Acuerdan con autoridades de salud un periodo de quince días para tener respuesta del gobierno federal para ser incluidos en el Insabi.

Ex trabajadores del extinto Seguro Popular se manifestaron nuevamente este martes para demandar su reubicación, luego de nueves meses sin empleo. Acordaron con autoridades de salud dar un plazo de quince días en espera de alguna respuesta por parte del gobierno federal.  

Karen Galicia, representante de los inconformes, insistió en que el decreto por el que se crea el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) contempla los recursos económicos para salarios, además de que se estableció que no se perjudicarían los derechos laborales de quienes trabajaban para el entonces régimen de protección social en salud.  

Recordó que hay quienes llevaban trabajando entre 15 y 17 años para el Seguro Popular y desde diciembre del año pasado las autoridades estatales se comprometieron a reubicarles, por lo que no iniciaron demandas laborales por la desaparición del mismo.  

Una comitiva de los manifestantes fue recibida ayer por autoridades de la secretaría de Salud. Al término del encuentro, la lideresa informó que se acordó esperar 15 días para que la dependencia estatal tenga una respuesta del Insabi. 

Explicó que a diez meses del despido injustificado, se planteó que se solicitará a la Federación la clave para que se autorice la contratación dentro del Insabi como gestores de participación social. Apuntó que los afectados son 150 y participan de forma permanente en el movimiento alrededor de 40 persona: “no somos muchos, yo creo que sí pueden reubicarnos, y cumplir dando el seguimiento al decreto, porque se echan la bolita ente el estado y la Federación, porque a nivel central dicen que las autoridades locales no habían solicitado las claves”.  

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad

No hay respuesta a su solicitud de reinstalación, reclaman.

Ex trabajadores del extinto Seguro Popular se manifestaron este lunes en demanda de audiencia y de una respuesta a su demanda de recontratación.

Los inconformes señalaron que son más de 150 afectados, los que aceptaron desde los primeros meses de este año esperar a la creación del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), con la esperanza de ser reubicados para seguir laborando en el sector. Por lo tanto, argumentaron, no presentaron demandas laborales para reclamar lo que por derecho les correspondía por antigüedad.  

Karen Galicia González, representante del movimiento, dijo que las autoridades de los Servicios de Salud de Morelos y de la Secretaría de Salud no les han dado respuesta; recordó que desde el pasado lunes iniciaron la protestas y en esa ocasión, les recibieron “pero solo como una atención”, puesto que no les dieron solución inmediata, pese al compromiso previo, de reubicarlos.  

Recordó que los decretos que dan forma legal a la desaparición del Régimen de Protección Social en Salud (conocido como Seguro Popular) y la creación del Insabi, contemplan el no afectar los derechos laborales de los trabajadores.  

La vocera refirió que en el encuentro pasado les dijeron que gestionarían ante la Federación alguna solución a este problema, pero los inconformes consideran que ya fue tiempo suficiente, pues llevan diez meses para hacer el proceso y ellos tienen ocho meses sin empleo. 

Los manifestantes pidieron dar una fecha específica para las contrataciones, como ha sucedido en otras entidades del país. Advirtieron que si no hay solución tomarán otras medidas, como el bloqueo de vialidades.   

 

Publicado en Sociedad

Exigen ser recontratados en el esquema del Insabi; hubo negociación con autoridades estatales.

Ex trabajadores del extinto "Seguro Popular" se manifestaron este lunes en las oficinas de la Secretaría de Salud, en demanda de audiencia y para exigir su reinstalación, luego de más de ocho meses sin empleo. Las autoridades locales señalaron que el asunto debe ser atendido previa consulta con autoridades federales del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi).  

Desde temprana hora los manifestantes se apostaron en los accesos a la dependencia e impidieron el ingreso del personal; señalaron que en reiteradas ocasiones habían solicitado audiencia de manera formal con el secretario de Salud Marco Antonio Cantú Cuevas y no habían tenido respuesta.  

