Antonella Ladino

Antonella Ladino

Se les adeuda la segunda parte del aguinaldo y el bono de Día de Reyes.

El secretario general del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Secretaría de Salud, Gil Magadán Salazar, advirtió que el próximo lunes podrían suspender labores en áreas no covid, porque el gobierno estatal adeuda alrededor de 90 millones de pesos correspondiente a las prestaciones de fin de año de cuatro mil 500 empleados.

Detalló que no se ha pagado la segunda parte del aguinaldo y se les adeuda el bono de día de Reyes y en otros casos la quincena, por lo que la suma total es de 90 millones de pesos.

Al respecto, indicó que por la limitación presupuestal el acuerdo con las autoridades estatales fue que algunos apoyos se pagarían en los primeros 15 días del mes, lo cual no ha ocurrido, por lo que se lanzó la advertencia de suspender labores a primera hora del próximo lunes.

El líder sindical afirmó que la petición a las autoridades de Salud es a continuar con las gestiones necesarias ante la Secretaría de Hacienda, porque la promesa fue cumplir con estos pagos a principios de año con la ministración federal, y ahora el argumento es que no hay recursos.

Magadan Salazar manifestó que los trabajadores están molestos porque han trabajado durante la pandemia, incluso arriesgando su vida y no es justo que no reciban sus pagos en tiempo y forma.

"La población no tiene la culpa, pero estamos sosteniendo esta situación crítica y no hay pago, por eso la inquietud de los compañeros, que están trabajando con compromiso ", argumentó.

 

 

Viernes, 15 Enero 2021 05:15

En su taxi lleva gel antibacterial

Dos de sus conocidos se contagiaron y fallecieron.

Saúl Rosas se negaba a creer en la existencia del covid-19. Sin embargo, meses después de que se registraron los primeros casos en Morelos, dos de sus conocidos se contagiaron y fallecieron y desde ese día cada semana ahorra 90 pesos para comprar un litro de gel antibacterial para sus clientes y evitar que el virus entre a su cuerpo.

Saúl trabaja como chofer de taxi desde hace 15 años y dice que es la primera vez que una contingencia sanitaria golpea tan fuerte en su economía.

También explica que al día con mucho esfuerzo realiza entre diez y doces viajes, trabajando desde las seis de la mañana.

Sobre la pandemia del covid-19, dijo que al principio no creía que un virus pudiera causar la muerte de millones de personas en el mundo, hasta que lo vivió de cerca, cuando dos de sus conocidos fallecieron y después supo que otras personas que también conocía se contagiaron.  

“Al principio no creía, pero después me di cuenta de que el virus existe y desde entonces me cuido con el cubrebocas. Cada semana compro una botella de gel antibacterial y lo pongo en el respaldo del asiento delantero del taxi para que los clientes lo usen. Así nos cuidamos entre todos”.

Además, para evitar posibles contagios todos los días desinfecta su unidad. 

De su trabajo, señaló que hasta la fecha no ha recibido ningún apoyo económico ni en especie, por eso trabaja casi todo el día para reunir el dinero necesario para la alimentación de su familia y entregar la cuenta de 250 pesos a su patrón.

 

 

 

Por la pandemia trabajan desde casa, afirma Secretaria de Administración.

La Secretaria de Administración Mirna Zavala Zúñiga confirmó que desde que empezó la pandemia del covid-19 se han registrado 250 contagios y 39 fallecimientos entre los trabajadores del Poder Ejecutivo, principalmente de las áreas vulnerables.

Recordó que desde el pasado 8 de enero se publicó el decreto en el cual se estableció que ante el retroceso del color naranja al rojo, solo trabajarán durante la emergencia áreas esenciales como la Coordinación Estatal de Protección Civil, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la Secretaría de Salud, cumpliendo con todas las medidas de higiene, como el uso del cubrebocas.  

“En el decreto que fue publicado se instruye a los trabajadores a que realicen sus labores desde casa con la finalidad de prevenir contagios de covid-19, ya que en los últimos meses se han incrementado en la entidad”, dijo la funcionaria estatal.

