Negocios reanudaron sus ventas.

Las cintas que acordonaban el Jardín Juárez en el Centro de Cuernavaca fueron retiradas ante la apertura de los negocios del kiosco, que permanecieron cerrados por más de tres meses debido a la contingencia sanitaria por covid-19.

También reanudaron sus actividades los boleros y algunos restaurantes y negocios que rodean tanto la Plaza de Armas como el Jardín Juárez. La mañana de ayer se observó una presencia más numerosa de personas en los comercios del centro histórico, que tuvieron que cumplir los protocolos sanitarios, como la instalación de un tapete desinfectante, la toma de temperatura a los clientes y exigir el uso de cubrebocas.

También se mantuvo la presencia de vendedores ambulantes, quienes mantienen su exigencia al gobierno capitalino para que les permita colocarse en la vía pública sin que los retire el personal del ayuntamiento.

En la calle Vicente Guerrero, donde se encuentran muchos negocios y plazas comerciales, se observaron familias completas e incluso a personas de la tercera edad, algunos con cubrebocas y otros más que no cumplían con el uso de éste accesorio de protección.

Entrevistados, diversos vendedores dijeron que buscarán cumplir con las medidas solicitadas por el Ayuntamiento, para evitar que las autoridades se retracten de haber autorizado la apertura a pesar de que el semáforo epidémico se encuentra en color rojo.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Buscan acatar medidas sanitarias para evitar contagios de covid-19.

Después de tres meses de permanecer cerrados debido a la pandemia por covid-19, numerosos comercios del Centro de Cuernavaca retomaron sus actividades; los vendedores aseguran que a pesar de que salen con temor e incertidumbre, deben obtener ingresos.

La calle Vicente Guerrero, donde se concentran gran parte de las actividades del Centro, ayer recuperó la vida comercial.

La Plazas de la Tecnología, así como también la Lido, Santos Degollado y la Fayuca reabrieron sus puertas, aunque no todos los locales, pues debido a la falta de ingresos muchos tuvieron que cerrar.

De acuerdo al dirigente de la Coalición de Líderes de Comerciantes, Mario Lara López, tan sólo en las plazas Lido y Degollado, 300 locales ya no abrirán y el resto lo hará con temor al contagio y con la incertidumbre de no vender, debido a que el semáforo epidémico aún se mantiene en rojo.

“Nosotros vamos a hacer nuestra lucha, si antes recibíamos a 500 personas, sabemos que ahora solo vendrán 100, pero aquí nos mantendremos en busca de sustento”, dijo Lara López.

Por otro lado, vendedores del área de calzado y vestidos típicos del Centro Comercial Adolfo López Mateos, así como también del Puente del Dragón, comenzaron a vender y pidieron a la población que respete la señalización y atiendan el uso de cubrebocas y gel antibacterial, para evitar contagios que los obliguen a cerrar nuevamente.

Sobre el tema, la dirección del mercado ALM mantiene los filtros de ingreso, así como también la vigilancia para evitar aglomeraciones, informó el titular de esa área, Christian Saldaña Gómez.

 

 

Publicado en Sociedad

Para salir de la grave crisis que enfrentan.

Lustradores de calzado del centro de Cuernavaca pidieron ayuda a las autoridades municipales y estatales para podrán subsistir hasta que el semáforo de contingencia por la pandemia de covid-19 cambia y se abren las plazas públicas. Aseguran estar listos con nuevas condiciones para cuidar la salud de los clientes y la propia.

“Jamás había visto algo así”, dice Alberto Corripio González, presidente de la Unión de Lustradores de Calzado de Cuernavaca, quien lamentó lo que se está viviendo en su gremio por la epidemia. “Es una situación muy crítica en el aspecto moral y en el económico… ni en las peores crisis lo vivimos, la situación de mis compañeros la llevo aquí (se señala el corazón) por eso estamos buscando cómo hacerle y queremos tener salud, pero todos tenemos que comer”.

Normalmente los boleros trabajan todos los días de la semana incluso los festivos y algunos hasta en año nuevo. En la única fecha en la que paran actividades es en su día, para hacer la fiesta. Ahora llevan casi tres meses sin laborar por el coronavirus.

El líder -que tiene 61 años de haber empezado en el oficio- expresa con voz entrecortada que jamás pensó que pasaría algo así. Muchos de sus compañeros lo están pasando muy mal, porque no tienen ya ni para comer.

