Ma. Esther L. Martínez

Ma. Esther L. Martínez

Confía alcalde en que no se frenará el servicio.

La falta de pago a la empresa recolectora de la basura podría generar una crisis en Cuernavaca en medio de la pandemia, reconoció el presidente municipal, Antonio Villalobos Adán, quien informó que la empresa encargada del servicio adeuda al menos una quincena a los trabajadores encargados de la recolección.

El edil sostuvo ayer por la mañana una reunión con representantes de la empresa KS debido a que no han pagado el servicio de recolección. “En un redondeo general, el municipio trabaja con mil  300 millones de pesos, de los cuales 800 se van al gasto corriente capítulo mil, que es recursos humanos y el resto se va en un tema de gasto corriente, llámese luz, agua, servicios de recolección, bacheo, entre otros. El dinero restante se usa en materia de inversión”, señaló el alcalde.

Villalobos Adán aseguró que no hay riesgo de que se suspenda el servicio de recolección de desechos en la ciudad, ya que hicieron uso de una tercera parte de la línea de crédito que tienen aprobada.

Comentó que no han recibido participaciones (presupuesto) por lo que la situación financiera es difícil: “estamos haciendo un análisis para tener el dato preciso del adeudo y entrar en una negociación con el empresario (del servicio de recolección) él sabe que no habíamos faltado a nuestros compromisos de pago pero esto de la crisis nos está afectando a todos (…) hay buena relación con los empresarios, no existe riesgo, pero sí pediríamos a la población que cumpla con el pago de impuestos y servicios”, señaló.

 

 

Vecinos de la colonia Antonio Barona vuelven a manifestarse por cobros elevados.

El encargado de despacho del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), Jaime Tapia Rodríguez, informó que debido al confinamiento por la pandemia de covid-19 se registró un aumento en el consumo y como consecuencia también se incrementaron los cobros.

El funcionario explicó que constataron un aumento en el uso del agua en los hogares, situación que se ve reflejada en la medición que hacen en las viviendas.

A lo anterior atribuyó el funcionario que en los recibos se vea reflejado un incremento. Aseguró que no hubo un aumento a las tarifas porque para ello debe haber un procedimiento que debe ser aprobado por el Cabildo. “Lo cierto –dijo- es que las personas usaron más agua”.

Hasta la fecha no tienen concluido el análisis de en cuánto incrementó el consumo, pero refirió que se ha reflejado solo en algunas colonias de la ciudad.

 

VECINOS DE LA ANTONIO BARONA VUELVEN A MANIFESTARSE

Por su parte, vecinos de la colonia Antonio Barona nuevamente bloquearon la calle Emiliano Zapata de ese lugar para exigir al SAPAC que revise las tarifas que está cobrando por el suministro del vital líquido las cuales se han elevado -dijeron- en más de un 50 por ciento.

Los colonos cerraron las entradas a las oficinas del SAPAC que se encuentran en la delegación Antonio Barona para exigir un diálogo con directivos del organismo operador.

Mostraron una lista a través de la cual demuestran cómo se han elevado los cobros tan sólo en su colonia y señalaron que se incumplieron los acuerdos tomados el pasado lunes.

Recordaron que se pactó revisar las tarifas y disminuir los cobros, principalmente a los contratos comerciales, los más afectados con el aumento. Advirtieron que no quitarían el bloqueo mientras los directivos no hagan una reconsideración.

Cabe señalar que además de denunciar el cobro elevado, también pidieron condonaciones para quienes tienen adeudos con el SAPAC, pues advierten que hay personas que deben hasta más de 20 bimestres y el monto por pagar es muy alto, por lo que pidieron descuentos a fin de poder regularizar su situación.

La protesta duró más de seis horas y finalmente los inconformes retomaron el diálogo con los directivos del organismo y acordaron revisar la situación y buscar alternativas de apoyo para los morosos, así como también para analizar el por qué se registra un incremento de las tarifas en la zona.

 

 

Uno de los dirigentes asegura que saldrían a las calles si no se les permite vender.

Mario Lara López, dirigente de la Coalición de Líderes de Comerciantes, aseguró que si el gobierno municipal no autoriza la reapertura de todos los negocios también podrían recurrir a las movilizaciones, como lo hicieron ayer vendedores de Cuautla.

