Martes, 23 Febrero 2021 05:22

La escala importa

El urbanismo es la materia que estudia, planifica y ordena las ciudades utilizando su geografía como campo de trabajo, tomando en cuenta su morfología, sociología, economía, política, infraestructura, tecnología, hábitat, higiene y diseño.

Dentro del urbanismo existen escalas. Estas escalas definen el tamaño, casos de estudio e intervención de un proyecto urbano. Las hay en escala mayor, denominadas escala urbana, pero también las hay a escala unitaria; son aquellas intervenciones de baja densidad y altura, por ejemplo, una vivienda a pie de calle, y me refiero a pie de calle excluyendo a los condominios, ya que ellos se consideran urbanizaciones cerradas aisladas de la ciudad. Y es aquí donde los arquitectos desenvuelven su trabajo.

Las diferentes escalas nos pueden dar una pauta para el imaginario urbano y para el pensamiento utópico que definan las ciudades del futuro. Sin embargo, hoy en día la realización de un proyecto urbano a gran escala se ha manchado de problemas sociales, pero sobre todo políticos. El problema de nuestros tiempos es la voluntad política y la alta burocracia en la creación de dichos proyectos. Entonces ¿cómo podemos desarrollar escalas grandes omitiendo la burocracia política para hacer la diferencia en la ciudad? Todo es cuestión de tamaño.

Desde los años 70’s, el Conjunto Habitacional Nonoalco Tlatelolco de Mario Pani ha sido el último proyecto de gran magnitud en nuestro país. Desde ese entonces no ha existido voluntad política o proyectos más allá de lo utópico que puedan implementarse en el territorio mexicano.

Respondiendo a la pregunta anterior, el énfasis está en el tamaño del proyecto, no podemos desarrollar un proyecto de ciudad diseñado desde una oficina u escritorio. El urbanismo de hoy es social y se ocupa de nuevos crecimientos o ciudades ya construidas para mantener o mejorar la infraestructura y equipamientos.

Es decir, las intervenciones ahora son unitarias, de baja escala, baja densidad, baja altura, bajo presupuesto, pero con un margen de intervención alto. En otras palabras: 20% de inversión, 80% de beneficio.

Y es con esta estrategia que se puede comenzar para llegar a una escala mayor. El primer paso se debe dar en el diseño participativo, proyectos de intervención urbana que beneficien a una comunidad en específico y al tener éxito repetir el esquema ampliando la escala poco a poco. Nuestra atención, entre otras cosas, debe encontrar el modo de integrar las fuerzas económicas, estéticas, sociales y políticas para su correcto funcionamiento. Sin este balance cualquier proyecto ya sea grande o pequeño sucumbirá ante la ciudad.

 

 

Publicado en Sociedad
Martes, 16 Febrero 2021 05:38

Urbanizaciones cerradas

Nuestra época ha estado repleta de acontecimientos que han marcado la historia de nuestras ciudades y una de ellas es la desigualdad social creciente en las urbes, principalmente las latinoamericanas.  

En las disciplinas sociales la segregación está ligada a la separación o división de clases, a la desintegración de la política urbana y al racismo social.

Actualmente, las ciudades latinoamericanas se encuentran en el rango de las urbes más inseguras del mundo y por sus altos índices de inseguridad y falta de infraestructura buscan proveerse de su propia seguridad e infraestructura. Este fenómeno urbano crea urbanizaciones que conocemos como “condominios”. La premisa de estas áreas es exactamente lo comentado anteriormente, la búsqueda insaciable de seguridad y servicios básicos de infraestructura (drenaje, agua potable y luz). Sin embargo, no solo queda en esa búsqueda de servicios sino también en la separación social de un grupo específico de personas con otras, lo que hace que surja un racismo social al no poder convivir gente de diferentes estratos económicos o sociales.

Los condominios, fraccionamientos, calles cerradas, bordes de ciudad, son expresiones de segregación urbana.

