El organismo abre expediente para conocer la situación en que se encuentran los hospitales públicos de la entidad, ante la contingencia sanitaria.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de  Morelos e integrantes del su consejo consultivo recorrieron las instalaciones del hospital General José G. Parres y solicitaron a las autoridades sanitarias proporcionar el equipo y los insumos indispensable para que el personal médico pueda hacer frente a la contingencia por el coronavirus (Covid-19).

El organismo informó que abrió el expediente CDHM/SE/061/079/2020, con el propósito de conocer la situación en que se encuentran los hospitales públicos de la entidad, ante los pronósticos de contagios en las próximas días y semanas.

Además de verificar las condiciones físicas del nosocomio, el ombudsman estatal Israel Hernández Cruz y los consejeros de la CDHEM se entrevistaron con el personal de las diferentes áreas, para conocer de manera directa su preocupación.

Ante las peticiones de los propios trabajadores y usuarios, la CDHEM solicitó al Poder Ejecutivo y específicamente a los responsables del sector salud, “dotar de los recursos humanos, materiales, financieros y técnicos necesarios a cada uno de los hospitales generales y unidades hospitalarias a cargo del Gobierno del Estado de Morelos, a efecto de atender la presente contingencia de salud, de forma adecuada, privilegiando que la atención se proporcione bajo los principios de igualdad y no discriminación”.

El organismo informó que, dentro de sus facultades normativas, continuará con el monitoreo del resto de las unidades hospitalarias y médicas, con el fin de verificar que el personal médico cuente con lo mínimo indispensable para hacer frente a la contingencia. 

 

 

Publicado en Sociedad

El organismo, alerta ante conato de enfrentamientos con pobladores de Hueyapan por disputa del agua.

La Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM) llamó al gobierno del Morelos a implementar medidas cautelares para evitar un enfrentamiento entre los pobladores de los municipios de Hueyapan y Tetela del Volcán, ya que mantienen una disputa por los recursos naturales y, particularmente, por el agua.

Por medio de un oficio, el organismo requirió a los secretarios de Gobierno, de Desarrollo Sustentable, al comisionado estatal de Seguridad y al fiscal general del estado, instalar un módulo de seguridad en el área de conflicto, tendiente a monitorear o disuadir cualquier clase de hecho violento o alteración al orden público, activar protocolos en materia de atención a casos de violencia colectiva y evitar las conglomeraciones o desplazamientos por razones de salud.

A la Secretaría de Desarrollo Sustentable le fue requerido que en términos de lo dispuesto en la Ley de Equilibrio Ecológico, realice los procedimientos de inspección y vigilancia necesarias para la protección y cuidado del medio ambiente, en virtud de los posibles actos de deterioro o afectación derivados del conflicto relativo al aprovechamiento de las aguas del río Amatzinac, zona alta y de los manantiales “Cruxtitla”, mejor conocido como Las Minas, y “Shantamalco”, así como de las barrancas “Aguayocan, Amatzinac y Tenango”, ubicadas en el municipio de Hueyapan.

A la Fiscalía General del Estado le fue solicitado que en el ámbito de sus facultades, investigue la comisión de actos o hechos constitutivos de delitos, derivados de la conflictiva descrita en el presente instrumento entre las personas que habitan los municipios de Hueyapan y Tetela del Volcán.

El organismo dio a las autoridades estatales un plazo de tres días naturales para responder a las medidas cautelares solicitadas.

 

 

 

Publicado en Sociedad

La Comisión de Derechos Humanos del Estado solicita que la Federación tome el control de ese centro de reinserción social, ante la crisis de seguridad que enfrenta.

Publicado en Sociedad

Persiste conflicto con Hueyapan por la disputa del agua.

Tetela del Volcán.- Por temor a que autoridades municipales de Tetela del Volcán, que encabeza Israel González Pérez, violen sus derechos, habitantes del municipio indígena de Hueyapan interpusieron una queja ante la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos en la región oriente por violaciones a sus derechos humanos, relacionadas con temas alusivos al agua, así lo señaló Christian Alfredo Galindo Llano, visitador regional de la CDHEM.

Fue hasta las instalaciones de la Visitaduría Regional de la CDHEM hasta donde llegaron habitantes del municipio indígena de Hueyapan para iniciar oficialmente la queja 18/VRO/2020 en contra del edil tetelense por violación a sus derechos humanos en torno al tema del agua.

