Jueves, 15 Octubre 2020 05:10

ESTALLO VIENDO

La frágil membrana de sombras era desgarrada una y otra vez por las navajas de la luz de los relámpagos.

Ruidos de luz tras ruidos de luz tronaban burdos sobre una extensísima lámina de metal.

La tormenta no mandó sus avisos con vientos, aunque sí se pudo observar en lo alto las nubes grises cargadas con agua, pero estas señales ya pocos las pueden leer.

La tempestad comenzó como jugando, como una mínima lluvia, y poco a poco fue tomando fuerza hasta formar ríos en las calles.

Nadie se la esperaba con la potencia y la duración con la que ocurrió; si bien hay lluvias en otoño, éstas pierden fuerza con la entrada de la estación que deshoja los árboles.

La tormenta se extendió por esta ciudad y por municipios colindantes, metió a casi toda la gente a su casa y solamente algunos automóviles como zombis deambulaban bajo aquel torrente que parecía no tener fin.

En Cuautla, hubo granizos y algunos pobladores sacaron fotos a algo así como un racimo de uvas o elotes, pero con breves bolitas o granos de hielo.

Uno que otro juangabrielón estaría en su palmera imaginaria o debajo de la cama durante la tormenta que en momentos parecía el tiradero de muebles que un dios ebrio en su afán de encontrar el interruptor de la luz de un hogar inventados por él mismo.

La lluvia, para los extranjeros, es una puerta de entrada a sus recuerdos de un niño que va desapareciendo ante la imposibilidad de regresar al barrio que los vio nacer; a la casa en que se guarecían de la lluvia; a las calles que veían a través de la ventana en un hogar tibio.

En algunos hogares, cuando llegó la luz, encontró muebles domésticos flotando en una habitación de interés social como en un mínimo océano o sorprendió dormidos a los que se acostaron esperándola.

Aún es tiempo de agua. Son las últimas lluvias de esta década en que la naturaleza nos recordó que estamos de paso en este planeta: el sismo del 19 de septiembre de 201; una balacera en el centro de Cuernavaca más real que la de cualquier película protagonizada por Keanu Reeves, y un virus microscópico que ha matado a millones en el mundo y a decenas de miles en México y que puede aplastar a todo ser humano en la Tierra.

¿Todavía nos pega el agua en el cuerpo, sentimos en nuestra piel el frío y la humedad? ¡Estamos vivos! Otros no tuvieron esta suerte, entre el cielo y sus huesos los goterones horadan la tierra, hacen surcos y lo llenan todo.

Hay hombres que ya no temen a las tempestades, ni la lluvia los lleva a sitio alguno, ni les alegra o enoja la borrasca, tampoco les motiva  escribir, aunque los manden a fabricar un discurso con metalenguajes hidráulicos; no es que quieran, tienen desierto el corazón y en él se  ahogaron todas las tormentas y todos los océanos del mundo.

 

 

Publicado en Sociedad

También se registraron encharcamientos, bardas caídas y vehículos varados en diferentes lugares de Cuernavaca.

La tromba registrada la tarde noche del martes dejó como saldo más de 20 viviendas inundadas, encharcamientos, bardas caídas y vehículos varados en diferentes lugares de Cuernavaca.

La subsecretaría de Protección Civil dio a conocer que hubo colonias donde los niveles del agua subieron hasta 70 centímetros, lo que provocó daños severos en las colonias Emiliano Zapata, Las Águilas y el poblado de Acapantzingo.

La lluvia además generó encharcamientos en las avenidas Plan de Ayala, Teopanzolco, Cuauhtémoc y Díaz Ordaz, donde varios vehículos quedaron varados debido a las corrientes de agua que se generaron en esa zona.

En la calle Periférico de la colonia Emiliano Zapata el agua subió 70 centímetros, lo que dañó una vivienda en su totalidad.

En la unidad Fovissste Chapultepec -ubicada en la colonia Las Águilas- una barda de 15 metros de longitud por cuatro de altura se derrumbó, provocando la pérdida total de un vehículo Chevy Monza Modelo 2009.

Además en la calle de La Luz se registró el derrumbe de otra barda de cuatro metros de altura por 10 de longitud que dañó dos vehículos.

