El gobernador Cuauhtémoc Blanco informó los detalles de la detención de 78 personas que tomaron el martes la caseta de peaje de Ahuehuetzingo y que incurrieron en ilícitos como secuestro, extorsión, lesiones y daños, entre otros.   El gobernador Cuauhtémoc Blanco informó los detalles de la detención de 78 personas que tomaron el martes la caseta de peaje de Ahuehuetzingo y que incurrieron en ilícitos como secuestro, extorsión, lesiones y daños, entre otros.
Publicado en Sociedad Viernes, 23 Octubre 2020 05:19

Grupos que bloqueaban casetas, ligados al crimen

Escrito por Tlaulli Rocío Preciado / Maciel Calvo

Anuncian implicaciones de las personas capturadas en una caseta de cobro; otro grupo que pedía su liberación de manera violenta también fue detenido.

"No somos un gobierno de brazos cruzados y tampoco somos un gobierno arbitrario, respetamos causas sociales e ideas pero no vamos a solapar que se violen derechos de la población y se afecte a las mayorías”, aseveró el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo, al sostener que no se permitirá que grupos delictivos tomen casetas y agredan a la población. 

Este jueves el mandatario presidió una conferencia de prensa en la que se dieron a conocer los detalles de la detención de 78 personas que mantenían tomado el puesto de cobro de peaje de Ahuehuetzingo y que incurrieron en ilícitos como secuestro, extorsión, lesiones y daños, entre otros.  

El gobernador expresó que "en Morelos no hay cabida para la impunidad, nadie por encima de la ley", al tiempo de anotar que la actuación del gobierno estatal va alineado a la estrategia de seguridad federal. 

Mencionó que en el operativo de detención actuaron autoridades locales y federales, especialmente la Guardia Nacional, en respuesta a diversas denuncias de ciudadanos que sufrieron agresiones de parte de dicho grupo, cuyo fin es económico.  

Dejó en claro que siempre se ha respetado el derecho a manifestarse, pero éste termina donde comienza el derecho de la mayoría de la población. Aseguró que en este tema hay coordinación con la Secretaría de Gobernación. 

El titular del Ejecutivo lamentó que los líderes de dichos grupos que tomaron la caseta y que posteriormente agredieron a policías se aprovechen de la necesidad de jóvenes menores de edad y de chicas de entre 15 y 16 años, exponiéndolos y orillándoles a cometer delitos.  

En la referida conferencia, Adriana Pineda Fernández, fiscal especializada en el Combate al Secuestro y Extorsión de la FGE, dio a conocer que  como producto del trabajo de la Mesa de Coordinación Estatal para la Construcción de la Paz y la Seguridad se realizó un operativo de detención de 78 personas que mantenían tomada la caseta de cobro citada, quienes fueron aprehendidas por secuestro y extorsión, con fundamento legal. 

Además, se dio a conocer que la madrugada de este jueves se detuvo a 69 personas por agresión a los elementos policiacos que resguardaban las instalaciones de dicha unidad, ubicadas en el bulevar Cuauhnáhuac de esta ciudad.  

De acuerdo con esta versión, la tarde del pasado martes se llevó a cabo la liberación de las tres personas que el primer grupo mantenía secuestradas, dos de ellas desde el pasado 12 de octubre en el municipio de Puente de Ixtla. Se trata de algunos choferes de unidades de transporte.  

La mañana de este martes 20 de octubre se denunció en la Fiscalía Especializada en Combate al Secuestro y Extorsión el secuestro exprés de una víctima por parte de las personas que mantenían tomada la plaza de cobro 184, Francisco Velasco Durán, también conocida como “Alpuyeca” desde el pasado cinco de octubre. 

Refirió que mediante las investigaciones se logró identificar que los presuntos secuestradores mantenían privados de su libertad a tres operadores de los autobuses en los que se transportaban, por lo que se realizó un despliegue táctico del Grupo Fusión-UECS conformado por agentes de la Policía de Investigación Criminal (PIC), Fiscalía General de la República (FGR) SEIDO - Delegación Morelos, y de la Comisión Estatal de Seguridad (CES). 

Durante la intervención policial, explicó, “se logró la liberación de las víctimas, así como la detención de 78 presuntos secuestradores; 43 hombres, 14 mujeres y 21 menores de edad, de los cuales por la edad son inimputables por lo que fueron entregados a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños, Adolescentes y la Familia del Sistema DIF Morelos. Así mismo se logró el aseguramiento de tres autobuses, cinco teléfonos celulares y un contenedor con monedas de diversas denominaciones”. 

Precisó que de las 78 personas detenidas, 61 son originarias del estado de Guerrero, 15 del estado de Morelos, una persona del estado de Michoacán y uno más proveniente de la Ciudad de México. 

La funcionaria dijo que hay indicios claros de que este grupo opera de manera organizada para otro que a su vez obtiene beneficios económicos por este tipo de actividades. “De acuerdo a información de inteligencia con la que se cuenta, el grupo principal proveniente del Estado de Guerrero (y)  operaba a favor de un grupo delincuencial, mismo que entregaba pagos hasta por mil 500 pesos a las personas que extorsionaban a conductores al condicionar el paso por distintos centros y casetas de cobro mediante la entrega del pago de una cantidad referida por ellos mismos como cuota”. 

Mencionó que incluso se han tenido datos de que varias de las personas detenidas residen en un mismo municipio en Ometepec, Guerrero, y les pagaban mil 500 pesos por participar en los actos ya referidos. 

Expuso que se trabaja en coordinación con la Fiscalía General de la República y las fiscalías de otras entidades para investigar hasta dónde llega la operación de este tipo de grupos, pues la toma de casetas se ha dado en varios estados del país.  