La queja en mención se da luego de que habitantes de Hueyapan solicitaran al gobierno del estado, así como al gobierno federal, intervenir para evitar que se presenten confrontaciones entre ambas comunidades, además de agregar que el alcalde de Tetela del Volcán, Israel González Pérez, pretende tomar más líquido del que le corresponde al municipio que gobierna.

Asimismo, agregó que derivado de las acciones realizadas por el edil, pobladores de Hueyapan temen que el presidente municipal pretenda quitarles el agua que les corresponde.

Por lo tanto, la CDHEM giró oficios al alcalde de Tetela del Volcán, Israel González Pérez, así como a la Comisión Nacional del Agua (CONAGUA), a fin de que emitan un informe sobre la problemática en mención.

Agregó que a partir de la emisión de dicha solicitud, las partes involucradas tienen un lapso de diez días hábiles para brindar contestación en el ámbito de su competencia y de sus obligaciones, y así, pueda darse cuenta de lo que pasó y se informe de las acciones que se están tomando en cuenta para evitar que haya confrontaciones entre habitantes de ambas comunidades, concluyó.

 

 

 

 

Publicado en Cuautla

Promover valores en la educación de los hijos desde el hogar, el objetivo.

Mazatepec.- Como parte de las acciones preventivas en este municipio, el gobierno local, en coordinación con la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM), impartió la plática “Crianza positiva”, dirigida a padres de familia del jardín de niños de la colonia Justo Sierra.

La conferencia estuvo enfocada a resaltar la importancia de los valores en la educación de las niñas y niños, los cuales deben ser promovidos dentro del hogar por parte de los padres.

Las autoridades municipales reiteraron que los valores son el pilar fundamental de una sociedad con respeto, que deben inculcarse desde la niñez “porque los niños son el futuro de nuestra sociedad. Por ello se está trabajando para que en todos los niveles educativos se tengan pláticas que ayuden a todas y todos a mejorar nuestro municipio”, dijo la alcaldesa de este lugar, Trinidad Pérez Coria, durante la presentación de la conferencia.

Reiteró que esta actividad busca aportar un cúmulo de factores relevantes en la educación de los niños para que crezcan siendo personas con valores y con calidad humana para tener jóvenes y adultos con un sano desarrollo que aporte acciones positivas a su entorno.

 

 

 

Publicado en Zona Sur
Jueves, 13 Febrero 2020 05:43

Exclusión

El Protocolo para el Tratamiento Digno de Restos Humanos e Información de Personas Fallecidas, presentado el martes con bombo y platillo por el presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos fue calificada por un reconocido especialista en el tema como “un protocolo (que) parece más una acción improvisada y mediática, cuyo contenido dejó más dudas que certezas”.

Pero lo más relevante de la crítica se centra en la exclusión de los integrantes del Consejo Consultivo de la CDHEM.

Abimelec Morales Quiroz, también  integrante del citado consejo exhibió que el ombudsman estatal, Israel Hernández Cruz, ha caído en un manejo personalista de un organismo autónomo que cada ves tiene menos repercusión en la vida de la entidad.

 Sin embargo, la comisión tiene un costo millonario para los contribuyentes, a pesar de que no desempeñe su papel de ser un factor de equilibrio ante el abuso de la autoridad.

A la intrascendencia de sus decisiones ahora se suma el viejo problema del manejo faccioso, la causa de los excesos que se han sufrido en su interior.

 

Publicado en Editorial

Critican que tampoco convocó a especialistas para la elaboración de protocolo que presentó en “acto mediático”.

Abimelec Morales Quiroz, integrante del Consejo Consultivo de la Comisión de Derechos Humanos (CDHEM), criticó el Protocolo para el Tratamiento Digno de Restos Humanos e Información de Personas Fallecidas, el cual no fue sometido a la consideración de los consejeros por parte del ombudsman estatal, Israel Hernández Cruz, ni contó con la participación de especialistas.

Morales Quiroz, quien fue miembro de la Comisión Científica de Identificación Humana de la Universidad Autónoma del Estado de Morelos (UAEM) durante la exhumación de los cuerpos de las fosas ilegales de Tetelcingo y Jojutla, consideró que dicho protocolo parece más una acción improvisada y mediática, cuyo contenido dejó más dudas que certezas.

“Si algo está afectando el proceso de justicia en este país y en este estado, es que está lleno de discursos de funcionarios con buenas intenciones pero pocos conocimientos, de declaraciones mediáticas y acciones de un día que son sólo para la foto y salir en los medios; y tristemente pareciera que este protocolo es uno de esos casos”, afirmó.