Sin saber que la  Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) emitió una resolución en la que ordena al Ayuntamiento de Cuernavaca que suspenda las actividades comerciales y acate las indicaciones de las autoridades sanitarias estatales, Lara López dijo que si se daba una resolución que obligue al cierre de negocios por la pandemia del coronavirus buscarían primero entablar un diálogo con las autoridades estatales y en caso de que no haya respuesta realizarán movilizaciones en la zona metropolitana de la capital de Morelos.

Manifestó que no están dispuestos a permanecer con sus negocios cerrados porque la situación económica ya es insostenible, además de que su sector está imposibilitado para adquirir los créditos que ofrece el gobierno, que además de ser bajos (en el monto) no están a su alcance porque ellos no están dados de alta en Hacienda.

Finalmente señaló que analizarán las decisiones que tome el Ayuntamiento de Cuernavaca y confian en que no se retractará ante la resolución de la SCJN.

 

 

 

 

Miércoles, 01 Julio 2020 04:34

Cuernavaca no está en quiebra: tesorero

Explica que los ingresos disminuyeron y los recursos se canalizan a actividades elementales.

El gobierno capitalino negó que el Ayuntamiento se encuentre en quiebra. en conferencia de prensa, el consejero jurídico Rogelio Maldonado Bautista y el tesorero José Reynold Quiñones informaron que aunque la situación financiera en la comuna se complicó debido a la disminución de los ingresos por la pandemia de coronavirus, los recursos se han utilizado prioritariamente para brindar servicios a la población.

Los funcionarios manifestaron que desde el inicio de la administración el gobierno capitalino enfrentó el pago de pasivos por un monto de 470 millones de pesos y hasta el 31 de mayo la comuna mantiene una deuda de 340 millones de pesos.

El consejero explicó que efectivamente ante instancias judiciales en materia laboral el ayuntamiento declaró la falta de recursos, pero dijo que argumentaron que esa situación se debía a la crisis sanitaria.

Refirió que el gobierno tiene que pagar alrededor de 200 millones de pesos por concepto de laudos y no cuenta actualmente con esos recursos porque el presidente municipal, Antonio Villalobos Adán y el Cabildo decidieron dar prioridad al pago de los servicios públicos, deudas, empréstitos y otros compromisos que, de no cumplirse colapsarían.

El tesorero, por su parte, aclaró que aunque el ayuntamiento recibe participaciones federales –las cuales representan el 30 por ciento del ingreso, el 70 por ciento restante son ingresos propios, cuya recaudación disminuyó desde febrero pasado.

Los funcionarios afirmaron que aunque declararon insuficiencia presupuestal ante autoridades judiciales, no significa que dejarán de cumplir esos compromisos, por lo que solicitaron una prórroga considerando la crisis sanitaria que se enfrenta por el covid-19.

 

 

 

Vecinos piden sancionar a empresa constructora.

Vecinos del poblado de Acapantzingo pidieron al Ayuntamiento de Cuernavaca sancionar a la empresa constructora responsable de la tala ilegal de al menos una decena de árboles en un predio ubicado en la calle de Galeana.
Los vecinos se reunieron ayer afuera del terreno donde se registraron los hechos y dieron a conocer que debido a su protesta fueron amenazados, por lo que solicitaron la intervención del ayuntamiento de Cuernavaca.
Debido a las denuncias de los ciudadanos, personal de la secretaría de Desarrollo Sustentable acudió a clausurar el predio y realizó una inspección en la que observó "un desequilibrio ecológico por talas", por lo que ordenaron la clausura del predio como medida de protección ambiental y advirtieron que la violacion o quebrantamiento de los sellos de clausura colocados constituye un delito penal.

 

 

Dañaron una camioneta de Protección Civil cuando intentaron colocarse por la fuerza en la calle Guerrero; una mujer cayó del vehículo oficial que intentaba detener y los manifestantes trataron de pasar el incidente como un atropellamiento.

Vendedores ambulantes del Centro de Cuernavaca afiliados al Nuevo Grupo Sindical (NGS) se manifestaron ayer para exigir al gobierno capitalino que les permita reinstalarse en la vía pública, luego de que fueran retirados desde hace tres meses debido a la pandemia por coronavirus.

La protesta inició alrededor de las nueve de la mañana, cuando los vendedores decidieron bloquear la circulación vehicular la calle Hermenegildo Galeana, a la altura del zócalo, mientras que otro grupo se reunía en la calle Vicente Guerrero.

