Miércoles, 27 Noviembre 2019 05:13

Sigue prófugo el convicto que escapó de hospital

Huyó del IMSS de la avenida Plan de Ayala; pese a que se había informado su recaptura, después se dio a conocer que el hombre detenido había sido confundido con él.

Continúa prófugo el interno del Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos” que se escapó del hospital del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) de la avenida Plan de Ayala de Cuernavaca, la mañana del martes.

Horas después de la fuga, agentes de la Policía Morelos arrestaron a un pasajero de una Ruta 7 al confundirlo con el reo.

Al respecto, se trata de César Augusto García Arias, alias “El Doc”, quien cumplía una sentencia de 15 años de prisión por robo de vehículo.

El hombre se encontraba en el piso 10, cama 1024, del hospital en mención, donde era vigilado por un custodio en el área de traumatología, donde era atendido desde el pasado 8 de noviembre.

Fue alrededor de las 04:30 horas del martes cuando el vigilante del penal bajó a comprar un refresco y cuando regresó, ya no encontró al interno.

Ante dicha situación, el caso fue informado a la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y la seguridad privada.

En seguida, uniformados y custodios iniciaron una búsqueda en el IMSS, pero no localizaron a García Arias.

El caso provocó la movilización de agentes policiacos en diversos puntos del municipio de Cuernavaca.

Alrededor de las 09:10 horas, sobre la avenida Plan de Ayala, a la altura de la colonia El Vergel, agentes policiacos bajaron de una “ruta” a un individuo, de tez morena, delgado y estatura baja, el vestía una bata y pantalón de mezclilla.

El individuo fue trasladado a la corporación policiaca como el supuesto convicto que se fugó; sin embargo, después de unas horas, fue dejado en libertad, ya que no era César García.

En este sentido, fue el secretario de Gobierno, Pablo Ojeda, quien confirmó que la persona detenida no se trataba del interno del Cereso que escapó.

 

 

 

Publicado en Justicia

Luego de los hechos violentos registrados el jueves en el penal de Atlacholoaya, en los que resultaron dos internos muertos y diez heridos, el secretario de Gobierno Pablo Ojeda Cárdenas informó que Jorge Israel Ponce de León se mantiene en el cargo de coordinador de Reinserción Social del estado.

El responsable de la política interna dijo que dicho funcionario, al igual que otros de la administración estatal, están “en evaluación permanente”.

“Por lo pronto sí”, respondió al ser cuestionado sobre la permanencia del responsable del área, a pesar de que ya suman tres riñas en el Centro de Reinserción Social (Cereso) Morelos en menos de un mes, que arrojan un saldo total de nueve víctimas mortales y alrededor de veinte lesionados.

“El titular de la coordinación de Reinserción Social es una persona que reúne el perfil y la experiencia en el manejo de centros penitenciarios, que tiene los exámenes de control y (sic) confianza incluso por parte de la Marina Armada de México. Su trabajo será evaluado, en este momento lo importante es tomar las medidas que sean necesarias para que esto no vuelva a suceder, dejemos que haga su trabajo y una vez que podamos tener la evaluación y todo el diagnóstico de todo lo que se tiene que hacer, se tomarán las medidas sobre si debe o no de continuar”, argumentó.

A decir de Ojeda Cárdenas, se tomarán "acciones emergentes para que esto no se repita".

Expuso que no puede hacer públicas las acciones que se van a emprender con el apoyo del gobierno federal. El traslado de 32 presos de alto riesgo a otros penales de máxima seguridad es un primer paso, pues se trata de los internos identificados como los "principales generadores de violencia" entre ellos Alexis, alias "El Carretito".

Para el secretario de Gobierno, lo ocurrido es la expresión de una problemática que no se generó recientemente, sino que fue heredada por pasadas administraciones. Los penales tienen entre 19 y 28 años de antigüedad; los sistemas de videovigilancia y los inhibidores de llamadas de celular son obsoletos, aseguró.

A decir del funcionario, en Atlacholoaya llegan a entrar hasta 15 mil personas al mes y no se cuenta con la tecnología para revisarlos y se tiene que hacer de manera manual con cierto cuidado para no trasgredir los derechos humanos de las visitas. De manera explícita comentó que muchas veces los visitantes se introducen objetos en las cavidades corporales, por lo que no pueden ser detectados.

