Viernes, 01 Noviembre 2019 05:16

Siguen cuerpos en Semefo

A través de un comunicado, la Fiscalía General del Estado confirmó la identidad de los seis reos asesinados este miércoles al interior del Cereso Morelos y, pese a que por los menos tres de los cuerpos han sido reclamados, éstos no han sido entregado porque todavía no se corrobora el parentesco con los familiares.

El primero se trataba de Raymundo Isidro “N”, alias “El Ray” y otrora líder del Cártel Jalisco Nueva Generación (CJNG) en la región oriente de Morelos, quien contaba con un ingreso al Cefereso número 3 ubicado en Matamoros, Tamaulipas y actualmente se encontraba en proceso por el delito de secuestro.

El segundo, Néstor “N”, quien enfrentaba proceso en su contra por delitos contra la salud en su modalidad de narcomenudeo, portación de arma de fuego y resistencia de particulares, teniendo ingresos en el Cereso Morelos y en el Reclusorio Preventivo Guadalajara.

El tercero, José Manuel “N” quien enfrentaba proceso por privación ilegal de la libertad y contaba con registros en la dárcel distrital de Cuautla y el Cereso Morelos.

El cuarto, Roberto “N” quien enfrentaba proceso por privación ilegal de la libertad y contaba con registros en las cárceles distritales de Jonacatepec y Jojutla y en el Cereso Morelos.

El quinto, Lorenzo “N”, enfrentaba proceso por homicidio, al tiempo de contar con registro criminal por el delito de extorsión y portación de arma de fuego, registrando ingresos a la Cárcel Distrital de Jojutla y en el mismo Cereso Morelos.

Y el sexto, Vicente “N”, enfrentaba proceso por el delito de robo de vehículo, con registros de ingreso a las cárceles distritales de Cuautla y Jojutla y al Cereso Morelos.

Finalmente, se montó un operativo para la reubicación en cárceles distritales de un grupo aproximado de 28 internos, la mayoría vinculados al CJNG. De igual forma, los custodios poco a poco fueron reincorporándose a sus turnos y labores habituales.

 

 

Publicado en Sociedad
Viernes, 01 Noviembre 2019 05:13

Custodios desactivan protesta

Fueron 28 los reos trasladados a cárceles distritales.

Por tercer día consecutivo continuó la tensión en el Centro de Reinserción Social “Morelos”, luego de que los internos retuvieron a custodios para frustrar el cateo que realizarían fuerzas federales para el decomiso de armas, al tiempo que el personal penitenciario realizó un paro para exigir mejoras laborales y la destitución de sus jefes.

La mañana de este jueves, elementos de la Policía estatal, el Ejército Mexicano y la Guardia Nacional estaban listo para ingresar al penal para realizar un cateo en dormitorios, talleres y áreas comunes para decomisar toda clase de objetos prohibidos, incluyendo armas de cualquier tipo y teléfonos celulares.

Ante el inminente ingreso de la fuerza pública, un grupo de internos tomó como rehén a un grupo de entre 30 y 40 custodios, y amenazó con hacerles daño si se ejecutaba el cateo.

Simultáneamente, personal administrativo y de custodia del penal realizó un paro laboral y no llevó a cabo el rutinario cambio de turno.

De acuerdo con los custodios, los rehenes fueron liberados a través del diálogo entre autoridades e internos, pero eso no tranquilizó a los trabajadores que -dijeron- por un magro sueldo arriesgan su vida.

Los trabajadores de los turnos entrante y saliente demandaron la remoción de Israel Ponce de León Borquez, coordinador General del Sistema Penitenciario Estatal; de Alejandro Cornejo Ramos, director de Reinserción Social; Miriam Mireles Toledo, directora General de Centros Penitenciarios y del director de Operatividad Penitenciaria, Raúl Colín Martínez.

Esta consigna fue compartida con grupos de internos que se quejan de presuntos maltratos y supuestas violaciones de derechos humanos por parte de los jefes penitenciarios.

Los custodios también demandaron a la Comisión Estatal de Seguridad, responsable de los penales estatales, mejoras laborales como la dotación de uniformes, aumento salarial, prestaciones como pago bono de riesgo y seguro de vida, así como la reubicación a otros penales de los reos conflictivos.

Particularmente, el personal de custodia expresó su preocupación porque recibieron la instrucción de señalar a los reos que participaron en los hechos violentos, pero la orden fue rechazada porque pone en riesgo su vida.

“No podíamos entrar porque querían que señaláramos a cada interno, este fue, este fue, a eso nos negamos, a trabajar no. Y no es por miedo ni por temor ni nada, a nosotros nos tocó el turno anterior, todo el refuego allá adentro. Entonces lo único que queremos es si la petición es que se lleven a los conflictivos y a los mandos que están mal”, señaló un custodio.

El personal de los turnos entrante y saliente se mantuvieron en paro, mientras que en completo hermetismo las autoridades dialogaban con todas las partes para intentar estabilizar el funcionamiento del Cereso.

El presidente de la Comisión de Derechos Humanos de Morelos (CDHEM), José Israel Hernández Cruz, acudió de nuevo a las instalaciones del penal y, sin dar mayor detalle, confirmó que sí fue abortado el cateo que realizarían las fuerzas federales.

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

El gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo preside la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz, la cual se mantiene en sesión permanente, atendiendo los sucesos registrados en el Centro Estatal de Reinserción Social (Cereso) Morelos.

Autoridades de seguridad y justicia de los gobiernos federal y estatal trabajan en conjunto; la seguridad y paz social en todo el territorio morelense es pilar fundamental para el desarrollo de la entidad.

En Morelos se mantiene el Estado de Derecho y las actividades sociales cotidianas se desarrollan con normalidad.

Publicado en Política
Página 5 de 5
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.