Frustración, tristeza y miedo son algunas de las emociones que manifestaron jóvenes que participaron en el estudio académico. Frustración, tristeza y miedo son algunas de las emociones que manifestaron jóvenes que participaron en el estudio académico. Fotógraf@: ARCHIVO
Publicado en Sociedad Martes, 22 Septiembre 2020 05:13

Estudio revela emociones de jóvenes afectados por la pandemia

Escrito por

Estudiantes de entre 14 y 25 años participaron en el estudio “Experiencias y vivencias de jóvenes y adolescentes mexicanos ante la pandemia y el confinamiento”, realizado por la UNAM y la UAEM.

Soledad, falta de intimidad, irritabilidad, angustia, frustración, tristeza y miedo a morir o a la muerte de un familiar son las emociones que manifestaron jóvenes de entre 14 y 25 años que participaron en el estudio “Experiencias y vivencias de jóvenes y adolescentes mexicanos ante la pandemia y el confinamiento”, realizado por investigadores de las universidades Nacional Autónoma de México (UNAM) y Autónoma del Estado de Morelos (UAEM). 

Deni Stincer Gómez, investigadora de la Facultad de Psicología de la UAEM, informó que en el estudio exploratorio descriptivo realizado del 25 de mayo al 15 de junio de este año se aplicó un cuestionario en línea en el que participaron cuatro mil 11 jóvenes de entre 14 y 25 años del Estado de México, Morelos y Ciudad de México, la mayoría mujeres. 

“El 83 por ciento tiene miedo de que se contagie un familiar, el 33 por ciento tiene miedo a morir, un 80 por ciento le preocupa la situación económica, un 63 por ciento vive (con) incertidumbre, angustia, frustración, tristeza, enojo. El 60 por ciento manifiesta que es feliz y un 31 por ciento manifiesta sentirse aislado, solo y sin intimidad”, expuso la investigadora, al explicar que se integran los datos estadísticos por categorías que tienen que ver con emociones favorables y desfavorables, así como los problemas que hubo en la escuela, al señalar que los jóvenes participantes en el estudio son estudiantes de bachillerato y universidad . 

“Pese a los efectos negativos ocasionados por la pandemia en la población joven de México, la gran mayoría de este segmento de la población ha mostrado responsabilidad, solidaridad, tolerancia y apego al núcleo familiar”, acotó. 

Stincer Gómez dijo que en los resultados de la investigación se identifica una variación entre emociones que causan placer y las que no lo causan. “Las emociones que no causan placer empiezan a ser preocupantes y en cuanto a experiencias favorables, entre un 60 y 76 por ciento se sintió conectado con la familia, le agradó estar en casa, tuvieron mayor convivencia familiar, fueron tolerantes, algunas relaciones en la familia mejoraron, pudieron compartir sentimientos”. Destacó que algunos jóvenes manifestaron recuperar la comunicación con la familia pues se sentían “desconectados”. 

Respecto de las experiencias desfavorables, los resultados indican que entre el 30 y el 80 por ciento manifestó estar en condiciones difíciles, tener conflictos con los padres.

En un 18 por ciento la relación con la familia empeoró, se sintieron irritables, un 13 por ciento tuvo arrebatos de violencia, un siete por ciento incrementó el consumo de sustancias adictivas y un 65 por ciento se manifestó “aburrido de la situación”. 

La investigadora de la UAEM expuso que otro de los indicadores del estudio es que hubo actividades creativas durante la pandemia. “En general, el 95 por ciento decidió escuchar música, el 84 por ciento le dio por ver series y películas, el 80 por ciento se dedicaba a sus actividades académicas, tener contacto con amigos a través de las redes, al 72 por ciento le dio por aprender cosas nuevas, al 64 por ciento le dio  por leer, dedicarse a lo que le gusta, a hacer ejercicio en casa; muchos se dedicaron a las manualidades y actividades domésticas, muchos mencionaron compartir con sus mascotas, actividades de entretenimiento y actividades artísticas”. 

Deni Stincer agregó que las actividades por las que optaron los jóvenes en el confinamiento fue aprender jardinería, hacer ejercicio en casa, cocina, idiomas en línea, tocar instrumentos nuevos, que son categorías de la parte creativa para enfrentar la incertidumbre en tiempo de confinamiento pro a pandemia covid-19. 

“Como afectaciones negativas, el 81 por ciento no pudo ver a sus amigos ni tener encuentros amorosos con sus parejas, hubo trastornos en la alimentación, entre el 52 y 58 por ciento les dio por comer mucho y a deshoras.  Al 58 y 66 por ciento tuvo trastornos de sueño e insomnio o dormir demasiado, es lo que revelan los jóvenes”. 

En la categoría pandemia y escuela los resultados revelan que  el 93 por ciento continuó estudiando, el 94 por ciento tiene internet en casa, una cuarta parte dijo no tener un espacio adecuado para estudiar, al 76 por ciento  no le gustó la modalidad en línea, el 80 por ciento dijo que era más trabajo en casa, que tenía dificultades para interactuar con sus compañeros, mientras que el 84 por ciento consideró que las clases no estaban estructuradas  y el 50 por ciento consideró que no recibió retroalimentación de parte de sus maestros, informó la catedrática de la UAEM.  

“La pandemia nos tomó de sorpresa a todos, al sector escolar sin capacitación, sin la posibilidad de que los estudiantes tuvieran la tecnología a la mano; la sorpresa fue para todos y una situación difícil de controlar”. 

Deni Stincer sostuvo que la realidad de irritabilidad, angustia, frustración tristeza, sentirse aislado, solo y sin intimidad que manifiestan los jóvenes es un llamado a la intervención de los servicios de salud mental. “Hay una población en riesgo, el 30 por ciento de cuatro mil no es una cantidad baja, y en cuanto al sector escolar, las autoridades deben trabajar más para que el estudiante no se sienta solo en su vida escolar”. 

 

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Salvador Rivera

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Salvador Rivera

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.