Por la pandemia cerró su negocio y empezó a repartir comida Por la pandemia cerró su negocio y empezó a repartir comida Fotógraf@: ANTONELLA LADINO
Publicado en Sociedad Viernes, 23 Octubre 2020 05:01

Por la pandemia cerró su negocio y empezó a repartir comida

Escrito por

Sus ingresos en Didi Food son de 150 a 300 pesos diarios.

Cuando llegó la pandemia del covid-19, Eduardo Torres empezó a trabajar como repartidor de comida por medio de la plataforma en línea de Didi Food, porque las autoridades de salud le pidieron cerrar su negocio de maquinitas tragamonedas y refrescos, ya que no se encontraba en el rubro de negocios esenciales.

Tras el cierre de su fuente de ingresos se registró en la plataforma de Didi Food, porque ya tenía motocicleta y, aunque sus ingresos son de 150 pesos diarios o 300 pesos en fin de semana, dice que alcanza para comprar lo necesario para la alimentación de su familia.

“En este trabajo me va más o menos, en fin de semana puedo realizar hasta 15 servicios, pero entre semana hay pocos viajes porque hay muchos repartidores. Ahorita por ejemplo (ayer) apenas llevo un servicio y salí de mi casa desde hace tres horas; tendré que quedarme hasta las ocho de la noche para llevar un poco más de dinero”.

El entrevistado cuenta que por la contingencia sanitaria no recibió ningún tipo de apoyo y, al contrario, los elementos de la policía vial aprovechan la emergencia para quitar placas a los repartidores de comida cuando dejan su moto en la calle para entrar a los negocios a recoger los pedidos.

De este caso, dice, hace unos días dejó su motocicleta en la calle Gutenberg del centro de Cuernavaca para recoger un pedido de comida en un establecimiento cerca y aunque no tardó ni dos minutos el oficial ya le había quitado la placa, y para recogerla tuvo que pagar 261 pesos.

“Le dije al oficial que me eche la mano, que solo fui por un pedido, pero me dijo que en esta calle no podía estacionarme; entonces le dije que me sale más caro pagar un estacionamiento cuando no me voy a tardar ni cinco minutos en recoger los productos, pero no quiso y se la llevó (la placa)”.

Otro caso similar le ocurrió meses atrás en un retén. Ahí, refiere, lo detuvieron porque su motocicleta solo llevaba el permiso para circular y no la placa, y aunque el permiso era legal los elementos viales pretendían sacarle dinero.

Eduardo señala que por el momento seguirá trabajando como repartidor de comida mientras encuentra otro trabajo donde pueda tener mejores prestaciones laborales.

 

Más temas:

Modificado por última vez en Viernes, 23 Octubre 2020 10:21
Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Antonella Ladino

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Antonella Ladino

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.