 La continuidad de fragmentar la ciudad ha generado un rencor social que, en lugar de llegar a un punto de beneficio colectivo, ha logrado lo contrario, mayores índices de inseguridad y menor abastecimiento de servicios básicos.

Acorde al libro Cuernavaca, ciudad fragmentada de las investigadoras Concepción Alvarado y María Di Castro, las transformaciones del tejido urbano consideradas urbanizaciones cerradas se suman los centros comerciales, los supermercados, las salas de cine y son consideradas como el nuevo tipo de producción espacial, que constituye un nuevo modelo para la ciudad latinoamericana del Siglo XXI, llegando a vender la expresión del espacio privado como si se tratase de un producto.

Las políticas urbanas deben poner suma atención a los planes de desarrollo urbano, en no permitir más la urbanización cerrada. Por lo contrario, los municipios deben de asegurar la plena convivencia social a través de la seguridad civil, la construcción del tejido social en el espacio público y la dotación de servicios básicos, sumado a un digno transporte público, que juega un papel importante en la planeación y distribución del colectivo social.

 

“Las ventanas son los ojos de la ciudad”

“Rayuela” - Julio Cortázar

Publicado en Sociedad
Martes, 09 Febrero 2021 05:35

La colaboración

En cada escena que nos relata la arquitectura se encuentra un gran arquitecto y detrás de él existe aún mejor otro arquitecto o más bien a un costado.

Hoy tocaremos el tema de la colaboración en la arquitectura y un poco sobre una de las colaboraciones más simbólicas del siglo pasado.

La colaboración es una forma de desempeñar una labor, la cual se trabaja en conjunto, ya sea con una persona o grupo de ellas, para desarrollar un encargo específico, en este caso la arquitectura. La colaboración es de suma importancia en todas las disciplinas. El significado que se le atribuye a una obra de colaboración es mayor a la que uno puede otorgar cuando hace algo por sí solo. El trabajo en equipo perfecciona los procesos creativos y por ende da mejores resultados.

Personalmente, hay una colaboración que ha sido simbólica para la arquitectura de nuestros tiempos, el aclamado proyecto de Jonas Salk Institute for Biological Studies de La Jolla, California (1959-65), encargo que se le atribuye al arquitecto estadounidense Louis Isadore Kahn (1901-1974) que además destaca como una de sus obras más representativas. Una plaza vacía de mármol travertino que enmarca el horizonte del océano delimitado en sus costados por una serie de edificios de concreto aparente que hacen juego con los contrastes de su desplante.  Esta escena sería muy diferente si no hubiese intervenido puntualmente el arquitecto mexicano Luis Barragán (1902-1988). En un principio Kahn visualizaba el conjunto con una especie de bosque a modo de oasis relajante, una zona de descanso al aire libre para esparcimiento o reuniones informales de los investigadores. En el proceso existieron diferentes bocetos que reforzaban este espacio de vegetación exuberante como lo muestra la imagen 1. Sin embargo, Kahn no estaba convencido del resultado y fue así que el 19 de enero de 1965 telefoneo y escribió una carta a Luis Barragán que decía, “Estoy muy impresionado con su trabajo en el Museo de Arte Moderno, el folleto de Arquitectura del Paisaje, y siento que su orientación será de importancia para el desarrollo del terreno interior del Instituto Salk.”

Debido al escaso conocimiento del idioma inglés por parte de Barragán, no pudo entender a su interlocutor. Fue hasta semanas después cuando Barragán recibió la carta junto con un libro de las obras de Kahn. Al comprender al autor, Barragán respondió con otra carta, “Conozco su trabajo desde hace años a través de publicaciones y lo admiro sinceramente… En otras palabras: considero cualquier colaboración con Ud. como un gran honor.”

Sin más preámbulos, en 1965 Kahn visito México para conocer las obras de Barragán y así poder discutir a fondo la intervención del Salk Institute.