Los inconformes señalaron que algunos servidores públicos les dijeron  que no había recursos para el pago legal de liquidaciones y para su reubicación en otras áreas, pero aseguran tener argumentos legales suficientes que indican los contrario: “nos comentan que no hay recurso pero tenemos documentos que avalan lo contrario, como el oficio expedido por el director general del INSABI licenciado Juan Ferrer que mando a los REPSS de cada Estado el 30/12/2019 así como los acuerdos de coordinación publicados en el diario oficial el día 21/08/2020, el cual asignan del 6 al 10 % de los recursos financieros proporcionado para el ejercicio fiscal 2020…. Los acuerdos y los criterios le dan la facultad a los estados de nuestras contrataciones y hay apartados que indican que se puede contratar personal de los REPSS que hayan estados contratados hasta el 31 de diciembre del 2019 como gestores y promotores de salud”. 

Además, expusieron que “el decreto publicado el día 29 de noviembre del 2019 por el que se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la ley general de salud INSABI, marca como Transitorio Tercero que los recursos humanos, financieros y materiales con que cuente la Comisión Nacional de Protección Social en Salud serán transferidos al Instituto de Salud para el Bienestar, en términos de las disposiciones aplicables”. 

Añadieron que en una reunión sostenida con el secretario de Salud Cantú Cuevas, en diciembre del 2019, éste se comprometió con ellos a que serían recontratados, por lo que al menos 150 de ellos no presentaron demandas laborales y aceptaron un pago a manera “de apoyo” en lo que duraba el proceso administrativo, pues sostienen que no fueron liquidados conforme a derecho. 

Al lugar arribó el secretario, quien dio instrucciones para que una comitiva fuera atendida.  

Al respecto, el gobierno del estado emitió un comunicado en el que informó que la petición de los extrabajadores será analizada y se harán las gestiones pertinentes ante el Insabi. 

“Se llevó a cabo una mesa de diálogo con ex trabajadores del extinto Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS) Morelos, a fin de dar seguimiento a su situación laboral. 

En la reunión se hizo del conocimiento de la comitiva representante que Servicios de Salud de Morelos (SSM) ha solicitado al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) los datos correspondientes para poder concretar la relación laboral; cabe señalar que las personas manifestantes cuentan con cierto perfil académico que debe ser avalado por la federación. 

En este sentido, se acordó que el secretario de Salud, Marco Antonio Cantú Cuevas, revisará la situación con las autoridades correspondientes del Insabi; además, la institución estatal refrendó el compromiso del Gobierno de Morelos para emprender las acciones que dentro del marco de sus atribuciones le competen para coadyuvar en el tema. 

Finalmente, los participantes de la sesión firmaron una minuta y establecieron reunirse en próximos días para dar continuidad e informar avances” señala el comunicado. 

 

 

 

Publicado en Sociedad

Exigen cumplir el acuerdo de que serían reinstalados en el Insabi.

Ex trabajadores del extinto Seguro Popular iniciarán hoy movilizaciones en demanda de que se cumpla el compromiso de que los recontraten, como se habría planteado al inicio del presente año. En su momento no se les pagaron sus liquidaciones y no iniciaron demandas laborales con tal acuerdo, pero ya pasaron más de diez meses y no han sido reubicados. 

Los inconformes decidieron en asamblea que hoy se manifestarán para exigir una audiencia con las autoridades estatales, informó en entrevista la representante del grupo, Karen Galicia González.  

La vocera expuso que ya se han solicitado reuniones con el secretario de Salud Marco Antonio Cantú Cuevas y demás autoridades del gobierno del estado pero no han tenido respuesta alguna.  

Refirió que, entre enero y febrero de este año, cuando se creó el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) y se dio la desaparición legal del organismo conocido como Seguro Popular, se les prometió que los trabajadores no serían afectados, aunque tan sólo del área de afiliación fueron despedidos alrededor de ciento cincuenta.  

Galicia González destacó que sí es posible la recontratación, ya sea en el Insabi o en otra ubicación, ya que en otras entidades como la Ciudad de México, el Estado de México, Guerrero, Puebla y Tabasco ya se está haciendo de esa manera.  

Los extrabajadores elaboraron un documento que será entregado este día, mediante el cual exponen su demanda, “ya que solo nos dan largas, sin ser empáticos a nuestra situación y no nos han dado respuesta de los oficios que se han emitido tanto en gobernación, así como en la secretaria de salud como lo marca el artículo 8 de la Constitución política”.  

