Obstaculizaron el ingreso de personal del organismo para realizar una supervisión en el lugar.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) inició una queja de oficio contra los funcionarios del penal de Atlacholoaya que obstaculizaron el ingreso del personal del organismo para supervisar el centro de reinserción social como parte de Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP).

A través de un comunicado, recordó que el pasado 18 de agosto dos integrantes de la CNDH llegaron al penal varonil de Atlacholoaya para iniciar la supervisión penitenciaria en Morelos, pero se les negó la entrada, primero con el pretexto de que no estaba la directora; luego, que no había suficiente personal de custodia para garantizar su seguridad; y finalmente se les dijo que la CNDH no pidió cita para realizar la inspección, y que regresaran en otra ocasión.

Luego de que el caso fue difundido por los medios de comunicación y luego de una espera de varias horas, se le permitió al personal de la comisión el ingreso, pero para la CNDH hubo una evidente obstaculización de su trabajo por parte de funcionarios del sistema penitenciario estatal.   

“En ese contexto, es evidente que tales restricciones, obstaculizan el trabajo del DNSP, al impedir supervisar el respeto a los derechos humanos en el sistema de reinserción social del país, a través de la verificación de las condiciones de estancia e internamiento de las personas procesadas y sentenciadas, ello de conformidad con el artículo 6°, fracción XII de la Ley de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos.

“Cabe mencionar que, personal de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos, manifestó que también se les negó el acceso al mencionado Centro penitenciario.

 “En virtud de la gravedad de los hechos, que inciden en la opinión pública nacional y con la finalidad de investigar posibles actos u omisiones cometidos por parte de servidores públicos adscritos al Sistema Penitenciario en el Estado de Morelos, esta Comisión Nacional Investigará de oficio el presente caso”, recalcó.

El sistema penitenciario estatal y, en particular el penal de Atlacholoaya, se encuentra en la mira nacional como uno de los penales con mayor inestabilidad, donde prevalece el cogobierno, es decir, que existe una complicidad entre un grupo de reos y funcionarios penitenciarios para tener el “control” de centro de reclusión.

Además, en los últimos diez meses el penal ya acumula casi una veintena de asesinatos violentos de reos por enfrentamientos, motines y riñas, más de 50 lesionados y varios presuntos suicidios.

Pese a la crisis del sistema penitenciario, se mantiene en su cargo el coordinador estatal de Reinserción Social, Israel Ponce de León Bórquez, que forma parte de la ola de funcionarios veracruzanos que se incrustaron en el gobierno estatal.

 

 

Publicado en Sociedad

Retardan 90 minutos el ingreso al penal de Atlacholoaya de personal de la CNDH y CDHEM.

Personal de la Coordinación de Reinserción Social obstaculizó el ingreso del personal de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que llegó sorpresivamente a realizar una supervisión al penal más grande de la entidad, donde en los últimos meses han ocurrido constantemente hechos violentos y asesinatos de internos.

De acuerdo con diversas fuentes consultadas, alrededor de las 10: 30 Horas, se presentaron en el penal de Atlacholoaya, Marta Patricia Orozco Pérez, directora del Área de Supervisión, y Humberto Pettit Gutiérrez, jefe de Departamento, ambos adscritos a la Tercera Visitaduría General de la CNDH, para llevar a cabo la evaluación correspondiente al Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria 2020.

Sin embargo, directivos del penal y de la Coordinación de Reinserción Social impidieron su ingreso, con el argumento de que la CNDH no dio aviso del arribo de sus dos funcionarios y no está permitido el ingreso de personas ajenas sin antes cumplir los protocolos penitenciarios.

Por casi dos horas, los representantes de la CNDH permanecieron sentados en la jardinera que se encuentra frente al acceso principal, hasta que se les permitió el ingreso.

A través de un comunicado, la Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHM) detalló que el personal de la CNDH contactó al organismo estatal para solicitar el apoyo institucional, para realizar la inspección de varios de los centros de reinserción social en el Estado de Morelos, pero a los representantes de ambas comisiones se les negó el ingreso.

“Este organismo local recuerda a las autoridades penitenciarias en la entidad, que la obstrucción de la labor de las personas visitadoras de los organismos públicos de protección de los derechos humanos puede ser sancionada administrativa y penalmente, en términos de la legislación aplicable, como puntual y categóricamente lo dispone el último párrafo del artículo 58 de la Ley Nacional de Ejecución Penal.

