Publicado en Sociedad Miércoles, 05 Febrero 2020 05:15

Exigen verificar los procedimientos de identificación humana

Escrito por

FGE incurre en graves omisiones: Morales Quiroz.

Abimelec Morales Quiroz, perito y médico especialista en criminalística y sistema de identificación humana, pidió al fiscal General del Estado de Morelos, Uriel Carmona Gándara, que revise y verifique los procesos y procedimientos que se están realizando en la institución, sobre todo en lo que se refiere a la identificación humana, ya que la fiscalía está incurriendo –dijo- en graves omisiones.

La anterior declaración se obtuvo después de que el 4 de febrero, la Fiscalía emitió un comunicado en el cual aseguran que el cuerpo de Jonathan Martínez Tijera fue reconocido el 16 de enero de este año por su hermano y por su medio hermano, que presentaron el acta de nacimiento del occiso y el acta de uno de los declarantes para acreditar el parentesco, aunque con posterioridad a la entrega del cuerpo y después de enterrarlo, la mamá de Jonathan se enteró que su hijo estaba vivo, y lo corroboró ella misma.

En dicho comunicado la fiscalía afirma: “La Fiscalía General del Estado, mantiene un estricto respeto a las víctimas y familiares, realizando acciones para evitar una doble victimización y no generar retraso ni obstaculizar el proceso de recuperación de cuerpos identificados. La representación social, no puede generar duda ni cuestionamientos injustificados sobre la identificación plena y libre que realicen las personas sobre cuerpos depositados en los anfiteatros del estado y mantiene un respeto total a los derechos humanos.”

De acuerdo con Abimelec Morales, la fiscalía y el Ministerio Público incurrieron en omisiones graves, porque debieron corroborar por diversos medios que efectivamente se trataba del cadáver que reclamaron los hermanos de Jonathan Martínez Tijera, por ejemplo, con las huellas dactilares, con fotografías, con los distintas características particulares de Jonathan: una cicatriz grande en el vientre, los tatuajes, la falta de dos piezas dentales, que los hermanos indicaron que su familiar tenía.

El acta de nacimiento del occiso, el acta de nacimiento de uno de los declarantes y la afirmación de que se trataba de Jonathan Martínez Tijera no es suficiente para acreditar que se trata de la misma persona, el Ministerio público incurrió en un exceso de confianza; tan no lo es que la fiscalía entregó un cuerpo equivocado, afirmó el perito y también consejero consultivo de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Morelos.

Explicó que no es científico el argumento de la fiscalía cuando asegura que: “La Fiscalía General del Estado, mantiene un estricto respeto a las víctimas y familiares, realizando acciones para evitar una doble victimización y no generar retraso ni obstaculizar el proceso de recuperación de cuerpos identificados. La representación social, no puede generar duda ni cuestionamientos injustificados sobre la identificación plena y libre que realicen las personas sobre cuerpos depositados en los anfiteatros del estado y mantiene un respeto total a los derechos humanos.”

Entregar un cadáver sin verificar de manera indubitable su identificación, aparte de que es una grave omisión puede dar lugar a casos de evasión de la justicia o  fraudes en los cobros de seguros, aseguró el entrevistado.

“Para la Fiscalía del Estado de Morelos y del Ministerio Público basta con que una persona lleve un acta de nacimiento suya y la de otra persona y que diga que es su familiar para que den por muerto a alguien”, criticó.

Abimelec Morales Quiroz, miembro de la Asociación Internacional de Identificación Humana, afirmó que la Fiscalía General del Estado de Morelos recibió presupuesto y en la actualidad tiene un Departamento de Identificación Humana, que constantemente presumen, y debería ser minuciosa, tener certeza, pero con estas omisiones no tiene ningún grado de certeza.

Recientemente el fiscal general tuvo una reunión con el subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración de la Secretaría de Gobernación (Segob), Alejandro Encinas Rodríguez, y le dijo que tenía protocolos para la entrega de cuerpos, pero por lo que se observa no existen estos protocolos.

Además, se percibe que no hay comunicación entre el agente del Ministerio Público, que mostró un exceso de confianza sobre la identificación de las personas que fueron a reconocer el cuerpo, y Servicios Periciales, por su parte no tiene la confianza de decirle al Ministerio Público ‘estás fallando, estás siendo omiso’, finalizó el perito entrevistado.

 

 

 

Publicado en Sociedad
Etiquetado como
Máximo Cerdio

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Lo último de Máximo Cerdio

logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.