El subsecretario de Protección Civil, Gonzalo Barquín Granados informó que también tuvieron encharcamientos e inundaciones, además de vehículos varados, en Acapantzingo (con siete casas con daños) y en las colonias  Los Volcanes, Las Granjas, Pilares, Jacarandas y Tabachines, donde  cuatro casas y dos autos resultaron afectados; en Teopanzolco dos vehículos resultaron inundados y un autobús de servicio público de la Ruta 9 tuvo fallas mecánicas, en tanto que en la colonia Las Palmas cuatro tuberías se atascaron, lo que provocó inundaciones en la vía pública.

En el poblado de Acapantzingo, las ramas de un árbol de tulipán africano, de aproximadamente 18 metros de longitud por 30 centímetros de diámetro, se desprendieron desde su base cayendo sobre una barda. También dañaron cableado eléctrico, telefónico y de señal de televisión e invadieron el paso vehicular.

En la avenida Palmira, la rama de un guayacán de aproximadamente seis metros de longitud por 30 centímetros de diámetro cayó sobre la vía pública y obstruyó la vialidad.

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Las áreas municipales de Protección Civil se mantienen en alerta para atender cualquier auxilio.

Zona poniente.- Ante el pronóstico de lluvias, los departamentos de Protección Civil de los municipios de este corredor –Miacatlán, Mazatepec, Coatetelco, Tetecala y Coatlán del Río– se mantienen alerta de zonas de riesgo, trabajando de manera coordinada para atender auxilios.

Los encargados de dichas dependencias en cada municipio de la región aseguraron que trabajan de manera coordinada para sumar esfuerzos en caso de alguna eventualidad en alguno de los municipios, ya que por su cercanía, pueden desplazarse fácilmente y atender alguna emergencia, como ya lo han hecho en eventos recientes, en el municipio de Coatlán del Río, donde se sumaron al rescate de una persona que quedó atrapada en su casa como consecuencia de la creciente de una barranca, en la comunidad de Cocoyotla. 

Mencionaron que ante el pronóstico de lluvias, se mantienen en alerta con vigilancia en las zonas de riesgo de cada municipio, manteniendo monitoreo del nivel de ríos e intensidad de las lluvias con la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Coordinación Estatal de Protección Civil de Morelos (CEPCM), a fin de poder actuar de manera oportuna en caso de alguna eventualidad.

Reiteraron el llamado a las familias que se ubican en zonas consideradas como de riesgo a mantenerse alerta en caso de cualquier indicación.

 

Publicado en Zona Sur
Martes, 29 Septiembre 2020 05:05

Basura, causa importante de inundaciones

Taponan drenajes y canales.

Jojutla.- Cuando una lluvia fuerte se combina con la basura depositada en las barrancas y canales, y la falta de desazolve, generalmente se deriva en una inundación que afecta a las viviendas, estimó el secretario de Obras Públicas de este lugar, Omar Velasco Mondragón.

Reconoció que tras la fuerte lluvia del domingo, mucha gente se inundó y pide soluciones para que eso no vuelva a pasar; sin embargo, hay situaciones complejas, como es el caso de la colonia Zapata, donde las zonas afectadas se construyeron donde antes era zona de cultivo y permanecen canales que cada vez se van azolvando y estrechando más.

Dijo que para ganar espacio, la gente ha construido arriba del canal, lo que ha reducido su sección, pero además se tira mucha basura en los mismos y los niveles de las casas están muy abajo, por lo que cuando se presenta un lluvia fuerte, se generan las inundaciones.

“La cantidad de basura que hay en el canal es demasiada, lo que genera un tapón y por eso no puede fluir el agua”, finalizó Velasco Mondragón.

 

Publicado en Zona Sur

Las recientes lluvias mantienen en alerta a las autoridades para actuar en caso de que se registre alguna creciente.

Mazatepec.- La Dirección de Protección Civil de este lugar dio a conocer que debido a la presencia de intensas lluvias, mantiene el monitoreo del nivel de los ríos Chalma y Tembembe que atraviesan por el municipio, a fin de poder actuar de manera oportuna en caso de alguna creciente que pudiera poner en riesgo a la población.

El titular del área, Juan Antonio Salgado Franco, informó que tras las lluvias de los últimos días, los ríos de la zona presentaron un aumento considerable en su caudal; sin embargo, gracias a los trabajos de desazolve que se hicieron en tiempo y forma, no se presentan afectaciones.

Comentó que se realizó un recorrido por las zonas de mayor riesgo, donde se encontraron con el derrumbe de algunos árboles, que una vez que descendió el nivel, se lograron remover, sin mayores daños.

