Sociedad
Lectura 2 - 3 minutos

Según Inegi, poca gente tiene conexión por módem

  • Like
  • Comentar

El 89 por ciento de la población se conecta sólo por teléfono celular.

Aunque el uso de las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) es prácticamente obligatorio ante la suspensión de clases por la contingencia sanitaria por el Covid-19, no todos los estudiantes de nivel básico, principalmente de las escuelas públicas, tienen posibilidades de trabajar académicamente desde casa.

Según datos del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) querealizó la Encuesta Nacional sobre Disponibilidad y Uso de Tecnologías de la Información en los Hogares (ENDUTIH) 2019, el 73.5% de la población de seis años o más utiliza el teléfono celular. De éstos, ocho de cada diez usuarios, cuentan con un celular inteligente (Smartphone), que les permitía conectarse a internet. El 89 por ciento de los usuarios tiene conexión a internet a través de datos y el 11 por ciento restante lo hace a través de WiFi.

Poco más del 45 por ciento de la población tiene acceso a una computadora, pero el resto de la población carece de estos dispositivos y opta por otras formas de tener conectividad a través de esa herramienta.

La falta de accesibilidad a la nueva forma de instrucción académica limita continuar la formación de cientos de estudiantes, pues muchos a pesar de contar con un dispositivo como el teléfono, no tienen internet o en el peor de los caos no tiene ninguno de los dos.

Por ejemplo, Delia Méndez Jiménez vive en la colonia Cerritos de Cuernavaca, es madre soltera, es trabajadora del hogar, tiene dos hijos, uno en tercero de secundaria y una niña de ocho años en tercero de primaria.

Ambos deben entrar a la plataforma que les ofrecieron en sus escuelas. El niño tendrá sus clases a través de la aplicación Zoom y la niña por medio de la plataforma que les proporcionó la Secretaría de Educación Pública, pero ninguno podrá realizar sus actividades, ya que Delia tiene descompuesto su teléfono celular y repararlo le cuesta 600 pesos.

Los cibercafés están cerrados por no ser una actividad prioritaria, y aunque ella tuviera su teléfono, no tiene conexión de internet y sus datos no le alcanzan para conectarse.

Delia, como cientos de personas, espera que la contingencia termine y confían en que las autoridades educativas consideren esas dificultades y apoyen a los alumnos, pues no hay condiciones igualitarias para poder tener clases desde casa.

 

 

 

 

 

Inicia sesión y comenta

Ma. Esther L. Martínez

4,380 Posts 17,494,383 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Elabora UAEM prototipo de respirador artificial
Sig. Condicionado, el pago de incentivo a policías

Hay 4935 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.