Publicado en Estrategias Martes, 15 Septiembre 2020 05:37

Revivir al PRI, difícil empresa

Escrito por

Después de gobernar durante siete décadas, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) fue sacado abruptamente del Palacio de Gobierno de Morelos en el año 2000 y desde entonces ha sido sustituido por tres institutos políticos diferentes. Hoy, un grupo de jóvenes (algunos no tantos) busca afanosamente revivir a ese ente que languidece, pero que todavía respira, y su prueba de fuego es el 2021, que aunque no se juega la gubernatura, será un buen termómetro para medir su influencia con miras al 2024.

Al frente del partido está un hombre de 33 años que cuando Ernesto Zedillo estaba ganando las últimas elecciones presidenciales tras la muerte de Luis Donaldo Colosio él estaba comenzando la primaria, por lo que sería injusto acusársele de cualquier tropelía que hubieran cometido sus antecesores y compañeros de partido.

Ayer, Jonathan Márquez Godínez le tomó protesta a quienes representarán al tricolor en todo el estado:

Delegados Distritales, I Cuernavaca, Alfredo Morales Villegas; III Tepoztlán, Karla Parra González; IV Yecapixtla, Jesús Contreras Arias; VI Jiutepec, Erasto Morales Álvarez; VII Cuautla, Isabel Cristina Orozco Suarez; VIII Xochitepec, Ana Paola Martínez Franco; XI Axochiapan, Roberto Córdova Melgar y XII Elías Polanco Saldívar.  

Delegado Distrital Federal, Distrito III, Antonio Domínguez Aragón, presidente de los Comités Municipales; Cuernavaca presidente Lourdes Rivapalacio Lavín y secretaría general Rodrigo Puebla Paredes; Ocuituco, secretario general, Melina Solís Morales; Temixco, Mirian Olivia Reyes García, Xochitepec; José Antonio Rivera Zepeda y secretario general, Dennis Mora Morales; Coatetelco, María de la Luz Gervacio Alcalá y Secretario General, Graciano Mejía Ceballos y Temoac, Victorino de León Carbajal.

En esa lista destaca Lourdes Rivapalacio Lavín, nieta de quien fuera el último gobernador priísta que terminó su sexenio, Antonio Rivapalacio López; hija de Carlos Rivapalacio Than y Lourdes Lavín.

En su discurso, Jonathan Márquez afirmó que ha quedado atrás ese partido con lugares donde solo había oficinas, pero no quien atendiera a la gente.

Explicó que a la fecha ya se tienen conformados 34 comités, en su mayoría mujeres y jóvenes, superando el 30 por ciento que estatutariamente se debe cumplir, para dejar atrás esa mentalidad de las regidurías y buscar ganar todo, y “la única forma de avanzar es con experiencia y juventud”.

Pero además, el presidente estatal del PRI, advirtió “donde haya caras nuevas no significa simplemente jóvenes, caras nuevas significa darle oportunidad a aquellos militantes que siempre han estado en nuestro instituto político y que por mucho tiempo han estado al pie de cañón y lo que hoy estamos haciendo es darles la oportunidades que se merecen y empoderando a la militancia”.

A los nuevos líderes municipales de Cuernavaca, Ocuituco, Temixco, Xochitepec, Coatetelco y Temoac los llamó al reencontrarse con la militancia, a hacer un diagnóstico en sus municipios para que en las próximas semanas, que inician las giras municipales, se pueda acudir a la casa de los priistas, a tomarles protesta a las secretarias y secretarios de los comités así como a los seccionales que harán la tareas y redoblarán el esfuerzo para tener promotores del voto, representantes de casilla, y estar pendientes de las necesidades que se debe replantear a la sociedad para el próximo proceso electoral.

Anteriormente, estos cargos eran peleados para reservar un espacio, hoy se entiende, que los cargos nos deben servir para rescatar el poder, “queremos tener presidentas y presidentes de Comité para que vayan al encuentro de los priistas y ganar todo en los municipios”.

Demandó de los priistas con responsabilidades en los municipios, aceptar que militan del partido más importante de México, y por eso su mentalidad no debe estar reducida a pelear las dos primeras regidurías, hoy más que nunca es importantes escuchar a todos esos personajes que siempre apoyaron a PRI, pero el partido se alejó de ellos, reconoció con profunda autocrítica.

“Ya inició el proceso electoral la semana pasada y estamos a nada para que a finales de año, estar eligiendo candidatas y candidatos, el tiempo es muy corto, la tarea es mucha, pero sin duda el talento que está en este salón es mucho más para lograr esta meta”, dijo.

Antes, en entrevista con los medios, comentó que estarán atentos a las reglas que sean emitidas por las autoridades electorales y al semáforo epidemiológico, “sin embargo nosotros seremos muy responsables de no hacer ninguna reunión de carácter masivo, que exceda las 50 personas, el uso de cubrebocas, el constante lavado de manos y demás recomendaciones ya conocidas desde el inicio de la contingencia sanitaria  y hacer uso de las nuevas tecnologías y redes sociales para llegar  la militancia y lograr los entre 150 mil y 200 mil votos.

Respecto a los nuevos partidos, apuntó que la estructura sólida y el voto duro en todo el estado del PRI puede representar una ventaja “porque con tantas opciones políticas para la ciudadanía, lo que nos marca la experiencia es que el voto tiende al pulverizarse, diciéndoles a la sociedad morelense que es lo que ha hecho bien el partido, cual es nuestro proyecto a mediano y largo plazo a nosotros nos puede beneficiar en esta pulverización del voto”.

El reto de los nuevos partidos es demostrar su proyecto, porque muchos son creados por quienes no lograron proyectos o candidaturas en otros partidos, en alusión a Matías Nazario, Julio Espín, Manuel Martínez Garrigós y Diego Gómez que –aseguran las malas lenguas- están atrás de los partidos de nueva creación.

 “Nosotros le ofertaremos a la ciudadanía de manera abierta cuadros jóvenes, mujeres, hombres, que nos van a ir a representar en todos los cargos para ser una opción fresca dinámica y a la altura de las circunstancias, vamos a estar trabajando mucho en nuestra estrategia interna, sin dejar de ver lo que está sucediendo allá afuera, pero estamos centrados en ir en la búsqueda de todos esos que en algún momento votaron por nuestro partido ir al encuentro de ellos para poder ganar las elecciones en este 2021”, dijo para finalizar.

La intención es buena, y es más que evidente que Jonathan cuenta con el apoyo del máximo líder priísta del país, Alejandro Moreno, con quien trabajó muy de cerca en la capital del país. Ya solamente falta establecer una estrategia de posicionamiento y que ésta funcione. HASTA EL JUEVES.

 

Modificado por última vez en Martes, 15 Septiembre 2020 09:46
Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.