Las reformas permitirán a los estados solicitar mayor endeudamiento a sus congresos locales, si es necesario

Publicado en Nacional

Pretenden poner en valor las exhaciendas y el paisaje de la región oriente.

Cuautla.- Para hacer frente a la crisis económica provocada por la pandemia por covid-19, prestadores de servicios buscan formalizar alianzas con el comercio establecido agremiado a la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo (Canaco-Servytur), con el objetivo de sentar las bases para atraer al turismo de los estados circunvecinos.

Uno de los rubros que se pretende explotar es el del turismo de bodas, de cultura e historia, para lo cual se busca poner en valor los edificios coloniales, las exhaciendas, los exconventos y los atractivos naturales de los municipios en la región oriente, manifestó el promotor turístico Gustavo Andrew.

Tanto los empresarios de eventos sociales, salones y jardines de eventos sociales, como los restauranteros y comerciantes establecidos, buscan hacer sinergia para ofrecer productos atractivos para los turistas de la zona metropolitana del centro del país.

“Estamos trabajando; la Canaco firmó una alianza con la Asociación de Salones y Jardines de Eventos para buscar atraer turismo de distintas partes de la república; buscar las bodas con historia, para reactivar la economía trayendo turismo religioso y social a la región oriente”, agregó.

 

 

Publicado en Cuautla

Investigadores han señalado que el COVID-19 podría tratarse de una sindemia

Publicado en Ciencia

Pide reforzar exhortos a la población para cumplir con las medidas sanitarias y salir de la contingencia.

Conforme avanza el color del semáforo sanitario, la gente deja de usar las medidas de protección que ayudan a disminuir los contagios del covid-19, aseguró Abraham Hernández, operador del transporte público.

La gente empezó a confiarse y al menos en el transporte público dejaron de usar el cubrebocas y gel antibacterial desde que cambió el color del semáforo de naranja al amarillo.

Por ejemplo, dice, la botella de gel antibacterial que coloca en su unidad tiene diez días que no la cambia porque los pasajeros dejaron de usarla, en comparación con las primeras semanas de pandemia, cuando el gel se acababa en dos días. 

“Durante todo el día suben a la unidad unas 300 personas y de estas hemos visto que al menos la mitad no llevan puesto el cubrebocas. Piensan que como avanza el color del semáforo ya pueden salir a pasear de manera normal y no se ponen a pensar que para pasar al color verde tenemos que seguir con las medidas para disminuir los contagios y así salir rápido de la contingencia”.

El entrevistado refirió que por la contingencia en la organización donde trabaja (cuyo nombre no quiso revelar) los concesionarios mantienen las acciones de limpieza de las unidades y los operadores deben salir con el cubrebocas puesto y si en el camino se retiran el tapabocas son reportados a su superior.

Los operadores que incumplen el reglamento implementado a raíz de la contingencia sanitaria son acreedores a castigos de hasta tres días de suspensión sin goce de sueldo.

Abraham consideró necesario que las autoridades de la Secretaría de Salud refuercen las campañas para exhortar a la ciudadanía a usar el cubrebocas en caso de salir de su domicilio, con el propósito de avanzar en el semáforo y salir de la pandemia. Además, dijo, deberían colocar controles sanitarios en diferentes puntos estratégicos por donde circulan la mayoría de las unidades, para que sean revisados.

“Estaría bien que pongan controles sanitarios en puntos clave como en Plan de Ayala, que es por donde pasan casi todas las rutas, y que no solo revisen al chofer sino a los pasajeros, porque la mayoría no se cuida. Igual no creen en el virus, pero no se ponen a pensar en las consecuencias para los demás”.

 

 

 

Publicado en Sociedad

En al menos ocho casos las víctimas están ocultas, por las agresiones.

La Comisión de Búsqueda de Personas del Estado de Morelos tiene un registro de cuando menos ocho mujeres que fueron reportadas como desaparecidas, pero que están en resguardo por violencia intrafamiliar.  

La titular de esta instancia, Wendy Guadalupe Ruiz Ramírez, expuso que lamentablemente el fenómeno de la violencia de género está presente y durante la pandemia de covid-19, de acuerdo con datos nacionales, se ha incrementado. 

Comentó que en la comisión se ha indagado y se logró identificar casos de personas que son reportadas como desaparecidas porque huyen de su hogar debido a los diferentes tipos de violencia. 

