Publicado en Radiografia del Poder Martes, 15 Agosto 2017 06:06

MMG, la historia no perdona

Escrito por

Deberá Morena poner obstáculos

No sabe PRI ser oposición

Con mucha edad aún por delante, en su calidad de político, Manuel Martínez Garrigós parece haber agotado muchas de sus posibilidades de continuar en el ejercicio de la política, luego de su paso por la presidencia municipal de Cuernavaca durante el periodo 2009-2012.

El hombre tampoco parece ser todo lo malo que se afirma, sin embargo, su escasa experiencia en aquel entonces lo llevó a cometer muchos errores, al dejar en manos de algunos de sus colaboradores decisiones fundamentales en el gobierno municipal que posibilitaron actos consumados de corrupción.

Lo menos que se dijo de él fue que convirtió el presupuesto público en un asunto personal, de familia y de amigos, aunque todo indica que las mayores sumas fueron a parar a otras manos, no a las suyas, sin embargo ésa tampoco puede ser una excusa, porque como presidente municipal cualquier exceso era responsabilidad suya y así debió preverlo.

Pero antes de sentarse bien en la silla, colocó su mirada en la candidatura por el gobierno del estado en el 2012 y eso fue lo que lo extravió totalmente, orientando buena parte de los esfuerzos y de los recursos a adelantar vísperas, pensando que podría ser el gobernador en turno.

Más aún, cuando comenzó a enfrentarse a todo tipo de obstáculos en sus aspiraciones, no midió consecuencias y se fue con todo en contra de figuras de primer plano del entonces su partido, el Revolucionario Institucional (PRI), y fue cuando desde fuera se entendió que las puertas se le estaban cerrando por su mal proceder.

Incluso a nivel de desempeño y así haya sido con base en un crédito, MMG heredó una obra pública interesante, embelleció algunas zonas de la capital del estado como la avenida Domingo Diez, construyó el distribuidor vial de Buena Vista, el parque Acapantzingo y mejoró la avenida Morelos sur, pero ya para entonces traía muchos enemigos encima que lo persiguieron hasta el final.

Hoy anda como chapulín, buscando dónde refugiarse con la clara intención de buscar una candidatura en las elecciones del próximo año, pero nadie quiere darle espacio. Por todo lo ocurrido, Manuel debió finalmente renunciar al PRI; luego solicitó asilo en el Partido Verde Ecologista de México (PVEM). Pero hoy, sin que se sepa que ya se separó de dicho instituto, anda diciendo que ya se inscribió en el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), sólo que ahí dicen que para nada.

Busca afanosamente enviar señales de que con la actual administración estatal no tiene relación alguna, sin embargo, existen elementos para sostener que es todo lo contrario, por eso es que las huestes de Andrés Manuel López Obrador difícilmente le darán cabida. Lo ven como un posible infiltrado y no están muy lejos de la verdad, de ahí que casi sea seguro que no lo admitirán en sus filas.

El partido del tabasqueño sigue con muy buenas tendencias electorales en lo que corresponde a nuestra entidad, sin embargo, independientemente de lo que pase con MMG, no han sido muy cuidadosos en la admisión de todo tipo de personajes que se ha estado declarando morenistas y que traen antecedentes iguales o peores que Manuel.

Tendrán que ser más selectivos o de lo contrario todas esas malas vibras les irán generando descrédito y desconfianza ciudadana hasta afectar la percepción que los electores tienen sobre ese partido, que todavía es mayoritariamente positiva. No deben olvidar que hay sumas que restan y aquí se aprecia un fenómeno en ese sentido.

NO SABE PRI SER OPOSICIÓN

Por otra parte, finalmente y sin mayores conflictos, el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en el estado logró su reestructuración a nivel de dirigencia, pero eso tiene dos lecturas; o la calma con la que se dio el proceso obedece a que sus cuadros ya perdieron interés por su propio instituto o en verdad lograron acuerdos de unidad, sin embargo nosotros pensamos que fue con base en la primera interpretación.

De cara al comienzo del proceso electoral del 2018, no les vemos ímpetu ni coraje como para intentar mejorar sus expectativas, porque lo mínimo que deberían hacer es sacarle ventajas a su carácter de opositores y no hay señales visibles por ahora en dicho sentido, como que siguen adormilados.

Claro, como partido en el poder durante más de siete décadas, pareciera que perdieron la combatividad y la lucha política porque no tenían necesidad y además debían ser complacientes frente a su propio sistema de gobierno, sólo que eso quedó atrás, llevan 17 años fuera de palacio de gobierno, en lo que se refiere a Morelos.

Y si bien es cierto que más o menos intentaban ser enlace y brazo gestor ante la sociedad, era porque tenían todo a su alcance, sus administraciones gubernamentales les proveían de toda clase de apoyos y recursos y cada petición que llegaba a las diversas secretarías de gobierno, traía el apadrinamiento respectivo a fin de alimentar el clientelismo electoral.

Pero una vez que se quedaron sin presupuesto, no supieron qué hacer y hasta la fecha mantienen una actitud casi de inamovilidad, cuando tendrían que estar volcados en las calles, pueblos y comunidades tratando de reconquistar voluntades y simpatizantes porque sus padrones están vacíos, por más que digan lo contrario.

No se niega que sobre todo el priismo, sigue manteniendo una militancia cautiva y eso que ellos denominan “voto duro”, pero es un colchón cada vez más delgado que ya no alcanza para ganar diputaciones locales, federales, senadurías, alcaldías y qué decir la gubernatura, para tal efecto necesitan mucho más que eso.

La nueva dirigencia local, encabezada por el diputado local Alberto Martínez González y Maricela Velázquez Sánchez, se supone, andan en recorridos por el interior de la entidad, revisando las estructuras para tratar de renovar aquellos comités -que deben ser la inmensa mayoría- que ya sirven a intereses contrarios, pero a decir verdad, nadie sabe nada de todo eso, porque tampoco tienen un contacto muy bueno con los medios de información.

Eso es lógico, en el área de prensa se instaló a un diputado local, que de esto debe saber lo que usted y yo de astronomía. Lástima, porque los tiempos se acotan y ya tendrían que tener la maquinaria aceitada para enfrentar la contienda, sin embargo se les aprecia extraviados.

P.D. Por razones de fuerza mayor, estaremos ausentes el resto de la semana, reanudaremos actividades a partir del próximo lunes.

  

Modificado por última vez en Martes, 15 Agosto 2017 07:35
Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.