Publicado en Radiografia del Poder Martes, 22 Agosto 2017 06:10

¿Reversa parcial a la reforma?

Escrito por

Casi siete mil millones de pesos para la justa.

Burócratas: sigue el pleito.

Como es del conocimiento público, el Congreso local impulsó una reforma en materia electoral, que reducía de 30 a 20 el número de diputados locales a partir de las elecciones del 2018, así como la mínima residencia de 12 años en el estado, para aquellos políticos avecindados que aspiren a la candidatura por el gobierno estatal, entre otros conceptos.

Mucho se ha polemizado al respecto, pero más que eso, algunos partidos políticos promovieron recursos de inconstitucionalidad ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), al considerar que el proceso bajo el cual se desarrollaron las modificaciones no fue el adecuado.

Pasado el medio día de ayer, la SCJN asumía el tema y hasta donde pudimos apreciar, daba revés parcial a los cambios hechos por la legislatura local, lo que llevará a mantener las cosas como están, sobre todo en los conceptos arriba señalados, particularmente en lo relacionado a los 12 años de residencia para ser candidato a gobernador de Morelos.

Cabe decir que ya para la mayoría de quienes estiman poder participar del concurso de candidaturas hacia el año que viene, se había generado una idea de que las reglas y el territorio por el que se competiría sería distinto al pasado, pero todo indica pues que se han dado dos o tres pasos atrás, pero se mantiene la facultad al Poder Legislativo a fin de que sea la instancia que defina los espacios distritales.

CASI SIETE MIL MMDPP PARA ELECCIONES DEL 2018

Y hablando de procesos electorales, el Instituto Nacional Electoral (INE) aprobó ya  el presupuesto a ejercer en las elecciones del año que viene y los fondos se acercan a siete mil millones de pesos, o sea algo así como seis mil 788 millones para ser más precisos.

Algunos cálculos hechos respecto a esa cantidad, dan fe de que durante el desarrollo de la justa, el gasto de los partidos y sus candidatos será en promedio de un millón de pesos por hora, que es algo ofensivo frente a los niveles de pobreza y necesidad que hay en el país.

Somos sin dudas, un país en el que el voto ciudadano se paga en oro, comparativamente con lo que pasa en esa materia en la mayoría de los países del mundo. Igual y la cosa sería menos cuestionable, si se tratara de una nación económicamente solvente y sin grandes necesidades a nivel de economía social, pero no es así.

Con esa suma que gastarán quienes nos “representarán” a nivel de presidencia de la república, senadurías, diputaciones federales, locales o alcaldías, se podrían hacer muchas cosas en bien de millones de mexicanos que padecen los estragos de la miseria.

Pero como sociedad estamos impedidos para hacer algo, porque no existe unidad popular, cohesión entre quienes somos víctimas de decisiones descabelladas y deshumanizadas que rayan en el exceso, por decirlo de manera decente.

Quizás no todos, porque algunos viven muy bien precisamente del ejercicio de la política, pero sí la mayoría del pueblo mexicano no comparte decisiones de esa naturaleza, porque no corresponden con la realidad que padecemos o enfrentamos.

Hablábamos recientemente del tema y recordábamos que casi de manera puntual, tiempo antes de que se aproxime una elección, particularmente la presidencial, se aplican reformas en materia electoral pero sólo para afianzar el posicionamiento de algunos partidos políticos o a favor de grupos monopólicos en el control del poder, no para beneficiar al electorado y eso ha ocurrido nuevamente.

Es necesario ya ir poniendo frenos y candados para poder disminuir el costo del voto popular y eso sólo se puede lograr con cuadros políticos valiosos, gente con reconocimiento popular, derivado de su trabajo de gestión y apoyo a quienes lo requieren, pero como que viene pasando todo lo contrario, los partidos políticos padecen el peor del descrédito hoy día.

BURÓCRATAS: SIGUE EL PLEITO

Y en lo que se refiere al sindicato de trabajadores al servicio del Poder Ejecutivo del estado, el conflicto entre grupos continúa, la disputa por la dirigencia sindical, aún en manos de Daniel Hernán López, se reflejará en la renovación de mandos a realizarse entrando el año que viene.

Las diferencias entre el secretario general y quien le disputa la plaza, Argelia Corona Núñez, se medio resolvió en tribunales, pero no en la realidad y ya hay movimientos de ambas partes a fin de ganar distancia en lo que será la contienda interna por la nueva dirigencia.

Hernán López decidió, en aras de abonar en la unidad interna, desistirse de denuncias presentadas en contra de sus detractores, a quienes acusaba de haber intentado darle golpe de estado, apoderándose de las instalaciones sindicales.

Como se recordará, Corona Núñez decidió encabezar un grupo de compañeros que acusaban a su dirigente de diversas anomalías en el desempeño de la representación; Incluso se sumó a un frente popular contrario a los intereses de la administración estatal de gobierno.

Durante muchos meses, despacharon en el edificio del sindicato, mientras que Hernán lo hacía en la vía pública, utilizando como escritorio una banca del Jardín Juárez, en el Centro Histórico de la capital del estado. Cabe decir que Hernán logró mantenerse al frente a partir del apoyo que recibió de las instituciones del estado.

El líder asegura que se desistió de las denuncias a fin de abonar en la unidad sindical, a pesar de que sabía que la decisión en el proceso le favorecía, pero Daniel Iturbe Ortiz ex secretario general del sindicato dijo al respecto: “para nada es así, más bien todo lo contrario; en realidad mi tocayo sabía que no tenía nada que hacer en el juicio, porque jamás aportó las pruebas que respaldaran las acusaciones y casi lo obligaron a desistirse”.

Incluso sostuvo que “lo manejó como perdón, cosa igualmente falsa, porque yo estuve ahí para ser testigo de algunas cosas y cuando vio que no había manera de ganar, decidió echarse hacia atrás”. Sin embargo y en torno a todo lo anterior, desde algunas esferas oficiales ya se advierte que para la justa que se aproxima por la nueva dirigencia sindical, la posición de gobierno es impulsar a un candidato que no tenga nada que ver con las dos fracciones.

Aceptan que Hernán López cometió muchos errores en su trabajo, pero igualmente aprecian que la corriente de Argelia Corona se identificó plenamente con los adversarios del gobierno estatal y por lo tanto buscarán impedir que alguien de su lado se quede con la secretaría general.

 

 

Publicado en Radiografia del Poder

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.