“Es importante destacar que los diagnósticos de supervisión penitenciaria se realizan de manera sorpresiva y aleatoria, con el objeto de verificar las condiciones reales que prevalecen en los centros penitenciarios del país, de ahí que no resulte necesario notificación previa; subrayando que cualquier dilación o entorpecimiento puede viciar los resultados de la inspección. En el caso, esta mañana no se permitió el acceso al centro sino transcurridos 90 minutos, los cuales son considerados una obstrucción atribuible a las autoridades penitenciarias”, recalcó la CDHM en su comunicado.

Informó que, a partir de este incidente, representantes de la CNDH y la CDHM sostendrán una reunión para compartir información sobre las constantes violaciones a los derechos humanos de las personas privadas de su libertad en la entidad.

En contraparte, la Comisión Estatal de Seguridad, también a través de un comunicado, argumentó que fueron aplicados los protocolos de seguridad para el adecuado acceso del personal de las comisiones en compañía de directivos del penal, ya que “en ningún momento es posible abrir el acceso de manera inmediata a ninguna autoridad, toda vez que es necesario cumplir con lineamientos, reglas y protocolos establecidos, a fin de garantizar la seguridad de quienes ingresan a las instalaciones penitenciarias”.

Agregó que, una vez cumplidos los protocolos, se permitió el ingreso a los funcionarios de la CNDH y la CDHM al  penal varonil de  Atlacholoaya y a la cárcel distrital de Cuautla, así como se acordó una visita al área femenil del CERESO Morelos, como parte del Diagnóstico Penitenciario 2020.

 

 

 

Publicado en Política

Los cambios continuarán, anuncia la CES.

Tras la riña registrada el miércoles dentro del penal de Atlacholoaya que dejó un saldo de cuatro muertos y tres lesionados, la Comisión Estatal de Seguridad (CES) realizó la reubicación de un grupo de internos a diversas cárceles distritales.

De acuerdo con información difundida por la CES, organismo responsable del sistema penitenciario estatal, en cumplimiento de órdenes de jueces de Primera Instancia, de Control, Juicio Oral y Ejecución de Sanciones del Estado de Morelos, un grupo de 16 “Personas Privadas de la Libertad” (PPL) fueron reubicadas a centros de reinserción social en los municipios de Jojutla y Cuautla.

Los internos Gregorio “N”, José Alejandro “N”, David “N”, Ricardo Alfonso “N”, Roberto “N”, Gerardo “N”, Hugo Alberto “N” e Israel “N”, fueron reubicado a la cárcel distrital de Cuautla; mientras que Héctor Adrián “N”, César Rafael “N”, Omar “N”, Nelson Mateo “N”, David “N”, Emmanuel “N”, Narciso “N” y Fabián “N”, fueron  trasladados a la cárcel distrital de Jojutla.

“Estos movimientos se continuarán realizando con la finalidad de generar condiciones que ayuden a las acciones de reinserción social, y con el objetivo de mantener estabilidad, así como evitar actos que pudieran poner en riesgo a los PPL, así como crear un clima propicio de tranquilidad al interior de los Centros Penitenciarios del Estado de Morelos”, informó la CES tras el último incidente violento dentro del penal de Atlacholoaya, que culminó con el asesinato de cuatro personas privadas de su libertad.

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Una riña en el penal de Atlacholoaya dejó como saldo cuatro internos sin vida y uno herido; a uno de los ahora finados le habrían sacado los ojos.

Xochitepec.- Ya fueron identificados los cuatro reos a los que privaron de la vida durante una riña que se registró en el Cereso “Morelos”, la mañana del miércoles, en el poblado de Atlacholoaya de este municipio. A uno de ellos le habrían sacado los ojos.

Con base en información de fuentes consultadas por La Unión de Morelos, a los cuatros reclusos los identificaron como Alfredo Zósimo Valladares Atala, Nicolás Jacinto Bahena, Alexis Miguel Bello Nava y Ángel Arturo Chávez Hernández.

En relación con los hechos se informó que poco antes de las 10:00 horas de ayer, la Policía Morelos recibió un reporte mediante el que daban a conocer que se habían registrado varias detonaciones de arma de fuego que provenían del interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”.

Minutos después, agentes policiacos recibieron otro aviso acerca de alrededor de 50 disparos que se acababan de escuchar dentro del penal.

Por ello alertaron a uniformados de otros municipios para que se trasladaran al sitio, sobre el que el helicóptero de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) realizó sobrevuelos.

Alrededor de 20 unidades de la Policía Morelos y de la Guardia Nacional y al menos cinco ambulancias ingresaron al penal, derivado de la riña, que inició en el área de ingresos y de aduanas de personas, tras lo que se extendió a la población.

