Sociedad

Impresión de libros


Lectura 2 - 4 minutos
Impresión de libros
Impresión de libros
Sociedad
Lectura 2 - 4 minutos

Impresión de libros


Impresión de libros
Fotógraf@/ TOMADA DE LA WEB
  • Like
  • Comentar

También llamados tipos de producción, son formas diversas de hacer libros. Me referiré a lo que ocurre en México, pero la escena internacional es parecida, si no es que idéntica. Iré de lo artesanal a lo moderno.

Para lograr un libro hacen falta materias primas (papel, cartón, tinta, hilo, pegamento, grapas, plástico, otros), tipos de impresión (desde caligrafía hasta rotativa) y técnicas de terminados (engrapado, pegado, cosido, pasta blanda o dura).

El estilo es algo personal, como en todos los casos, y es aquello que refleja la personalidad de quien lo hace. Cada editor busca dejar su propia huella, única, reconocible, que le dé prestigio, con base en manías y gustos arbitrarios.

Primero tenemos los libros cartoneros, hechos con impresión económica en interiores y con portadas de cartón sobrante de cajas (una forma de reciclar), pintadas a mano (óleo, acrílico, collage). Son piezas únicas, con terminados manuales, de bajo costo, frágiles pero bellas y de tiraje reducido. Como ejemplo tenemos Cascarón Artesanal en Cuernavaca, bajo la dirección del gran Rocato.

Los libros de tipos móviles son bibliofilia, no buscan ser solo el soporte de un discurso o historia, son piezas artísticas en sí mismas, objetos que subliman la materialidad del libro. El uso de tipos móviles, a la manera de Gutenberg, manifiesta no solo una nostalgia sino un dominio de técnicas ancestrales, que requieren esfuerzo físico y paciencia. Su producción es limitada por el tiempo y los recursos humanos. No son económicos. En la CDMX está el Taller Ditoria, en Puebla Destrazas Ediciones, pero el más importante es el Taller Martín Pescador de Juan Pascoe, en Michoacán.

Hay otros libros artesanales de baja calidad, como fanzines, libros panfletarios o de grupos que inician en la publicación (estuve ahí). En estados como Querétaro, Puebla, Oaxaca y CDMX hay una interesante línea de dichas versiones. Generalmente son engrapados y de pocas páginas en colores.

Los libros de imprenta tradicional, con artes manuales, son mejores, pero tienen sus defectos, incluyen errores comunes a los productos hechos mano, pero se sostienen como libro sin problemas. Se fabrican en imprentas pequeñas en cualquier ciudad. Conocí varias en la colonia La Carolina de Cuernavaca al iniciar el milenio.

También tenemos offset de bajos tirajes. Se trata de un proceso de impresión mecánico, una máquina, pues, con una serie de rodillos, que mediante una placa de cierta aleación de metales trasmite, por presión y bajo el principio de que el aceite y el agua se repelen, la tinta al papel. Los terminados son variados, casi siempre con técnicas manuales. Su costo depende sobre todo de la mano de obra.

La rotativa es un tipo de offset, pero a gran escala. Se usa para altos tirajes y su velocidad es mayor. Una de las más la más conocida es la del periódico El Universal en la Ciudad de México, pero hay muchas en funcionamiento.

La impresión en reprografía con terminados manuales generalmente se hace en sitios no especializados en libros, como fotocopiadoras u oficinas. Aquí podríamos incluir el uso de duplicadoras, engrapadoras manuales y otros artefactos, que sirven para hacer libros de bajos tirajes y de forma ocasional.

La impresión digital profesional, con terminados en hotmelt, es de lo más usado en la hechura de libros hoy. Es asequible, eficiente, costeable, prácticamente no genera merma y tarda poco tiempo. Además de los conocimientos sobre impresión, para hacerlo bien es necesario un eficiente manejo de archivos y metadatos.

La llamada impresión mixta de refiere a combinar procesos digitales, mecánicos, artesanales y manuales. Se combinan opciones para equilibrar costos y lograr productos finales con las características requeridas. Hace falta destreza en las diferentes áreas para lograrlo de forma óptima.

Los e-book, cada vez más comprados, son una opción sin materialidad, pero sí con un trabajo editorial. Su producción requiere un buen diseño, con detalles específicos, además una salida a archivo adecuada, como e-pub, por ejemplo.

El audiolibro se está renovando, con millones de consumidores. Se necesita un estudio de grabación, una buena voz, dirección y edición del sonido. Es un mercado en rápido crecimiento.

Conozco todos estos procesos, por hacer libros desde hace 20 años. Mis servicios se adaptan a las necesidades de los autores, a quienes atiendo personalmente.

Para más información: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Mi librería virtual: https://libreriaedicioneszetina.librantida.com/

#danielzetinaescritor #escritormexicano #librosmexicanos #tiposdelibros

Inicia sesión y comenta

Daniel Zetina

155 Posts 4,219,605 Views
Enviar mensaje Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Ant. Confirma Sedatu que se construirá un nuevo mercado en Tepoztlán
Sig. Jazzamoart. Viaje al fondo de la pintura

Hay 4537 invitados y ningún miembro en línea

© 2024 LaUnión.News. All Rights Reserved. Design & Developed by La Unión Digital Back To Top

Publish modules to the "offcanvas" position.