La sobrepoblación es importante, pues hay dos mil 200 personas recluidas, de las cuales, reiteró, alrededor de 200 son criminales de alta peligrosidad. Por lo tanto, no descartó la posibilidad de más traslados.  

"El penal se encuentra en calma" expresó, aun cuando este viernes, una vez más, trabajadores de la prisión protestaron en demanda de garantías para laborar en condiciones de seguridad.

Para el secretario no existen elementos que justifiquen la ausencia del personal administrativo. Los inconformes señalaron que el jueves se les permitió entrar a trabajar, no obstante que la riña entre reclusos había comenzado desde las seis de la mañana.

Descartó que las fuerzas federales vayan a tomar el control de las cárceles estatales, como ha ocurrido en otras entidades en casos de motín.   

Publicado en Sociedad

Un grupo de internos del Cereso “Morelos” protagonizó una pelea; dos murieron cuando eran trasladados a un hospital, tres están graves y los demás, estables.

Xochitepec.- Dos internos fallecieron y diez resultaron heridos durante una nueva riña entre un grupo de convictos, la mañana del jueves, en el Centro de Reinserción Social (Cereso) “Morelos”, que se ubica en el poblado de Atlacholoaya de este municipio.

En relación con los hechos, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que alrededor de las 09:30 horas reportaron la pelea en el área de procesados y después hacia la zona de población.

Mediante un comunicado, el gobierno del estado informó que los presos muertos fueron identificados como Felipe “N”, alias “El Limón”, y Miguel “N”, alias “El Chisto”, quienes eran trasladados al Hospital General “Dr. José G. Parres” de Cuernavaca, pero al llegar ya habían perdido la vida.

Además, en ese nosocomio atendieron a Antonio “N”, de 26 años de edad; Ramón “N”, de 33 años; Mario “N”, de 25 años; Roberto “N”, de 44; Salomón “N”, de 30; Mario “N”, de 45; Héctor Adrián “N”, de 30; Juan “N”, de 25, y Guillermo “N”, de 40 años.

Estas personas sufrieron golpes y heridas que fueron provocadas con objetos punzocortantes en diferentes partes del cuerpo.

Asimismo, se informó que la salud de tres de ellos se reporta grave, en tanto que el resto está estable.

De igual forma, se informó que en el Hospital Comunitario de Temixco fue atendido el convicto identificado como Rubén “N”, de 38 años de edad, al que reportaron estable.

Cabe destacar que derivado de lo ocurrido, cuatro internos del Cereso “Morelos” fueron trasladados al Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12, que se ubica en el estado de Guanajuato.

Elementos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), de la Guardia Nacional (GN), de la FGE y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) custodiaron el vehículo en el que fueron trasladados los internos al aeropuerto Mariano Matamoros, desde donde fueron movilizados al penal federal, a bordo de un helicóptero de la Policía Nacional.

Por último, cabe destacar que estos hechos se suman a los acontecidos durante los días 29 y 30 de octubre de este año, que dejaron un saldo de siete internos del penal sin vida.

 

 

 

