El regalo de Fidel Fotógraf@: Máximo Cerdio
Publicado en Sociedad Lunes, 17 Junio 2019 06:26

El regalo de Fidel

Escrito por

"El Comité de la Feria de San Antón ha decidido apoyar a nuestros amigo y vecino Fidel… en la donación de su traje para la Feria de San Antón”, así decía el anunció que puso el presidente del comité Luis Andrés Morales Aguilar y el disfraz que eligió el beneficiario fue un traje de gorila-chango.

Esto a casi nadie le importa, porque hay muchos fideles en Cuernavaca, pero ninguno como Fidel Chimalpopoca Velásquez.

Fidel es flaco, de estatura mediana, moreno, tendrá unos 34 años de edad (según los vecinos) y nació y vive aquí, en el pueblo de San Antón.

Él es el único adulto que puede pedir “Calaverita” sin la supervisión de un adulto y sin la compañía de ningún niño. Cuando Fidel sale, la gente le da dulces y dinero.

Un vecino más o menos de la misma edad de Fidel relató que lo conoció cuando era chiquito relató:

“Todos jugábamos en el barrio, él era parte de nosotros. Pero fuimos creciendo y cambiando los juguetes por las novias. Fidel seguía quedándose atrás, jugando con los juguetes y con los niños que nos seguían. Ya después, fuimos adultos y nos casamos, y Fidel seguía con los niños. Y así, tuvimos hijos que luego jugaron con Fidel y fueron adolescentes”.

Aquí, todos los conocen. Es algo así como el “Uber” del barrio. Hace mandados (diez pesos por servicio) a todos, principalmente a la gente que vive en las privadas de la calle H. Preciado que por la edad o por alguna enfermedad no pueden o no quieren subir.

Lo más lejos que llega es hasta el mercado Narciso Mendoza, de la Carolina, aunque algunas veces se le ha visto en el centro de Cuernavaca, pero estos son servicios extraordinarios que cobra más.

Trae todos los encargos en bolsas grandes y usa sus piernas, sus pies y su cuerpo como instrumento de transporte, pocas veces toma la ruta.

Inicia desde temprano y termina como a las seis de la tarde: ¡Clap! ¡Clap ¡Clap! Aplaude por la calle para llamar la atención: “¿Alguien quieres más mandados? ¡Apúrense porque ya me voy a dormir!”

También produce un sonido animal con las manos y su boca. Pone las palmas abiertas pegadas a su boca y aúlla como perro atropellado. Y los perros de la colonia, desde adentro de sus casas, le contestan y se forma un diálogo perruno lastimero. Fidel continua promocionando sus servicios.

En entrevista exclusiva para esta casa editorial, Fidel reveló que hacía cinco años que no salía a “bailar chinelos” en la fiesta del pueblo porque el traje de “chango” que tenía le quedaba chico: “me quedaba hasta las espinillas y me apretaba aquí”, dijo, agarrándose los testículos.

El traje que tenía era de peluche, con todo y capucha, no tenía cola y el rostro era más bien de un monstruo; algunas veces Fidel acompañaba este traje y máscara con unas manos terroríficas de plástico.

Su traje nuevo es ligero, tiene una cola que cae y se enrolla en la punta, su máscara es de simio y remata con unos guantes negros.

Con este disfraz Fidel va a poder bailar muchos años en la tradicional feria del pueblo, que en esta ocasión llegó a su 494 aniversario.

Ahora, con su traje nuevo, Fidel va a seguir bailando en la Feria de San Antón.

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Máximo Cerdio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Máximo Cerdio

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.