La aportación de Barragán a la obra del Salk Institute no fue simplemente verbal, sino que se materializó en una perspectiva central dibujada a mano alzada, que representa una propuesta minimalista.

La intervención de Barragán fue totalmente profesional, tanto así que Kahn pago sus honorarios como si se tratase de cualquier asesoría profesional y tras este trabajo en equipo Louis Kahn pudo materializar una de sus obras que lo hicieron trascender en la historia de la arquitectura.

La colaboración hoy en día es primordial y más en estos tiempos de pandemia, donde la colaboración es casi obligatoria por el aislamiento social, pero también por la importancia de la mezcla de ideas y el perfeccionamiento en los resultados finales.

 

TOMADA DE: LA WEB, https://www.sandiegouniontribune.com/business/biotech/story/2019-11-04/salk-institute-donors-give-89-million
FOTOGRAFÍA: Plaza del Salk Institute en La Jolla, California. (Salk Institute)

 

 

Publicado en Sociedad
Martes, 02 Febrero 2021 06:34

El artesano

  El artesano es aquella persona relacionada a la industria de las artesanías, es quien por sus habilidades o talentos puede fabricar objetos únicos con sus propias manos.

Publicado en Sociedad
Martes, 26 Enero 2021 05:36

Taxonomía territorial

Acorde a la Real Academia de la Lengua Española (RAE), taxonomía es la ciencia que trata de los principios, métodos y fines de la clasificación. Es la acción de clasificar.

Teniendo el conocimiento anterior se puede deducir que la taxonomía territorial es la clasificación de los espacios territoriales de un lugar específico, ya sea a escala urbana o a nivel mundial, como lo es la división política de un país, pero para fines de este artículo me centraré en las aplicaciones urbanas.

Un análisis exhaustivo para el estudio de una ciudad se puede lograr a través del análisis y clasificación de su territorio, es decir, espacios consolidados o no consolidados, tales como tipologías arquitectónicas o reservas naturales dentro del área urbana.

Actualmente los gobiernos utilizan la taxonomía territorial para sus programas de ordenamiento.

La Secretaria de Desarrollo Sustentable del estado de Morelos nos menciona: el ordenamiento territorial es la herramienta de planeación que contribuye a la mejora de la calidad de vida de la población, recuperando, manteniendo e incrementando el capital natural disponible. De acuerdo con el marco normativo vigente en los Estados Unidos Mexicanos y en el estado de Morelos, su aplicación se rige por dos marcos jurídicos sectoriales, el urbano (asentamientos humanos) y el ambiental (ecosistemas, biodiversidad y servicios ambientales).

 Cabe destacar que lo más importante de un estudio de esta magnitud no solo refiere a identificar zonas que establezcan usos de suelo y reservas naturales dentro del margen jurídico de un municipio o estado. La taxonomía territorial nos da un margen más amplio sobre cómo se conforma la ciudad. En el podemos identificar factores sobre lo qué se necesita para el correcto funcionamiento de la urbe o para generar un plan de impacto futuro sobre ella.

Para lograr su actualización en el contexto actual con un enfoque de estrategia físico espacial, es imprescindible el análisis de:

-Los recursos naturales y su distribución geográfica.

-La población y su desarrollo.

-Los asentamientos humanos.

-La base económica existente.

-Los recursos laborales disponibles.

-La infraestructura de transporte, comunicaciones, energética, hidráulica y sanitaria.

-La arquitectura preexistente.

 

Curiosamente, la taxonomía territorial nos da una perspectiva muy clara sobre la identidad de la ciudad. Al conocer todos los datos anteriores podemos concluir su estilo de vida, su forma espacial y hasta su futuro próximo, sin nunca haber pisado físicamente su territorio.

 

Publicado en Sociedad
Martes, 19 Enero 2021 06:10

Accesibilidad

“Accesibilidad es el conjunto de características de las que debe disponer un entorno, producto o servicio para ser utilizable en condiciones de confort, seguridad e igualdad por todas las personas y, en particular, por aquellas que tienen alguna discapacidad.” (Libro Blanco ACCEPLAN).

