No es que podamos ponerlo en una báscula y pesarlo

Publicado en Ciencia

"El gas es el elemento vital de una galaxia", dicen los científicos.

Publicado en Ciencia

Estos cuerpos helados aumentan su temperatura por su trayectoria y dejan una extensa estela en su recorrido.

Publicado en Ciencia

Uno de los fines es terraformar al planeta rojo, para hacerlo habitable: Julieta Fierro Gossman, del IA.

 Hoy se buscan vestigios de vida microbiana, señala Antígona Segura Peralta, del ICN.

 Es enorme la derrama tecnológica que la carrera espacial ha dado a la vida cotidiana, destaca José Franco López, del IA.

Las misiones a Marte son una gran hazaña de la humanidad, representan retos científicos y tecnológicos extraordinarios que se cumplen en cada aventura al espacio, alimentan el sueño de conocer formas de vida en otros mundos, ofrecen conocimiento inédito que  avanza y muestran la importancia fundamental de apoyar a la ciencia para impulsar el desarrollo, consideraron expertos de la UNAM.

“Son importantes porque Marte era un mundo que tenía agua, atmósfera, tal vez vida. Pero algo le sucedió y se desertificó, quizá un gran efecto invernadero, y no queremos que a la Tierra le suceda lo mismo. Una manera de entender qué es la Tierra es analizar otros mundos, en particular uno tan parecido al nuestro”, dijo Julieta Fierro Gossman, investigadora del Instituto de Astronomía (IA) de la UNAM.

También por los grandes avances tecnológicos y las promesas de futuro. “La misión Perseverance de la NASA lleva por primera vez un helicóptero a otro mundo para tomar fotografías, detectar rocas y traerlas a la Tierra”, señaló la experta durante la conferencia virtual “A la conquista de Marte: las misiones del planeta rojo”.

La astrónoma y divulgadora señaló que Perseverance lleva un aparato-laboratorio que va a tratar de transformar la atmósfera de dióxido de carbono de Marte, para producir oxígeno. “Esto es importantísimo porque algún día vamos a terraformar Marte, es decir, transformarlo para hacerlo habitable”, dijo.

Antígona Segura Peralta, investigadora del Instituto de Ciencias Nucleares (ICN), hizo un repaso histórico a partir del siglo XIX, cuando Giovanni Schiaparelli observó Marte con telescopio y encontró una densa red de estructuras lineales que llamó “canales”, a partir de las cuales se especuló con la posibilidad de vida inteligente en el planeta rojo.

A inicios del Siglo XX los trabajos de Percival Lowell promovieron la idea de que existía vida y una civilización marciana, y se popularizaron en el ideario colectivo.

“A mediados del siglo pasado seguíamos pensando que Marte estaba habitado. Fue hasta que tuvimos mucha más información, en particular con la misión Vikingo (de 1975, formada por cuatro naves, dos de ellas orbitadores y dos naves que amartizaron), cuando nos dimos cuenta que Marte estaba desierto, pero se hizo el esfuerzo de buscar vida, pues se llevó un experimento dedicado a la localización de organismos marcianos. Ya no se pensaba en una civilización marciana, sino en microbios que pudieran sobrevivir en Marte y que pudiéramos detectarlos”, explicó.

Hoy, Perseverance se posa sobre lo que fue el delta de un río, intentando encontrar fósiles del pasado marciano.

Derrama tecnológica

Otra vertiente de las misiones a Marte son sus aportaciones tecnológicas, que han sido muy importantes y pasado de la carrera espacial a la vida cotidiana en la Tierra, destacó José Franco López, investigador del IA.

“Hay toda una serie de aplicaciones y de elementos que todos estos desarrollos tecnológicos nos han permitido utilizar para mejorar la forma en que vivimos. Hay muchas tecnologías y productos generados por el desarrollo espacial que utilizamos de manera cotidiana en casa como prácticamente en cualquier área”, señaló.

Algunas aplicaciones que nos han transformado son los satélites meteorológicos, de exploración remota, los sistemas de posicionamiento global (GPS) y los que se usan en comunicaciones y en defensa (para medir el nivel del mar, derretimiento de los hielos, incendios y atención a desastres), anotó Franco López.

“El sistema GPS usa relojes atómicos y objetos astronómicos (como quásares y galaxias distantes) para medir tiempos y posiciones exactas. Otros satélites son observatorios solares y astronómicos, y también hay avances en controles remotos, extremidades artificiales y robótica”, comentó.