A través de su cuenta personal de Facebook, reprochó al ombudsman que el documento, presentado el pasado martes en la Casa de la Cultura Jurídica, no fue comentado con los integrantes del Consejo Consultivo de la CDHEM y “su realización coordinada con el IMIPE fue una decisión unilateral del Presidente de la Comisión que aseguró tener la legitimidad sobre el tema por haber participado en el proceso de exhumación de las fosas de Tetelcingo y Jojutla; pero obvió detallar que fue en calidad de notario permaneciendo todo el tiempo fuera de las vallas que delimitaban la zona de trabajo”.

Además de excluir a los consejeros, cuestionó  si el documento  contó  o no con la participación de especialistas, qué colectivos y familiares de desaparecidos fueron tomados para la redacción del protocolo, porqué fue usado el término “restos” cuando la palabra demerita la dignidad de los cadáveres  y, sobre todo, cuál es la experiencia del IMIPE para participar en un protocolo especializado.

“Estas y algunas otras preguntas quedaron sin respuesta en la presentación del documento que esperemos no se convierta en letra muerta ante la falta de legitimidad y aval de profesionales en la materia y colectivos de búsqueda de desaparecidos”, asentó.

 

 

Publicado en Política

El registro pretende velar por el derecho a la protección de datos personales de las personas desaparecidas y que han perdido la vida.

La Comisión de Derechos Humanos del estado de Morelos (CDHEM), el Instituto Morelense de Información Pública y Estadística (IMIPE) y el Instituto Nacional de Transparencia (INAI) presentaron el Protocolo para el Tratamiento Digno de Restos Humanos e Información de Personas Fallecidas, que pretende velar por el derecho de la protección de datos personales de las personas desaparecidas y que han perdido la vida.

Dicho protocolo, el primero a nivel nacional y aunque no es vinculante u obligatorio, pretende ser aplicado durante el reinicio de los trabajos de exhumación de cuerpos en la fosa irregular que “administraba” la Fiscalía General del Estado en el panteón ubicado en la colonia Pedro Amaro del municipio de Jojutla, donde hasta junio de 2017 se extrajeron 84 cuerpos.

Durante el ciclo de conferencias “Cuida el Universo de tus Datos Personales”, en el marco de las Jornadas de Sensibilización de Protección de Datos Personales, fue presentado este documento que, a decir de la CDHEM y el IMPE, fue elaborado a petición de familiares de víctimas.

Josefina Román Vergara, comisionada del Instituto Nacional de Transparencia y Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), acudió a la presentación y señaló que no hay precedente en el país de un protocolo de esta naturaleza para el tratamiento de los datos e imágenes de las personas que han fallecido.

“Que pasa cuando se encuentra un cadáver en una fosa clandestina, todos los servidores públicos que saben que tienen que hacer y que la ley dice muy claramente que le toca hacer, en todo ese proceso cuide datos personales. ¿Qué es un dato personal? todo aquello que identifica o hace identificable a una persona, el rostro…hay que cuidar fotografías, el nombre, el domicilio, edad, quiénes son sus familiares, esos datos personales”.

Es decir, añadió, “si no se tienen que publicar fotografías que no se publiquen, si no se tiene que dar mayor información, que no se dé más información, en el expediente de la investigación está todo, pero no hay necesidad de que ese todo esté publicado en un periódico”.

Respecto a las personas desaparecidas, sostuvo que es suficiente la tarjeta de identificación que se emite para su búsqueda, en caso de ser hallada muerta, “no hay ninguna razón sustantiva de fondo, para publicar datos que denosten (sic) la vida de una persona”.

Precisó que el documento no es vinculante u obligatorio, sin embargo es un documento orientador que puede coadyuvar a la protección de los datos personales de las personas fallecidas y sus propios familiares.

El protocolo tendría que ser aceptado por la Fiscalía de Morelos, que ya tiene su propio protocolo para cumplir con la cadena de custodia de las evidencias y de la escena del crimen.

Sin embargo, este documento tendría como objetivo no sólo concentrar lineamientos sino armonizar a todas las instancias involucradas.

Mireya Arteaga Dirzo, comisionada  presidenta del IMIPE, rechazó que el documento pretenda censurar a los medios de comunicación e insistió que fue elaborado con base en los testimonios de familiares de víctimas, concretamente relacionados con las exhumaciones  realizadas en Jojutla y Tetelcingo y donde no hubo el cuidado suficiente para proteger los datos personales.

 

  

Publicado en Sociedad
Miércoles, 05 Febrero 2020 05:14

Abogado lamenta revictimización

Miguel Ángel Rosete Flores, abogado de la familia de Jonathan, lamentó la postura de la FGE y que, sin una investigación profesional sobre la actuación del personal, revictimice y descargue la responsabilidad sobre los afectados.

