Sociedad

Dicotomía


Lectura 2 - 4 minutos
Dicotomía
Sociedad
Lectura 2 - 4 minutos

Dicotomía


  • Like
  • Comentar

Escribir es el premio y el castigo. Escribir es el goce y el dolor. Escribir es amar y odiar. Escribir es la certeza y la duda. Escribir es lo mejor y lo peor. Escribir es anhelar darlo todo y querer guardar mucho. Escribir es fuego y agua. Escribir es la Gloria y el Infierno. Escribir es abundancia y escasez. Escribir es el éxito y el fracaso. Escribir es sí y no. Escribir es lo público y lo privado. Escribir es acierto y error.

Para quienes nos dedicamos a escribir por lustros, décadas hay una posibilidad de reflexión mayor, por la perspectiva que logramos en la extensión del oficio. Escribir es pensar, pensar es ahondar, profundizar, dialogar, estudiar, debatir, criticar, equivocarse.

Es fácil decir que si hago lo que amo no debería quejarme y en general actúo así, pero debo ser más honesto y confesarme: escribir me place pero también me duele. Empezando porque escribir es una pulsión (algo que hago sin saber bien por qué inicialmente), pero también es una elección; o sea, termina siendo una decisión integral: elijo escribir por una pasión inexplicable, pero también como un acto racional y hasta biológico.

Y en cualquier cosa o fenómeno que estén implicados tastos aspectos del ser se comprometen nuestras ambivalencias. El arte es un arma de doble filo, justo así, de dos filos, porque en ambos extremos (y en toda la hoja) el riesgo es inminente. Disfruto hacerlo y dedicarme a escribir, pero también padezco algunos detalles relacionados con esto.

Estoy divagando, seguro, pero así es un poco esto y además yo escribo lo que quiera en mi columna, como este fluir de conciencia, no por mamón sino por compartir más de mí, además se titula Un escritor en problemas. Es decir: escribir es digresión, pero también es claridad, precisión.

Escribir me da placer, ajá. Hay aspectos que definitivamente se encuentran del lado positivo de la balanza. Por ejemplo, idear historias me encanta, darle vueltas a ideas en mi cabeza, ganar dinero por ello, el acto físico de sentarme a escribir en este sucio teclado me agrada mucho, así como publicar, que alguien me lea eso ya me fascina.

Mmmmm, ya, sí, también hay cosas positivas más dentro de la escritura: el lenguaje mismo, sus vericuetos, sus rincones y minucias; los libros y vasto su universo; el sonido de las palabras; la sintaxis y todos los aspectos expresivos de la lengua; la poesía, la metáfora, la retórica, la metábola, sí, me-tá-bo-la, en fin, una delicia.

Del otro lado de la balanza está lo desagradable de ejercer el arte escrito. Por ejemplo: que no siempre se puede escribir o no siempre hay tiempo para hacerlo o ganas para llevarlo a cabo (y uno debe esforzarse por conseguirlo); otra es que la administración del tiempo es complicada, entre persona, familia, otros trabajos y vida social hay que escribir a pesar del tiempo y no gracias a él.

Aspectos más allá que dificultan o desagradan en esto de los abarrotes son: el gremio es dificultoso (me refiero a todo, autores, correctores, editores, publicistas, promotores…) y a veces dan ganas de vivir como escritor en Sololandia; igual es difícil manejar las emociones que brotan al escribir, porque, más allá de ir a terapia o meditar, dejarlas fluir es importante para escribir y para tener siempre algo nuevo que decir, y bueno, resulta cansado.

La parte laborar es asimismo ardua, porque si eres escritor y funcionario casi siempre quedas mal en un frente (o ya no escribes), si eres editor emprendedor a veces terminas trabajando más textos de otros que los propios, si eres maestro terminas vives cansado y estresado, si eres nini y vives con tus papás a los 40 (dejaré que tú concluyas la frase), o si trabajas en otra cosa, como vender seguros, te desconectas de los libros y se enfría en ti ese caldero ardiente que alguna vez fue tu profesión en las letras.

Por eso y mucho más amo y detesto la escritura, la literatura, la edición, los libros, las revistas, a los demás escritores, a las instituciones, a los medios y cuantimás actores del elenco de esta tragicomedia titulada Mi vida como escritor. Lo tenía que decir y lo dije. Ya. Gracias.

#danielzetinaescritor #unescritorenproblemas #literaturaydisciplina

Inicia sesión y comenta

Daniel Zetina

159 Posts 4,464,968 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Temixco emite recomendaciones ante onda de calor
Sig. Espera la pensión del Bienestar para dejar el volante

Hay 4452 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.