Publicado en Estrategias Martes, 21 Enero 2020 05:21

Impotencia

Escrito por

Seguramente muchos de nuestros lectores compartirán el mismo sentimiento que invadió a quien esto escribe cuando vio el video del asalto a una tienda que culminó con el asesinato del policía vial Soar Eduardo Nova López. La impotencia de ver cómo el elemento forcejea contra los tres delincuentes, uno de los cuales le dispara en la cabeza.

Casi al mismo tiempo que el video comenzaba a viralizarse, nos llegan fotografías de las unidades de la Ruta 6 que fueron incendiadas por sujetos armados como represalia porque no han recibido su pago anual por “derecho de piso”.

Y mientras los delincuentes hacen lo que quieren, las autoridades estatales y municipales siguen sin ponerse de acuerdo en el nombre de la persona que habrá de hacerse cargo de la Secretaría de Seguridad Pública de Cuernavaca, con el antecedente de que quien estaba al frente fue asesinado al llegar a su casa.

Aunque Antonio Villalobos declaró que “ya la tenemos, ya aceptó, es una mujer cuyo nombre empieza con la A y termina con la A”, lo que ocasionó que le comenzaran a llegar felicitaciones a Alicia Vázquez Luna, la que ya ocupó ese cargo a nivel estatal, pero que igual la pone en riesgo ahora el alcalde dice que “va a ser un general del Ejército que viene de la ciudad de México”, aunque cabe la posibilidad de que la propuesta de Alicia se sostenga, pero se mantiene en secreto. Ojalá así sea.

Volviendo al tema del policía que el pasado viernes fue ultimado a balazos, el video que ofreció la empresa Veana y que alguien filtró a las redes sociales, resuelve muchas dudas que teníamos acerca de los fatales hechos.

Por principio de cuentas, no hay que perder de vista que Soar Eduardo Nova era un policía vial, que no tenía la obligación de intervenir cuando le avisaron que se estaba cometiendo un robo. Interviene y lo hace sin poner en práctica los protocolos establecidos (se supone que había tomado el curso básico policial).

No llevaba radio de intercomunicación. Es fundamental que antes de intervenir en cualquier hecho atípico debe avisar a su central para que estén atentos por si requiere apoyo.

Cuando llega con uno de los sujetos que está realizando el asalto tenía que haberlo obligado a que se tirara al piso, pero prácticamente dialoga con él para que se entregue. El comunicado de la Fiscalía dice que el policía “somete” al delincuente identificado como Luis Fernando, cuando en el video se observa claramente que el jovenzuelo se resiste en todo momento, incluso le manotea para intentar quitarle el arma.

La escena resulta angustiante porque todos vimos en el video, cómo de la oscuridad de la calle surge un tercer sujeto que abraza al policía, lo que aprovechan los otros dos para agredirlo y quitarle su pistola con la que le dispara Luis Fernando.

Lo que sigue es realmente dramático. Eduardo Soar trata de recargarse entre la mercancía y ésta cae al suelo. Luego se sienta y trata de hablar por su teléfono celular.

Si se le quiere encontrar algo bueno a esta tragedia, los delincuentes no lograron perpetrar el robo, por lo tanto Soar Nova quedó como héroe. También, afortunadamente sus compañeros pudieron detener al sujeto de camiseta roja que es quien le llega por la espalda y lo somete, así como al chamaco que disparó. Pasarán el resto de sus vidas en prisión, lo que no le devolverá la vida al policía.

Aparentemente Juan Carlos es “el jefe” de los dos ladronzuelos, a quienes mandó a asaltar la tienda de plásticos, mientras él esperaba a distancia. Cuando ve que se tardan se acerca a ver qué sucede y observa que el policía se encuentra de espaldas a la entrada, por lo que fácilmente lo rodea con sus brazos, impidiendo que dispare.

Luego de cometer su fechoría los tres corren por la calle Arista con dirección a la avenida Álvaro Obregón, pero cuando pasan frente a las oficinas del Sindicato de Burócratas tiran las dos armas. Ahí es alcanzado Juan Carlos, mientras que Luis Fernando alcanza a llegar a la avenida donde toma un taxi.

Afortunadamente el taxista nota que su pasajero viene muy nervioso y decide entregarlo a la primera patrulla que pasa. El tercer responsable logró perderse en la oscuridad, pero ya está identificado y su captura es cuestión de días, sobre todo cuando todos los que lo conocen vean su rostro en el video que ya se hizo viral.

Lo antes narrado se dijo durante la audiencia de imputación celebrada ayer en Atlacholoaya, y será este viernes cuando se lleve a cabo la vinculación a proceso.

El hecho nos recuerda algo similar que ocurrió hace unos trece años, cuando laborábamos en la Policía de Cuernavaca. El director de Tránsito era el comandante Luis Manuel Rodríguez Uribe, con clave “Titanio”, quien esa noche regresaba a su casa en Fovissste Las Aguilas después de una jornada de trabajo.

Pasó junto a la gasolinera de la colonia Cantarranas, sin saber que en ese momento un sujeto estaba asaltando a los despachadores del establecimiento. Cuando el delincuente lo vio acercarse no lo pensó dos veces y comenzó a dispararle. Cuatro balazos hicieron blanco en su cuerpo, pero afortunadamente ninguno fue mortal.

Seis meses después se reincorporó a su trabajo con las cicatrices como testigos de que sobrevivió a un ataque a balazos. A los pocos meses el asaltante volvió a recibir a balazos a la policía cuando lo descubrieron robando un negocio sobre Paseo Cuauhnáhuac, pero esta vez no corrió con la misma suerte y murió en el lugar.

Después de ser director operativo de la Policía de Tránsito de Cuernavaca, el veterano comandante “Titanio” fue enviado por los veracruzanos a dar vialidad al municipio de Tepoztlán, designación que recibió con agrado, pues después de haber sobrevivido a cuatro proyectiles de arma de fuego, cualquier lugar es bueno para trabajar.

HASTA MAÑANA.

 

Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.