Otras aplicaciones son los monitores cardiacos, sensores infrarrojos, resonancia magnética, tomografía, lentes de contacto, espuma con memoria para colchones, medicina espacial y telemedicina, concluyó.

 

 

 

 

Publicado en Tecnologia

El "dios de la destrucción" se acercará a nuestro planeta el mes que viene.

Publicado en Ciencia

ACTUALIZACIONES:

Estas son las dos primeras fotografías de la 'Perseverance' en Marte tras el exitoso aterrizaje de la NASA

 

Continúa la nota:

Tras casi seis meses viajando por el espacio, el nuevo 'rover' de la agencia espacial aterrizará este jueves, 18 de febrero, en Marte para buscar evidencias de vida pasada en el planeta rojo que faciliten el camino a la exploración humana

Todas las miradas de la NASA se dirigen este 18 de febrero hacia Marte, el planeta rojo que, de aterrizar con precisión el 'rover' Perseverance en su superficie, dejará de encerrar menos misterios si se completa de forma exitosa la misión Mars 2020 de la agencia espacial estadounidense, que inició su andadura por el espacio el 30 de julio de 2020.

Casi seis meses después, en el marco de la misión 'rover' a Marte "más ambiciosa de la NASA hasta ahora", de acuerdo con lo que indica el astrofísico Thomas Zurbuchen, administrador asociado de la Dirección de Misiones Científicas de la agencia espacial, en declaraciones recogidas en una nota informativa publicada en el sitio web de la NASA, el que es el quinto 'rover' que alunizará en el planeta rojo intentará encontrar signos de vida pasada al recolectar rocas y regolitos, materiales poco compactos de fragmentos rocosos que recubren el suelo de algunos cuerpos celestes, para un posible regreso a la Tierra, de acuerdo con lo que se describe sobre la misión.

Tras comprobar los ingenieros de la NASA que trabajan en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL, por sus siglas en inglés), ubicado en el sur de California, que el vehículo de exploración se encuentra en buen estado, todo está preparado para que el Perseverance aterrice en el cráter Jezero, el terreno de Marte "más desafiante" al que jamás se ha apuntado para un aterrizaje.

Así, cuando ya le quedan cada vez menos millones de kilómetros al 'rover' para estudiar el planeta rojo —la NASA ha puesto a disposición de todo aquel que esté interesado una cuenta atrás para ver la distancia restante que le queda al vehículo de exploración espacial para llegar a su destino y, por ende, el porcentaje de viaje completado que lleva—, este jueves se podrá seguir en directo en prácticamente todo el mundo a través de los canales oficiales de la NASA en YouTube, que arrancará con cierta antelación al aterrizaje en Marte para empezar a comentar la misión MARS 2020.

 Por primera vez, un aterrizaje robótico en otro planeta contará con una transmisión en castellano desde el perfil en YouTube de la NASA en español, un espacio que estará dirigido por la ingeniera del Perseverance Diana Trujillo y que contará con entrevistas con científicos y austronautas latinoamericanos para destacar el papel de los profesionales hispanos en la misión Mars 2020 Perseverance. Los comentarios en directo de la NASA podrán escucharse desde las 20:30 de la tarde, hora española, a través de este canal, mientras que se espera que cerca de las 22:00 horas el Perseverance toque la superficie de Marte.

Para celebrar virtualmente el que pretende ser el primer paso que allane el camino para la futura exploración de Marte, además de transmitir en directo la señal del viaje espacial del Perseverance, la NASA ha organizado algunas actividades para ser partícipe de la misión.

Debido a la complejidad de las comunicaciones entre la Tierra y Marte, los ingenieros esperan recibir un aviso de los hitos claves del aterrizaje del rover ya que, dada la distancia que tardan en viajar desde el planeta rojo las señales, los eventos que se retransmitan sucederán en realidad 11 minutos y 22 segundos antes de lo que se indicará en la Tierra.

No obstante, desde la NASA recuerdan que el 'rover' puede aterrizar de forma segura en Marte sin tener comunicaciones con la Tierra, al tener instrucciones de aterrizaje preprogramadas y una autonomía significativa, detallan desde la NASA. Aun así, una de las primeras acciones que llevarán a cabo los ingenieros cuando el 'rover' se pose en su nuevo hogar será comprobar el estado de la nave y desplegar el mástil de detección remota que lleva incorporado para que pueda realizar más fotografías, después de las primeras instantáneas que tome del planeta rojo al aterrizar y que retransmitirá a la Tierra.

