Sociedad

Tras una ruptura amorosa, decidió estudiar estilismo


Lectura 1 - 2 minutos
César consiguió una fuente de ingresos adicional para cuando hay pocos pasajeros.
César consiguió una fuente de ingresos adicional para cuando hay pocos pasajeros.
Sociedad
Lectura 1 - 2 minutos

Tras una ruptura amorosa, decidió estudiar estilismo


César consiguió una fuente de ingresos adicional para cuando hay pocos pasajeros.
Fotógraf@/ Antonella Ladino
  • Like
  • Comentar

Su papá le inculcó el oficio de taxista.

César, quien trabaja como chofer de taxi, contó que hace unos años, luego de una ruptura amorosa, decidió estudiar la carrera técnica de estilismo para mantener su mente ocupada y también para obtener una segunda fuente de ingresos.

“Tuve una ruptura amorosa con la mamá de mis hijos y dije ‘voy a estudiar algo para mantener mi mente ocupada’, porque fue una situación difícil y pues nadie te ayuda, menos aquí en el taxi, así que decidí ocuparme en algo”.

Desde hace varios años, el entrevistado trabaja como chofer de taxi, un oficio que aprendió de su padre, pero dijo que cuando la demanda en el servicio de transporte disminuye, deja el volante y se dedica al estilismo.

El trabajador del volante dijo que con la llegada de las plataformas como Uber y Didi, cada día son menos las personas que utilizan el servicio de taxi. Sin embargo, diariamente reúne por lo menos 500 pesos libres de cuenta y combustible.

Señaló que gracias a su labor como taxista ha logrado adquirir su equipo para realizar diferentes trabajos de estilismo, como cortes de cabello, barbería y aplicación de acrílico en uñas o simplemente esmalte.

“Tengo las cosas en mi casa y tengo amigas que ya me conocen y les pongo uñas o les corto el cabello. A veces van a mi casa, pero también hago servicio a domicilio. A eso me dedico cuando me aburro del taxi o de plano veo que no hay gente, dejo un rato el volante y luego regreso”.

Su actividad diaria -comentó- la heredó de su progenitor, quien por casi 40 años trabajó como taxista hasta que hace poco tiempo, por su edad, dejó el volante y actualmente labora como radio operador en una línea de radiotaxis.

Dijo que su progenitor no le enseñó a conducir, ya que no tenía paciencia para enseñar, sin embargo, siempre le aconsejó manejar con precaución para evitar accidentes y ser amable con los clientes. 

“No me enseñó a manejar porque era enojón y se desesperaba, yo aprendí viendo. Mi papá trabajaba en la noche y durante el día dormía, entonces mi hermano y yo agarrábamos el carro y salíamos a dar la vuelta, y así aprendimos”.

Inicia sesión y comenta

Antonella Ladino

1,430 Posts 8,319,265 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Médicos deberán comprar vacunas actualizadas contra covid
Sig. Disminuyeron los accidentes en Cuernavaca

Hay 4164 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.