“Dentro de sus justificaciones nos comentan que no hay recurso (sic) el cual tenemos documentos que avalan lo contrario, como el oficio expedido por el Director General del INSABI Lic. Juan Ferrer que mando a los REPSS de cada Estado el 30/12/2019 así como los acuerdos de coordinación publicados en el diario oficial el día 21/08/2020, el cual asignan del 6 al 10 % de los recursos financieros proporcionado para el ejercicio fiscal 2020. La cual tanto como los acuerdos y los criterios le dan la facultad a los Estados de nuestras contrataciones y hay apartados que indican que se puede contratar personal de los REPSS que hayan estado contratados hasta el 31 de diciembre del 2019 como gestores y promotores de salud” señala el documento.  

Exponen que sólo piden justicia: “ya que atentaron con el sustento de nuestras familias, como lo marca nuestra constitución política en el artículo 123 que toda persona tiene derecho al trabajo digno y socialmente útil. Como lo marca decreto publicado en día 29/11/2019 por el que se reformo, adicionan y derogan diversas disposiciones de la ley general de salud INSABI, marca TRANSITORIO Tercero Los recursos humanos, financieros y materiales con que cuente la Comisión Nacional de Protección Social en Salud serán transferidos al Instituto de Salud para el Bienestar, en términos de las disposiciones aplicables”. 

Destacaron que con la pandemia de covid-19 los extrabajadores han enfrentado una condición económica muy compleja, porque no les pagaron su liquidación y no demandaron por la promesa de recontratación, a pesar de que en algunos casos tenían hasta 17 años de antigüedad. Ahora llevan once meses sin empleo. 

 

Publicado en Sociedad

Los boletos restantes irían al Insabi u otra institución del sector salud, señaló el directivo de la Lotería Nacional

Publicado en Nacional

El gobierno de López Obrador pagó USD 6.2 millones a médicos cubanos por atención al COVID-19

Publicado en Nacional

El gobierno del estado ha tenido que pagar tres quincenas a los trabajadores del sector.

A la fecha no han llegado los recursos federales para salud que serán canalizados a través del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), por lo que el gobierno estatal ha tenido que cubrir, con anticipos de recursos estatales, alrededor de 90 millones de pesos para el pago de las remuneraciones al personal.

El gobierno de Morelos sigue a la espera de que el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) responda a la petición de hacer algunos ajustes al convenio de adhesión, pero por lo pronto no hay recursos para el pago de adeudos a trabajadores e incluso la administración local ha cubierto alrededor de 90 millones de pesos para el salario de una parte del personal.

El secretario de Salud Marco Antonio Cantú Cuevas informó que la dirección general del Insabi podría responder esta semana a la petición que se hizo de dos aspectos fundamentales: la inclusión del Hospital del Niño y el Adolescente Morelense (HNAM) -que no fue contemplado como organismo público descentralizado- y el acuerdo relativo a que sólo el 20 por ciento de los medicamentos entre al esquema de compra consolidada y el 80 por ciento restante sea adquirido de manera directa por el gobierno estatal.

Mientras tanto, insistió, se otorga la atención médica de forma habitual a la población en todos los Servicios de Salud de Morelos, sin restricciones, a los pacientes que no cuentan con IMSS o el ISSSTE.

A decir del funcionario local, la única diferencia es que el gobierno federal no ha mandado los recursos, debido al proceso de transición.

Por lo tanto, el gobernador dio la instrucción de hacer los pagos correspondientes de manera temporal para que la población no sufra el desabasto. Apuntó que a la fecha el abasto de medicamentos está por arriba del 80 por ciento.

Cantú Cuevas reconoció que la situación no puede permanecer así, pero confió en que pronto lleguen a Morelos los fondos federales del Insabi. “Tenemos que recordar que ha habido adelantos del presupuesto local, hemos cubierto tres quincenas de 30 millones de pesos cada una”, añadió.

 

 

Publicado en Sociedad

Confirman adhesión de Morelos al Insabi.