Los maestros sanadores de zapatos que habitualmente se instalan en el Jardín Juárez, en el zócalo de la ciudad, son medio centenar, y todos sostienen a sus familias.

El dirigente explicó que en este momento se decidieron al lanzar un llamado a las autoridades de todos los niveles, para que les den apoyos, a manera de crédito para soportar los días que restan para que acabe el confinamiento y reanuden su trabajo.

Estimó que con un préstamo de cuando menos mil pesos para cada uno de sus compañeros podrían contar con algo de apoyo que les sirva para alimentos y lo básico.

Los lustradores -que se reunieron este lunes con el presidente municipal de Cuernavaca, Antonio Villalobos Adán- explicaron luego en entrevista que no ganan lo suficiente como para ahorrar, van al día, y en este momento su situación es desesperada. “Hemos vivido de la caridad de Dios, nada más” exclamaron.  

Ante las condiciones que impone la pandemia, la unión a la que pertenecen aproximadamente 30 lustradores ya han ideado la forma en la que podrían reanudar sus actividades: han preparado la colocación de un plástico entre el cliente y el lustrador, además del uso de jabón, cubrebocas y gel antibacterial para el manejo del dinero, además de lentes que, según el alcalde, se les van a proporcionar.  

 

 

 

Publicado en Sociedad

Si el semáforo lo permite.

El subsecretario de Protección Civil de Cuernavaca, Gonzalo Barquín Granados, señaló que antes de la reactivación de labores en las plazas comerciales del Centro los vendedores tendrán que recibir capacitación sobre los protocolos sanitarios establecidos por el covid-19.

El funcionario acudió la mañana de ayer a la calle de Clavijero -en el Centro de Cuernavaca- donde sostuvo una reunión con locatarios de las plazas Lido, Degollado y Zona Rosa, a quienes les informó que implementarán reuniones para capacitar a los vendedores y a sus empleados sobre las medidas sanitarias que deben cumplir  cuando las autoridades ordenen que pueden volver a la nueva normalidad.

Barquín Granados señaló, a petición de los vendedores, que la capacitación será para todas las plazas. Sin embargo, advirtió que deberán ofrecerse a cumplir las medidas sanitarias para evitar contagios.

“Cuando lo marque el semáforo el Comité de Contingencia Municipal dará a conocer que se realizará la reapertura de las plazas, en donde se les informará que cumplan con las medidas sanitarias”, dijo.

Explicó que para evitar que haya contacto social pedirán que los comercios turnen su apertura; que reduzcan la plantilla laboral y otras medidas que impidan las aglomeraciones.

“Esto debe ser parejo para todos, para que todos tengan la misma oportunidad”, añadió, y dijo que vigilarán que no haya alta afluencia de personas por lo que una vez que se ordene la reapertura estarán vigilando que se cumplan las medidas establecidas por la autoridad municipal.

Reiteró que el comercio ambulante no podrá salir hasta que el semáforo esté en verde, debido a que establecerán sentidos en las banquetas para evitar el contacto social, por lo que los vendedores informales no podrán instalarse en la vía pública para que no se entorpezca la circulación de las personas.

 

 

Publicado en Sociedad

En el Centro de Cuernavaca, el 10 por ciento del padrón de establecimientos comerciales no cuenta con recursos para reabrir, tras la emergencia de salud.

La Asociación de Comerciantes del Centro Histórico de Cuernavaca aseguró que mil negocios no reabrirán una vez iniciada la "nueva normalidad", ante la falta de solvencia económica.
Tras la protesta de vendedores del primer cuadro de la capital de Morelos, Eduardo Peimbert Ortiz, presidente de la asociación, admitió que la situación financiera es muy complicada y se requiere el apoyo no sólo del estado, sino también de la Federación y del municipio.
En entrevista, Peimbert Ortiz refirió que de 10 mil negocios que se ubican en el primer cuadro de la capital, el 10 por ciento no cuenta con recursos para regresar, lo que podría implicar que la economía del centro de Cuernavaca se detenga en los próximos meses si no se implementa un plan de rescate.
"Queremos que el gobierno reconozca que hay una verdadera crisis económica que también merece un rescate a nivel nacional, que también merece una atención urgente, tan urgente como el de la pandemia. Es tan importante porque muchos miles, millones dependemos nuestros ingresos de la actividad económica que ejercemos", manifestó el declarante.
Peimbert Ortiz refirió que si la situación social y económica se mantiene y no se permite la reactivación inmediata de las empresas, las protestas podrían agudizarse, ante la desesperación de la gente.

