Atenderá en primera instancia las controversias derivadas de la aplicación e interpretación de la legislación estatal, plantea.

El magistrado del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) Carlos Iván Arenas Ángeles impulsó la propuesta para crear un tribunal constitucional local que atienda y dirima en primera instancia las controversias derivadas de la aplicación e interpretación de la legislación estatal.

Recordó que en otras entidades ya existen estos tribunales, que son los responsables de conocer de los mecanismos de control constitucional -como las controversias constitucionales y las acciones de inconstitucionalidad, omisiones legislativas, el cumplimiento de sentencias por parte de la autoridad, juicios sobre restitución y protección de derechos humanos- asumiendo funciones de primera instancia previo a la Suprema Corte de Justicia de la Nación.

Detalló que las entidades que integran a la Federación en el sistema jurídico tienen derecho a controlar la regularidad constitucional dentro de sus ordenamientos locales, además de que un tribunal constitucional ayudaría a reducir la carga de trabajo de la SCJN, “pues hoy en día al menos en lo que concierne a nuestro estado de Morelos están pendientes de resolver controversias y acciones de inconstitucionalidad que datan de más de cuatros años y seguramente por la contingencia mundial del covid-19, los tiempos de espera seguirán aumentándose”.

Indicó que un tribunal constitucional local permitiría extraer del ámbito competencial de la SCJN la facultad de fungir como árbitro en los conflictos suscitados entre los poderes estatales y resaltó que el máximo tribunal del país avaló  las legislaciones que prevén la instauración de tribunales o salas de control constitucional en los estados.

“Así qué hago un llamado a las asociaciones y colegios de todas las ramas, especialmente a la de los abogados, para que se sumen a esta iniciativa, juntos con los poderes del estado y los ayuntamientos impulsemos una cultura que garantice un estado constitucional de derecho…”

El pasado mes de enero, el Colegio de Abogados Constitucionalistas del Estado de Morelos propuso la creación de un Tribunal Constitucional como órgano autónomo e independiente, que permita interpretar el marco constitucional local en temas polémicos y maximar los derechos fundamentales.

En el último lustro, esta propuesta ha tenido un debate intermitente pero endeble, sin embargo, ante la crisis político jurídica por la que atraviesa el TSJ tras la polémica elección del magistrado presidente Rubén Jasso Díaz, representantes del gremio jurídico consideran urgente la creación de un tribunal constitucional local que pudiera dirimir en el futuro, por ejemplo, el tema de la designación del titular del TSJ.

 

 

Publicado en Política

La medida, hasta que el Poder Judicial federal legitime su nombramiento.

El presidente del Foro Morelense de Abogados, Pedro Martínez Bello, llamó a Rubén Jasso Díaz a frenar cualquier nombramiento de colaboradores hasta que su designación como magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) sea resuelta por los tribunales federales.

Recordó que la legalidad de la elección de Jasso Díaz como titular del TSJ está en duda, al haber sido ungido en una sesión solemne de Pleno que fue realizada sin contar con el quórum legal, de al menos 12 magistrados, como lo establece la ley.

Subrayó que son cuestionables los nombramientos de sus primeros colaboradores, al designar como contralor del TSJ a Rodolfo Barrios Morales, esposo de la magistrada Elda Flores León, quien además es integrants de la Junta de Administración, Vigilancia y Disciplina del Poder Judicial del Estado de Morelos.

“Nombró al esposo de la magistrada Elda como contralor, pero a su vez la magistrada forma parte de la junta de administración y, entonces, difícilmente va a auditar a su esposa”, subrayó.

Otro nombramiento cuestionado fue el de Alma Patricia Salas -quien fuera asesora de presidencia durante la gestión de María del Carmen Cuevas López- como juez de primera instancia, control, juicio oral y ejecución de sanciones, ya que se realizó sin evaluación y sin auscultar el perfil para desempeñarse en la función jurisdiccional.

“Recordemos que el nombramiento del magistrado Rubén Jasso se dio no habiendo el quórum legal que la ley estipula. Como consecuencia de ello, se lleva un juicio que se está ventilando en los juzgados de distrito y evidentemente en tanto no se resuelva esta situación, todos los demás nombramientos que se puedan dar  son nulos de pleno derecho.

“Entonces, el llamado es que se abstenga de hacer nombramientos en tanto el Poder Judicial de la Federación no resuelva sobre lo ilegal o legal de su designación”, sostuvo.   

 

 

 

Publicado en Política

Cada grupo sigue con nueve integrantes; el nuevo presidente enfrenta ya dos denuncias de sus adversarios.

En el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) no hay visos de reconciliación, al mantenerse el bloque opositor de magistrados y las querellas iniciadas contra quienes apoyaron la asunción de Rubén Jasso Díaz como magistrado presidente.