Asimismo, la fiscal informó que la noche de este miércoles, un grupo de personas se manifestó en las instalaciones de la UECS, donde bloquearon el acceso a las instalaciones y a la autopista, exigiendo la liberación de las personas detenidas durante el operativo del martes. 

“Los manifestantes iniciaron agresiones en contra de elementos policiales en el lugar y causaron daños a unidades de la Policía estatal y municipal, al arrojarles piedras, por lo que se realizó un despliegue policial en donde se realizó la detención de un total de 69 personas; 46 procedentes del Estado de Guerrero, 21 originarios del estado de Morelos, una persona del estado de Oaxaca y uno más procedente del estado de Veracruz. Entre los detenidos hay 39 hombres y 16 mujeres adultos y en total 14 menores de edad, quienes fueron puestos a disposición del Agente del Ministerio Público” expresó al dar lectura al resumen oficial.  

En dicha conferencia se dieron a conocer videos en los que se observa al grupo de personas que tomaron la caseta, y que causan daños a vehículos particulares, así como a autobuses, para exigir a los ocupantes y conductores la entrega de dinero.  

Por su lado, el representante de la FGR en Morelos, Adonaí Carrión Estrada, dijo que por ahora se trata de delitos del fuero común y seguirán las investigaciones sin detenido para determinar si hay algún ilícito del orden federal. 

Funcionarios de la Mesa de Coordinación para la Construcción de la Paz confirmaron que la delincuencia organizada está detrás de la toma de casetas de peaje, luego de la detención de un segundo grupo de 69 personas que se manifestaron violentamente a las afueras de las instalaciones de la Fiscalía Antisecuestro.

Los manifestantes arribaron a la fiscalía, ubicada en la avenida Plan de Ayala, a la altura del entronque de la autopista, alrededor de las 22:00 horas del miércoles y realizaron pintas, bloquearon el acceso al edificio gubernamental y exigieron la liberación de las 78 personas detenidas la tarde del martes por la toma de la caseta de peaje Francisco Velasco Durán, el secuestro de tres choferes de autobús y el robo de tres unidades de transporte de pasajeros.

Justificaron que su movilización obedeció a que los detenidos presuntamente estaban incomunicados, que habrían sido golpeados durante su aseguramiento y que existían violaciones a los derechos humanos.

Poco a poco la manifestación se tornó violenta. El grupo amenazó con machetes y lanzó piedras a elementos policíacos y patrullas. Incluso, un reportero fue agredido y el teléfono con el que documentaba los hechos fue dañado.

Debido a la violencia desatada por los manifestantes se montó un operativo policíaco para “encapsularlos” y detenerlos en flagrancia.  

En total fueron detenidas 69 personas, de las cuales 46 son originarias del estado de Guerrero (principalmente de colonias y comunidades de los municipios de  Ometepec y Chilpancingo), 21 de Morelos, uno de Oaxaca y otro más de Veracruz.

De estos, 39 son hombres, 16 mujeres y 14 menores de edad, quienes fueron puestos a disposición del agente del Ministerio Público y del Ministerio Público Especializado en Adolescentes, y en un plazo máximo de 48 horas serán puestos a disposición de un juez.

La titular de la Fiscalía de Investigación en Delitos de Alto Impacto (FIDAI), Adriana Pineda Fernández, confirmó que, con esta segunda acción, están detenidas un total 147 personas relacionadas con la toma de casetas y otros delitos en territorio morelense.

En el caso de los menores, no se especificó cuantos tenían menos de 12 años y que, por ley, son considerados inimputables, pero se informó que en estos casos los infantes fueron remitidos al Sistema Estatal DIF.

Lo que sí confirmó Pineda Fernández es que detrás de la toma de casetas están grupos de la delincuencia organizada, que transportan y pagan a gente para tomar casetas y cometer delitos contra los usuarios de las carreteras de cuota.

“De acuerdo con información de Inteligencia con la que se cuenta, el grupo principal proviene del estado de Guerrero, operaba a favor de un grupo delincuencial, mismo que entrega pagos hasta por mil 500 pesos a las personas que extorsionaban a conductores al condicionar el paso por distintos centros y casetas de cobro, mediante la entrega del pago de una cantidad referida por ellos mismo como cuota”, dijo

Rechazó dar el nombre de las organizaciones delictivas implicadas, pero señaló que se realiza un intercambio de informes de inteligencia con las autoridades federales y otras entidades, para conocer el origen y las redes de operación estos grupos en Morelos y otros estados.

Por lo pronto, adelantó que los detenidos podrían enfrentar cargos del fuero común por secuestro, robo, daños, lesiones y lo que resulte,  aunque no descartó que, en caso de que se hubiese otros elementos de prueba sobre delitos del fuero federal, la Fiscalía General de la República pudiera ejercer su facultad de atracción.

El Fiscal General del Estado, Uriel Carmona Gándara, aclaró que ninguno de los detenidos fue golpeado ni incomunicado, y sus familiares han acudido a los centros de detención para conocer su situación legal.

“No es el caso, se les ha dado el acceso a los familiares de las personas detenidas. No es el caso de que estén incomunicados, no es el caso de que se les haya maltratado, estamos actuando estrictamente conforme a derecho”, recalcó.

Reconoció que las detenciones masivas tienen a su límite la capacidad de los separos la FGE ya que, además de las 147 personas aseguradas en los últimos tres días, hay otras detenciones relacionadas con el trabajo cotidiano de la institución.

En las próximas horas, se judicializarán los casos del primer grupo de 78 personas detenidas en flagrancia en la caseta de cobro; y el fin de semana se judicializarán los casos del segundo grupo de 69 detenidos por los desmanes y agresiones cometidos a las afueras de la Fiscalía Antisecuestro.

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.