 

  

Publicado en Sociedad
Jueves, 04 Junio 2020 04:25

Comerciantes del Centro piden reabrir

Alrededor de 20 negocios cerraron de manera definitiva; en riesgo, cientos de empleos.

Comerciantes de las calles No Reelección, Guerrero y Arista, del Centro de Cuernavaca, realizaron ayer una protesta para exigir que les permitan abrir sus negocios, que fueron cerrados debido a la pandemia por covid-19 desde hace más de dos meses.

Locatarios del Centro, en su mayoría de la calle No Reelección, bloquearon dicha vialidad para exigir al gobierno capitalino que les permita la reactivación, pues señalaron que ya no están en condiciones de pagar renta, sueldos y prestaciones con sus locales cerrados.

Martha Vertiz Álvarez dijo que es necesario que el gobierno les permita abrir sus negocios porque existe riesgo de que alrededor de 400 familias sigan padeciendo las afectaciones.

Refirió que desde que inició la contingencia bajaron las cortinas y han tenido que solventar el pago de renta, agua, luz y además los salarios de sus trabajadores.

“Nos han ofrecido dinero, pero ¿para qué queremos más deudas? queremos trabajar y sacar a nuestros empleos adelante”, señaló Vertiz Álvarez, quien lamentó que la autoridad haya tomado medidas estrictas contra comerciantes del Centro, mientras que en las colonias de la periferia  hay muchos negocios que no son prioritarios pero siguen abiertos.

Informaron que muchos locatarios (alrededor de 20) han decidido cerrar definitivamente porque ya no están en condiciones de sostener el pago de rentas y salarios.

Los comerciantes que se manifestaron ayer se deslindaron de las agrupaciones de comerciantes y dijeron que lo único que buscan es abrir sus negocios.

“Queremos hacer las cosas bien, pero tal parece que eso no está bien para el gobierno, así que seguiremos manifestándonos hasta obtener respuesta”.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Ofrecen a la venta cubrebocas, guantes y hasta caretas.

Vendedores semifijos y ambulantes de la calle Clavijero del Centro de Cuernavaca se resisten a dejar de operar. Aunque la autoridad municipal advirtió que deben permanecer cerrados los locales y ningún puesto se puede instalar, ahora salen a las calles para vender cubrebocas.

La contingencia por el coronavirus no fue una limitante para que los vendedores busquen alternativas de subsistencia y ante la necesidad de llevar ingresos a sus hogares se han visto en la necesidad de almacenar sus mercancías y sacar aquella que está de moda en esta fase de la pandemia.

Cubrebocas, guantes y hasta caretas, son los productos que ofrecen en los puestos colocados en la calle de Clavijero.

Hasta ayer ningún inspector del Ayuntamiento de Cuernavaca había llegado a retirarlos y si llegaran a acudir, los vendedores advirtieron que no hay justificación para que los retiren, pues están ofreciendo productos de primera necesidad.

Lo cierto es que la orden de mantenerse en confinamiento para evitar la propagación del covid-19 ha pegado a la economía, dijeron, sobre todo para “quienes no estamos a expensas de un sueldo, como los burócratas. Aquí debemos de salir a partirnos la madre porque si no no comemos y si no nos dejan vender tenis o playeras, pues vendemos cubrebocas, no sacamos lo mismo pero sale para tragar”, dijo Óscar, quien tiene un hijo de cinco años y su mujer tiene siete meses de embarazo.

 

 

 

Publicado en Sociedad

La Guardia Nacional refuerza operativos implementados por autoridades estatales.

Autoridades estatales y municipales de protección civil en coordinación con la Guardia Nacional continuarán con los operativos en las diferentes regiones del estado para sensibilizar a la población a fin de que respete la estrategia de aislamiento social, para limitar la transmisión del covid-19,.

El titular de la Coordinación Estatal de Protección Civil de Morelos (CEPM), Enrique Clement Gallardo, dijo que comenzaron por Cuernavaca y Jiutepec, por ser los municipios de mayor concentración poblacional, pero seguirán esta tarea en otras regiones del territorio morelense. Expuso como ejemplo que ya se realizó un trabajo similar en Huitzilac.

