Miércoles, 21 Octubre 2015 00:20

Necesario modernizar leyes

Escrito por

Georgina Flores: incansable

1.- Muchas veces me he referido al paso de Rodolfo Becerril Straffon por la XLIX legislatura (2003-2006). En alguna sesión propuso analizar nuestro el marco jurídico estatal y abrogar las partes inoperantes u obsoletas.

 Tal iniciativa fue turnada a la Comisión de Puntos Constitucionales y Legislación del Congreso, donde sigue durmiendo el sueño de los justos, tal como ha sucedido con miles de iniciativas legislativas pagadas por los contribuyentes a un altísimo costo. Y me temo que el mismo marco jurídico sigue igual: bastante obeso y hasta obsoleto en infinidad de sus partes. Además de la Constitución Política tenemos en Morelos 49 leyes, 195 reglamentos de índole estatal, 60 reglamentos que rigen al Ayuntamiento de Cuernavaca (cada municipio presenta diferentes cantidades) y 11 códigos. ¿Cuántos se cumplen a cabalidad, amables lectores? Sin duda los que reditúan ingresos a determinadas instituciones estatales y a los 33 ayuntamientos. Si no fuera así ya los hubieran derogado. Y la vigencia de un número indeterminado de ordenamientos legales, desconocidos para la mayoría de la ciudadanía, indudablemente sostienen cábalas de corrupción, cada tres y seis años.

2.- El escenario anterior me recuerda, por otro lado, la existencia de aproximadamente 100 mil servidores públicos de primero y segundo nivel en todo el país, además de quienes integran el Congreso de la Unión, cuya merma al Producto Interno Bruto (PIB) es de sobra conocida. Y no obstante la sangría que esa burocracia dorada genera al bolsillo de los contribuyentes mexicanos, nadie ha hecho algo para frenarla. El primero de septiembre de 2015 fue instalada la 63 Legislatura Federal. Frente al televisor fue indignante ver a los mismos de siempre dentro de todos los grupos parlamentarios. Políticos, politicastros, politiqueros y politiquillos que se autonombran nuestros representantes, cuando a lo largo de muchos lustros incumplieron las promesas de campaña. El mismo escenario se repitió aquel día en el Congreso local, cuyos legisladores se estrenaron con discursos anquilosados y abultados catálogos conteniendo magníficos deseos, mientras la sociedad sigue de mal en peor. Los mexicanos empeoramos dentro de un contexto económico nacional caracterizado por el precarismo y los recortes en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2016.

3.- De la misma forma en que miles de servidores públicos no reditúan nada positivo a la sociedad, los legisladores, sean federales o locales, tampoco lo hacen… aunque existen sus honrosas excepciones. Cada tres años nos ofrecen modernizar y perfeccionar el ya de por sí obeso marco jurídico. Y no dudo que así se haya intentado en legislaturas anteriores, aunque engrosando el número de leyes, reglamentos y códigos inservibles. Para demostrar lo anterior basta echar un vistazo al enlistado de leyes incorporado a las páginas web del gobierno estatal y el Congreso local. A las pruebas me remito.

4.- Y es así como llegamos a la víspera, cuando el diputado aliancista Julio Espín Navarrete se refirió a los consejos consultivos que por ley deberían tener o tienen algunas instituciones públicas de Morelos. De manera concreta abordó lo referente al Consejo Consultivo del Instituto de Desarrollo y Fortalecimiento Municipal (IDEFOMM), proponiendo una reforma a su ley orgánica. El ixtleco expresó que ese Consejo Consultivo debe desaparecer por inútil, ineficiente y opaco, en tanto el citado Instituto mejora la asesoría brindada a los ayuntamientos. Chequen lo siguiente: “En México hay consejos consultivos para todo lo que se nos ocurra, a nivel federal, estatal y municipal, como es el caso que nos ocupa”. Nadie en su sano juicio podrá estar en desacuerdo con Espín Navarrete, quien señaló que los mentados consejos consultivos realizan sus sesiones a puertas cerradas y no difunden nada con respecto a sus acciones, amén de que sirven para incrustar a cuates de algunos diputados. Sopas.

5.- El secretario de Movilidad y Transporte, Jorge Messeguer, fue otra vez motivo de comentario en la sesión del Congreso local. Resulta que el funcionario fue exhortado por los diputados para que les presente un informe pormenorizado sobre la situación del proyecto Morebús, y hasta la fecha ha hecho como que desconoce completamente ese llamado. A los legisladores les interesa determinar si hay estudios que avalen la viabilidad del nuevo sistema de transporte que el Poder Ejecutivo busca introducir en Cuernavaca, y si se contempla la eventual afectación que causaría a los transportistas, comerciantes y prestadores de servicios que se benefician en la actualidad del transporte colectivo. Messeguer sostiene que nunca le han notificado de tal pedimento y el promotor del mismo, Francisco Santillán, exhibió ayer los comprobantes de tal notificación para dejar al flamante secretario al menos como ajeno a lo que ocurre en su propia dependencia.

6.- El Congreso entregó ayer la Presea Xochiquetzalli 2015 y sorprendieron los méritos de la ganadora, la incansable maestra Georgina Flores Vallejo, no solo por su trabajo en favor de grupos vulnerables e internas del penal estatal –primero en Atlacomulco y ahora en Atlacholoaya-, sino en particular por su exitosa historia de vida personal que habla de un gran esfuerzo, pero especialmente de una enorme voluntad para cumplir sus metas. Comenzó a estudiar la primaria hace 10 años y ahora ha concluido, a los 73 años de edad, luego de la licenciatura correspondiente, una maestría en Derecho Penal. En ocasiones anteriores, la entrega de la Xochiquetzalli ha sido cuestionada, como hace un par de años cuando la entonces titular de la Comisión de Equidad de Género, la perredista María Teresa Domínguez Rivera, fue acusada por su homóloga panista Erika Cortés Martínez, de usar la presea para pagar facturas políticas. Ahora el dictamen para la entrega del premio generó consenso entre los miembros de la Comisión que preside Norma Alicia Popoca y fue bien acogido por quienes conocen la trayectoria de la galardonada.

7.- El diputado cenecista Aristeo Rodríguez Barrera llevó la gente necesaria para abarrotar el salón de plenos del Congreso y respaldar, mostrando músculo político, la petición de que la Comisión de Hacienda y el Poder Ejecutivo, en las negociaciones que tendrán para definir el Presupuesto 2016, accedan a destinar una mayor cantidad de recursos económicos al campo, contraria a la constante de esta administración -según dijo- que ha sido la reducción de los apoyos para los campesinos, quienes hablan de la necesidad de tener respaldo oficial para acceder a más fertilizante, mejores canales de comercialización y medidas para combatir plagas como la del pulgón amarillo, cuya proliferación trae de cabeza a los productores de sorgo. Hubo manifestaciones de respaldo de diputados de todos los colores, con lo que cualquiera podría pensar que los campesinos ya la tienen ganada, pero del dicho al hecho hay mucho trecho: falta que al momento de hacer números ese apoyo prometido ayer al sector agropecuario por los congresistas –de manera pública- se traduzca en más dinero. A ver… No será el “Cuau” quien inaugure hoy el curso “Cuernavaca: hacia la nueva gestión municipal”, sino el futuro secretario general del Ayuntamiento, Roberto Yáñez. El “Cuau” jugará dos veces esta semana en EUA. El escenario: “Los Belenes” de la UAEM. En fin.

 

 

Guillermo Cinta

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.