Dichos empleados podrán integrarse al recién creado Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), informa la dependencia federal.

Los trabajadores que formaban parte de los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud (REPSS) conocido como Seguro Popular, tendrán oportunidad de integrarse al equipo del Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi), por lo que sus pagos siguen garantizados y con disponibilidad presupuestal.

Como se ha dado a conocer oportunamente, este primero de enero de 2020 entró en operación el Insabi en el país, el cual sustituye al Seguro Popular. Dado que un importante porcentaje de empleados del sector salud reciben remuneraciones derivadas del antiguo REPSS, la Secretaría de Salud federal informó que su situación laboral está considerada y sus percepciones permanecen garantizadas.

La dependencia federal informó que en días recientes el actual titular del instituto nacional -antes comisionado- Juan Antonio Ferrer Aguilar, giró un oficio dirigido a los secretarios y titulares de los Servicios Estatales de Salud, así como a los directores generales de los REPSS de todo el país, entre ellos naturalmente los de Morelos.

En dicho documento se detalla cuál es la disposición presupuestal prevista para el pago del personal de los REPSS en tanto se suscriben los nuevos acuerdos de coordinación con las entidades federativas previstos en el artículo 77 bis 6 de la recién modificada Ley General de Salud.

“Hasta el 6 por ciento de los recursos totales transferibles a los Servicios Estatales de Salud (...) podrán destinarse al pago de los servicios personales correspondientes a quienes hasta esta fecha laboran para los Regímenes Estatales de Protección Social en Salud”.

En el citado oficio, enviado recientemente a las autoridades de salud estatales, Ferrer Aguilar subraya que los pagos están garantizados en el entendido de que se deberá asignar un equipo de trabajo para integrar e informar a las instancias correspondientes el término de los recursos federales y estatales para el Sistema de Protección Social en Salud del ejercicio 2019.

Además, quienes se desempeñaban como afiliadores, incluidos en los perfiles de operador, orientador, auxiliar o capturista, deberán realizar funciones de gestores de participación social o promotores de la salud, mientras que los perfiles de gestores de servicios de salud deberán integrarse a la prestación de servicios en las unidades médicas donde se requiera personal.

El Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) inició funciones el primer día del año. La dependencia federal recordó que el objetivo es “garantizar servicios de salud gratuitos y de calidad a 69 millones de mexicanas y mexicanos que no cuentan con seguridad social”.

Ferrer Aguilar recordó que el nuevo instituto se creó a iniciativa del presidente Andrés Manuel López Obrador y actuará bajo la rectoría de la Secretaría de Salud con criterios de universalidad, igualdad e inclusión.

Según la SS, “habrá atención para todos los padecimientos, así como medicamentos gratuitos y demás insumos para quienes lo necesiten, lo cual incluye aquellos padecimientos que generan gastos catastróficos, como el cáncer o el VIH y otros que se irán sumando”.

Ahora, añade el comunicado, “las personas sin seguridad social ya no necesitan afiliarse ni pagar cuotas para recibir atención médica y medicamentos gratuitos, pues solo deben contar con credencial del Instituto Nacional Electoral (INE), Clave Única de Registro de Población (CURP) o presentar acta de nacimiento para tener acceso a sus derechos en materia de salud”.

“Para lograr sus objetivos, el Insabi recuperará gradualmente clínicas, centros de salud y hospitales que están en el abandono, basificará a trabajadores, aumentará el personal sanitario y aprovechará la experiencia de quienes laboraban bajo el Régimen Estatal de Protección Social en Salud (REPSS).

Añadió que en todo momento se cuidará que no falten medicamentos y equipamiento de última generación, que se actuará bajo el modelo de Atención Primaria en Salud (Sabi) y con equipos de salud para el bienestar, además de que se fortalecerá el primer nivel de atención, con énfasis en la prevención de enfermedades y la promoción de la salud.

Además, se impulsarán Redes Integradas de Servicios de Salud (RISS) y se iniciará un nuevo esquema de coordinación con las entidades federativas.