Publicado en Justicia
Viernes, 22 Noviembre 2019 03:56

Preocupación por violencia en penal

El titular de Comisión de Derechos Humanos de Morelos, Israel Hernández Cruz, expresó su preocupación por los constantes hechos de violencia en el centro de reinserción social varonil que, en menos de un mes, cobraron la vida de nueve internos y pusieron en riesgo la integridad de 14 más que resultaron lesionados con armas punzocortantes.
Para el ombudsman estatal, hay negligencias y omisiones que propiciaron la situación que atraviesa el penal estatal, “y nosotros tenemos que señalar y poner en evidencia todo esto, y en efecto, atribuirlo a las autoridades, que son responsables de que esta situación esté”.
Señaló que tocará al Poder Ejecutivo evaluar a sus servidores públicos responsables y decidir su permanencia, no obstante, dijo que una de principales preocupaciones del organismo es que se asegure mantener el control de los reclusorios, cuando los hechos reflejan lo contrario.
“Lo que nos preocupa son las declaraciones que se nos hacen en el sentido de que hay control, de que todo está en normalidad, porque claramente vemos que todo esto puede ser una cuestión que no está apegada a la realidad, que sean afirmaciones sin sustento, y eso nos preocupa, porque quiere decir que no se están tomando en serio su trabajo, los derechos de las personas privadas de su libertad y sus familiares, de la prensa misma, porque todos tenemos derecho a que se nos informe con oportunidad y de manera veraz”, dijo.
Posteriormente, el organismo emitió un comunicado en el que informó que el ombudsman se reunió con el titular de la Comisión Estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, a quien solicitó garantizar atención médica para los reos lesionados y atención para las familias que acudieron al penal preocupados por sus internos e instruyó al visitador especializado en asuntos penitenciarios ingresar al penal para certificar la situación.
También informó que, de acuerdo con la CES, se realizó un nuevo operativo de revisión para el decomiso de objetos prohibidos y armas punzocortantes.
Durante gran parte del día, familiares de internos permanecieron a las afueras del penal hasta que finalmente decidieron rebasar los accesos restringidos y llegar a la puerta principal del centro de internamiento, para exigir un reporte de sus familiares en reclusión.
Lamentaron el escenario que priva en el lugar y responsabilizaron a las autoridades penitenciarias de la situación, por lo que una vez más exigieron al gobierno de Morelos evaluar la permanencia y su posible relevo de los funcionarios del área.

 

Publicado en Sociedad

El enfrentamiento de ayer en el penal de Atlacholoaya dejó dos reclusos muertos y diez heridos.

Publicado en Sociedad

A través de un comunicado, el gobierno estatal informó que la tarde de este 21 de noviembre, cuatro internos del Centro de Reinserción Social (Cereso) Morelos fueron trasladados a un penal federal de máxima seguridad, ubicado en el estado de Guanajuato.

Lo anterior, como resultado de la estrecha coordinación existente entre el gobierno del estado de Morelos y el gobierno federal.

En el documento de referencia se detalla lo siguiente:

"Derivado de los operativos y medidas de seguridad que se han adoptado en el Cereso Morelos, ubicado en Atlacholoaya, Xochitepec, Mauricio Gerardo “N” alias “La Kika”, Alexis Oswaldo “N” alias “El Carretito”, Gabriel “N” alias “El Chicles” y Ramón “N” fueron trasladados al Centro Federal de Reinserción Social (Cefereso) número 12.

Efectivos de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Guardia Nacional (GN) Fiscalía General del Estado (FGE) y Comisión Estatal de Seguridad (CES) custodiaron el vehículo en el que fueron trasladados los internos al aeropuerto
Mariano Matamoros, de donde a bordo de un helicóptero de la Guardia Nacional fueron movilizados al penal federal.

El procedimiento se realizó acorde a los protocolos, en estricto apego a derecho y respetando los derechos humanos de los internos.

La Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz se mantiene en sesión permanente, presidida por el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo.

La Comisión Estatal de Seguridad Pública (CES), a través de la Coordinación General del Sistema Penitenciario, realiza las acciones necesarias para fortalecer la seguridad y el proceso de reinserción social de las Personas Privadas de la
Libertad en los centros penitenciarios del estado de Morelos".

Publicado en Últimas Noticias
Miércoles, 20 Noviembre 2019 05:11

Inicia CDHEM supervisión de reclusorios

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) comenzó con el nuevo  Diagnóstico Local de Supervisión Penitenciaria, que consistirá en verificar las condiciones físicas en que se encuentran los cinco reclusorios estatales, incluido el centro de internamiento para menores, y la aplicación de las estrategias de reinserción social. 

El ombudsman estatal, Israel Hernández Cruz, informó que el personal del organismo aplicará una encuesta a por lo menos el diez por ciento de la población penitenciaria, con la finalidad de evaluar si las y los internos tienen acceso a servicios de salud, a programas educativos, de atención especializada en el caso de personas de la tercera edad o con discapacidad, actividades recreativas o deportivas. 

Además, de supervisar que las instalaciones cuenten con las debidas medidas de seguridad e higiene, así como las autoridades y el personal de custodia respeten los derechos humanos y apliquen debidamente las políticas de reinserción social. 

A tres semanas de los hechos violentos por el  amotinamiento de los reos dentro penal de Atlacholoaya, que dejó un saldo de siete muertos, señaló que es importante que se cumpla con la ley y las condiciones necesarias para la reinserción de las personas, de los contrario “de nada sirve, o de muy poco sirve, que una persona que recibe como sanción una pena privativa de la libertad  y que en su estancia en reclusión no se logren los objetivos de una pena”.

