Sábado, 07 Noviembre 2015 01:00

Nuevo Fiscal de Morelos

Escrito por

Nueva agitación del CAP

1.- Tal como lo anticipé en columnas recientes, el abogado Javier Pérez Durón fue designado ayer por el Congreso local como titular de la Fiscalía General del Estado. Apenas llegó y ya le quieren dar más presupuesto, pues no solo se ganó la rifa del tigre, sino que también se pronunció particularmente a su favor el presidente de la Comisión de Justicia y Derechos Humanos, el aliancista Francisco Santillán Arredondo, quien previo a la votación destacó que la Fiscalía es una instancia debilitada que requiere reformas para optimizar su organización y funcionamiento, pero también de la inyección de mayores recursos económicos que permitan la contratación de más médicos legistas, más peritos, más agentes del Ministerio Público y la capacitación y profesionalización de todos para que brinden un adecuado servicio a los morelenses que requieran de él, infortunadamente.

Pero no todo fue felicidad para el nuevo fiscal, mientras que el panista José Manuel Tablas Pimentel hizo un recuento de escándalos en los que se ha visto envuelta la dependencia, el propio Santillán exigió, a nombre de Nueva Alianza, que se investigue y haya resultados inmediatos respecto de las fosas clandestinas donde fueron inhumados 150 cadáveres por parte de la Fiscalía en Tetelcingo, Cuautla, en un hecho que ha puesto de nuevo a Morelos en el centro de la opinión pública nacional de manera negativa. El caso es que ya hay nuevo Fiscal.

2.- A continuación recordaré los antecedentes sobre el actual procedimiento para elegir al fiscal morelense, en ámbitos del Poder Legislativo. Una reforma a la Constitución Política del Estado promovida ante el Congreso por el entonces gobernador sustituto de Morelos, Jorge Morales Barud, contenida en el decreto 398 fechado el 27 de agosto de 1998 y promulgado dos días después en el Periódico Oficial “Tierra y Libertad”, modificó la fracción 37 del artículo 40 constitucional cediéndole a nuestros ínclitos diputados locales la facultad de nombrar al procurador general de Justicia entre una terna enviada a dicho cuerpo colegiado por el propio titular del Poder Ejecutivo. Tras la defenestración de Jorge Carrillo Olea el 17 de mayo de 1998 y la escalada de inseguridad pública experimentada por la sociedad morelense allá y entonces, se supuso que el hecho de quitarle al gobernador la posibilidad de nombrar directamente al procurador mejoraría los cuatro pilares fundamentales del sistema estatal de seguridad pública y que son la prevención del delito, la persecución de los ilícitos denunciados ante el Ministerio Público, la impartición de justicia (en ámbitos jurisdiccionales del Poder Judicial) y la readaptación social. Se creía que el titular de la PGJ era un “todólogo” o un súper hombre, lo cual fue desmentido a corto plazo.

3.- El inolvidable José Castillo Pombo fue el primer procurador general de Justicia nombrado por el Congreso local, a propuesta de Jorge Morales Barud, entonces mandatario sustituto de Morelos, aunque cabe subrayar que duró poco más de un año en el cargo siendo sustituido el 29 de septiembre de 1999 por Rogelio Sánchez Gatica, años más tarde secretario de Protección y Auxilio Ciudadano de Cuernavaca y a partir de enero de 2012 presidente municipal sustituto de Cuernavaca (hoy pensionado por jubilación con cargo a los sufridos contribuyentes morelenses). Y desde la elección de Castillo Pombo hemos tenido a los siguientes procuradores: el ya mencionado Rogelio Sánchez Gatica, José Luis Urióstegui Salgado, Guillermo Tenorio Avila, Hugo Manuel Bello Ocampo, Claudia Aponte Maysse, Francisco Coronato Rodríguez, Pedro Luis Benítez Vélez, Mario Vázquez Rojas y Rodrigo Dorantes Salgado. En el sexenio de Sergio Estrada Cajigal (2000-2006) hubo cuatro procuradores, mientras que la administración de Marco Antonio Adame Castillo (2006-2012) tuvo otros cuatro. Fueron 12 años caracterizados por el descontrol de la violencia y múltiples crisis de seguridad, pero tocante a esos hechos hay quienes, en los tiempos actuales, se tornaron amnésicos.

4.- Tocante al periodo adamista varias veces he recordado la forma en que Oscar Velasco Cervantes, diputado local a la legislatura 49 y hoy aspirante a la dirigencia estatal blanquiazul, se mofaba del mandatario invitando mediante las redes sociales a recorrer un “narcotour”, mismo que incluía la visita a los “puentes de los colgados” en Galerías y Tabachines, amén de que ese personaje presuntamente había sido uno de los causantes de la psicosis generada por el falso toque de queda del 16 de abril de 2010. Y Graco Ramírez procedió hace dos meses a enviar su terna al Congreso morelense, integrada por Adriana Pineda, Norma Angélica Toledo y Javier Pérez Durón, quien fue favorecido la víspera de manera unánime por los 30 legisladores del Congreso local. Hoy reiteraré un factor más que pudiese pesar sobre Pérez Durón: la posibilidad de que no tenga un solo jefe, es decir el gobernador Graco Ramírez, sino 30 más. Es decir, los diputados a la legislatura 53. Ayer hubo quienes le quisieron vender la idea de que gracias a su voto es ahora el relevo definitivo de Rodrigo Dorantes Salgado. A ver.

5.- Cambiemos de frecuencia. Organizaciones del Consejo Agrario Permanente de Morelos cumplieron su amenaza de sitiar el Congreso local. Durante la sesión de este viernes, mientras que la calle de Matamoros fue bloqueada con autobuses y un grupo importante de campesinos presionaba por entrar al recinto, el salón de plenos del Palacio Legislativo lució atestado. El tema que llevó a los campesinos fue el del Presupuesto 2016 y la asignación de un fondo de 150 millones de pesos que exigen para cubrir siniestros ocurridos en el ciclo otoño-invierno. Para el año próximo se contemplan solamente 85 millones de pesos, de los cuales 55 serán aportados por el gobierno estatal y 30 millones por el federal. La Comisión de Desarrollo Agropecuario, presidida por el perredista Anacleto Pedraza Flores, fue la encargada de atender a los productores y todos coinciden en la necesidad de incrementar los recursos para el campo en el año próximo. Por ello Anacleto Pedraza subió al pleno un acuerdo, aprobado por unanimidad, para solicitar al Congreso de la Unión una ampliación de los recursos destinados a Morelos, que lleguen etiquetados específicamente para incrementar el presupuesto que el año próximo se destinará al agro en la entidad. Los campesinos del CAP llevarán su demanda a la capital del país en una movilización que será respaldada por el propio Congreso morelense, según lo propuso el propio presidente de la mesa directiva, Francisco Moreno Merino, al señalar que el movimiento de los campesinos no debe ser etiquetado por siglas partidistas… Ayer continuó el encuentro boxístico protagonizado por el alcalde electo de Cuernavaca, Cuauhtémoc Blanco, y el G-9 de regidores electos, con quienes el ex futbolista comenzó a ahondar una brecha que nada bueno le traerá a la sociedad cuernavacense. En fin.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.