Finalmente se subrayó que durante el proceso de transformación del sector salud, en ningún momento será interrumpida la atención a los pacientes, sino que ésta se irá fortaleciendo y ampliando.

 

 

 

Publicado en Sociedad

La institución pretende superar rezago en esa materia.

Publicado en Sociedad

Se reanudarán actividades normales el jueves 2 de enero.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Morelos informó que el 1° de enero de 2020 sólo atenderá urgencias y hospitalización. El servicio de urgencias del Hospital General Regional (HGR) No. 1, en Cuernavaca, y del Hospital General de Zona (HGZ) No. 5, en Zacatepec, prestarán sus servicios las 24 horas.

Los derechohabientes que requieran de atención médica ese día podrán acudir a las siguientes unidades de Medicina Familiar (UMF) que darán Atención Médica Continua (urgencias):

La UMF No. 2, en Xochitepec; UMF No. 3, en Jiutepec; UMF No. 4, en Jojutla; UMF No. 6, en Puente de Ixtla; UMF No. 8, en Ciudad Ayala; UMF No. 9, en Tlaltizapán; UMF No. 10, en Chinameca; UMF No. 11, en Tlaquiltenango; UMF No. 12, en Yautepec; UMF No. 13, en Miacatlán; UMF 14, en Oacalco; UMF No. 15, en Casasano; UMF No. 16, en Temixco; UMF No. 17, en Tezoyuca; UMF No. 18, en Zapata; UMF No. 19, en Tepoztlán; UMF No. 21, en Jantetelco; UMF No. 22, Tepalcingo; UMF No. 23, en Civac; y la UMF No. 24, en Yecapixtla.

Las unidades de Medicina Familiar, consulta de especialidades, Centro de Seguridad Social (CSS), subdelegaciones, guarderías y oficinas administrativas de la Delegación del IMSS en Morelos reanudarán actividades normales el jueves 2 de enero de 2020.

 

 

   

Publicado en Sociedad
Martes, 31 Diciembre 2019 05:18

Supera SSM meta de vasectomías sin bisturí

Actualmente 10 centros de salud están avalados para realizar los procedimientos.

Con 816 procedimientos, Servicios de Salud de Morelos (SSM) superó la meta de vasectomías sin bisturí establecida para el 2019 de 760 operaciones, informó Héctor Barón Olivares, director general del organismo.

Asimismo, refirió que seis médicos fueron certificados por Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGESR), con lo que actualmente suman 11 especialistas al servicio de la población. 

“Morelos contaba con siete centros de salud avalados para realizar vasectomías sin bisturí; este año se habilitaron tres más, Tepoztlán, Xoxocotla y Peña Flores, con las que actualmente son 10 unidades donde se oferta de manera gratuita este método de planificación familiar”, señaló.

Finalmente, Barón Olivares indicó que para el 2020 SSM tiene contemplado llevar a cabo 990 intervenciones, al tiempo que reiteró que es un procedimiento sencillo y gratuito.  

 

 

 

Publicado en Sociedad
Lunes, 30 Diciembre 2019 05:16

Supera SSM meta de vasectomías sin bisturí

Actualmente 10 centros de salud están avalados para realizar los procedimientos.

Con 816 procedimientos, Servicios de Salud de Morelos (SSM) superó la meta de vasectomías sin bisturí establecida para el 2019 de 760 operaciones, informó Héctor Barón Olivares, director general del organismo.

Asimismo, refirió que seis médicos fueron certificados por Centro Nacional de Equidad de Género y Salud Reproductiva (CNEGESR) con lo que actualmente suman 11 especialistas al servicio de la población. 

“Morelos contaba con siete centros de salud avalados para realizar vasectomías sin bisturí, este año se habilitaron tres más, Tepoztlán, Xoxocotla y Peña Flores con las que actualmente son 10 unidades donde se oferta de manera gratuita este método de planificación familiar”, señaló.