Asimismo, Salgado Franco reiteró que se mantiene el monitoreo permanente del comportamiento de las lluvias en la zona norte y el Estado de México, así como con la Coordinación Estatal de Protección Civil de Morelos y las direcciones de Protección Civil de los municipios del corredor poniente, a fin de actuar de manera oportuna en caso de alguna creciente que pudiera poner en riesgo a la ciudadanía.

El director de Protección Civil del municipio solicitó a la ciudadanía que en caso de cualquier emergencia, se comunique al área municipal.

 

Publicado en Zona Sur

Los titulares de SAPAC, Desarrollo Sustentable y Protección Civil advierten que desperdicios taponan los desagües.

Pese al desazolve de 27 kilómetros de barrancas, limpieza de rejillas pluviales y drenajes, la capital sufrió afectaciones, encharcamientos e inundaciones.

De 25 familias afectadas en sus viviendas, 15 se han reubicado con familiares y amigos.

Fuerte y enérgico fue el llamado a la conciencia ciudadana para no tirar ni dejar bolsas de basura en las calles, ya que esta práctica nociva es la primera causa del taponamiento y colapso del sistema de drenaje de Cuernavaca que en la presente temporada rebasó el promedio habitual de entre 25 a 50 milímetros de precipitación, hasta llegar a 75 mm.

En ese exhorto coincidieron los titulares del Sistema de Agua Potable (SAPAC), Yarely Jaimes García; de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos (SDSySP), Efraín Esaú Mondragón y de la Subsecretaría de Protección Civil (SPC), Gonzálo Barquín Granados.

En conferencia de prensa conjunta, los funcionarios hicieron un recuento de las acciones preventivas realizadas antes del 15 de mayo, fecha tradicional del inicio de las lluvias entre los productores del campo; labores de auxilio y apoyo a la población afectada por desbordamientos de barrancas y colapso de drenajes, así como trabajos de remediación.

Yarely Jaimes titular del SAPAC, precisó que previo al arranque de la temporada, personal del organismo hizo desazolves y limpieza de tuberías y drenajes en puntos críticos ya conocidos, como en Subida a Chalma, donde además de la fuerza de los torrentes pluviales, este año, en un condominio se conectó un drenaje irregular que había colapsado e inundó dicho asentamiento, daño que fue reparado.

Jaimes García explicó que el caudal pluvial de los pasados días jueves, viernes y sábado en Cuernavaca (75 mm) por citar un ejemplo, equivale a las precipitaciones de todo un año en Baja California Sur, corrientes que sumados a los drenajes colapsados por la basura, ocasionaron los severos daños registrados, por lo que insistió en la conciencia de la gente para no tirar desperdicios en las calles.

Efraín Esaú Mondragón Corrales, cabeza de la Secretaría de Desarrollo Sustentable y Servicios Públicos (SDSySP) informó que los trabajos anticipados a las primeras lluvias consistieron en la limpieza de 80 puntos en diferentes barrancas de Cuernavaca en una extensión de 27 kilómetros de cañadas y arroyos, donde se recogieron 11 toneladas de desperdicios sólidos y 28 toneladas de desechos vegetales.

Entre los puntos críticos sometidos a limpieza y desazolve están el puente de Santa Martha en la colonia Milpillas y los cauces que bajan de Ahuatepec y Ocotepec hasta la colonia Antonio Barona, con la desventaja que los asentamientos urbanos impiden aumentar el cauce pluvial, además del ya mencionado problema de la basura que tira la gente en lechos y cañadas, el cual fue abatido, en parte, con los trabajos adelantados de limpieza.

Mondragón Corrales mencionó que son recurrentes los ejemplos de rejillas pluviales en numerosas calles y avenidas de la ciudad las cuales, pese a ser limpiadas y eliminada la basura, ésta es arrastrada de otras calles y colapsa de nuevo las “bocas de tormenta”, como por ejemplo, en todo Plan de Ayala, Cuauhtémoc, Leandro Valle, entre otras. Para liberar este y otros puntos, refirió que se ha requerido el uso de maquinaria pesada y personal al laborando las 24 horas.

Por su parte, el Subsecretario de Protección Civil, Gonzalo Barquín Granados, indicó que el personal del organismo distribuyó 270 notificaciones a habitantes de viviendas en zonas de riesgo de barrancas y cauces que cada año son rebasadas en su capacidad por las fuertes lluvias y se desazolvaron 19 puntos críticos en 8 barrancas de la capital.

