Dejó el volante por un empleo mejor, pero no le fue bien Dejó el volante por un empleo mejor, pero no le fue bien Fotógraf@: ANTONELLA LADINO
Publicado en Sociedad Viernes, 24 Julio 2020 05:39

Dejó el volante por un empleo mejor, pero no le fue bien

Escrito por

Sufrió un accidente laboral cuando laboraba como herrero y hoy vende dulces a los pasajeros de las “rutas”.

Cristhian Nava Tavira trabajó durante nueve años como chofer del transporte público, pero hace un año dejó el volante de una unidad de la Ruta Aliados de Morelos para trabajar en una empresa constructora, porque le ofrecieron un mejor salario.

Sin embargo, hace tres meses abandonó el trabajo de la construcción, porque mientras soldaba varias piezas de metal sufrió un accidente que fracturó su pie izquierdo, y tras una revisión médica la recomendación fue guardar reposo.

Afirma que no puede descansar porque hace cuatro años quedó viudo y tiene la responsabilidad de mantener a sus tres hijos.

Uno de sus pequeños lo acompaña todos los días al mercado más grande de Morelos y juntos suben a las rutas para ofrecer a los pasajeros dulces de mazapán y cacahuates y, aunque algunos le compran, dice que el dinero es insuficiente para poder adquirir productos de la canasta básica.

Además, la herida que tiene en el pie requiere varios cuidados y revisiones médicas ,pues no ha sanado.

“Me hice un tratamiento con hierbas que me recomendaron, pero no veo mejoría y dicen que por dentro ya tengo mal el pie. Apenas platiqué con una conocida que trabaja en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y dijo que me apoyará porque en UN hospital particular me cobran como cinco mil pesos y no los tengo”.

Cristhian refiere que invierte alrededor de 200 pesos en dulces, pero las ganancias no son ni la mitad de la inversión, por lo que ha aceptado la ayuda de personas que le regalan ropa para sus hijos, pues sus ingresos apenas alcanzan para comer y para pagar los servicios de luz y agua.

“Tenemos que salir todos los días, a veces no quiero porque es cansado andar con muletas pero si no trabajo mis hijos no tendrán que comer.  A mí no se me hace justo que la empresa (constructora) no me apoyó ni me dio seguro, porque como trabajador pone uno todo su esfuerzo y ellos no apoyan”.

 

 

 

Modificado por última vez en Viernes, 24 Julio 2020 08:28
Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Antonella Ladino

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Antonella Ladino

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.