Objetivo: descubrir restos de vida en Marte

La misión Mars 2020, de la que forma parte el 'rover' Perseverance, se engloba en un programa más amplio que incluye otros viajes a la Luna y que tiene por objetivo ir preparando el camino para una futura exploración humana del planeta rojo. Con la llegada del Perseverance a Marte, se esperan encontrar los primeros resquicios de la vida microbiana que pudo existir en la superficie de Marte.

Presisamente, se ha escogido el cráter Jezero como lugar de partida debido a que, por haber acogido en su seno en el pasado un lago, ofrece "una buena oportunidad" de encontrar lo que se está buscando, tal y como indica el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA en el vídeo que se puede visionar bajo estas líneas. "En Jezero, tenemos problablemente uno de los depósitos delta mejor conservados de Marte.

Un lugar maravilloso para que vivan los microorganismos y un espacio en el que estos estarían mejor preservados para que los podamos encontrar ahora", explican Katy Stack Morgan, la directora adjunta del proyecto y el científico Ken Farley.

En este sentido, a pesar de que en Marte hay constancia de que existen numerosos cráteres que en su día albergaron lagos, Jezero es un enclave únicopor contar con un depósito aluvial tan bien conservado y una mineralogía diversa. ¿Existió vida en Marte? Esa es la pregunta a la que quieren dar respuesta los científicos de la NASA, que creen que en este cráter tienen probabilidades de hallar dichas evidencias. La NASA sabe "que hace 3.500 millones de años Jezero era un gran lago, con su propio delta fluvial. Si bien el agua puede haber desaparecido hace mucho tiempo, en algún lugar dentro del cráter de 28 millas de ancho (unos 45 kilómetros), o quizás a lo largo de su borde de 610 metros de altura, haya biofirmas esperando, evidencias de que la vida una vez existió allí", concreta la agencia espacial a través de su sitio web.

"Esperamos que los mejores lugares para buscar biofirmas sean el lecho del lago Jezero o los sedimentos de la costa, que podrían estar incrustados con minerales de carbonato, que son especialmente buenos para preservar ciertos tipos de vida fosilizada en la Tierra", explica en esta nota el científico adjunto al proyecto Ken Williford.

De aterrizar con éxito en la superficie del planeta rojo, el equipo del Perseverance tardará más de un mes en inspeccionar a fondo el 'rover' y cargar un 'software' de vuelo para preparar la maquinaria con la que se indagará si hubo vida en Marte. En este sentido, el vehículo cuenta con un taladro para recoger muestras de rocas y del suelo de Marte, que serán posteriormente almacenadas en tubos sellados para que una misión futura los recoja y sean enviados a la Tierra. Misiones posteriores de la NASA, en cooperación con la ESA (Agencia Espacial Europea), enviarían naves espaciales a Marte para recolectar esas muestras selladas de la superficie.

Junto al Perseverance, unido concretamente a su vientre, ha recorrido los millones de kilómetros que separan La Tierra de Marte el helicóptero Ingenuity Mars, que también se pondrá a punto durante un mes para protagonizar el primer intento de vuelo aerodinámico controlado y monitorizado en otro planeta, con el que empezar a testar la capacidad de llevar naves al planeta rojo.

Además, el nuevo vehículo de exploración que lanza la NASA en esta misión facilitará, gracias a las distintas tecnologías que le acompañan, el poner a prueba un primer método para producir oxígeno en la atmósfera de Marte, identificar recursos como la presencia de agua subterránea en el planeta, mejorar las técnicas de aterrizaje en la superficie o identificar las principales características de clima, polvo y otras condiciones ambientales que podría afectar a futuros astronautas. La idea es que, de aquí a 2024, el hombre vuelva a viajar la Luna para establecer una presencia humana sostenida en el satélite de cara a 2028.

"Aterrizar en la NASA nunca es fácil", cuenta por su parte Marc Etkind, administrador asociado de la oficina de Comunicaciones de la NASA. De hecho, solo el 50% de los aterrizajes previos que se han intentado llevar a cabo en Marte se han culminado con éxito.

"La entrada, el descenso y el aterrizaje en Marte son conocidos como 'los siete minutos de terror'", explica Swati Mohan, la jefa de Operaciones, Control y Orientación de la misión Mars 2020, en otro vídeo que el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA ha lanzado en YouTube a propósito del aterrizaje del Perseverance. "Lleva apenas siete minutos viajar de forma segura de la atmósfera de Marte hasta la superficie del planeta. Hay muchas cosas que tienen que ir bien", añade. Aunque se tiene una "sólida evidencia" de que el cráter Jezero albergó en algún momento los ingredientes necesarios para alumbrar vida, de marcharse con las manos vacías y descubrir que el lago estaba deshabitado, "habremos aprendido algo importante sobre el alcance de la vida en el cosmos".

