La unidad está valuada en 196 mil pesos, cuando el mínimo que acepta la empresa es de 200 mil.

La empresa de Uber, un servicio de transporte que se contrata a través de una aplicación de teléfono, eliminó de su plataforma a María de los Dolores Fernández como conductora, porque su vehículo tiene un valor económico menor a los 200 mil pesos, por lo que ahora ella batalla para encontrar otro empleo que le permita seguir pagando la mensualidad del carro.

María de los Dolores trabajó 17 años como chofer de taxi pero al ver una disminución en sus ingresos en 2014 se afilió a la aplicación de Uber.

Empezó trabajando en la Ciudad de México y luego se mudó a Morelos, donde se mantuvo como conductora de Uber.

Por la pandemia del covid-19 tuvo que dejar el volante, porque padece enfermedades que la hacen vulnerables.

Sin embargo, para cumplir con la mensualidad del vehículo contrató a una persona como conductor en la Ciudad de México, pero una vez que el auto empezó a circular en la capital del país, la empresa le informó por correo electrónico que le había cancelado su inscripción como conductor, debido a que el valor económico de su vehículo es de 196 mil pesos y la plataforma solo admite el registro de coches cuyo valor sea superior a los 200 mil pesos.

Lamentó que lejos de recibir apoyo por parte de la empresa para hacer frente a la contingencia sanitaria, desde marzo pasado está fuera de la aplicación, a pesar de que se afilió hace seis años, por lo que ahora busca la manera de ingresar como conductor de Didi para solventar las mensualidades del vehículo del año 2017.

Mientras trabajó como conductora de Uber, afirma, hubo días en los que no hizo un solo viaje en un lapso de tres horas y desde hace dos años observó una disminución en el servicio, porque cada día hay más conductores y el mal trato a los usuarios les ha quitado clientes.

Dolores realizaba hasta 15 viajes por día pero cuando empezó la pandemia el servicio de redujo en un 40 por ciento.

 

 

 

Publicado en Sociedad

Registran al menos 70 robos de vehículos desde que empezó la cuarentena.

En plena contingencia sanitaria por el covid-19, los conductores de Uber -un servicio de transporte que se ofrece por medio de una aplicación de teléfono- han denunciado ser blanco de la delincuencia, ya que han registrado al menos 70 robos de vehículos desde que empezó la cuarentena.

Omar Sánchez, conductor afiliado a la aplicación, refirió que han detectado por lo menos un asalto al día cometidos por usuarios que los abordan sobre las avenidas y los llevan por caminos que conducen hacia la caseta de Tepetzingo al sur de Morelos, o al poblado de Ocotepec, al norte de Cuernavaca.

Para evitar más asaltos de la delincuencia, al momento de que el usuario solicita un viaje el conductor verifica su calificación como cliente, la cual debe ser de 4.70, en una escala de uno a cinco estrellas, pues este es un indicador de ser constante en el uso del servicio.

De lo contrario, dice Omar, si la calificación es de cinco (excelente), y el usuario tiene menos de cinco viajes, no es buena señal porque significa que recién creó su cuenta y pudiera utilizarla con otros fines, como para cometer asaltos. Por eso, el conductor debe calificar con cuatro estrellas a los nuevos usuarios para dar oportunidad a las evaluaciones de otros compañeros.

“A los conductores les llega la solicitud del viaje y parece que todo está tranquilo porque hasta muestran un comportamiento amable, pero cuando llegamos a lugares poco transitados nos piden detener el coche y se lo llevan junto con el teléfono, para que el conductor no pueda reportar fácilmente el robo; nosotros decimos (que) el coche es algo material y con el seguro lo podemos recuperar pero el problema es cuando se meten con el conductor, nos golpean o nos amenazan”.

Ante ese panorama, los conductores evitan tomar viajes sobre las avenidas y buscan que de preferencia el solicitante pida el viaje desde su domicilio y así, por lo menos, sabrán a dónde ir a reclamar. De igual manera, piden a sus compañeros mantenerse en contacto y seguir su ruta del viaje.

Otra situación de violencia que vivieron los conductores de Uber ocurrió hace un par de meses cerca de la Plaza Fórum. De este evento, cuenta Omar, siete de sus compañeros estacionaron su vehículo cerca de esta plaza mientras esperaban el viaje, cuando fueron sorprendidos por varios sujetos armados que intentaron asaltarlos. Sin embargo, entre las agresiones verbales y al percatarse del movimiento de transeúntes, solo pudieron llevarse un coche.

Por el robo de vehículos han interpuesto denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE) pero no han sido encontrados.

De su trabajo como conductor de Uber, señala, que se ha encontrado con todo tipo de gente, desde los que adoptan las medidas de higiene para prevenir posibles contagios del covid-19, hasta los que se niegan a creer en el virus y no hacen uso del cubrebocas porque dicen que se les dificulta respirar.

 

 

 

Publicado en Sociedad

La demanda del servicio de Uber bajó en un 70 por ciento por la contingencia de salud, afirma Benito.

En diciembre pasado, Benito Osorio se registró como conductor en la aplicación de Uber porque le dijeron que los ingresos económicos son buenos, sin embargo, cuando llegó la pandemia del Covid-19 empezó a ver una disminución en el número de servicios, ya que por la contingencia sanitaria las autoridades decretaron el cierre de casi todo el comercio y la suspensión de las actividades no esenciales.

Todo eso le provocó una alta carga de estrés por la preocupación de quedarse sin empleo -ya que el Uber es su única fuente de ingresos- lo que le llevó a sufrir una parálisis facial.