El concepto de accesibilidad se dio por primera vez en Suiza en el año de 1963 en el Congreso Internacional para la Supresión de Barreras Arquitectónicas, donde se discutió la prioridad para el diseño y acceso a las personas que contaban con una discapacidad física, para así fomentar la igualdad en la sociedad.

Posteriormente, se ha desarrollado el concepto de diseño universal, el cual plantea la eliminación de barreras arquitectónicas para el uso y acceso de personas discapacitadas, ampliándose a espacios públicos, transporte, servicios, entre otros.

Tomémonos un instante para reflexionar ¿de verdad el término “diseño universal” es el concepto correcto para ejercer una buena funcionalidad, equidad e igualdad con personas discapacitadas? No, desde mi perspectiva el termino sigue siendo discriminatorio y mucho menos inclusivo, ya que se diseña desde criterios específicos, en este caso el discapacitado, cuando debería de ser un diseño inclusivo. Me explico: propuestas arquitectónicas, materiales, mobiliario, etc., que sean de fácil uso y manejo para cualquier persona, ya sea alguien en silla de ruedas o un hombre “sano”, por generalizar el término.

La Universidad de Valencia, España, institución que ha estado con una fuerte investigación sobre el mejoramiento del diseño inclusivo, menciona en palabras textuales lo siguiente: El concepto diseño para todos se desarrolla desde la idea de que la dimensión humana no puede definirse mediante unas capacidades, medidas o estándares, sino que debe contemplarse de una manera más global en la que la diversidad sea la norma y no la excepción.

En México hemos obtenido diferentes normas que implementan el diseño inclusivo, llegando casi todos a un mismo resultado. El diseño inclusivo debe tener en cuenta diferentes factores tales como diversidad, eliminación de barreras físicas, sociales y culturales; leyes y derechos por igual; accesibilidad a los espacios físicos y diseño inclusivo universal.

Hoy en día, la arquitectura no debería ser específica para ningún caso. La arquitectura por naturaleza es universal y no debe tomar al diseño inclusivo o a la sustentabilidad como un factor de promoción o el afamado “plus”. Todos somos iguales viéndolo desde otra perspectiva.

Publicado en Sociedad
Martes, 12 Enero 2021 05:45

Arquitectura en tránsito

Conducir, parar y abastecer. Conducir largas distancias nos representa un problema, tanto mecánico como físico. Mecánico en el sentido de recargar combustible y físico para hacer una pausa en el quehacer de manejar y tomar algunos víveres.

Hoy en día existen lugares que denominamos estaciones de servicios o comúnmente llamadas “gasolineras”, donde actualmente se abastece de combustible fósil, pero posiblemente en un futuro, no muy lejano, será electricidad o alguna otra energía que haga funcionar al automóvil.

Uno podría pensar que las gasolineras son lugares comunes y repetitivos, hablando de su arquitectura, pero cabe destacar que algunas de ellas han sobresalido en el ámbito de la arquitectura.

Muchas veces, en la arquitectura funcional, no destaca nada, sin embargo, a través de la historia, grandes arquitectos de renombre mundial han impuesto estaciones de servicios a un nivel emblemático de la profesión.

Empezando por las más icónicas, encontramos la gasolinera Repsol diseñada por el arquitecto ingles Norman Foster en Madrid, España, inaugurada en 1998. La estructura es un paraguas invertido, un detalle que se remonta a los años 30. Uno de los primeros en utilizarlo fue el danés Arne Jacobsen y fue explotado por el arquitecto español exiliado en México Félix Candela, alrededor de los años 50.

Regresando a la estructura de Foster este explica: … “Nuestra prioridad en este proyecto pasaba por crear estructuras modulares de fácil construcción y colocación”. Este punto, como detallan desde el estudio, era “esencial para dar soporte a las 200 estaciones de servicio que se planificaron inicialmente en toda España”.