Afirmó que las labores se mantienen desde casa porque la emergencia sanitaria no impide la continuidad de la operatividad de cada una de las áreas para ofrecer todos los servicios a la población, por lo que, además, se ha dado prioridad a las plataformas digitales y el trabajo por correo electrónico.

En ese sentido, dijo que el llamado a la población es que tramite citas por medio de la plataforma del gobierno del estado, la cual permite dar la atención para disminuir los riesgos.

Aclaró que por la emergencia sanitaria únicamente se llevan a cabo trabajos esenciales, es decir, trámites administrativos y solamente se admite vía correo, ya que no se permite el acceso ni la presencia física en las oficinas.  

“El llamado que hacemos al usuario, que en su mayoría son trabajadores y jubilados, es que por el momento todo trabajo se hará por medio del correo electrónico, incluyendo las constancias a través de firmas electrónicas”, puntualizó Zavala Zúñiga.

 

 

 

Jueves, 14 Enero 2021 05:13

“La inseguridad está terrible”

Conductores de Didi desconfían hasta de los usuarios, confiesa Jesús.

Jesús Omar Martínez, quien trabaja como conductor de Didi, contó que por la situación de inseguridad que se vive en el estado, ofrece sus servicios de transporte privado solo hasta las ocho de la noche y que la mayoría de sus compañeros andan “con el Jesús en la boca”, es decir, con la preocupación, al saber que les puede pasar algo durante el viaje.

El entrevistado dijo que tiene una experiencia como conductor de Didi de casi dos años y agradece que hasta la fecha no ha sufrido asaltos, pero según le dijeron sus compañeros, se ha detectado que algunas personas se registraron en la aplicación de teléfono como usuarios, pero con intenciones de asaltar a los conductores.

“La inseguridad está terrible, andamos con el Jesús en la boca porque en cualquier lugar de Morelos hay mucha inseguridad; debemos cuidarnos porque, se escucha feo, tenemos que cuidarnos hasta de los usuarios porque se sabe que se conectan para asaltar; a los conductores los golpean y les quitan los carros”.

Refirió que durante el día realiza los servicios a cualquier colonia, pero en la noche evita algunos lugares que carecen de alumbrado público, porque en estas zonas son blanco de la delincuencia.

De su trabajo, dijo que por la pandemia del covid-19 los servicios han disminuido y en ocasiones espera hasta 15 minutos para realizar un viaje, pero tiene que seguir en este empleo porque tiene la responsabilidad económica en su casa y además debe entregar una renta semanal por el vehículo.

 

 

 

Confirma el secretario de Gobierno exhorto al ombudsman para proponer a un notario para la primera demarcación.

El secretario de Gobierno, Pablo Ojeda Cárdenas, afirmó que el exhorto que se hizo al presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHM), Israel Hernández Cruz, para que proponga a un notario de la primera demarcación no es ninguna presión ni tiene que ver con la función que desempeña como presidente.

Lo anterior, en respuesta a las declaraciones que emitió el ombudsman morelense, quien afirmó ser víctima de hostigamiento y acoso para que se deje de ser presidente de la CDHM y se reincorpore en su cargo en la Notaría número 13.

“Lo que hicimos fue exhortar al presidente de la Comisión de Derechos Humanos a que propusiera un notario de la primera demarcación para que lo pudiera suplir y eso no es ninguna presión ni tiene que ver con la función que desempeña como presidente de la Comisión”, afirmó Ojeda Cárdenas.

Reconoció que la acusación que hizo Hernández Cruz pudiera tener como trasfondo la cercanía del proceso electoral porque, afirmó, el proceso jurídico lo conoce muy bien, ya que fue director general jurídico en la administración de Graco Ramírez y le tocó supervisar la función notarial, por lo tanto, conoce que el procedimiento que hace es legal.

En este sentido, Ojeda Cárdenas señaló que es peligroso politizar a instituciones tan importantes como la Comisión de Derechos Humanos. “Entiendo la cercanía que tiene con algunos actores políticos relevantes, pero debería de abstenerse de hacerlo político”, dijo.