Indicó que la supervisión comenzó en el penal de Atlacholoaya y continuará en los próximos días en el resto de cárceles distritales y el Centro de Medidas Privativas de la Libertad para Adolescentes (Cempla), con el objetivo de presentar los resultados de esta nueva supervisión en enero de 2020. 

Recordó que recientemente la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) difundió los resultados del Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria en el que Morelos empeoró su evaluación, al pasar de 7.2 en 2018 a 6.5 en 2019.

Publicado en Sociedad

El 80 por ciento de los internos del Cereso de Atlacholoaya son integrantes de la organización delictiva “Los Rojos”, asegura el comisionado estatal de seguridad.

Exhorta al gobierno federal a destinar fondos para construir un nuevo centro penitenciario en el oriente del estado.

El Comisionado Estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, exhortó al gobierno federal a considerar dentro del presupuesto de egresos 2020 una partida para financiar la construcción de un penal de máxima seguridad en el oriente del estado, para recluir a miembros de grupos criminales como “Los Rojos” que, actualmente son la mayor parte de la población penitenciaria.

Luego de ser informado que su comparecencia ante el Congreso fue pospuesta, el funcionario se retiró de la sede del Poder Legislativo no sin antes conceder una entrevista a los medios de comunicación.

Señaló que no supo el motivo de la suspensión de la comparecencia que estaba programada para las 9:00 y únicamente se le informó que se posponía hasta nuevo aviso.

En su agenda, el titular de la CES pensaba abordar con los legisladores de la Comisión de Seguridad y Justicia los temas del presupuesto 2020, explicar los hechos violentos ocurridos el 29 y 30 de octubre en el penal de Atlacholoaya y la situación de la seguridad en la entidad.

El comisionado destacó la presencia del subsecretario Israel Ponce de León Bórquez para que explicará directamente a los diputados el tema del penal, pues “solo se escuchó la parte interna y no se le ha escuchado él, por eso lo traje también.

“Yo estoy consciente de que a veces cuando uno aprieta, pues le empiezan a levantar rumores o falsedades, porque tener el control de un penal no es fácil, sobre todo por lo que ingresa al penal”, explicó.

Sostuvo que posiblemente algunas de las quejas de los familiares de los internos pueden ser justificadas, pero también hay circunstancias en que las medidas de seguridad y protocolos exigen su cabal cumplimiento, porque también son las visitas quienes introducen droga y objetos prohibidos al penal.

Respecto a la situación actual del penal, descartó una huelga de hambre  -como la anunciada por familiares de internos- y afirmó que ya fueron reparados los daños a las instalaciones provocados durante el amotinamiento y enfrentamientos entre grupos de reos rivales hace 15 días.

Ortiz Guarneros pugnó porque el conflicto reciente en el penal de Atlacholoaya sea argumento para considerar de inmediato la construcción de un centro de reinserción social de máxima seguridad, tomando en cuenta que la mayor parte de los 3,400 internos actuales pertenece al cártel “Los Rojos”, una organización delictiva que se caracterizó por su violencia.

“Efectivamente, un 80 por ciento de los internos son ‘rojos’, pero no hay donde más meterlos, esa es otra de las propuestas que traigo, de crear el penal de alta seguridad, porque ya se adquirió en el 2013 -durante la administración graquista- un terreno de 52.3 hectáreas (en el municipio de Yecapixtla) y está el proyecto (ejecutivo para la construcción) pero se requieren dos mil 500 millones de pesos”, dijo, al señalar que, en caso de aprobarse los recursos para el próximo 2020, en tres años estaría listo el nuevo centro penitenciario de alta seguridad.

“Yo tengo la obligación de elevar mis propuestas, viendo la situación de que tenemos dos penales con 25, 28 años de antigüedad, que son insuficientes, que no tienen condiciones de seguridad para delincuentes de grupos o un cártel como Los Rojos, que han demostrado que son violentos, se requiere tener un penal de máxima seguridad.

“El predio es del estado, el estado hizo un proyecto y ahora (hay que) darle curso, elevarlo otra vez porque quedó en el olvido, lo estamos reviviendo y esperamos que con esto que está pasando la Federación voltee a vernos y se autoricen los recursos para hacerlo”, concluyó.