 

FOTOGRAFÍA: Estación de servicio Repsol, Madrid, España.

Personalmente, la que más interesante se me hace es la gasolinera de Mies van der Rohe en Montreal, Canadá. Un hermoso pabellón al estilo más puro de Mies. Dos grandes vigas de acero aparente unen dos cubos de vidrio entre los cuales se sitúan los dispensadores de combustible. Un planteamiento tan sencillo como genial, solo el maestro Mies van der Rohe podría lograr.

Es interesante ver como la arquitectura que comúnmente llamamos strip o comercial, llega a un entendimiento y análisis tan profundo como lo puede ser cualquier otro edificio icónico de arquitectura.

 

 

TOMADA DE la web: https://www.edgargonzalez.com/2012/02/23/nueva-vida-a-la-gasolinera-de-mies-van-der-rohe/

FOTOGRAFÍA: Steve Montpetit. Gasolinera en Montreal diseñada por Mies van der Rohe.

 

 

Publicado en Sociedad
Martes, 29 Diciembre 2020 05:29

El sentido de la arquitectura

La arquitectura, en términos muy generales, es conocida como el arte de proyectar, diseñar y construir espacios habitables para el ser humano. Proviene del griego  architéctōn, ‘arquitecto’ o ‘constructor jefe’, compuesto de archós ‘jefe’, ‘guía’ y téctōn, ‘constructor’, en otras palabras, el “jefe de la construcción”.

Hay descripciones que nos referencian el propósito de la arquitectura o arquitectos que emplean un significado propio a su trabajo, ya sea a partir de la experiencia o de la teoría de la disciplina. Sin embargo, todos llegan al mismo propósito, “construir un espacio físico habitable”.

Pero, ¿Cuál es sentido real de la arquitectura? Su sentido no se basa en el mismo espacio construido, en lo tangible o visible que parezca. La arquitectura da su significado en las cosas simples de la vida, en los momentos que cada individuo plasma en el espacio, a las sensaciones, atmosferas, valores y experiencias que uno crea.

La arquitectura debe encontrar más sentido que significado en el consiente colectivo y liberar la arquitectura de ello, escuchando atentamente, observar lo que ya está en este mundo y adquirir conocimientos sobre las cosas, comprometerse con lo que está frente a nosotros.

Si los arquitectos y no arquitectos, de todas partes, personas de todo el mundo, pudieran pensar en la arquitectura con más libertad, si tal escenario se uniera para formar un solo espacio, el mundo sería mucho más rico por ello.

Los diferentes valores del mundo y los tipos de arquitectura en el mundo se acercarían más. La arquitectura se volvería más íntima de lo que es ahora.

Profesionalmente, me encanta la idea de que cada diseño tiene una historia detrás. Amo plasmar un momento único en el tiempo. Me gusta la idea de acercar la arquitectura al cuerpo y a la percepción humana.

Arquitectura para una era de libre de barreras.

Arquitectura para una era de conexiones sociales.

Arquitectura para una era de libertad de valores.

Arquitectura para una era de sentimientos.

Arquitectura para una era de percepciones.

Publicado en Sociedad
Martes, 22 Diciembre 2020 05:38

Copiar, aprender, mejorar

Mucho se habla de la copia, del plagio, de la originalidad en los procesos creativos o la noción de copiar en arquitectura. Sin embargo, hasta qué punto se considera un delito o una falta a la moral del autor.

A través de la historia hemos visto diferentes significados que nos llevan a entender un poco más el entendimiento sobre el proceso de copiar.

En el artículo escrito por Pedro Hernández Martínez para la revista Arquine en el año 2016 nos hace una referencia a distintos puntos de vista que han surgido con el paso del tiempo.