Finalmente, Barón Olivares indicó que para este 2020, SSM tiene contemplado llevar a cabo 990 intervenciones, al tiempo que reiteró que es un procedimiento sencillo y gratuito.  

 

 

Publicado en Sociedad

Es importante realizarse una evaluación general para que el médico valore si el derechohabiente tiene alteraciones en la función hepática; los padecimientos en este órgano no dan síntomas.

Incrementar la sobrevida y la calidad de vida de pacientes con padecimientos hepáticos es el objetivo principal del trasplante de hígado que se realiza en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Por ello, es importante realizarse anualmente una evaluación general, para que el médico valore los exámenes de laboratorio e identifique si el derechohabiente tiene alteraciones en la función hepática, informó la doctora Belinda Martínez Saldívar, especialista adscrita al programa de trasplante hepático del Hospital General del Centro Médico Nacional “La Raza”.

Señaló que si el paciente tiene antecedentes de transfusión antes de 1980, debemos buscar virus de infección por hepatitis C para dar tratamiento; si tiene vida sexual activa sin protección, buscar virus de hepatitis B, o si hay antecedentes de familiares con enfermedades autoinmunes.

Es necesario buscar si alguno afecta al hígado, porque además los padecimientos en este órgano no presentan síntomas sino hasta que ya avanzaron, indicó.

La especialista en hepatología del Seguro Social subrayó que cuando un paciente cirrótico sufre la primera descompensación, se deben realizar estudios bioquímicos, de imagen y endoscópicos para determinar si es candidato a trasplante.

Esa descompensación, dijo, se puede manifestar con vómito de sangre de origen variceal (ruptura de varices esofágicas), incremento del perímetro abdominal por la acumulación anormal de líquido (ascitis) o con la presencia de alteraciones neurológicas (encefalopatía).

El hígado, destacó la doctora Martínez Saldívar, es un órgano complejo, que por ejemplo, ante una agresión como un cuadro de hepatitis aguda, se puede regenerar sin quedar secuelas.

Sin embargo, resaltó, el hígado cirrótico no se regenera porque se trata de un proceso crónico, en el que el paciente ya tiene de 20 a 30 años con la enfermedad, por lo que es imposible que regrese a su forma y función normales.

Subrayó que el trasplante hepático es importante, porque en México las enfermedades del hígado están dentro de las cinco principales causas de muerte en personas en edad productiva, es decir, entre los 40 y los 60 años de edad.

La principal indicación para trasplante hepático es la cirrosis sin embargo otra de las indicaciones es la falla hepática aguda, en la que el hígado de una persona sin antecedentes de enfermedad hepática deja de funcionar de manera súbita. Este padecimiento está asociado a procesos virales o tóxicos, y requiere de un trasplante urgente, a lo que se considera urgencia nacional.

Destacó que los criterios para seleccionar a los candidatos a trasplante de hígado son clínicos y bioquímicos, y se aplican de manera objetiva para que quien lo necesita, reciba este beneficio después de estar en la lista de espera.

Para ello se utilizan sistemas de puntuación (MELD) y clasificaciones como la del Child Pugh, las cuales tienen como objetivo determinar de manera objetiva el momento adecuado para la inclusión a la lista de espera y al momento del trasplante hepático, de tal manera que éste se efectué en el paciente que lo necesita utilizando un recurso que es escaso y logre incrementar la sobrevida del paciente.

La hepatóloga Belinda Martínez Saldívar indicó que posterior al trasplante de hígado, hay una sobrevida de 85 por ciento posterior a trasplante en nuestro centro. En estos momentos hay pacientes trasplantados de más de 70 años de edad, con una cirugía que se les practicó hace 20 años.

El primer trasplante de hígado que se realizó en el Centro Médico Nacional La Raza data de 1996, y en los últimos cinco años en el Instituto Mexicano del Seguro Social se han realizado 73 intervenciones de este tipo.

El hígado, explicó, participa en la síntesis de ciertas proteínas vitales para el organismo.