El pasado viernes, Jasso Díaz se integró como representante del Poder Judicial de Morelos a la Primera Asamblea Plenaria Ordinaria 2020 organizada por la Comisión Nacional de Tribunales Superiores de Justicia (Conatrib), que se realizó de manera virtual debido a las restricciones y medidas preventivas adoptadas durante contingencia sanitaria por el covid-19-

De acuerdo con un comunicado del TSJ, la secretaria de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, dio la bienvenida y reconoció a Rubén Jasso como representante del Poder Judicial de la entidad.

Durante su intervención en la sesión virtual de la Conatrib, el magistrado presidente coincidió con sus homólogos en la necesidad de realizar una reforma federal que garantice la verdadera autonomía financiera a los tribunales de justicia estatales

“En el estado de Morelos llevamos nueve años con esta reforma, sin embargo no se ha cristalizado esta independencia financiera. La mayoría de los tribunales apoyaron la moción de la secretaria de Gobernación para que esta reforma sea a nivel nacional y ya contemos (verdaderamente) con nuestra autonomía financiera”, dijo.

Pero al interior del TSJ las posturas siguen divididas y hasta el momento no hay visos de que pudiese existir una reconciliación entre los dos grupos de magistrados. De un lado, se encuentran los nueve magistrados que en la sesión del 5 de mayo, sin el quórum de al menos 12 magistrados previsto en la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial Estado de Morelos prevé para sesionar, decidieron consumar la sesión solemne de Pleno para erigir a Jasso Díaz como magistrado presidente.

Este bloque de magistrados defiende la legalidad de la designación, por considerar que el resto de sus homólogos fueron debidamente convocados a la sesión y fueron ellos quienes voluntariamente decidieron no acudir a sesionar y, ante la ausencia injustificada, optaron por sesionar y decidir sobre la representación del TSJ.

El bloque de magistrados disidentes refuta la designación e insiste en que hubo vicios en la convocatoria y que tanto la sesión como la elección son ilegales, por no haberse cumplido con el quórum legal previsto en la ley, cuyo criterio ha sido confirmado por los tribunales federales.

Incluso, el pasado 22 mayo, los magistrados Carlos Iván Arenas Ángeles, Nadia Luz Lara Chávez, Luis Jorge Gamboa Olea y Juan Emilio Elizalde Figueroa, interpusieron una segunda denuncia penal contra Rubén Jasso Díaz, a quien el bloque de nueve magistrados desconoció como titular del TSJ.

En esta segunda querella iniciada ante la Fiscalía General del Estado, Jasso Díaz fue acusado del presunto delito de ejercicio ilícito del servicio público,  por ocupar un cargo de manera ilegítima, “toda vez, que su ejercicio deviene de la ilícita designación que se le realizó en fecha 05 cinco de mayo de 2020 dos mil veinte, donde de manera dolosa, nueve magistrados sin reunir un quorum legal, le designaron como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Poder Judicial del Estado”.

 

 

Publicado en Política

Afirman que no es magistrado presidente porque en su elección se violó la legalidad.

La mitad de los integrantes del Pleno del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) desconoció a Rubén Jasso Díaz como magistrado presidente, por no haberse cumplido con los requisitos legales y constitucionales para su designación. En tanto, el nuevo representante del Poder Judicial advirtió que todos los magistrados están obligados a cumplir con sus deberes y aseguró que buscará el diálogo con sus homólogos disidentes.

A través de un comunicado firmado por los magistrados Norberto Calderón Ocampo, Andrés Hipólito Prieto, Juan Emilio Elizalde Figueroa, Ángel Garduño González, Rocío Bahena Ortiz, Luis Jorge Gamboa Olea, Nadia Luz María Lara Chávez, Carlos Iván Arenas Ángeles y Bertha Leticia Rendón Montealegre, ese grupo fijó su franca postura de no reconocer a Jasso Díaz.

En su comunicado, los magistrados disidentes insisten en que la sesión solemne de Pleno del pasado 5 de mayo, convocada para elegir al relevo de la hoy magistrada María del Carmen Verónica Cuevas López (quien enfrenta tres denuncias penales por presunta uso falso de documento y alteración de identidad) se realizó fuera de la ley.

Señaló que la cuestionada sesión se realizó en medio de la contingencia sanitaria por el covid-19; se efectuó en un día marcado oficialmente como día inhábil y no contó con el quórum legal que prevé la ley y cuyo criterio ha sido ratificado por jueces federales con respecto a que, para sesionar y tomar decisiones, deben estar presentes al menos 12 magistrados y en la sesión solo acudieron nueve magistrados.

Advirtieron que hay violaciones a los artículos 91, 94 y 128 de la Constitución local y a los artículos 27, 29 y 33 de la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Morelos, y responsabilizaron a la ex titular del TSJ de poner en grave riesgo la labores jurisdiccionales en aras de imponer a su sucesor.