Entre las tareas de remediación, los tres funcionarios señalaron que además de desperfectos de drenajes y alcantarillas por la fuerza del agua, se realiza el inventario de las calles y avenidas con levantamiento de carpeta asfáltica ya que, una vez concluida la temporada se llevaron a cabo las reparaciones en todas ellas.

Entre las colonias más afectadas en el asfalto de sus vialidades se encuentran, San Antón, Sacatierra, Milpillas, Flores Magón, Ciudad Chapultepec, Atlacomulco, Flores Magón, Granjas, Avenida Universidad, Lomas de Cortes y de la Selva, Paseo del Conquistador, entre otras.

El titular del Protección Civil informó también que en los días mencionados de intensas lluvias se registraron 25 viviendas afectadas, de las cuales 15 familias fueron desalojadas y están en casa de familiares o amigos; esto en colonias como Buena Vista, Santa María, Ahuatepec, San Jerónimo y Lomas de la Selva.

La recarga de los mantos acuíferos que garantiza el abasto de agua hasta la próxima temporada de secas y el beneficio a los cultivos en las zonas agrícolas, son evidencia de que “no todo es malo en una temporada de lluvias tan atípica”, puntualizó Yarely Jaimes, a la vez de reiterar el llamado a la gente: “si no quieren ver y padecer la ciudad colapsada por las lluvias, eviten tirar la basura en cualquier parte de Cuernavaca.”

 

Publicado en Sociedad

En Coatlán del Río, la creciente de una barranca inundó casas y afectó cultivos; en Tetecala se inundaron 12 viviendas y una primaria y en Puente de Ixtla se desbordó el río Chalma.

Zona surponiente.- La intensa lluvia que se registró durante la noche del jueves y la madrugada del viernes causó daños materiales en los municipios de Coatlán del Río, Tetecala y Puente de Ixtla.

De acuerdo con información de autoridades municipales, en el caso de Coatlán del Río, la creciente de una barranca afectó seis viviendas y siete hectáreas de cultivos de flor, limón y maíz.

En Tetecala, el desbordamiento del río Chalma provocó la inundación de 12 viviendas y una primaria, en la colonia Actopan, lo que dejó daños materiales.

En lo que respecta al municipio de Puente de Ixtla, se informó que el desbordamiento del río Tembembe –que se une con el Chalma– originó la inundación de viviendas en las colonias Emiliano Zapata y Centro de la cabecera municipal.

Las autoridades de Puente de Ixtla informaron que derivado a las fuertes lluvias de la noche de este jueves y la madrugada del viernes, la Dirección de Protección Civil refirió que se presentaron encharcamientos por taponamiento de drenaje en la colonia Centro de la cabecera municipal, los cuales fueron atendidos por las áreas correspondientes.

Además, debido al desbordamiento del río Chalma, que incrementó su nivel en un 90 por ciento, se vieron afectadas ocho viviendas de la colonia Centro y dos de la colonia Emiliano Zapata.

La Dirección de Protección Civil señaló que se mantiene alerta y realiza constante monitoreo del río para evitar alguna tragedia mayor.

En todos los casos, las autoridades municipales procedieron a realizar labores de limpieza en las zonas afectadas, donde colocaron cal, como parte de la medida sanitaria, además de brindar ayuda a las familias que perdieron parte de sus pertenencias.

 

 

Publicado en Zona Sur

Se esperan precipitaciones de moderadas a fuertes, de forma generalizada.

La Comisión Estatal del Agua (Ceagua) informó que durante el sábado, en Morelos se espera tiempo inestable, con incremento de nubosidad principalmente durante la tarde y noche, así como la ocurrencia de lluvias moderadas a puntualmente fuertes, especialmente en la porción norte de la entidad. Las temperaturas permitirán un ambiente cálido a templado, llegando a ser fresco durante las lluvias, frío en zonas de montaña. Los vientos serán mayormente del este, con velocidades entre 20 y 30 km/h.

En cuanto al domingo, la Ceagua indicó que prevalecerán condiciones de tiempo inestable durante la noche, con cielo medio nublado a nublado y un potencial para la ocurrencia de lluvias moderadas de 0.1 a 25 mm a puntuales de 25.1 a 50 mm. El ambiente persistirá cálido a templado, fresco durante las lluvias, con temperaturas máximas entre 22 y 33 °C.