En el menciona al filólogo Esteban de Terreros en su Diccionario castellano con las voces de ciencias y artes –redactado en el siglo XVIII– que plagiar es muy villano. El menos noble de los robos, suponiendo que el autor pertenece a la corriente de personajes que creen en la originalidad, al inventor de formas, arquitecturas y escritos únicos. En el mismo artículo menciona a su contraparte Douglas Huebler: el mundo está lleno de objetos, no necesito inventar más, haciendo referencia al aprendizaje de lo ya realizado, lo construido y escrito, poniendo en jaque a la originalidad del autor o del objeto.

En palabras textuales de Pedro Hernández Martínez cita al diseñador Tomáš Libertiny escribiendo, la copia es el motor de aprendizaje principal de la conducta humana –es decir, que aprendemos copiando y repitiendo.

La arquitectura es una disciplina que conlleva procesos creativos complejos que de una forma u otra se sumerge en la búsqueda de información y analogías que puedan ser útiles en su desarrollo. copiar o imitar es el camino de llevar las cosas a resultados inimaginables. No por algo las universidades implementan este proceso como parte de la enseñanza de la arquitectura. copiar conlleva análisis, comprensión y aprendizaje del espacio habitable.

Recuerdo un momento cuando estudiaba mi maestría en Japón que un arquitecto en la clase de “Metodología del diseño” mencionaba, los japoneses no inventamos nada, solo mejoramos las cosas, refiriendo que la copia es parte de su proceso creativo, ya sea en arquitectura o cualquier otra disciplina; curiosamente en occidente pensamos lo contrario de ellos.

Ahora, si bien la copia es un debate en todas las profesiones creativas, sÍ debemos entender que una cosa es copiar, aprender y mejorar y otra muy distinta es que alguien saque provecho económico o mal uso de nuestro trabajo.

 

 

Publicado en Sociedad
Martes, 15 Diciembre 2020 05:35

ARQUITECTURA STRIP

Ya el concepto de una arquitectura del strip había sido mencionada por el arquitecto Robert Venturi y su esposa la arquitecta Denise Scott Brown en su libro “Aprendiendo de Las Vegas, el simbolismo olvidado de la forma arquitectónica” en 1972. El concepto hace relevancia a la “arquitectura de lo feo” o al tinglado decorativo presente en lo irónico de la arquitectura posmodernista y por supuesto visible en nuestros tiempos.

Pero el papel revolucionario de la arquitectura del strip hace aparición en el eclecticismo moderno, en las tendencias tecnológicas, al exceso de campañas publicitarias en el fachadismo arquitectónico, lo banal, lo impuro e irónico.

Un anuncio publicitario parece envejecer más rápido que la tecnología más vibrante o la de un edificio y no por su deterioro físico sino porque las compañías pelean por la constante atención del público, llenando cada vez más a la arquitectura de publicidad efímera sin sentido social.

En los últimos años, Cuernavaca ha sido azotado por este boom de la arquitectura del strip, es más común encontrar lugares que parecen emisoras de mensajes, o símbolos: espectaculares que nos invaden desde los bordes de la acera al coche cuando cruzamos la calle.

O, por otro lado, está la arquitectura de los centros comerciales, por poner de ejemplo a nuestro afamado centro comercial Averanda, un lugar que desde la calle es más un espectacular que un edificio, muralla imponente, forrada de los materiales más banales, acompañado de la publicidad engañosa, iluminada, vistosa y ya uno dentro del complejo no sabes si estas más en un comercial de televisión o un edificio. La publicidad aunada a un fachadismo mediocre es inmensa, tanto que uno pierde la esencia del lugar donde habitas. Da igual poner un Averanda en Cuernavaca que en Nueva York o en el desierto, siempre te sentirás igual.

Hay que ser conscientes de que la arquitectura no puede generalizarse, la arquitectura nace de su contexto, su cultura, tradiciones, clima, topografía, todos ellos regulados por normas, reglamentos de construcción y usos de suelo. El respeto a la identidad es lo que nos va a alejar de la arquitectura del strip.

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 6
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.