 

 

 

*898 casos activos*

En conferencia de prensa virtual, autoridades de Salud informaron este miércoles que en Morelos se han confirmado 12 mil 150 casos de coronavirus covid-19, de los cuales 10 mil 630 lo han sido por prueba PCR y mil 520 por prueba antigénica que se aplican en los diferentes módulos.

Señalaron que se han registrado mil 440 casos sospechosos, 898 activos y 15 mil 997 casos negativos, así como mil 748 defunciones, de las 29 mil 587 personas estudiadas; de acuerdo con el reporte diario, Morelos sumó 460 nuevos contagios de covid-19 y siete defunciones.

Del total de los casos confirmados, 68 por ciento ya está recuperado, 13 está en aislamiento domiciliario y otro cinco en hospitalización, mientras que un 14 por ciento lamentablemente ha perdido la vida.

También se dio a conocer que se han realizado mil 900 pruebas PCR del programa “Pruebas en tu Comunidad”, de las cuales 114 arrojaron resultado positivo; además, hoy se informó que dos personas se han negado a recibir la vacuna contra coronavirus covid-19 en la entidad.

Morelos actualmente está en color rojo en el semáforo de riesgo epidémico por covid-19.

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo encabezó el arranque de vacunación contra el covid-19 al personal de salud en el estado de Morelos, la mañana del miércoles; pidió a la población no confiarse, porque la aplicación de la vacuna no significa que la emergencia sanitaria esté superada.

En el acto oficial, el mandatario estatal señaló que la aplicación de la vacuna marca una fecha histórica en medio de la emergencia de salud porque hoy comienza la fase de vacunación, un día esperado por la población.

Sin embargo, reiteró el llamado a la población a no confiarse porque la aplicación no significa que la emergencia esté superada.

Recordó que en diciembre, Morelos estuvo en picos elevados de contagios por covid-19, por lo que exhortó al sector salud y a las instituciones a privilegiar el orden y trato humano a la población.

También aprovechó para hacer un reconocimiento al personal de salud por su trabajo arduo porque, dijo, “dejan a sus familias en casa para cuidarnos”.

Blanco Bravo puntualizó que una vez que se termine de vacunar al personal de todos los hospitales, la vacunación continuará con los grupos de alto riesgo para proteger a toda la población.

Pidió no entrar en desesperación, porque todos recibirán la vacuna, pero además no confiarse porque la pandemia sigue y es necesario reforzar las medidas que contempla el escudo de la salud, como el uso del cubrebocas y lavado constante de manos.

En su intervención, el secretario de Salud, Marco Antonio Cantú Cuevas, informó que en el primer lote de vacunas llegaron nueve mil 765 dosis, con lo cual se podrá inmunizar al 100 por ciento de los trabajadores del sector salud, quienes recibirán una aplicación hoy y la próxima dentro de 21 días.

Dijo que la vacunación en Morelos representa la esperanza y el inicio de una nueva etapa de la lucha contra esta pandemia, pero también debe inspirarnos a no bajar la guardia porque el estado está en alerta máxima de contagio.

Cantú Cuevas reconoció el trabajo que realiza el personal de salud de los doce hospitales covid porque, anotó, es justo que la vacunación contempla inmunizar a los que están en la primera línea de batalla, como una forma de cuidar a quienes nos cuidan.

Evitan entregar pedidos en colonias como Altavista, Carolina y Sacatierra.

Josué Duarte, quien trabaja desde hace más de un año como repartidor de comida por medio de la plataforma de Rappi, señaló que por la pandemia del covid-19 los servicios de entrega de alimentos a domicilio han aumentado porque la gente dejó de salir, pero también se incrementaron los asaltos y robo de motocicletas, principalmente en los estacionamientos de las tiendas de autoservicio.

De acuerdo con el entrevistado, el retroceso en el color del semáforo sanitario y el cierre de varias plazas benefició a los repartidores de comida que ofrecen el servicio por medio de aplicaciones de teléfono, porque los establecimientos que permanecen abiertos habilitaron el servicio a domicilio.  

