Publicado en Estrategias Martes, 26 Noviembre 2019 05:13

El regreso de Yesenia

Escrito por

La puerta marcada con el número 109 de la calle Miguel Hidalgo, en el pueblo de Ocotepec, se abrió para recibir a la periodista con un “bienvenida Yesenia”, y minutos más tarde también se abrían los micrófonos de la cabina de radio para darle voz, hoy en su faceta de escritora y con el antecedente de haber recibido el premio al mérito periodístico que otorga el Congreso estatal.

La misma puerta que siete años antes le cerraron por haber cometido un “pecado”: hacerle preguntas incómodas a un secretario del gabinete del gobernador Graco Ramírez Garrido Abreu.

Parece que fue ayer cuando Yesenia Daniel se puso su blusa del Sistema Morelense de Radio y Televisión y se fue a reportear a Tequesquitengo. Recuerda bien que (irónicamente) fue un primero de mayo, cuando ella “perdió su trabajo por hacer su trabajo”.

Había un evento en el lago y venía el secretario de Turismo, Jaime Álvarez Cisneros, a quien entrevistaron todos los reporteros pero las preguntas eran para su lucimiento político y personal. “¿Señor secretario, qué tanto afecta al turismo el hecho de que la zona arqueológica de Xochicalco siga tomada por los comuneros que reclaman el pago de sus indemnizaciones?”, fue la pregunta que incomodó al funcionario elegantemente vestido.

La respuesta fue evasiva y la reportera insistió en su pregunta, pero no hubo una respuesta clara. El servidor público fijó su mirada en el logotipo de la blusa de Yesenia y dio por terminada la entrevista con una mueca.

Al otro día se presentó a las instalaciones del Canal 3 pero ya no la dejaron entrar. “Tengo órdenes de acompañarla  a la oficina de Recursos Humanos”, le dijo el policía de la entrada.

En la oficina de Personal ya lo esperaba un nervioso director de RH que no hallaba cómo darle la noticia. “Mira Yesenia, la verdad es que no tenemos ninguna queja contra ti pero… es que hiciste encabronar a Jaime y él es muy especial, te lo digo porque yo trabajé con él”, le dijo.

De nada sirvieron las explicaciones sobre cómo se dieron las cosas, el hombre tras el escritorio le dijo que Jaime Álvarez había pedido su cabeza “y la señora Olga estuvo de acuerdo”.

“La señora Olga” era Olga Durón Viveros, la primera esposa del gobernador, a quien había colocado como directora del Sistema Morelense de Radio y Televisión, dependencia a la que Graco convirtió en Instituto para que su ex pudiera tener mayor libertad de acción.

El jefe de Recursos Humanos había sido sincero con la reportera, pero no podían realizar un despido poniendo como causal “el haber hecho enojar a un funcionario del gabinete”, así que el jefe de Noticias inventó que Yesenia no había cumplido con una orden de trabajo, cuando todos sabían que los reporteros de zona sur y oriente no recibían agenda, sino que ellos mandaban lo que se daba en el día.

Lo más increíble es que, según narró después Yesenia, todos sus jefes le querían hacer creer que ella había tenido la culpa de su despido, y que lo que más le convenía era retirarse sin hacer aspavientos. A cambio, le darían una liquidación al cien por ciento y una carta de recomendación.

Así lo hicieron y Yesenia continuó su vida trabajando en diversos medios de comunicación hasta que puso el propio: Mochicuani.

En ese portal que lanzó en sociedad con Máximo Cerdio, fue en el que Yesenia escribió el reportaje que le valió el Premio al Mérito Periodístico que le entregó el Congreso del estado en junio pasado.

Y bajo esa misma firma realizó su primer libro denominado “Lo que el Sismo nos dejó 19S”, que ya ha sido presentado en diversos lugares de Morelos y recientemente en el estado de Jalisco.

Jesús Lemus, reconocido periodista michoacano, definió así a la periodista y escritora:

“Yesenia Daniel Ménez, es aguerrida. Nunca se está quieta. La sangre periodística le bulle en las venas como a pocos. Su crónica es tan apasionante como su sonrisa. Es uno de esos pocos ejemplos de lo que se puede hacer cuando todo se derrumba en nuestro entorno, y solo nos queda la palabra. Ella ha decidido dar el salto al vacío: ha comenzado a hacer periodismo en libros. El diarismo ya le comienza a quedar corto.

“Armada de la palabra y de la necesidad periodística, esta comunicadora morelense, hoy avecindada en Cuernavaca, nos deleita con su opera prima “Lo Que el Sismo nos Dejó 19S”, una crónica de la enseñanza social que dejó en Jojutla el terremoto del 19 de septiembre del 2017, donde compila historias de la tragedia que costó 49 muertos y dejó a más de 37 mil damnificados”.

Y añade:

“Dueña de una pluma que serpentea entre la realidad y lo onírico, la periodista Daniel Ménez, toma al lector de la mano y lo lleva a recorrer las destruidas calles de su Jojutla, acercándolo a la ruina y devastación que se percibe en el aire con un olor a tristeza, pero que se reconforta con historias de valentía y solidaridad que poco a poco comienzan a remover piedra tras piedras de la ciudad destruida”.

En “Lo Que el Sismo nos Dejó 19S” la periodista se arma de crónica y narrativa para ir armando poco a poco un retrato estremecedor de la ciudad en ruinas, que matiza con los rostros esperanzadores de los que perdieron todo, menos la voluntad de mantenerse en pie; su pluma es una gran cámara fotográfica que en cada letra forma un pixel para darle forma al gran retrato que nos presenta de la tragedia, pero que ilumina con el color de la voluntad férrea de los jojutlenses.

Fue el pasado domingo cuando se transmitió la entrevista que le realizó Silvia Vargas durante el segmento de “Morelos en la Hora Nacional” que se transmitió por las emisoras del Instituto Morelense de Radio y Televisión, hoy bajo la coordinación de José Luis López Contreras.

Así fue como Yesenia Daniel salió del Instituto Morelense de Radio y Televisión a principios del sexenio de Graco Ramírez… y regresó ahora que ya no está Graco, ni su ex esposa, y Jaime Álvarez anda con un amparo bajo el brazo.

HASTA MAÑANA. 

Modificado por última vez en Martes, 26 Noviembre 2019 09:15
Publicado en Estrategias

Lo último de Jesús Castillo

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.