Martes, 17 Noviembre 2015 01:42

Participación ciudadana

Escrito por

El precarismo municipal

1.- La Comisión de Participación Ciudadana y Reforma Política del Congreso local, cuyo presidente es el diputado petista Edwin Brito, definirá hoy su programa de trabajo, tal como lo han hecho varias de las demás comisiones legislativas.

 El asunto cobra especial relevancia por un tema que ya ha sido polémico y lo volverá a ser en cuanto sea retomado: la creación del Consejo de Participación Ciudadana, para el cual la legislatura anterior lanzó una convocatoria que luego canceló provocando reacciones airadas de diversas organizaciones y actores sociales, algunos de los cuales han persistido en su demanda de que sea integrado ese órgano. El Consejo es visto como un logro de opositores al actual grupo gobernante de Morelos y se estima que ello ha pesado en contra de su puesta en marcha, porque habría quienes desde el poder se oponen a la posibilidad de que se dote a los ciudadanos de herramientas como el plebiscito, referéndum y revocación de mandato, mediante las cuales se cuestionaría y calificaría el trabajo de los gobernantes. Visto así, el trabajo que desarrolle el petista Brito estará siendo observado con ojo atento por la sociedad. A ver.

2.- La Ley para Erradicar la Obligatoriedad de las Cuotas Escolares no deja de ser un dolor de cabeza para quienes, en la práctica, son enemigos de la gratuidad de la educación consagrada en la Constitución federal. Quienes desde el Congreso promovieron esta legislación y le han dado seguimiento en los años recientes, no han actuado con base en ocurrencias, pues se ajustan a la letra de la ley y buscan proteger a aquellas familias cuyos hijos acuden a las escuelas públicas. Me parece que fue en la legislatura 51 y fueron priistas –en particular la combativa profesora Lilia Ibarra- los que impulsaron inicialmente la ley citada, pero se concretó con el concurso de muchas fuerzas políticas y han sido otros partidos los que se han ocupado de insistir en su cumplimiento, como lo hizo en la legislatura 52 el polémico petista Alfonso Miranda Gallegos, y lo ha comenzado a hacer ahora el perredista Eder Rodríguez Casillas, quien hace unos días demandó del gobierno una explicación al retraso en la entrega de los recursos con los que se debe subsanar en las escuelas la erradicación de las ilegales cuotas escolares, hecho del que tuvo conocimiento debido a sus recorridos por escuelas del nivel básico en el municipio de Jiutepec, de donde es representante en la legislatura 53. Si el tema sigue padeciendo señalamientos de algunos diputados, es porque alguien en el gobierno no está haciendo su tarea.

3.- Los municipios podrían hacer más por la salud de la población si dispusieran de recursos específicos cuyo objetivo sea atender contingencias sanitarias, que les permitieran contar con los medios y el personal para ejecutar campañas de información entre los habitantes. Con esta lógica, el doctor Víctor Caballero, diputado local y presidente de  la Comisión de Salud en el Congreso, ha planteado realizar reformas a la leyes hacendarias a fin de concretar un Fondo de contingencias sanitarias destinado a los municipios, absorbiendo una parte de los recursos del Fondo Morelense de Seguridad Pública aportados por todos los municipios para infraestructura, equipamiento y todo lo necesario para la seguridad mediante los convenios del llamado Mando Único. La propuesta es crear el Fondo Morelense de Prevención y Promoción de la Salud en los Municipios, con el que desde la óptica del legislador blanquiazul sería posible realizar medidas preventivas para males como el dengue y el chikungunya. Por si usted no lo sabe, la descacharrización es fundamental, pero no se promueve lo suficiente debido a la falta de recursos y de personal. La propuesta parece viable y suena fácil distraer recursos de seguridad cuando se ha cuestionado la manera en que se aplican, pero falta que el tema logre el consenso de los legisladores. A ver.

4.- El término de las actuales administraciones municipales se advierte conflictivo principalmente a causa de la insuficiencia de recursos económicos padecida por la generalidad de ayuntamientos. El caso de Cuernavaca ya comenzó a vislumbrarse con la amenaza de la CFE en cuanto a que cortará el suministro de energía eléctrica en los pozos abastecedores de agua potable para diversas colonias de la ciudad, lo cual llevará a conflictos de carácter social. En años anteriores el apoyo de Cuernavaca y otros municipios ha sido la recaudación de recursos a través del cobro anticipado de impuesto predial, servicios municipales y agua potable, pero como es sabido, el Congreso autorizó que se otorguen descuentos en estos cobros a condición de que ese dinero no sea tocado por el gobierno moralesbarudista y que sea entregado íntegro a la próxima administración. Habrá que ver de dónde saldrá esta vez la ayuda para sacar de problemas a los gobiernos municipales. Veremos si el gobierno estatal, agobiado por sus propios problemas, será otra vez quien les brinde el salvavidas.

5.- El Congreso se dispone a crear una Comisión de la Familia a propuesta del Senado de la República y hasta ahora con la aparente anuencia de todas las fuerzas políticas. La senadora priista Lisbeth Hernández acudió en días pasados al Palacio Legislativo para entregar la propuesta por escrito, recibida por el presidente del Congreso, Francisco Moreno, y la presidenta de la Junta Política, Hortencia Figueroa. Aunque no ha trascendido que los coordinadores parlamentarios hayan tomado alguna definición al respecto, el asunto ya comenzó a generar polémica entre partidos y organizaciones de izquierda, ante la presunción de que la Comisión de la Familia tomaría de inmediato una postura en contra de dos asuntos que son de enorme interés para los llamados progresistas: el matrimonio igualitario y el aborto, considerado éste como el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo. Ambos temas han llevado a una permanente disputa entre las presuntas izquierdas (PRD-PT-MC-Morena) y las presuntas derechas (PAN-PRI-PVEM-PNA), cuya reedición en los próximos días parece inevitable.

6.- La larga serie de casos por los que el Congreso ha sido escándalo en los dos meses y medio transcurridos de la presente legislatura, han abierto entre los coordinadores parlamentarios el debate, no desinteresado, sobre la insuficiencia de un liderazgo firme. Quienes quisieran ver satisfechas más de sus ambiciones particulares ponen sobre la mesa la idea de que el presidente del Congreso, Francisco Moreno, no ha cubierto a cabalidad el papel que de él se esperaba tanto al interior de la Conferencia para la Dirección y Programación de los Trabajos Legislativos como al frente de la Mesa Directiva durante las sesiones plenarias. En descargo de Moreno debo señalar que también ha tenido aciertos, como su manejo de las protestas de los campesinos apenas la semana anterior, cuando colocó al Congreso a la cabeza de la protesta evitando que fuera uno más de los objetivos de los quejosos. Sin embargo, es claro que a los diputados les falta afinar su trabajo político.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.