Por otro lado, comentó que también desde que inició la epidemia de coronavirus en México la comisión observó que hubo una reducción de aproximadamente el 50 por ciento en el número de denuncias presentadas, pero hizo notar que este comportamiento se atribuye a la jornada de distanciamiento social o confinamiento. Es decir, que muchos casos no han sido reportados, pero podría haber un aumento en la estadística por asuntos ocurridos en los últimos meses.  

De hecho, refirió que en abril los reportes disminuyeron en abril hasta en un 60 por ciento, pero en las últimas semanas, comienzan a llegar las denuncias; de hecho, el total de lo que va del año suman ya 110 reportes.

“Obviamente, la Fiscalía General del Estado tiene un mayor número”, acotó, al referir que hay casos que no habían sido registrados pero que sucedieron incluso desde años atrás. 

Por esta razón la titular de la comisión dio a conocer que se realizarán registros de manera itinerante en diferentes municipios del estado, para informar a la población sobre el trabajo de la comisión y que la gente se acerque a denunciar. 

Las jornadas itinerantes comenzarán en el municipio de Cuautla y posteriormente acudirán a otras regiones del estado.    

 

 

 

Publicado en Sociedad

El Consejo de la Industria de la Masa y la Tortilla en Morelos confirmó el cierre de 12 negocios en Cuernavaca,  a causa de la reducción de las ventas en los últimos cinco meses y al aumento en el costo del maíz hasta en 30 por ciento.
Antonio Vázquez Quezada, presidente de dicho consejo, sostuvo que para los industriales es un reto mantenerse en funciones, ya que han enfrentado una crisis de más de cinco meses, a raíz de la emergencia sanitaria.


No obstante, informó que por el momento no se contempla un aumento en el precio por kilo de tortilla, aunque no descartó que para el próximo año pudiera registrarse si la situación financiera en el país no muestra una recuperación.
"(Vamos a) esperar a que salgan las cosechas de temporal que ya se acercan en diciembre y eso nos va a ayudar un poco a salir, porque subió un 30 por ciento el costo del maíz", declaró.


Por otro lado, hizo un llamado a las autoridades de la Secretaría de Salud estatal a supervisar a aquellos establecimientos que ofrecen servicio a domicilio, ya que los conductores de las motocicletas repartidoras no cumplen con las medidas de seguridad sanitaria para prevenir el contagio de covid-19.


"En la venta en motos ni siquiera andan con un cubrebocas, no tiene gel antibacterial y ni siquiera guantes utilizan, entonces eso sí nos perjudican, porque incluso venden la tortilla, la ‘desquilan’ (sic), hasta de un kilo o medio kilo la andan cambiando y manejan dinero y eso sí es un foco de infección", declaró Vázquez Quezada.

 

Publicado en Sociedad

Debido a la contingencia sanitaria, Alejandro Luna tuvo que dejar su trabajo y emprender un negocio de maderería en la colonia Satélite de Cuernavaca.

“Estaba trabajando en una empresa que se dedica a manufacturar muebles de madera. Debido a la contingencia hubo recorte de personal y me tocó a mí, pero gracias a Dios pude poner mi propio negocio para salir adelante y enfrentar esta crisis” dijo Alejandro Luna.

Entrevistado por La Unión de Morelos, el comerciante comentó que sus herramientas e insumos han subido de precio debido a la crisis económica: “me es un poco difícil porque cuando trabajaba en la empresa pues todo nos lo daban. Ahorita que estoy solo tengo que comprar todo el material y últimamente ha estado subiendo de precio”.

Alejandro Luna asegura que muchos de sus familiares lo apoyaron para poder abrir su negocio: “Amigos míos me prestaron dinero para poder comprar las cosas que necesito para empezar a trabajar y otras personas que me conocen también me encargan diferentes muebles y me pagan por adelantado para que pueda comprar el material. Me da gusto porque en estos días abrir un negocio propio es muy complicado y yo veo el apoyo de todos”.

Publicado en Sociedad

Al día, el taxista realiza máximo 12 viajes.

Martín dice que cada año compra regalos para su esposa e hijos en Navidad, pero este año por la pandemia del covid-19 sus seres queridos podrían no recibir esos detalles, porque la situación económica está difícil y con mucho esfuerzo logra reunir 350 pesos diarios, de los cuales entrega un porcentaje para la cuenta y otro para la gasolina.

