo queda el uno por ciento de la planta invasora.

Coatlán del Río.- A fin de combatir la plaga del lirio acuático que amenazaba con secar la laguna de Apancingo, las autoridades municipales echaron herbicida al embalse tras lo que procederán a retirar la planta seca y eliminar la verde que aún queda.
César Augusto Franco Pérez, alcalde de este lugar, informó que como parte del compromiso que realizó con los ejidatarios y productores de esta comunidad durante 12 días de trabajo intenso se aplicó el herbicida, por lo que prácticamente hay solo un uno por ciento de lechuga acuática (como también se le conoce) aún viva, el resto se ha secado. 
Comentó que ya con los espacios libres en esta laguna se observan patos, garzas y los peces que salen a tomar oxígeno, fauna que estaba amenazada por la invasión de esta plaga.
Agregó que continúan los trabajos de retiro de la planta seca y esperan que en los próximos días se aplique el químico al resto de la planta verde que aún persiste, a fin de evitar su reproducción. 
Recordó que este problema se registró desde hace ya casi tres años y no se encontraba alternativa para ponerle fin, ya que se calculaba que existían más de 15 millones de lechugas acuáticas que consumen un promedio de 200 mililitros diarios de agua, "con lo que se creía que en diciembre ya no habría agua, se iba a perder el pez. En años anteriores se han secado. (Pero) con el esfuerzo de los productores se ha rescatado, incluso estaba en riesgo la producción de tilapia, pues el año pasado se sembraron casi 25 mil crías y esperemos que se rescate la producción", acotó.
Confió en que en lo que resta del año se logre dejar totalmente limpia de lechuga acuática la laguna, ya que esta misma acción se aplicó a la laguna vecina de la comunidad de Contlalco que padecía la misma problemática y actualmente se encuentra en perfectas condiciones.

 

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.