Ahí se produce el factor de la coagulación, interviene en el metabolismo de los carbohidratos, en el metabolismo de los lípidos; favorece a la producción de la bilis, fundamental en la digestión de las grasas en el intestino. Se almacenan ciertas vitaminas, como A, B, E, D y ciertos minerales como el hierro y el cobre.

También favorece a la desintoxicación de ciertas sustancias que el organismo no necesita; participa en la producción con ciertas células que intervienen en el sistema inmune y almacena la glucosa.

 

 

Publicado en Sociedad

El titular de Salud estatal dijo que durante 2019 se realizaron dos jornadas estatales y ocho megaoperativos integrales para combatir dichos padecimientos.

Uno de los principales retos para 2020 es reforzar, junto con la población, las acciones de prevención y control del mosquito transmisor de dengue, chikungunya y zika, afirmó Marco Antonio Cantú Cuevas, secretario estatal de Salud.

Refirió que durante 2019 se realizaron dos jornadas estatales y ocho megaoperativos integrales en municipios con mayor incidencia, además de las actividades permanentes que realiza el personal de vectores de Servicios de Salud de Morelos (SSM).

El titular de la Secretaría de Salud resaltó la cooperación de los municipios y de los morelenses para la eliminación de criaderos tanto en los hogares como en los espacios públicos.

“La clave para controlar estos padecimientos es la participación y el trabajo en equipo; para el 2020 continuaremos impulsando la cultura de la prevención a través de la corresponsabilidad, la cual es de suma importancia en esta lucha”, apuntó.

Cantú Cuevas recordó que el mosquito transmisor se genera principalmente en agua limpia, por lo que resaltó la relevancia de eliminar, voltear, tapar y limpiar cualquier recipiente que pueda acumularla.

“Hacemos un llamado para que la ciudadanía no se confíe y continúe colaborando con la Secretaría de Salud y Servicios de Salud de Morelos; contra estas enfermedades no podemos bajar la guardia en ninguna temporada”, subrayó.

A la semana epidemiológica 51 se han registrado mil 416 casos de dengue, de los cuales 393 son tipo no grave, 949 con signos de alarma y 74 grave; 28 de zika y dos chikungunya.

 

Publicado en Sociedad
Viernes, 27 Diciembre 2019 05:19

Habrá programa oficial para prevenir suicidios

Capacitarán a profesores de educación primaria para que aprendan a identificar las señales de alarma en adolescentes.

Publicado en Sociedad

El abuso en la ingesta de alcohol se asocia en más del 50 por ciento con el consumo de otras drogas.

En estas fiestas de fin de año una buena recomendación es brindar en casa, en familia, con bebidas de baja graduación alcohólica, con la finalidad de evitar accidentes, lesiones o cualquier tipo de violencia que ponga en riesgo la integridad física y mental, explicó el doctor Jesús Maya Mondragón, médico psiquiatra de la División de Medicina Familiar del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Resaltó que durante los festejos decembrinos es importante que las personas conozcan los riesgos y las consecuencias relacionados con la forma de beber, por ejemplo, los accidentes automovilísticos, que se incrementan siete veces cuando se ingieren bebidas alcohólicas; lesiones e ingreso a los servicios de urgencias en hospitales, entre otros.

El abuso en la ingesta de alcohol -señaló el también doctor en Salud Pública del Seguro Social- se asocia en más del 50 por ciento con el consumo de otras drogas, principalmente cocaína, piedra, tachas, éxtasis y solventes inhalables.

Refirió que las afectaciones a la salud por consumo abusivo de bebidas embriagantes van desde inflamación o sangrado del aparato digestivo, gastritis, colitis, retención de líquidos y dolor de cabeza intenso, hasta irritabilidad, agotamiento, ansiedad, depresión y sentimientos de culpa que pueden derivar en pensamientos suicidas.