El funcionario estatal dijo que esa instancia está trabajando casi al 100 por ciento, pues de una plantilla total de 59 trabajadores sólo seis solicitaron laborar desde casa por cuestiones de salud, pero destacó que siguen apoyando con actividades de planeación y estrategia. “La mayoría decidió quedase, y seguimos trabajando, así lo haremos pues es la naturaleza de esta área de protección civil”.

Clement Gallard hizo un reconocimiento a los ayuntamientos, que sin excepción están trabajando en atender la contingencia. Dijo que en apoyo y como parte del trabajo coordinado, darán continuidad a los operativos para sensibilizar a la ciudadanía sobre la importancia de cumplir las medidas de aislamiento.

Indicó que junto con elementos de la Guardia Nacional se llevó a cabo una caravana informativa de medidas de seguridad sanitaria en momentos de contingencia por el covid-19, dirigida a habitantes de las diferentes colonias y poblados del municipio de Huitzilac.

Estos operativos, en los que también participan representantes de la Comisión Estatal de Seguridad (CES), detalló la dependencia en un comunicado, “se han realizado en parques, plazas públicas y tianguis de casi toda la entidad, y se ampliarán durante el tiempo que perdure la contingencia”.

 

 

 

 

Publicado en Política

En el primer cuadro y en diversas colonias con elevadas concentraciones de personas, exhortan a familias a privilegiar medidas de contención del COVID-19.

La subsecretaría de Protección Civil de Cuernavaca intensificó los operativos para evitar la permanencia de ciudadanos en espacios públicos, a fin de evitar contagios por coronavirus.

Gonzalo Barquín Granados, titular de esa dependencia, informó que se intensificaron los operativos de inspección y vigilancia, no sólo para pedir a la población que permanezca en casa, sino también para continuar atendiendo y dando respuesta inmediata a las llamadas de auxilio de la población.

El operativo para invitar a la sociedad a quedarse en casa ahora se llevó a cabo en colonias como la Antonio Barona, en lugares que tienen una alta concentración de personas, principalmente los días domingo.

También se mantuvieron esas acciones en el primer cuadro de la capital, el cual sigue cerrado debido a la contingencia sanitaria decretada para evitar contagios por el Covid-19.

Por otra parte, Barquín Granados dio a conocer que en estos días de asueto por Semana Santa atendieron diversos auxilios, entre ellos un incendio en la colonia Ciudad Chapultepec, donde un flamazo por acumulación de gas provocó que una mujer sufriera quemaduras de primer y segundo grado.

También fueron sofocados 13 incendios en terrenos baldíos, barrancas y de basura, en las colonias Montessori, Revolución, Buena Vista, Ahuatepec, Ahuehuetitla, Acapatzingo, Vista Hermosa, Jardines de Cuernavaca, Ocotepec, Palmira, Loma Bonita, El Mirador y Miraval.

 

 

  

Publicado en Sociedad
Lunes, 13 Abril 2020 05:10

DE CIERTAS CALLES

La mirada se desliza como una bala, cinco o seis cuadras hacia adelante en esta ciudad semidesierta.

Como un domingo de semanas acumuladas a punto de reventar o como un libro de historias que no reabrimos en varios días, las avenidas esperan ser transitadas.

Lo más probable es que, cuando regresemos, supongamos que las calles serán las mismas, los mismos baches, las mismas distancias, quizá saludemos a los dueños o dependientes de los negocios que conocemos; pasearán entre nosotros los mismos perros, los vuelos de las palomas serán idénticos; reconoceremos a los personajes urbanos con los que todos los días nos topábamos o platicábamos, pero tendremos la sensación de que algo ha cambiado: nadie camina dos veces por las mismas calles, diría el Oscuro de Éfeso.

Para bien o para mal, de acuerdo con Salvador Valdez, el encierro nos hará cambiar y sacará desde adentro de nosotros lo que casi nos confunde con los animales: la necesidad de salvarnos, pero en grupos.

Los niños recordarán estas fechas como el año en que sus padres les enseñaron a ser generosos, a compartir con los demás.

Dos o tres décadas adelante, los niños de la Tierra contarán en algún sofá de la sala de sus casas a sus hijos cómo resolvieron esta pandemia, y los pequeños escucharán maravillados estos relatos, como lo hacían, en la prehistoria, los hombres de las cavernas con su tribu alrededor del fuego.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Publicado en Sociedad
Página 1 de 9
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.