Sin embargo, lamentó que en los últimos meses varios de sus compañeros han sufrido asaltos, porque los amantes de lo ajeno buscan a las personas que están en constante movimiento, al suponer que llevan grandes cantidades de dinero por los servicios que realizan.

Por la situación de inseguridad, Josué evita entregar pedidos en colonias como Altavista, La Carolina y Zacatierra de Cuernavaca. De su trabajo, dijo que sus ingresos económicos varían entre 600 y 700 pesos diarios y realiza de 15 a 20 entregas.

Sobre la emergencia sanitaria por el covid-19, refirió que desconoce si alguno de sus compañeros se ha contagiado con el virus. Sin embargo, cada uno hace aplica las medidas de higiene básicas, como el uso del cubrebocas y gel antibacterial para la desinfección de manos.

 

 

 

En diciembre pasado robaron seis unidades a la organización en la que trabaja.

Antonio Bautista tiene una experiencia de 15 años como chofer de taxi, por lo que evita ingresar a colonias alejadas y con poco alumbrado público, porque en el tiempo que lleva laborando ha sido víctima de seis asaltos e incluso en uno de los casos le robaron el vehículo.

Contó que por la situación de inseguridad realiza los últimos servicios de taxi a más tardar a las diez de la noche, pero empieza a trabajar desde las ocho de la mañana para reunir el dinero necesario para la alimentación de su familia y para pagar servicios como el agua, luz e internet, porque sus hijos toman clases en línea.

El entrevistado señaló que solo en diciembre pasado, los amantes de lo ajeno asaltaron a seis conductores de la agrupación de taxis en la que trabaja desde hace cinco años y robaron seis vehículos, de los cuales solo dos se lograron recuperar con las investigaciones que inició la Fiscalía General del Estado (FGE).

Para Antonio algunas colonias inseguras para los taxistas son Los Pinos y Progreso en Jiutepec, así como Loma Bonita en Temixco.

“En los 15 años que llevo trabajando como taxista me han asaltado en seis ocasiones, una vez se llevaron el carro; se presentaron las denuncias ante las autoridades, pero no hubo respuesta y lo único que queda es empezar de cero y buscar otro trabajo”.

Sobre la pandemia del covid-19 refirió que los trabajadores del volante han registrado la disminución en la demanda y en sus ingresos económicos, porque con el retroceso en el color del semáforo sanitario las personas dejaron de salir tras el cierre de algunos negocios no esenciales en plazas comerciales.

Antes de la emergencia sanitaria sus ingresos eran de 800 a mil pesos diarios pero actualmente apenas reúne entre 300 y 400 pesos.

 

 

 

Humberto pide a los clientes usar cubrebocas, para evitar multas

Humberto Carreto trabaja como chofer de taxi desde hace 18 años y dice que está consciente de que por la pandemia del covid-19 debería resguardarse en su domicilio, para evitar un posible contagio del virus, pero debe salir porque tiene la responsabilidad económica de su familia.

Para su cuidado personal usa cubrebocas, lleva gel antibacterial en su unidad para los clientes y, además, les pide usar el tapabocas para, de alguna manera, disminuir los contagios y también para no ser multado por las autoridades, que han intensificado los operativos en el transporte público.

El entrevistado narró que durante su jornada laboral se ha encontrado con personas que no llevan puesto el cubrebocas, a quienes les hace la invitación de ponérselo por lo menos durante el viaje, porque en su familia hay personas vulnerables. 

“En mi familia hay personas vulnerables y sé que yo tendría que quedarme en la casa, pero no puedo porque llevo el sustento económico y tengo dos hijos que dependen de mí”.

De su trabajo como chofer de taxi contó que la emergencia sanitaria afectó en su economía, porque los servicios disminuyeron, y aunque trabaja casi todo el día con mucho esfuerzo obtiene entre 100 y 150 pesos diarios.

Además, dijo que la inseguridad es otro factor que afecta la economía, porque cualquier municipio es peligroso, cuando antes solo evitaban los servicios en colonias como Antonio Barona y Alta Vista, en Cuernavaca. También ha aumentado el robo de vehículos.

 


 

 

Videos de la semana

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.