Anualmente, apuntó, el IMSS otorga más de 80 mil consultas a sus derechohabientes en sus Unidades de Medicina Familiar y Hospitales Generales o de Zona; de éstas, 60 por ciento corresponden a hombres y 40 por ciento a mujeres, en un rango de edad que va de los 15 a los 29 años.

Dijo que la atención a pacientes que ingresan a los servicios de Urgencias en traumatología y hospitales generales, con problemas de salud o accidentes asociados a la ingesta de bebidas alcohólicas, es de alrededor 63 por ciento en la temporada navideña; esto es, seis de cada 10 personas.

Detalló además que el consumo de bebidas embriagantes es más frecuente entre adolescentes de 15 a 19 años de edad, y en los adultos jóvenes de 20 a 29.

El doctor Maya Mondragón explicó que la recomendación más importante a la población es que aprenda a divertirse y a convivir sin el consumo de bebidas alcohólicas, sobre todo en esta temporada.

 

 

Publicado en Sociedad

En Morelos aguardan conocer presupuesto del nuevo Instituto de Salud de Bienestar (Insabi).

La Secretaría de Salud del estado permanece a la espera de conocer los lineamientos del nuevo Instituto de Salud de Bienestar (Insabi) para determinar el monto de los recursos federales que llegarán a la entidad y con qué reglas de operación se aplicarán.

El secretario de Salud de Morelos, Antonio Cantú Cuevas, indicó que no se ha precisado con exactitud el monto del presupuesto asignado al estado a través del nuevo organismo que va a sustituir al régimen de protección social en salud conocido como “seguro popular”.

La semana pasada fue instalada la Junta de Gobierno de dicho instituto, el cual inicia funciones el primero de enero de 2020 “para dar atención universal de calidad y gratuita a las personas que no cuentan con seguridad social”, según lo informó la Secretaría de Salud.

La dependencia federal informó que, con la instalación de la Junta de Gobierno, que preside el secretario de Salud, Jorge Alcocer Varela, avanza la conformación del nuevo Insabi que, entre otras cosas, otorgará servicios de salud y medicamentos gratuitos en todos los niveles de atención, además de que rehabilitará y ampliará la infraestructura médica.

En su momento Alcocer Varela subrayó que “con el nacimiento de este instituto se dará respuesta a las necesidades de salud de los más vulnerables. Nuestro pueblo requiere urgentemente de medicamentos, servicios, unidades dignas e instituciones que, con firmeza, sabiduría y equidad, rompan con prácticas burocráticas, presiones políticas e inercias histórica”.

“Juan Antonio Ferrer Aguilar, comisionado nacional de Protección Social en Salud, detalló que para garantizar el derecho y acceso a los servicios de salud a cerca de 69 millones de mexicanos que no cuentan con seguridad social, se pondrá toda la experiencia acumulada basada en un modelo de atención y se invertirán recursos para que no falten medicamentos, médicos, especialistas, enfermeras y promotores de salud”. 

De acuerdo con la información oficial, este gobierno ha destinado 40 mil millones de pesos adicionales que se verán reflejados en el ejercicio presupuestal 2020. Asimismo, a través del Insabi se reforzará el primer nivel de atención, con un enfoque de prevención y promoción de la salud, además habrá atención personalizada y acceso a servicios especializados para quienes lo requieran.

“Con el apoyo de los gobiernos estatales, se han puesto en funcionamiento 81 hospitales de los 317 nosocomios abandonados por administraciones pasadas. Asimismo, iniciará la basificación del personal de salud que hoy está por contrato u honorarios y que más de 23 mil profesionales han respondido a la convocatoria “Médicos del Bienestar”, dispuestos a trabajar en las regiones más vulnerables y apartadas del país”. 

La recién instalada Junta de Gobierno tendrá entre sus funciones la de aprobar el Estatuto Orgánico del Insabi, sus condiciones generales de trabajo y sus manuales de organización, procedimientos y de servicios al público, así como determinar las regiones del país conforme a las cuales operarán las Redes Integradas para la Prestación de Servicios de Salud (RISS).

 

 

Publicado en Sociedad
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.