Aspecto de los bloqueos frente a Pemex. Aspecto de los bloqueos frente a Pemex. Fotógraf@: Silvia Lozano
Publicado en Radiografia del Poder Miércoles, 04 Enero 2017 05:39

Enojo, ¿contra quién?

Escrito por

Comerciantes ¿y la ley?

Las protestas en contra del alza en el costo de la gasolina parecen ir en ascenso, hay una especie de despertar de grupos y movimientos de toda naturaleza que a través de las redes sociales vienen llamando a la rebeldía en contra de las autoridades, sin embargo, parecen estar equivocando el camino y agrediendo a quienes nada tienen que ver en esto.

 Hasta ahora, la mayor presencia de inconformes se está dando en establecimientos de expendio de la gasolina, también con el bloqueo de algunas calles y avenidas, no sólo en Morelos. Esto ocurre en este momento en todo el país, no obstante, ello sólo complica más las cosas para los propios ciudadanos.

Bueno, incluso los empresarios de la gasolina no tienen nada que ver en la carestía del energético, ellos tienen una relación comercial con Petróleos Mexicanos (Pemex) a través de una franquicia por la que pagan cierta cantidad, así que agrediéndolos estamos errando la estrategia.

¿Qué decir del cierre de calles o accesos viales? violentamos el derecho a terceros y pensamos que ese no es el objetivo de quienes, con sobrada razón, exigen a las instancias gubernamentales reflexionar al respecto, porque en verdad que se trata de un golpe mortal a la economía popular.

Si la inconformidad es en contra del gobierno, pues entonces hay que orientar ese coraje hacia el objetivo correcto, estaríamos hablando de instituciones que sí tienen mucho que ver en los incrementos y que además, parecen no estar muy preocupadas por lo que pasa, porque lo menos que se esperaba era algún mensaje oficial para ofrecer las razones de esa decisión que mantiene encolerizados a los mexicanos.

Y desde ahí mismo ya se ha anunciado una cadena más de aumentos que sumados al de la gasolina, presagian tiempos de carestía y mayor empobrecimiento de las mayorías, como en el caso del gas y la luz, que son servicios de tanta trascendencia.

Ya es inminente un alza generalizada en todos los sentidos, aún no se puede calcular el tamaño de la misma, pero se habla, en algunos casos, del 40 por ciento, cosa por demás exagerada, porque tampoco es para tanto, pero así sea del 10 por ciento, es una barbaridad.

Hay quienes consideran que no puede ser así, porque si el comerciante dispara los costos de sus productos, pues venderá muy poco, debido a que el poder adquisitivo del salario es ridículo y entonces lo más aconsejable es que sea moderado y sacrifique algo de sus ganancias.

Hay mucha incertidumbre, reiteramos, porque las propias autoridades se mantienen muy sigilosas, como que es algo premeditado, primero sembrar el enojo y después buscar algún aliciente, es lo menos que podemos esperar, si no es así, francamente desconocemos hasta donde pueda llegar la animadversión colectiva, que es demasiado alta.

El repudio a las autoridades en turno se antoja histórico; a menos que se saquen de la manga alguna jugada muy inteligente, el partido en el poder estaría ya sin posibilidades de mantener el mandato a partir de la siguiente elección y es muy probable que ahora sea imposible detener la avanzada de Andrés Manuel López Obrador, que incluso, frente a todo esto, se ha mantenido mesurado, como si ya hubiera acuerdo.

Pero reiteramos, las protestas deberían ser muy calculadas para no afectar a los ciudadanos, que igual que todos los demás, nos vemos en el mismo escenario, obligados a racionalizar el poquito dinero que ganamos, para poder hacerle frente a lo más indispensable en el hogar.

COMERCIANTES ¿Y LA LEY?

Y en otro asunto, como ha venido ocurriendo hace algunos años, nuevamente comerciantes de las plazas Lido y Degollado del primer cuadro de la ciudad se apoderaron del tramo peatonal de la calle Guerrero para expender productos relacionados con el Día de Reyes.

Se trata de vendedores azuzados por el Nuevo Grupo Sindical (NGS), que encabeza Bulmaro Hernández Juárez, y que “apadrinado” desde algunas esferas gubernamentales ha venido haciendo de las suyas y gozando de privilegios que otros no tienen.

La pregunta de quienes tienen en esa zona comercios establecidos es ¿en dónde está el respeto a la ley? y ¿porqué las autoridades competentes permiten estos atropellos, que a ellos les genera toda clase de daños e inconvenientes? pues se trata de una competencia desleal.

Es realmente inaceptable que amparados en el tráfico de influencias y la protección desde instancias que deberían velar por el respeto al estado de derecho, hagan lo que se les viene en gana sin el mínimo temor de ser sancionados, reiteramos, porque cuentan con la complicidad de sectores oficiales.

Sin duda que hace un rato entramos a un ambiente de descomposición y de anarquía en el que el derecho de los demás no cuenta si alguien se siente con el poder como para agredirnos con las manos en la cintura; no podemos llegar a tanto, por eso existen normas y reglas de convivencia entre los ciudadanos y para eso se eligen instancias gubernamentales que están obligadas a cumplirlas y hacerlas  cumplir.

Los argumentos de los invasores de dichos espacios son, entre otros, que en los lugares comerciales que tienen no venden casi nada y que por eso han decidido salirse a la calle para poder mejorar los ingresos, aunque claro, no crea que cierran esos comercios fijos, no, los mantienen abiertos.

Pero además, lo pudimos observar ayer, ya en la calle Guerrero hay quienes tienen entre dos y tres lugares, no se limitan a uno solo. Y ya imagina usted el coraje de quienes se ven dañados por todo esto, los comercios formales, porque tienen que soportar que frente a sus accesos se instalen pequeños puestos con toda clase de vendimia, pero no hay nada que hacer, sus quejas no tienen recepción en ninguna parte, porque hasta pareciera que las dependencias oficiales lo hacen precisamente para cobrarles algunas facturas pendientes.

No se debe olvidar que la mayoría de esos empresarios se opusieron a que la calle Guerrero se volviera peatonal y se actuó con toda la fuerza en su contra a fin de “convencerlos” de que era lo mejor, igual y por eso les quieren hacer pasar un mal rato, aventándoles a los “compañeros” de las plazas Lido y Degollado, así como otras células que maneja el Nuevo Grupo Sindical.

 

Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.