En un video filtrado por reos se observa a tres reclusos que cargan y arrastran a quien fue identificado como Alexis Bello, cuyo cuerpo después abandonaron en la zona de población.

El cadáver fue dejado boca arriba, sobre una cobija; tenía como vestimenta short blanco, playera negra, sudadera amarilla y calcetines blancos.

El hombre tenía al menos nueve heridas en el abdomen que fueron provocadas con arma blanca, además de que le habrían sacado los ojos.

En otra imagen –también filtrada por los reos en redes sociales– se observa a un grupo de reclusos sometidos, tirados y amarrados. Entre ellos estaba el cuerpo sin vida de otro preso, boca arriba, el cual vestía short verde y playera de color rojo.

En el caso de Alexis, se dio a conocer que presuntamente estaba en el dormitorio 11 cuando llegaron varios convictos, quienes lo golpearon e hirieron; después fueron a los dormitorios 13, 12 y 2.

En la celda 12 se encontraba Nicolás Bahena, quien fue sacado de la misma forma.

De igual forma, golpearon a los otros reos; uno de ellos es identificado como Mario Jiménez, quien estaba en el dormitorio 13, y a una persona identificada como “El Chocorrol”, que estaba en la celda 2.

Fue hasta las 14:00 horas cuando personal de la Comisión Estatal de Seguridad  confirmó el asesinato de los cuatro reos. Además, refirió que uno más resultó herido, pero no fue necesario que los hospitalizaran.

Por último, cabe destacar que con este caso ya suman al menos cinco riñas con un saldo total de 17 reclusos muertos en fechas recientes en el penal de Atlacholoaya.

 

Publicado en Justicia

Es el saldo de una nueva riña en el centro penitenciario.

Cuatro muertos y varios lesionados fue el saldo de un nuevo enfrentamiento entre internos en el penal de Atlacholoaya.

De acuerdo con la información recabada, alrededor de las 10:00 de la mañana un interno  ingresó a varios dormitorios a golpear  a los reclusos que ahí se encontraban, lo que desató la reyerta que se prolongó hasta que intervino el personal de seguridad y custodia.

El enfrentamiento tuvo como saldo cuatro reclusos asesinados y tres lesionados. Los internos privados de la vida fueron identificados como Mario “N”,  Alexis “N”, “El Mico” y/o “El Nico”, y “El Chocorrol”, según confirmaron algunos familiares de las víctimas.  

Casi cuatro horas después de los hechos, la Comisión Estatal de Seguridad, responsable de la administración y control de las cárceles estatales, emitió un comunicado en el que informó de la riña entre Personas Privadas de la Libertad (PPL) en el área de ingresos del penal y la activación de los protocolos de seguridad para mantener el control de la población penitenciaria.

“Resultado de las agresiones entre los internos, cuatro personas PPL fallecieron en el lugar a consecuencia de las lesiones provocadas por golpes, un lesionado atendido en el lugar por paramédicos del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas (ERUM) sin que presentara lesiones que requirieran una atención especializada y dos internos más trasladados para su atención médica a un centro hospitalario”, señaló.

El penal de Atlacholoaya alberga a más de dos mil internos y, con los últimos hechos violentos ocurridos ayer, de octubre de 2019 a la fecha suman 55 internos lesionados, tres fugas, tres suicidios, 16 homicidios, un motín y cuatro riñas.

Otro dato relevante es que el penal varonil de Atlacholoaya y la Cárcel Distrital de Cuautla reprobaron la Supervisión Penitenciaria 2019 realizada por la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), cuyo organismo confirmó que, particularmente en estos centros de “reinserción social”, sí existen autogobiernos o cogobiernos  y se solapan actividades ilícitas, como el “cobro de piso” a internos.

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Un hombre y una mujer fueron arrestados al detectar que trataban de introducir las sustancias y un arma al penal para su hermano, en el poblado de Atlacholoaya.

Xochitepec.- Un hombre y una mujer fueron arrestados debido a que presuntamente intentaron introducir alcohol, droga y un arma blanca al Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”, que se ubica en el poblado de Atlacholoaya de este municipio.

La Comisión Estatal de Seguridad (CES) informó que la mañana del domingo, durante una revisión en el área de visitas del penal, detectaron a un individuo que escondía dos botellas de whisky, una de vodka, un destilado de caña, un cuchillo y dos pipas en una silla de ruedas.

Asimismo, al realizar una revisión a la mujer que lo acompañaba, entre sus ropas –a la altura de su cintura– le habrían encontrado tres dosis de cocaína.

