Está muy lejos de ser el cyborg que protegió a la gente de Detroit en la película RoboCop, pero este extraño robot puede ayudar a dar el alto a coches y promete ayudar a que los encuentros en la carretera sean más seguros tanto para los policías como para los civiles.

Publicado en Tecnologia

El robot Handle está de vuelta y ahora es un poco más práctico que antes.

Publicado en Tecnologia

Para los humanos, jugar una partida de Jenga no es algo fuera de este mundo (ganar una partida ya es otra historia). Sin embargo, para los robots el simple juego, cuyo nombre significa “construir” en suajili, es tremendamente difícil, ya que no solo requiere que los robots “vean” pero también que “sientan”.

Así lo ha descrito Nima Fazeli, un estudiante de posgrado en el MIT, a Axios. Fazeli y un equipo de investigadores del MIT han construido un robot que imita estas capacidades humanas. Está equipado con un agarre, un ordenador, una banda para la muñeca que detecta la fuerza y una cámara. Su diseño le permite ver y sentir la torre para jugar el juego.

Además, el robot también utiliza la Inteligencia Artificial para aprender de sus partidas y mejorar. Fazeli y su equipo publicaron un informe sobre su robot en el diario científico Science Robotics.

Cuando el robot empezó a jugar Jenga, escogía bloques aleatoriamente y luego ejercía un poco de fuerza para intentar sacarlos de la torre. El robot guardaba datos como las medidas visuales y la cantidad de fuerza que requería para sacar el bloque, así como si había tenido éxito. Como parte de su formación, jugó el juego 300 veces.

El resultado fue un sistema que predecía cómo se comportaban diferentes bloques en la torre. Utiliza la banda que tiene en la muñeca para saber si un bloque se puede mover o si es imposible, algo similar a lo que hacen los humanos cuando sienten si pueden mover un bloque.

Según Fazeli, el robot constantemente está analizando su base de datos cuando juega. El investigador afirma que el robot se pregunta: “¿Cómo de similar es esta bloque a los otros bloques que he visto antes?”

Aunque el robot es muy bueno jugando Jenga, Fazeli dice que no es un maestro.

“Si eres bueno [jugando Jenga], no ha duda de que puedas ganarle”, comentó.

Aparte de ser un proyecto de robótica chulo, el robot de MIT es un gran avance para el futuro de los robots en el trabajo. Abre posibilidades para el desarrollo de robots que pueden montar o empaquetar productos en una fábrica, por ejemplo. Actualmente, estas tareas solo se pueden llevar a cabo por humanos.

[Axios]

Publicado en Tecnologia

Robots y Dinosaurios, son dos de las categorías favoritas de todo el mundo, por eso es que la investigación que la Universidad Humboldt de Berlín está realizando para descubrir como es que caminaba el Orobates pabsti en vida nos resulta tan fascinante.

Resulta que el equipo científico liderado por el biólogo evolutivo John Nyakatura utilizaron un fósil de 300 millones de años de antigüedad, una serie de huellas encontradas en el año 2000 y la mezcla de dos esqueletos incompletos, que los científicos creen que los huesos usados provienen del período Pérmico, para recrear el esqueleto de esta especie de dinosaurio. Con esta base crearon un robot que pudiera imitar de forma real la forma de caminar del reptil.

Las pruebas del robot, bautizado como OroBOT, arrojaron que el dinosaurio tenía una locomoción más avanzada de lo que se pensaba, ya que podía caminar de forma “vertical” sin arrastrar su vientre o cola.

“Con la ayuda de videos en rayos X de alta velocidad y mediciones de fuerza de diferentes lagartos y salamandras, pudimos investigar ante todo los principios de su mecánica de expansión” afirma el estudio.

El herbívoro de cuatro patas vivió antes de los dinosaurios y fascina a los científicos “por su posición en el árbol de la vida “, dijo Nyakatura. Los investigadores creen que la criatura es un “amniote de tallo”, un animal que habita en la tierra y que luego se convirtió en mamíferos, aves y reptiles modernos.

El reptil habría medido más de metro y medio. Y toda la información ayuda a comprender mejor cómo eran las especies en aquel periodo.

FUENTE: Science news

Publicado en Tecnologia

Tras un año donde hemos visto a los robots desarrollados por Boston Dynamics saltar, bailar o subir escaleras, faltaba una despedida por todo lo alto deseándonos unas felices fiestas. Un año más, los robots que un día se harán con el poder del planeta se convierten en renos.

Y es que el vídeo no es realmente nuevo, se trata de una pieza que subió la compañía hace ahora tres años, pero desde entonces, en estas fechas vuelve a hacerse viral para recordarnos que el futuro ya está aquí.