Los ánimos subieron de tono luego de en ese segundo punto los manifestantes agredieron al personal del Ayuntamiento, que se retiraron a toda prisa del lugar.

Una comerciante cayó de una camioneta de la subsecretaría de Protección Civil a la que pretendía detener junto con un gran número de sus compañeros, que exigían la mercancía que le había sido confiscada.

La madre de la mujer, María Guadalupe González García, señaló que decidió salir a vender porque es madre soltera y no recibió del gobierno ningún tipo de apoyo para paliar la crisis económica. Aseguró que se sumó a la protesta y como resultado fue agredida por una camioneta oficial que se mantuvo en circulación, versión que la gente creyó por bastante tiempo hasta que comenzaron a circular videos de diferentes ángulos que mostraban lo que había ocurrido.

La autoridad decidió reforzar la presencia de la fuerza pública, por lo que llegó al primer cuadro un grupo de ganaderos para contener a los vendedores.

Armando Nava Sánchez, secretario de Seguridad Pública, acudió al lugar de los hechos y en entrevista negó que hubiera una agresión directa, sino que la presencia policial se debía a la puesta en marcha del operativo “Camina por la Derecha”.

Negó que hubieran arrollado a una mujer y dijo que fue ésta quien pretendió subirse al vehículo cuando estaba en marcha.

Señaló que como parte del operativo para evitar el contacto social y en cumplimiento al Bando de Policía y Buen Gobierno impidieron la instalación del comercio informal.

Más tarde, la alcaldía informó que la intervención del personal municipal fue para cumplir el acuerdo de cabildo que impide el regreso del comercio ambulante.

 

 

 

*Derivado de la campaña "Transita por la derecha"*

Armando Nava Sánchez, titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Cuernavaca, manifestó que la presencia de personal policiaco y de Protección Civil (PC) municipal este lunes en el primer cuadro de la ciudad se debió a un operativo para garantizar la sana distancia, mediante la campaña "Transita por la derecha", y así mitigar los contagios por covid-19 en la ciudadanía.

El funcionario municipal negó que personal de Protección Civil (PC) haya arrollado a una vendedora ambulante; señaló que la mujer quiso subirse por la fuerza a la unidad, y resbaló.

No obstante y como parte de los protocolos sanitarios, así como en cumplimiento del Bando de Policía y Buen Gobierno, no permitirán la instalación de vendedores informales ya que "está prohibido el comercio ambulante", subrayó.

Negocios reanudaron sus ventas.

Las cintas que acordonaban el Jardín Juárez en el Centro de Cuernavaca fueron retiradas ante la apertura de los negocios del kiosco, que permanecieron cerrados por más de tres meses debido a la contingencia sanitaria por covid-19.

También reanudaron sus actividades los boleros y algunos restaurantes y negocios que rodean tanto la Plaza de Armas como el Jardín Juárez. La mañana de ayer se observó una presencia más numerosa de personas en los comercios del centro histórico, que tuvieron que cumplir los protocolos sanitarios, como la instalación de un tapete desinfectante, la toma de temperatura a los clientes y exigir el uso de cubrebocas.

También se mantuvo la presencia de vendedores ambulantes, quienes mantienen su exigencia al gobierno capitalino para que les permita colocarse en la vía pública sin que los retire el personal del ayuntamiento.

En la calle Vicente Guerrero, donde se encuentran muchos negocios y plazas comerciales, se observaron familias completas e incluso a personas de la tercera edad, algunos con cubrebocas y otros más que no cumplían con el uso de éste accesorio de protección.

Entrevistados, diversos vendedores dijeron que buscarán cumplir con las medidas solicitadas por el Ayuntamiento, para evitar que las autoridades se retracten de haber autorizado la apertura a pesar de que el semáforo epidémico se encuentra en color rojo.

 

 

 

Domingo, 28 Junio 2020 01:59

Ambulantes exigen regresar al zócalo

Se instalan sin permiso en el Jardín Juárez; demandan aval de autoridades, como lo tienen vendedores establecidos y semifijos en el primer cuadro de Cuernavaca 

También se prevé en breve la reapertura de los negocios de jugos del Jardín Juárez, con las medidas de higiene obligatorias

Página 1 de 331
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.