El secretario de Salud Antonio Cantú Cuevas reconoció que está pendiente el pago del complemento de aguinaldo a los más de seis mil trabajadores de los Servicios de Salud de Morelos (SSM), lo que asciende a alrededor de 44 millones de pesos.

El funcionario comentó que se ha tenido el apoyo de la Secretaría de Hacienda del estado, que ha pagado las últimas dos nóminas, porque en año anteriores cuando aún existía el Seguro Popular se enviaba el dinero en febrero y con lo que se anticipaba en diciembre se cubrían los primeros pagos del año siguiente, pero en esta ocasión no ha fluido el recurso federal de la misma manera.

Estimó que el retraso obedece a la transición al Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) por lo que el gobierno estatal ha tenido que salir a resolver esta situación.

Dijo que no se tiene una fecha para liquidar el aguinaldo -cuyo adeudo provocó un paro de brazos caídos en hospitales, centros de salud y jurisdicciones sanitarias de trabajadores en dos ocasiones- pero confió en que se liberen los recursos la próxima semana.

Por otra parte, el funcionario estatal confirmó que Morelos ya firmó la adhesión al Insabi, pero explicó que aún están pendientes algunos aspectos específicos, como la compra de medicamentos por parte del gobierno estatal en un 80 por ciento y que el 20 por ciento restante se adquiera de manera centralizada por el gobierno federal.

A decir de Cantú Cuevas, este tema de la compra consolidada “es aparte” del Insabi.

Además, se solicitó que en el convenio de adhesión se incorpore al Hospital del Niño y el Adolescente Morelense, el cual “no tenían mapeado” (contemplado) en la Federación.

A decir del secretario, ya hay un acuerdo con el gobierno federal para que se incluya al citado nosocomio y solo falta que se formalice.

Con ello sostuvo, se garantiza el abasto de medicamentos para tratar a niños con cáncer. Admitió que hubo algunos problemas de desabasto, pero aseguró que ya está solucionado, porque el hospital compró medicamentos; “no hubo ningún niño que haya interrumpido su tratamiento”.

Ante las denuncias de trabajadores  deque hay un déficit de recursos, el funcionario expresó que “era la dirigencia sindical, la dirigencia sindical no trata a los pacientes, los que saben de este tema son los médicos tratantes”.

 

 

Publicado en Sociedad

El subsecretario Hugo López-Gatell informó que los estados que no se sumaron al pacto deberán garantizar por su cuenta la cobertura médica

Publicado en Nacional

Ante la puesta en marcha del Insabi, Verónica Solano refirió que el Instituto no estará abierto para toda la población en la entidad, salvo que se trate de una emergencia.

Cuautla.- Tras la puesta en marcha del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), la delegada del ISSSTE en Morelos, Verónica Solano Flores, señaló que ese Instituto únicamente atiende y atenderá a derechohabientes.

No obstante lo anterior, mencionó que en caso de que exista alguna emergencia, abrirá las puertas para atenderla, pero de manera general no brindará atención médica a la población abierta.

“El ISSSTE solamente atiende a derechohabientes, que son en sí, trabajadores y familiares, jubilados y pensionados del gobierno federal, y tenemos también la atención a los municipios de Cuernavaca y Cuautla. A ellos solamente atendemos. Por supuesto, también abrimos las puertas cuando hay una urgencia; estamos obligados a atender cualquier persona que llegue en esa condición, pero nosotros no atendemos a la población abierta en lo que es la atención médica”, señaló.

Asimismo, destacó que lo que sí hace el ISSSTE es sumarse al trabajo coordinado entre las instituciones como la Secretaría de Salud, el IMSS y la Sedena para otorgar, de manera preventiva, atención a la población, otorgando vacunas, pruebas rápidas de glucosa y antígeno prostático, entre otros servicios.

Finalmente, Solano Flores destacó la importancia de que la población en general genere conciencia en el cuidado de su salud y acuda de manera oportuna a las clínicas o centros de salud de sus comunidades para que reciban la atención médica adecuada a sus padecimientos, en caso de que cuenten con alguno.

 

Publicado en Cuautla
Página 1 de 2
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.