Originalmente publicado en 2015, el vídeo muestra a la última generación de robots-perros tirando del carro de Santa Claus. La secuencia, titulada “HappyHolidays”, cuenta ahora mismo con 4,3 millones de visitas en YouTube después del último empujón que se produjo después acumular más de 50.000 votos en reddit.

Lo cierto es que incluso estos simpáticos robots navideños son vulnerables a la imaginación de una máquina asesina. De hecho, y como han señalado muchos usuarios en reddit, el robot no es muy diferente del Robot Santa Claus de Futurama. [YouTube] 

Publicado en Tecnologia

Mira a SpotMini moverse al ritmo de Bruno Mars.

Boston Dynamics sigue mostrando las capacidades de sus robots. La semana anterior te mostramos los sorprendentes movimientos de Atlas para hacer parkour, ahora es el turno de SpotMini, el perro robot de la compañía de Massachussets. Todo es diversión en el vídeo, SpotMini demuestra que puede ejecutar diversos pasos de baile al ritmo de Uptown Funk de Bruno Mars. Míralo tú mismo:

Sí, lo del segundo 40 fue un robot haciendo twerk. Las habilidades de SpotMini no están a discusión, sorprende la naturalidad de los movimientos de sus extremidades. Mucha gente se impactó con el vídeo de Atlas la semana anterior. El material de hoy podría ser para transmitir al público que los robots también pueden ser divertidos.

 
 
SpotMini puede recoger objetos o abrir puertas. Se pondrá a la venta en 2019

SpotMini pesa 30 kilogramos y mide 84 centímetros. Integra un LIDAR para poder visualizar su entorno y saber en qué posición se encuentra. Su batería tiene una duración de 90 minutos y puede realizar diversas actividades como recoger objetos o abrir puertas, bailar es un sólo una habilidad extra que puede presumir.

Boston Dynamics lo ha mejorado de forma significativa en los últimos dos años, se ha hecho más ligero y su diseño es mucho más atractivo que la primera versión. Se espera que SpotMini se ponga a la venta en algún momento del próximo año. Si buscas una pareja de baile ya puedes considerar a este robot entre tus alternativas.

Publicado en Tecnologia

Un nuevo capítulo en esta novela de terror a la tecnología que llamamos mundo se ha escrito esta semana y su protagonista, nuevamente, es Atlas, el robot creado por Boston Dynamics a quien ya hemos visto correr, saltar y hasta hacer backflips. En un nuevo video podemos ver al ente mecánico correr y saltar obstáculos como un practicante de parkour.

Boston Dynamics logró que Atlas –que pesa 75 kilogramos y mide 1.5 metros- tuviera movimientos similares a los humanos gracias a que el software de control puede utilizar todo el cuerpo del robot. Piernas, brazos y torso reúnen la energía necesaria para saltar los obstáculos de 40 centímetros sin romper el ritmo.

Los sensores de Atlas le ayudan a ubicarse dentro del espacio que le rodea y saltar en el momento justo antes de chocar con un obstáculo, en este caso las enormes cajas que hay frente a él. La complejidad de este avance en su tecnología radica en que ahora la computadora integrada a su cuerpo no debe calcular sólo los movimientos, sino la fuerza con la que debe dar los saltos.
 

FUENTE Boston Dynamics / CódigoEspagueti

Publicado en Tecnologia

Una agencia de publicidad usó una Raspberry Pi y un algoritmo de reconocimiento facial para ayudar a su mano robot a encontrar a Wally.

Desde hace años, varias generaciones de niños han intentado responder una pregunta: ¿Dónde está Wally? Sí, el escurridizo personaje que aparece en los libros de pasatiempos diseñados por el británico Martin Handford, ha hecho que niños y adultos pasen horas de su vida buscándolo, y en muchos casos se han quedado sin resolver su ubicación.

Pero ahora el personaje de gorro a rayas encontró a un rival más duro que Odlaw, su némesis personal. Se trata del robot “There´s Waldo” (Aquí está Waldo), diseñado por la agencia de publicidad Redpepper. El invento de la agencia no es otra cosa que una sencilla mano robot que, gracias a un algoritmo de reconocimiento facial, una Raspberry Pi y una cámara (que le sirve de escáner), puede encontrar a Wally en menos de 5 segundos.

El robot usa la cámara para suplir su falta de vista, misma que le permite detectar Wally, para eso su algoritmo está alimentado de varias versiones del rostro de Wally (recogidas de Google Images), al que reconoce mucho más rápido que el humano promedio. Sus diseñadores aseguran que “There´s Waldo” encuentra sin problemas a su objetivo en un 95 % de sus intentos. Nada mal para un armatoste como este.

