Publicado en Radiografia del Poder Jueves, 05 Enero 2017 05:37

Videgaray, el contacto con Trump

Escrito por

Mensaje, se esperaba algo bueno

Como pocas veces suele suceder, ayer desde que se supo que el presidente de la república Enrique Peña Nieto ofrecería un mensaje en cadena nacional, se despertó el interés por saber su contenido.

La absoluta mayoría de quienes estuvieron atentos abrigaban la esperanza de que se diera un paso atrás en el tema del gasolinazo, que por lo menos se anunciara alguna reducción en los costos, lamentablemente no fue así.

Más bien se confirmó lo que aquí hemos venido advirtiendo, que es consecuencia de los movimientos financieros y económicos que viene enfrentando el mundo de nuestros días y ante ello no hay mañana, se tienen que aplicar medidas que como ésta, resultan muy dolorosas porque generan mayor pobreza y marginación.

Pero además el mandatario fue muy corto en sus explicaciones, no dio mayores pormenores y únicamente reiteró que la decisión se va a mantener, no obstante los altos índices de inconformidad que están provocando toda clase de rechazo y amenazan con generar problemas en lo que tiene que ver con el abastecimiento de la gasolina.

Hay un llamado para que la Conferencia Nacional de Gobernadores (Conago) convoque a los mandatarios estatales a un encuentro con el titular de Hacienda, José Antonio Meade, cuya reunión se estaría dando el próximo 9 de enero. Sin embargo, con lo dicho por Peña, de poco o de nada servirá, es una acción que por lo visto no tiene regreso y más vale que como ciudadanos tomemos las medidas necesarias a fin de enfrentar el futuro inmediato con responsabilidad.

No obstante las transformaciones permanentes a nivel internacional, nuestro país, a excepción de la tecnología en materia de comunicaciones donde las nuevas generaciones son realmente hábiles, en el resto de las actividades nos fuimos rezagando del resto de las naciones y las consecuencias ahí están.

México está obligado a cambiar y a evolucionar a ritmo acelerado, si quiere ser competitivo e incluso atractivo para la inversión de capitales extranjeros o sin fronteras. En mucho a eso obedecen las reformas estructurales, sin embargo, los resultados de las mismas se verán algunos años más tarde y mientras ello no ocurra, sobre todo en lo relacionado al rubro energético, la vamos a sufrir y quizás mucho.

Es previsible que en unos cuatro o cinco años, cuando aquellas empresas foráneas que ya han anunciado cuantiosas inversiones en el aspecto energético estén funcionando al 100 por ciento, podamos ver las ventajas, igual y se logrará reducir los costos del gas doméstico, de la gasolina y de sus derivados, pero por el momento será todo lo contrario.

El país no logra la tranquilidad y la armonía necesarias como para pensar en sumar esfuerzos para poder vencer las adversidades, hace poco que se logró apaciguar los ánimos al interior del magisterio, sobre todo en algunas entidades como Guerrero, Chiapas, Michoacán, Oaxaca e incluso Morelos, contra la reforma educativa, conflicto que se empató con el caso de los 43 estudiantes de la normal de Ayotzinapa, en Guerrero, pero la calma ha sido efímera.

El enojo por el gasolinazo va a tardar un buen rato, ello sólo complica más las cosas y enfrenta a los ciudadanos con sus autoridades en una lucha que alimenta la inestabilidad y el retroceso que en nada nos ayuda. Quienes han tenido la responsabilidad de orientar a México por el camino de la mejora continua le han fallado al pueblo.

Por supuesto que a pesar de muchas desventajas, somos un territorio rico en todos los sentidos, pero los malos gobiernos o mejor dicho los políticos optaron por su enriquecimiento y bienestar a costa del sacrificio nacional. Los billones de pesos que nos cuesta la corrupción anualmente eran suficientes como para desarrollar estrategias de modernización en todos los espacios, pero no ha sido así, quienes ejercen el poder han venido caminando en sentido contrario a sus gobernados, las consecuencias ahí están: seremos nosotros quienes paguemos el precio de esos excesos, no se vale.

 

VIDEGARAY, EL CONTACTO CON TRUMP

Y hablando de dificultades, por si algo hiciera falta, aún sin haber tomado protesta como nuevo presidente de los Estados Unidos, Donald Trump ya le ha puesto dos o tres golpes duros a la economía nacional, obligando a la cancelación de inversiones anunciadas por miles de millones de dólares que habrían generado muchos empleos y de calidad.

Quizás, en un intento por lograr abrir algún canal de comunicación con el que será el jefe de la Casa Blanca a partir del 20 de enero, es que el presidente Enrique Peña Nieto decidió nombrar a Luis Videgaray como secretario de Relaciones Exteriores; sustituye a Claudia Ruiz Massieu.

Como se recordará, el señor, siendo secretario de Hacienda, fue quien invitó a Trump -en plena campaña electoral rumbo a la presidencia del vecino país- a visitar México, lo que le costó una severa crítica al propio Peña y a él el cargo, porque fue destituido para medio acallar el griterío que calificaba como un error garrafal ese detalle, dando por hecho que el magnate perdería las elecciones.

El tiempo les dio la razón tanto a EPN como a Videgaray y ahora lo recupera, pero lo coloca en una posición que se relaciona directamente con el trato hacia el extranjero, muy en particular con el poderoso Estados Unidos. Seguramente que el nuevo secretario tiene relación y contacto con algunos de quienes formarán parte del gabinete del próximo mandatario estadounidense y a partir de ahí se intentará suavizar las relaciones para medio suavizar el trato hacia México.

Hay que tomar todas las previsiones posibles, estamos en absoluta desventaja, los güeros nos ven hacia abajo y más a partir de la actitud que viene mostrando Trump, ante quien parecemos ser un mal no tan necesario y como nos ve nos va a tratar.

Por eso se considera que la decisión ha sido la más acertada, porque además es el único que pudiera abrir una pequeñita ventana entre los dos gobiernos, comenzando por el cuerpo, tratando de llegar a la cabeza. Lo que ocurrió con Videgaray tras aquel conflicto, le quedó muy grabado al presidente electo, así que sí lo identifica y hasta pareciera que en buen sentido, porque cuando Peña lo corrió, dijo que se trataba de un buen elemento.

 

Publicado en Radiografia del Poder
Etiquetado como

Lo último de Daniel Alcaraz Gómez

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.