El reclamo de los padres de familia de la escuela “Narciso Mendoza” de la colonia Mártires del Río Blanco de Cuernavaca. El reclamo de los padres de familia de la escuela “Narciso Mendoza” de la colonia Mártires del Río Blanco de Cuernavaca. Fotógraf@: Silvia Lozano
Publicado en Sociedad Sábado, 06 Octubre 2018 05:27

Ayer, al menos dos protestas de padres de familia

Escrito por

En un jardín en niños de la Antonio Barona robaron por novena ocasión; en una primaria reclaman por la falta de un profesor.

Este viernes no fue la excepción, ya que también hubo manifestaciones en escuelas de educación básica: la primera de ellas fue en la primaria “Narciso Mendoza” ubicada en la colonia Mártires del Río Blanco de Cuernavaca, por falta de un maestro, y la segunda en la colonia Antonio Barona, en protesta por el noveno robo al plantel del jardín de niños “Selma Lagerloff”, de donde sustrajeron documentos de infantes y datos personales de los padres de familia.

Los padres y vecinos de la colonia Antonio Barona de esta ciudad se manifestaron en la primera glorieta de acceso a la colonia; durante algunos minutos bloquearon la circulación y posteriormente, con cartulinas, reclamaron una solución inmediata a este problema.

Los inconformes dijeron que el jueves se encontraron con la sorpresa de que otra vez, habían robado el centro escolar, con lo cual ya suman nueve ocasiones en las que los amantes de lo ajeno hurtan en la escuela, tan sólo de agosto a la fecha. Por ello decidieron protestar en la calle este viernes.

Y es que se robaron todas las tuberías, las llaves del agua y hasta fueron arrancadas las tazas de los sanitarios. Lo más preocupante -dijeron- es que se llevaron documentos de los niños, así como identificaciones de los padres de familia y números telefónicos, por lo que temen que esa información pueda ser usada con otros fines delictivos.

Los manifestantes señalaron que desde el primer robo este año acudieron a las autoridades del Instituto de la Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM) para pedir personal de vigilancia.

De igual forma han solicitado ayuda al gobierno municipal de Cuernavaca, a la Comisión Estatal de Seguridad Pública, a la Ayudantía de la colonia, y no han hecho nada, ya que continúan los hurtos y han dejado al centro educativo desmantelado hasta en los baños.

Aseveraron que se han llevado materiales pedagógicos, papelería, alguna computadora, equipo y ahora hasta las tuberías, y todos esos recursos materiales han sido comprados con las aportaciones de los padres de familia, quienes dijeron estar hartos y preocupados por la seguridad de sus pequeños hijos e hijas.

Los manifestantes hicieron notar que el kínder sufrió daños por el sismo de septiembre del 2017 y apenas fue reparado, pero los ladrones ya se robaron la instalación de cobre y se atrevieron a cortar o romper los canceles de herrería de las aulas y de las salas donde se guarda el material de los niños, que se compró al inicio de este ciclo escolar.

“Mandan policías a rondines, pero de qué sirve, si van 15 o 20 minutos y se van y en la tarde se roban absolutamente todo. Apenas se hizo una kermesse y se llevaron ese dinero, igual las bocinas, en fin, no dejaron nada”, expresaron al destacar que con lo que se llevaron en la última ocasión, no hay condiciones para que las niñas y los niños acudan a la escuela a clases porque no hay baños en condiciones adecuadas.

Exigieron que se refuerce la seguridad, o se coloquen cámaras o se tomen las medidas necesarias, pero que solucionen el problema y sobre todo que se hagan investigaciones para atrapar a los responsables y que no exista más impunidad.

Destacaron que esta vez, su demanda es más sentida porque temen por el uso que pudiera darse a la documentación que se robaron, pues tienen información personal de los pequeños y sus familias. Por lo tanto piden que sea recuperada y se atrape a los responsables.

Falta de maestros

La misma mañana de ayer viernes, padres de familia junto con algunos alumnos se manifestaron a las puertas de la escuela “Narciso Mendoza” de la colonia Mártires del Río Blanco de Cuernavaca.

Dijeron que desde hace una semana, sus hijas e hijos no tienen clases y les informaron autoridades del centro educativo que la profesora se jubiló y no hay una fecha para la reposición del docente de manera definitiva.

Además, dieron a conocer que les informaron que si quieren que los estudiantes no pierdan clases, tendrán que pagar 60 pesos por cada alumno, con el fin de contratar maestro suplente de forma temporal, hasta que el IEBEM envíe a la nueva titular.

Denunciaron que los niños están desatendidos y hay omisión de las autoridades de la escuela, ya que los dejan solos en el salón y consideran que eso propició que una de las alumnas se lastimara un dedo, luego de que le machucaron la mano con una puerta.

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Tlaulli Preciado

twitter.com/tlaorocio | Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Tlaulli Preciado

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.