Ante el pronóstico, la dependencia estatal exhorta a la ciudadanía a mantenerse al tanto de los avisos meteorológicos emitidos por las autoridades oficiales, así como atender puntualmente las recomendaciones realizadas por Protección Civil, a fin de evitar alguna afectación.

 

Publicado en Sociedad

Personal de Bomberos y Protección Civil labora toda la madrugada para atender emergencias.

Cuautla.- Inundaciones en viviendas y caída de árboles en por lo menos diez puntos diferentes de la ciudad y un automóvil varado al tratar de pasar un vado ocasionó la persistente lluvia registrada la noche del 15 y la madrugada del 16 de septiembre, en este municipio, sin que hasta ahora se hayan registrado pérdidas humanas.

Así lo informó el director de Protección Civil y Bomberos de Cuautla, Jorge Nava Altamirano, quien señaló que las inundaciones se registraron en el poblado de Casasano, las colonias Año de Juárez, Vicente Guerrero, Miguel Hidalgo, Cuautlixco y Rancho Cortés (en estas dos últimas comunidades, el agua subió hasta 60 centímetros).

La principal causa de las inundaciones en las casas se debió a que fueron construidas a desnivel de la calle, y en algunos casos, por coladeras tapadas, lo que causó pérdidas materiales por el mobiliario que se dañó con el agua.

Asimismo, un árbol cayó en la avenida Reforma, a la altura de Cuautlixco; otro en la Unidad Habitacional Casas Geo, y uno más en la ribera del río Cuautla, los cuales fueron seccionados por los elementos de bomberos para retirar el peligro para la población.

Alrededor de las 02:30 de la mañana del miércoles, un joven trató de pasar con su automóvil por el vado de Agua Hedionda, el cual se encontraba rebasado por el cauce y mantenía inundada la zona, por lo que quedó varado al entrarle agua al motor. Elementos de Bomberos lo auxiliaron para sacarlo de la corriente y evitar así que fuera arrastrado.

Las brigadas de emergencia trabajaron toda la noche, auxiliando a la población bajo la lluvia, y se reintegraron a sus respectivas estaciones alrededor de las 04:30 de la madrugada.

Nava Altamirano señaló que mantendrán la atención a la ciudadanía, a pesar de las amenazas de algunas personas que los han tratado de intimidar para recibir atención privilegiada.

“Quisiera puntualizar y que quedara bien claro que hay personas que luego nos llaman amenazándonos que son amigos de fulano de tal, y honestamente estamos atendiendo a todos, nos da tiempo, pero vamos atendiendo conforme se van entrando las llamadas. Si tengo los bomberos en Agua Hedionda, no los puedo mandar a Cuautlixco nada más porque hablaron que son amigos de fulano de tal; ahí sí que me disculpen, no lo voy a hacer”, afirmó.

Por último, llamó a la población a tomar precauciones durante las lluvias para evitar exponer su integridad, principalmente evitar cruzar los vados durante las lluvias para prevenir que pudieran ser arrastrados por la corriente como ocurrió hace algunas semanas, donde un hombre y una mujer se atrevieron a cruzar el vado de Brisas y la corriente crecida los jaló y por ello perdieron la vida.

 

 

Publicado en Cuautla

Las temperaturas máximas superarán los 30°C.

La Comisión Estatal del Agua (Ceagua) informó que durante este sábado sobre la entidad dominará cielo medio nublado en promedio, con aumento de nubosidad por la tarde y noche, además de posibilidad de lluvias generalizadas con acumulados moderados. El ambiente durante el día se percibirá cálido a templado, favorecido por temperaturas máximas entre 23 y 34 °C; mientras que los vientos tendrán una dirección variable, con velocidades promedio entre 10 y 20 km/h.

En cuanto al domingo, indicó que prevalecerán condiciones de tiempo inestable durante la tarde y noche, con cielo medio nublado a nublado y un potencial para la ocurrencia de lluvias moderadas de 0.1 a 25 mm, de manera generalizada, con acumulados puntuales de 25.1 a 50 mm. El ambiente diurno persistirá cálido a templado, fresco durante las lluvias, con temperaturas máximas rondando entre 24 y 34 °C.

Ante el pronóstico, la dependencia estatal mantiene el llamado a la ciudadanía a estar pendientes de los avisos meteorológicos emitidos por las autoridades oficiales, así como atender las recomendaciones realizadas por Protección Civil, a fin de evitar alguna afectación.

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 18
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.