El entrevistado trabaja desde hace tres años como chofer de taxi y afirma que por la contingencia sanitaria la demanda del servicio bajó hasta en un 60 por ciento y al día apenas realiza entre 10 y 12 viajes, porque además hay mucha competencia.

“Desde que empezó la pandemia, el servicio está muy tranquilo. A veces termino de trabajar con 350 pesos (de ingresos) y de ahí entrego un porcentaje para la cuenta, pero hay días que no le doy ni un peso al patrón porque el dinero apenas alcanza para medio comer y comprar la gasolina, si no, no funciona el carro”.

Dice que durante los meses más fuertes de pandemia no recibió ningún tipo de apoyo y aunque después quiso solicitar un crédito para hacer frente a la crisis económica, su solicitud no fue aprobada porque sus ingresos son muy bajos.

Por lo anterior, refiere, trabajará horas extras para obtener mayores ingresos y ahorrar un poco de dinero, al menos para que su familia tenga una buena cena navideña.

Además, dice que en su casa también podrían quedarse sin altar sus fieles difuntos, porque además de que el dinero no alcanza, sería para cuidar las medidas de seguridad en la emergencia sanitaria.

 

   

Publicado en Sociedad

Los ingresos municipales cayeron en 50 por ciento.

Ayala.- Debido a la caída en la recaudación del Impuesto Predial y Licencias, el gobierno de este lugar mantiene los servicios municipales básicos para atender las necesidades prioritarias de los ciudadanos, reconoció el alcalde Isaac Pimentel Mejía, quien dijo que derivado de gestiones ante el gobierno estatal, cerrarán el año con algunas obras públicas.

Dijo que respecto al periodo pasado, en estas semanas la recaudación sólo ha avanzado la mitad, por lo que se están ofreciendo diversos mecanismos para estimular el pago de contribuciones.

“Nos ha pegado con una merma mayor al 50 % respecto al año pasado. A estas alturas, el año pasado llevábamos una recaudación de 60 a 70 millones de pesos; ahora no llegamos ni siquiera a los 30 millones”, indicó.

Manifestó que la pérdida de fuentes de trabajo y la disminución en los ingresos de las familias a causa de la pandemia por covid-19 se ha reflejado negativamente en las arcas municipales.

“La falta de recursos y de trabajo merma los ingresos y nos pega a nosotros como municipio, al no poder sostener los programas, varias cosas que veníamos realizando, pero que a pesar de ello Ayala no deja de tener obras, de tener los servicios básicos como la recolección de basura, alumbrado público, lo que nos permiten los recursos”, apuntó.

El recorte en las partidas presupuestales obligó a gestionar apoyos ante el gobierno estatal, por lo que se prevé cerrar el año lo mejor posible.

“Vamos a contrarrestar con obras, con una inversión de 21 millones de pesos que gestionamos con el gobierno del estado. Aparte de las obras que se lograron con la Comisión Estatal del Agua, son 45 millones de pesos con los que Ayala es beneficiado; son diferentes obras de encasquillamiento y planes hídricos. Vamos a cerrar este año de manera fuerte”, insistió.

 

Publicado en Cuautla
Viernes, 16 Octubre 2020 05:10

Batalla para mantener su frutería

Los precios de algunos productos se han elevado y ya es más difícil surtirse, aunado a la falta de ventas.

Para Fabiola Hernández quien se dedica a la venta de frutas y verduras en el poblado de Atlacomulco, municipio de Jiutepec, comprar cosas para su negocio cada vez se vuelve más complicado por causa de la pandemia.

La comerciante dijo que debido a la pandemia no le es posible surtir por completo su frutería y verdulería, ya que los precios de algunos productos se han elevado bastante últimamente. “La gente ya no compra como antes. Antes compraban las cosas por kilo y estos últimos meses me compran de a veinte pesos, o de lo que les alcanza, y eso hace que no pueda traer la misma cantidad de fruta y verduras porque sino se queda”.

Fabiola aseguró que es más complicado trasladarse para surtir su negocio: “la pandemia me detiene un poco en ir a comprar con normalidad todo el producto que aquí vendo, porque la verdad si me da miedo salir y más al mercado, porque la gente ya empieza a ir”.

La vendedora de frutas y verduras dijo que gracias al apoyo familiar puede continuar con su negocio: “mi familia y muchos amigos me han apoyado en comprarme fruta y verduras. En esta zona han cerrado muchos negocios por falta de ventas y aunque todos corremos ese riesgo nosotros tenemos fe en seguir aquí”.

 

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 35
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.