Insistió en que la familia no tuvo contacto visual con el cuerpo y que este les fue entregado en un féretro sellado, que impidió verlo durante el sepelio.

“Es lamentable el boletín de la Fiscalía General del Estado, en el sentido de que los dos hermanos de Jonathan Martínez Tijera son los responsables por no haber hecho una adecuada identificación de cuerpo.

“La fiscalía de manera irresponsable dice ‘fue culpa de los hermanos de Jonathan’, porque no identificaron adecuadamente. Creo que hoy ese principio de investigar no lo hizo adecuadamente la fiscalía, porque la fiscalía es una institución de investigación y debió indagar qué sucedió realmente la madrugada de ese 16 de enero a las 2 de la mañana (cuando se hizo la supuesta identificación) y no dar por sentado que los responsables fueron los hermanos de Jonathan, cuando no hay una investigación adecuada”, afirmó y señaló que continuarán con la denuncia contra personal de la fiscalía. 

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos (CDHEM), Israel Hernández Cruz, informó que el organismo ya tomó conocimiento del caso y han tenido contacto con el representante legal de la familia afectada, y en espera de que en los próximo días se presente a ratificar la queja, ésta se inició de oficio, para realizar las investigaciones y en su momento emitir un pronunciamiento al respeto.

Por el momento, dijo, la CDHEM no puede fijar una postura hasta que desarrolle la investigación correspondiente, para determinar si se cumplieron con los procesos administrativos, los protocolos y las normas jurídicas.

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 05 Febrero 2020 05:13

Familiares reconocieron cadáver: FGE

Fiscalía omisa, revira abogado de víctimas; CDHEM inicia queja de oficio.

La Fiscalía General del Estado (FGE) responsabilizó  a la familia Martínez Tijera del error de identificación y recepción de un cuerpo que no era el de Jonathan, joven desaparecido desde octubre de 2019 pero que en realidad estaba internado en un centro de rehabilitación. El abogado de la familia lamentó la revictimización y que la institución que dirige el fiscal Uriel Carmona Gándara haya omitido realizar una investigación sobre la actuación de su personal. En tanto, la Comisión de Derechos Humanos (CDHEM) ya inició una queja de oficio.

En un intento por sacudirse el escándalo, que rememoró las arbitrariedades en que incurrió la otrora Procuraduría de Justicia en las fosas de Tetelcingo y Jojutla, la FGE emitió un comunicado para señalar como responsables del “error” a los hermanos de Jonathan, quienes supuestamente ingresaron al anfiteatro de la Fiscalía de la Región Oriente y ahí “reconocieron sin temor de equivocarse” el cuerpo de joven.

“Fue en las primeras horas del 16 de enero, que se presentaron ante la Fiscalía Regional Oriente, dos hombres quienes dijeron ser el hermano y el medio hermano del occiso y que acudían ante la autoridad para reconocer y reclamar el cuerpo, que a su dicho, correspondía a su familiar.

“Ambas personas ingresaron al anfiteatro en donde reconocieron sin temor de equivocarse el cuerpo como el de su hermano, por lo anterior, aproximadamente a las 03:00 horas declararon ante el Ministerio Público el reconocimiento que realizaron, afirmando en todo momento que se trataba de su familiar.

“Los hombres que mediante reconocimiento físico, afirmaron que el cuerpo sin vida correspondía a su consanguíneo, presentaron ante el Ministerio Público el acta de nacimiento del occiso y el acta de uno de los declarantes para acreditar el parentesco, formalizando la solicitud de entrega del cuerpo que se mantenía bajo resguardo del representante social en la región oriente, entrega que se realizó al cumplir con los requisitos de ley”.

De acuerdo con la FGE, las condiciones del cuerpo (cuya causa de muerte fue un infarto al miocardio) eran óptimas para el reconocimiento físico y no era necesaria una prueba genética, ya  que “dichas pruebas científicas se aplican en restos mortales que no es posible identificar, que en el caso particular no aplicaba pues pocas horas después del deceso, se realiza la identificación sin que exista duda alguna sobre la identificación plena por parte de quienes acudieron”.

Expresó que la fiscalía hará las gestiones jurídicas para la recuperación del cuerpo que fue sepultado bajo el nombre de Jonathan Martínez Tijera en el panteón municipal “Ixtontlal”, en la colonia 13 de septiembre de Yautepec, para su posterior identificación y entrega a sus familiares.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 13
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.