Publicado en Ciencia

El sistema solar se ensancha hasta límites insospechados. Han descubierto un nuevo y lejanísimo objeto que también estaría orbitando alrededor del Sol. ¡Tarda más de mil años en dar una vuelta completa!

Publicado en Ciencia

Desde dos eclipses solares, el avistamiento de los planetas Mercurio y Venus hasta una Luna Azul podremos observar en este 2021.

Para este 2021 habrá ocho emocionantes eventos astronómicos que disfrutar y para explicarlos UNAM Global buscó a Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía.

 6 de marzo. Mercurio no siempre puede observarse a simple vista. Esto se debe a que se ubica muy cerca del Sol y en ocasiones sólo puede contemplarse justo antes de que nuestra estrella salga o se ponga. En este día podrá mirarse hacia el oeste.

 Desde la Tierra se ve rojo porque el polvo que está en nuestra atmósfera absorbe la luz verde y azul, explicó la astrónoma. “Si ven el cielo se verá como un rubí, que es fantástico”.

 20 de marzo. El planeta más brillante, Venus, se observará poco antes de salir el Sol. Al igual que la Luna, tiene fases y durante la noche es imposible verlo, tampoco cuando se ubica del otro lado del Sol que se encuentra en su fase “llena”. 

 Sólo puede observarse cuando está en sus fases creciente y menguante, y por eso varía el brillo. “A veces se mira como una estrella muy luminosa y otras como un astro muy lejano, tenue”.

Este planeta es muy brillante porque está cubierto de nubes que crean ese efecto. Los astrónomos detectaron que este planeta tenía un mar de 7 kilómetros de profundidad que se evaporó y ahora está en las nubes.

 27 de abril, 26 de mayo y 24 de junio. Las personas tendrán la fortuna de deleitarse con las “Súper Lunas” o también llamadas “Lunas llenas”.

 La Luna tiene una órbita elíptica alrededor de la Tierra, donde a veces está más cerca y otras más lejos. “En esta ocasión veremos la fase llena cuando se encuentre más cercana”.

 “Los mexicas veían en este satélite a un conejo dentro de una vasija, quienes también gustaban de mirar el cielo”.

 22 de agosto. Se podrá contemplar la Luna Azul. Suele llamarse así cuando en un mes se presentan dos o más lunas llenas. En esta ocasión será una Luna Azul porque en el otoño habrá cuatro Lunas llenas.

 26 de mayo. Los amantes de la astronomía podrán divisar un eclipse de Luna total y parcial.

 Al respecto, Julieta Fierro recordó que hace más de tres mil años en Mesopotamia descubrieron que la Tierra es redonda por la sombra que refleja en la Luna. Ellos encontraron que sólo un objeto esférico puede proyectar una sombra circular.

 10 de junio y 4 de diciembre. Este año habrá dos eclipses de Sol, pero “tenemos poca suerte porque sólo podrán verse en Rusia en junio y en la Antártida en diciembre”.

 20 de marzo. El equinoccio de primavera ocurrirá en este día. “No pasa nada extraordinario, simplemente habrá 12 horas de luz y 12 de obscuridad”.

 Las culturas mesoamericanas festejaban esta fecha porque marcaba el inicio de las lluvias.

 21 de junio. El solsticio de verano entra en el mes de junio y se llama así porque alude al término “Sol quieto”. Si una persona todos los lunes mira la posición del Sol se dará cuenta que su posición cambia a la misma hora y con el transcurrir de los días se desplaza, a veces más tendido al sur y a veces más al norte. “Si observamos bien podremos notar que forma el símbolo del infinito y esta figura se llama Analema”.

De hecho, cuando el Sol está cerca del equinoccio se mueve muy rápido, semana con semana, pero cuando está en los solsticios, tanto de verano como de invierno, casi no se mueve.

 “Los invito a soñar con los astros, a sumarse a ver el cielo y tener un año lleno de aventuras de ciencia”, concluyó Julieta Fierro, investigadora del Instituto de Astronomía de la UNAM.

 

 

 

 

 

Publicado en Tecnologia

La galaxia Messier 83, también conocida como "Molinillo Austral", es una galaxia de la constelación de Hydra.

Publicado en Ciencia

El profesor de la Universidad de Arizona explica por qué los avistamientos de objetos voladores no identificados no le convencen

Publicado en Ciencia
Página 1 de 36
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.