 

 

Publicado en Política
Miércoles, 13 Noviembre 2019 05:10

Siguen investigaciones por violencia en Cereso

El Fiscal General del Estado, Uriel Carmona Gándara, informó que se tienen los videos de los hechos ocurridos el 29 y 30 octubre en el penal de Atlacholoaya, en los que preliminarmente se presume participaron al menos 20 internos en los ataques con armas punzocortantes que culminaron con un total de siete muertos.

Indicó que, además de los autores materiales de los homicidios, se investiga al personal penitenciario que pudo haber incurrido en alguna responsabilidad.

“Por supuesto que también se investiga la probable responsabilidad de personal del penal, sobre todo por el tema de omisiones. Estamos también en comunicación con la Comisión Estatal de Derechos Humanos, que ha sido muy proactiva en el tema, estamos en el escrutinio de esa institución. Y estamos muy avanzados, hemos tomado muchas declaraciones y muchas entrevistas al interior del penal, tanto de presos que estuvieron presente en el momento de los hechos como de personal administrativo y custodios, entonces en breve vamos a solicitar órdenes de aprehensión”, dijo.

Finalmente, el ombudsman estatal, Israel Hernández Cruz, indicó que la Comisión de Derechos Humanos de Morelos integra la queja de oficio iniciada por la primera riña del 29 de octubre y los hechos violentos que ocurrieron 24 horas después.

Dijo que la queja está encaminada no sólo a indagar los hechos sino a documentar el problema estructural del sistema penitenciario estatal.

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 13 Noviembre 2019 05:18

Respalda Guarneros a Ponce de León Bórquez

Gestiona CES traslado de reos peligrosos a penales federales.

Mientras que el Comisionado Estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, dio su espaldarazo a Israel Ponce de León Bórquez para que se mantenga al frente del sistema penitenciario estatal, paralelamente la Fiscalía General del Estado (FGE) y la Comisión de Derechos Humanos del estado de Morelos (CDHEM) realizan sus indagatorias sobre los actos de violencia ocurridos en el penal de Atlacholoaya. Además, se gestiona la reubicación de un grupo significativo de reos.

Pese a que tres funcionarios fueron cesados tras el motín y los enfrentamientos entre grupos de internos rivales que culminaron con un saldo de siete muertos, Ortiz Guarneros defendió al responsable de las cárceles en la entidad, por considerar que hace bien su trabajo y que logró mantener la certificación estadounidense del penal, que a la vez permite a Morelos a acceder a recursos y capacitación de la Iniciativa Mérida.

A pregunta expresa sobre el tema, señaló que Ponce de León Bórquez “va a permanecer en el cargo, lo hemos estado capacitando. Miren, el penal, sobre todo el de Atlacholoaya, tiene una certificación por parte de Estados Unidos que él ha sido capaz de mantenerla y eso nos ha permitido que Iniciativa Mérida nos siga invitando  a cursos que no tiene costo para el estado.

“Esto qué significa, que él está haciendo un buen trabajo de mantener la certificación. Él no estaba cuando pasó todo esto, pero estuvo al pendiente y ya analizando la situación vimos que es conveniente que él siga”, afirmó.

Ortiz Guarneros señaló que se logró trasladar a un grupo pequeño de internos “conflictivos” a penales federales, pero planteó al gobierno federal la necesidad de reubicar en cárceles de máxima seguridad a por lo menos 200 reos más, que actualmente están en el penal de Atlacholoaya pero que enfrentan procesos o sentencia por delitos federales.

Indicó que esto ayudaría disminuir la sobrepoblación penitenciaria,  que es del 27 por ciento, y evitar el hacinamiento. “La forma de vivir hacinados, 12, 15, en un solo dormitorio son condiciones que nosotros no deberíamos de permitir, (y) que se permiten porque no tenemos otra, más mientras no nos autoricen los traslados a otros penales”.

Precisó que los 28 internos trasladados el lunes a penales federales pertenecían al grupo identificado como “Los Chilango” que “cobraban piso” a los internos. Además, insistió que la CES mantiene el control de las cárceles estatales y no los internos, “esa palabra de autogobierno no la acepto, porque nosotros tenemos el control”, aseguró.  

 

 

 

Publicado en Sociedad
Página 3 de 5
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.