La droga y el alcohol pretendían ser ingresados por quienes dijeron llamarse Jazmín Zulin “N” y Daniel “N”, quienes son hermanos de un interno del Cereso, identificado como José Luis “N”, el cual está preso por el delito de homicidio calificado e ingresó en marzo del presente año. 

Derivado de los hechos, Daniel y Jazmín fueron arrestados y puestos bajo la responsabilidad de la Fiscalía General del Estado.

 

 

Publicado en Justicia

Un interno falleció en el Hospital General de Cuernavaca, horas después de haber sido atacado con un objeto punzocortante.

Horas después de haber resultado herido con arma blanca durante una riña, un interno del Cereso “Morelos” perdió la vida en el Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, durante los últimos minutos del domingo.

Con base en información de la Fiscalía General del Estado (FGE), el occiso fue identificado como Adán “N”, quien ya había sido hospitalizado a causa de otro hecho violento, el mes pasado.

Asimismo, la FGE informó que Adán fue agredido con un objeto punzocortante en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”, el cual se ubica en el poblado de Atlacholoaya, municipio de Xochitepec, la tarde del domingo.

A causa de las heridas, el hombre fue llevado al citado hospital; sin embargo, horas después perdió la vida.

Fue alrededor de las 00:20 horas del lunes cuando personal del Servicio Médico Forense (Semefo) realizó el levantamiento del cadáver en el nosocomio.

En torno al hoy finado, cabe destacar que el pasado 19 de marzo ocurrió una fuga de internos que dejó saldo de tres internos sin vida y diez heridos.

Entre los herido se encontraba Adán “N”, quien en esa ocasión fue golpeado y herido con un cuchillo.

 

Publicado en Justicia

A causa de un dolor estomacal, lo trasladaron al Hospital General de Cuernavaca, en cuya azotea trató de ocultarse para huir pero fue encontrado.

Un interno del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos” intentó escapar cuando era atendido en el área de urgencias del Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, la mañana del viernes.

Con base en información policial, custodios llegaron con el reo al nosocomio debido a que manifestó sentir un dolor intenso en el estómago, por lo que lo llevaron a revisión médica.

Sin embargo, alrededor de las 10:10 horas, los elementos policiacos se dieron cuenta que el hombre ya no estaba, por lo que comenzaron su búsqueda.

En seguida alertaron al personal del hospital para que reportaran si veían al individuo, que es de complexión delgada, tez morena y estatura media, el cual vestía pantalón de color beige, playera blanca y sandalias.

Unos minutos después, trabajadores comentaron a los uniformados que vieron al convicto subir a la azotea del nosocomio, donde fue descubierto.

El hecho provocó la movilización de agentes de la Policía Morelos y de la Fiscalía General del Estado (FGE).

En seguida, el interno fue atendido por un médico, tras lo que lo trasladaron de nueva cuenta al Cereso, que se ubica en el poblado de Atlacholoaya, en el municipio de Xochitepec.

 

Publicado en Justicia

La Comisión de Derechos Humanos del Estado solicita que la Federación tome el control de ese centro de reinserción social, ante la crisis de seguridad que enfrenta.

Publicado en Sociedad

Cuauhtémoc Blanco Bravo, gobernador de Morelos, ordenó garantizar el orden dentro del Centro Estatal de Readaptación Social (Cereso) Morelos y solicitó que de manera inmediata se realice una investigación exhaustiva para conocer los motivos que generaron los hechos del jueves por la tarde.

La mañana de ayer, el jefe del Ejecutivo local encabezó la sesión de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, a través de la cual se conjuntan esfuerzos día con día para hacer prevalecer el Estado de Derecho en la entidad.

Al puntualizar que en Morelos nada ni nadie debe estar por encima de las instituciones de seguridad y justicia, Blanco Bravo requirió a la Fiscalía General del Estado, dar cauce a las investigaciones correspondientes, llegar a las últimas consecuencias y sancionar a los responsables con todo el rigor de la ley.

El gobernador pidió que lo sucedido en el Cereso Morelos sea tomado también por el Consejo de Honor y Justicia del mismo centro penitenciario, y que se investigue a custodios y directivos del penal.

En la sesión participaron Pablo Ojeda, secretario de Gobierno; José Antonio Ortiz Guarneros, comisionado estatal de Seguridad Pública; General de Brigada Diplomado de Estado Mayor, Agustín Vallejo Silva, comandante de la 24ª. Zona Militar, así como el teniente Álvaro García Álvarez, coordinador de la Guardia Nacional en Morelos; Hugo Eric Flores Cervantes, delegado federal para los Programas de Bienestar Social en Morelos y el coordinador estatal de Reinserción Social, Jorge Israel Ponce de León.

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 5
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.