Por cierto, si te preguntas porque la mano busca a “Waldo” y no a “Wally”, todo se debe a una extraña decisión editorial que se remonta a los orígenes del personaje. Mientras que su nombre original inglés es Wally, en Estados Unidos y Canadá lo rebautizaron como Waldo, mientras que en Alemania se llama Walter, Willy en Noruega, Ubaldo en Italia, y, sin relación con todos los demás, Charlie en Francia.

Además, esta no es la primera ocasión en que se han buscando formas sencillas de encontrar a Wally, hace tan sólo 3 años, el ingeniero en computación Randy Olson, diseñó un algoritmo genético para encontrar a Wally.

Publicado en Tecnologia

Financiados por Elon Musk y Sam Altman, investigadores lograron que una IA aprendiera a rotar un bloque de varios colores hasta que el lado deseado quedara hacia arriba.

Es un gran avance en IA ya que programar las manos robóticas es sumamente complejo.

Investigadores patrocinados por Elon Musk y por el inversionista Sam Altman, de Silicon Valley, encontraron una forma novedosa de usar software para enseñarle nuevas tareas a una mano robótica de aspecto real, lo que podría abaratar los costos de entrenar robots para hacer labores que son fáciles para los humanos.

Los desarrolladores de OpenAI, grupo dedicado a la creación de inteligencia artificial sin fines de lucro, dijeron que habían enseñado a una mano robótica a rotar un bloque de varios colores hasta que el lado deseado quedara hacia arriba.

"Ahora apuntamos a conquistar tareas más complicadas", afirmó Lilian Weng, miembro del equipo técnico de OpenAI, quien trabajó en la investigación.

Si bien es una tarea simple, lo novedoso fue que todo el aprendizaje se produjo en un programa de simulación y posteriormente se traspasó al mundo físico con relativa facilidad. Las manos robóticas han estado disponibles comercialmente por años, pero a los ingenieros se les hace difícil programarlas.

Un avance clave fue superar ‘la brecha de la realidad’ entre las simulaciones y las tareas físicas. Los investigadores de OpenAI inyectaron ruido aleatorio en el programa de simulación, haciendo que el mundo virtual de la mano robótica fuera lo bastante confuso como para que no se viera abrumado por elementos inesperados en el mundo real.

Los ingenieros pueden escribir códigos computacionales específicos para cada nueva tarea, lo que requiere un costoso programa nuevo cada vez. O pueden entrenar a las máquinas con software que les permite ‘aprender’ mediante entrenamiento físico.

La capacitación física toma meses o años y tiene problemas propios como que si una mano robótica suelta una pieza, un humano tiene que recogerla y dársela. Los investigadores han buscado reducir esos tiempos y distribuirlos a múltiples computadores para un programa de simulación que puede hacer el entrenamiento en horas o días, sin ayuda humana.

"Es lo hermoso de tener muchos computadores trabajando en esto", afirmó Ken Goldberg, profesor de robótica de la Universidad de Berkeley que no participó en la investigación de OpenAI. "No se necesita ningún robot. Sólo se requiere mucha simulación", agregó.

Publicado en Tecnologia

Su sistema no depende de la visión de las cámaras para moverse.

Un equipo de estudiantes del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT, por sus siglas en inglés) ha creado un increíble robot cuadrúpedo que posiblemente es capaz de competir con los maravillosos (y al mismo tiempo temibles) proyecto de Boston Dynamics.

El MIT compartió a través de su página de YouTube un video en el que muestra las habilidades del Cheetah 3, que van desde flexional sus patas, correr sobre una caminadora, subir escaleras e incluso saltar del piso a la superficie de un escritorio con gran agilidad.

Lo más curioso es que el robot no depende completamente de la visión de las cámaras que integra, pues fue desarrollado para “sentir” su alrededores con el objetivo de determinar y ajustar la fuerza que aplica en sus movimientos, a través de un sistema de algoritmos llamado "locomoción ciega".

“La visión puede ser engañosa, ligeramente inexacta, y a veces no está disponible, por lo que si confías demasiado en la visión tu robot tiene que ser muy preciso en su posición, lo que lo hará más lento”, dijo la diseñadora de Cheetah 3, Sangbae Kim. “Así que queremos que el robot confíe más en la información táctil. De esta forma, puede manejar obstáculos inesperados mientras se mueve rápido”.

Obviamente el proyecto sigue avanzando y no está disponible una versión comercial de Cheetah aún, pero ya soñamos con el momento en el que lo pongamos a competir con el intimidante SpotMini:

 

Publicado en Tecnologia
Página 1 de 5
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.