Publicado en Cultura de la Paz para el buen vivir Lunes, 20 Julio 2020 05:14

Musicoterapia y cultura de la paz II

Escrito por

“La música es el corazón de la vida.

Por ella habla el amor;

sin ella no hay bien posible

y con ella todo es hermoso.”

-Franz Liszt-

Tengo muchísimos amigos y amigas dedicados al mundo de las artes. Los tengo no solamente en México, sino en varios países del mundo. Durante el tiempo que viví en Bruselas, tuve la oportunidad de disfrutar de óperas, ballet, recitales de música clásica. Tuve la oportunidad de disfrutar conciertos de Georges Moustaki y de Atahualpa Yupanki. Y en esta última ocasión pude constatar que el lenguaje no es barrera para disfrutar la música. La música es un lenguaje universal. Atahualpa Yupanki, creador de “los ejes de mi carreta”, (porque no engraso los ejes me llaman abandonado. Si a mí me gusta que suenen, pa qué los quiero engrasados), contaba historias, anécdotas, les ponía un hermoso vestido poético a sus canciones para después derramarlas en el espíritu de los oyentes. Había un silencio respetuoso en el teatro. Yo me preguntaba si todos podían comprender sus palabras y sus dichos. Supuse que sí, de lo contrario, no estarían ahí. Aunque todavía tengo mis dudas. Lo importante es cómo su música penetraba por cada poro de nuestra piel y se incrustaba en nuestras almas.

El gobierno de Bélgica promovía todos los diversos idiomas de la música. Absolutamente todos. Si hablamos de música, creo que hay muchos planetas. Tal vez diversos universos. Sin embargo, creo que en nuestro México se deben promover más este tipo de eventos, que estoy seguro que en algunas partes lo hacen muy bien. Y, de hecho, me refiero específicamente, a los de música clásica.

Hace unos días un gran amigo, guitarrista clásico profesional, que nos ha representado en varios escenarios del mundo, me comentaba, después de haber leído mi artículo, que es triste que sólo se apoye a las culturas populares, es decir a la danza regional, y a la música popular. Mencionaba que para él ha sido difícil posicionarse, pero lo ha intentado a tal grado que ya es reconocido en muchos escenarios internacionales.

Es necesario que nuestros estados implementen políticas públicas que consideren todas estas expresiones artísticas. Todas. Incluyendo las más vanguardistas. El desarrollo de la cultura es necesario porque una sociedad construida sobre cimientos artísticos es más sensible.

Y específicamente sobre el tema que nos convoca hoy, se dice que la música es una ciencia, la música es matemática, la música se considera una lengua extranjera, con ella aprendes historia, es también educación física, y entre otras cosas más, la música desarrolla la visión y exige investigación. Pero, sobre todo, la música es ARTE. Así, con mayúsculas.

La música te hace más humano, hace que reconozcas la belleza. Te acerca a un lugar infinito. La música es ancla para aferrarte al amor, te da como ya lo dije, sensibilidad, te hace más noble.

Existen muchos estudios científicos que confirman que la música tiene efectos positivos en el desarrollo cognitivo, creativo, intelectual y psicológico de los niños. Incluso se ha demostrado que la música estimula el hemisferio izquierdo del cerebro, el encargado del aprendizaje del lenguaje, los números y el uso de la lógica.

Es muy triste notar que, para muchos padres de familia, las artes son “cosas para perder el tiempo”. No los culpo, porque eso es lo que nos han enseñado en nuestra sociedad. En toda la currícula educativa, la música, y todas las artes en general, son “opcionales”. Hay padres de familia y también “maestros” que afirman que los estudiantes pierden el tiempo y no se concentran por la música. Afirman que la música interfiere en el aprendizaje de otras materias. Pero los estudios demuestran que la música ayuda a interrelacionar los conocimientos diversos.

Afortunadamente, la música es un ancla, como ya lo dije, para aferrarse a lo que vale la pena. La música nos da alas, ayuda a la sociabilización y fomenta la colaboración, el espíritu crítico y el respeto cuando se hacen actividades colectivas.

Si deseamos una mejor sociedad, implementemos las artes como parte fundamental de la educación.

Mientras tanto, les dejo este link para que disfruten a Alan Juárez, mexicano virtuoso de la guitarra, en un concierto que dio en tierras alemanas:

 https://www.youtube.com/watch?v=afwuW6aUS0s

O este otro de Horacio Franco, flautista mexicano en tierras oaxaqueñas acompañado de KL Joon, pianista coreano:  https://www.youtube.com/watch?v=afwuW6aUS0s

 

 

Visto 773 veces
Publicado en Cultura de la Paz para el buen vivir
M. en D. Primo Blass

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de M. en D. Primo Blass

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.