“Con la contingencia me dio media parálisis facial por la preocupación y la presión de asumir todos los gastos porque traía otro coche, pero mi socio no se quiso ajustar a la nueva forma de trabajar y dejó el carro; me decía que descansemos, pero si no trabajo ¿de dónde voy a comer?”.

De su trabajo como conductor de Uber refiere que la demanda del servicio bajó en más del 70 por ciento y en la actualidad apenas consigue realizar siete viajes al día, cuando meses atrás realizaba el doble.

Benito activa su aplicación de Uber por 12 horas todos los días y a pesar de ello, afirma, que la situación económica cada día se pone más difícil y en ocasiones ha tenido que trabajar de madrugada para llevar un poco más de dinero a su casa.

Lamenta que por parte de la empresa los conductores no han recibido ningún tipo de apoyo y al contario -afirmó- les aumentaron a 16 por ciento el Impuesto Sobre la Renta (ISR) además de que les descuentan el 25 por ciento de lo que cobran por cada servicio, lo que significa que de un viaje por el que cobró 123 pesos la empresa se quedó con 44 pesos.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Miércoles, 10 Junio 2020 04:45

No puede rechazar a clientes sin tapaboca

Los operadores de Uber mantienen medidas de higiene básicas.

Para evitar posibles contagios de covid-19 algunos conductores de Uber, el servicio de transporte que se ofrece por medio de una aplicación telefónica, han negado el viaje a usuarios que no hacen uso del cubrebocas.

Omar Ayala, conductor afiliado a la aplicación, aseguró que esta determinación es para cumplir el llamado de la empresa en la cual trabaja, cuyos directivos informaron por medio de un correo electrónico que los conductores deben tener “sumo cuidado” con las medidas de higiene básicas, como usar cubrebocas y gel antibacterial y desinfectar las unidades de manera constante.

Por lo anterior, Omar lava con agua y cloro su vehículo y ofrece a sus clientes alcohol gel para desinfectar sus manos, pero dice no puede dejar de prestar el servicio porque, asegura, en la contingencia sanitaria sus ingresos son pocos y apenas alcanza para la alimentación.

“La aplicación nos mandó un mensaje donde informa que como parte de las medidas de higiene debemos desinfectar el auto, llevar gel antibacterial y cubrebocas y evitar que los pasajeros utilicen el asiento del copiloto, pero no habló de negar el servicio a quien no use cubrebocas, yo creo que se interpretó mal”.

De manera personal cuenta que por la pandemia apenas consigue realizar 12 servicios al día trabajando hasta 10 horas de lunes a domingo. La aplicación les descuenta el 25 por ciento por cada viaje.

Afirma que en estos tiempos es poco redituable ser operador de Uber, pero admite que el escenario está más crítico para los choferes de taxi, quienes tienen que salir a la calle a buscar pasaje mientras que él y sus homólogos pueden activar la aplicación de Uber desde su casa mientras realizan otras actividades.

Para compensar su economía ofrece servicios de “uber eats” (transporte de comida a domicilio) y en sus ratos libres vende perfumes.

 

 

 

Publicado en Sociedad

La nueva modalidad estará disponible en algunas ciudades de EE. UU.

Publicado en Tecnologia
Viernes, 22 Mayo 2020 00:58

“Taxi Drive” competirá con Uber

El servicio ofrece mayor seguridad a los conductores, asegura administrador.

Ante el incremento de la violencia a la que se enfrentan los operadores del transporte público, en Morelos surgió la iniciativa de ofrecer el servicio de taxi por medio de una aplicación denominada “Taxi Drive”.

El administrador de este servicio, José Domingo Antúnez Rogel, informó que en el estado hay un padrón de 100 conductores de taxi afiliados y distribuidos en la zona metropolitana; sin embargo, por la pandemia del Covid-19 sólo 30 están en circulación.

Taxi Drive es similar al Uber, un servicio de transporte que se ofrece por medio de una aplicación telefónica. La diferencia, de acuerdo con José Domingo, es que Taxi Drive ofrece a los conductores seguridad, con botón de pánico, y pide un cuatro por ciento de comisión.

Empezó en marzo pasado, y aunque no ha logrado concretar convenios para ofrecer sus servicios porque llegó la contingencia sanitaria, entre sus metas está efectuar acuerdos con el sector empresarial, como restaurantes y hotelería.

A decir de Antúnez Rogel, la violencia tuvo un incremento en plena contingencia, ya que en los últimos cinco días tuvo conocimiento del robo de tres vehículos en colonias de Temixco y Emiliano Zapata.

“Estamos integrando el servicio de radiotaxi, más la aplicación, porque sabemos que las personas mayores están más acostumbrados a las llamadas”.

La idea de crear Taxi Drive, dijo, surgió porque algunos conductores de Uber señalaron que esta plataforma cobra un porcentaje de comisión del 30 por ciento, y cuando el valor del servicio es alto la aplicación les quita un 40 por ciento.  

Por la contingencia sanitaria la demanda del taxi disminuyó tanto que apenas se contabilizan unos 15 servicios.

Además, los conductores de Taxi Drive pueden “levantar” pasaje en la calle.

 

 

Publicado en Sociedad

Los conductores deberán tomarse una selfi antes de empezar cualquier viaje para demostrar el uso de cubrebocas, en la app de Uber

Publicado en Nacional

La empresa asegura que no le cobrará el IVA a los usuarios pero si lo cubrirán los conductores.

Publicado en Tecnologia

Uber presentó los resultados de su primer trimestre fiscal de 2020. Pese a la pérdidas, Uber Eats tuvo un crecimiento exponencial durante la pandemia.

Publicado en Tecnologia

La firma de transporte privado anunció que esta es solo la primera medida para paliar las afectaciones causadas por la pandemia.

Publicado en Tecnologia
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.