“Todo ello con el fin de impedir el cumplimiento de los principios democráticos y jurídicos que rigen la elección a presidente o presidenta; y además de manera primordial, intentando depositar ilegalmente y de facto la representación y conducción del tribunal, colocando en grave riesgo toda la labor jurisdiccional y administrativa, ante la evidente nulidad que acarree todas las acciones o decisiones que emerjan de una persona que carece de facultades jurídicas.

“Ante este nuevo atropello a la democracia y a la legalidad, es claro que para que el Pleno del tribunal hubiere podido designar al presidente, debía encontrarse en principio debidamente integrado, lo que dejó de suceder así precisamente al ausentarse 9 de los 18 magistrados del TSJ, de ahí que a la agrupación de los restantes 9 magistrados, incluida la magistrada presidenta del TSJ, la legislación no les reconoce la calidad de pleno ni les otorga expresamente facultades para tomar los acuerdos en franca contravención a las disposiciones Constitucionales y legales, por ende, carecen de toda validez establecida por la ley”, expresó.

De manera tajante, los nueve magistrados desconocieron a Jasso Díaz como nuevo titular del TSJ: “No reconocemos a Rubén Jasso Díaz como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, porque no lo es, y hacemos responsable directamente a la magistrada María del Carmen Verónica Cuevas López o María del Carmen Cuevas López de todos los daños y perjuicios que se hayan producido y se produzcan en todas las instancias jurisdiccionales y administrativas del tribunal, por haber utilizado un mecanismo espurio que busca malograr el que el Tribunal Superior de Justicia cuente con la representación que, a través de la presidencia, legal y legítimamente corresponde.

“Y en el mismo tenor hacemos también directamente responsable al magistrado Rubén Jasso Díaz, por todos aquellos actos y decisiones bajo las cuales se ostente falsa e ilegalmente como titular de la presidencia del tribunal superior de justicia, en unión del resto de los magistrados que se prestaron y se sigan prestando para incurrir en dichas anomalías”, señaló el grupo inconforme, que subrayó que combatirá la designación por todas las vías jurídicas posibles.

Ya en su primer día en funciones, el magistrado presidente del TSJ, Rubén Jasso Díaz, anunció el nombramiento de Rafael Jiménez Jiménez como nuevo Secretario General de la Junta de Administración, Vigilancia y Disciplina el Poder Judicial.

Más tarde, realizó una entrega simbólica de cubrebocas al Sindicato Único de Trabajadores al Servicio del Poder Judicial del Estado de Morelos. Ahí, reiteró que buscará dialogar con sus homólogos inconformes y lograr la cohesión al interior del TSJ.

Defendió su designación y consideró que los puntos de vista del grupo disidente son solo diferencias de criterio e insistió en que pugnará por la buena marcha de la administración de justicia, pues la ley obliga a todos los magistrados y funcionarios judiciales a cumplir con su deber.   

 

 

 

Publicado en Política

La acusa de usar un documento falso y alterar su identidad.

Publicado en Política
Jueves, 14 Mayo 2020 04:06

Se agudiza fractura en Pleno del TSJ

Jueces orales apoyan a Rubén Jasso Díaz.

Magistrados disidentes del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) promovieron una denuncia penal contra nueve de sus homólogos, por la presunta comisión del delito de coalición de servidores públicos, al realizar sin quorum legal la sesión de Pleno Solemne del 5 de Mayo para elegir como magistrado presidente a Rubén Jasso Díaz.

De acuerdo con la denuncia de hechos iniciada ante la FGE por los magistrados Carlos Iván Arenas Ángeles, Nadia Luz Lara Chávez, Jorge Gamboa Olea y Juan Emilio Elizalde Figueroa, la todavía titular del TSJ, Carmen Cuevas López, Rubén Jasso Díaz, magistrado presidente electo, y los magistrados María Idalia Franco Zavaleta, Elda Flores León, Valentín González García, Miguel Ángel Falcón Vega, Manuel Díaz Carvajal, Carmen Aquino Celis y Leticia Taboada Salgado, así como Paulina Toscano Vera y Leodegaria Murias Guzmán, oficial mayor y secretaria general del tribunal, habrían incurrido en una conducta ilícita.

Los denunciantes insistieron en que abiertamente sus homólogos violentaron no solo la Constitución y la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Morelos, sino las cinco sentencias dictadas por los juzgados de distrito Segundo, Tercero y Séptimo, en las que se sostuvo el criterio de que para que el Pleno del TSJ sesione y tome decisiones debe contar con un quórum de dos terceras partes de sus integrantes, es decir, de al menos 12 magistrados.

“Por lo tanto, aún y a sabiendas que para realizar la sesiones y deliberaciones se requieren, de acuerdo con lo que establece el artículo 27 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, las dos terceras partes de los magistrados, aun sin existir quorum legal continuaron en dicha reunión y determinaron designar como presidente a Rubén Jasso Díaz a quien a sabiendas de la ilegalidad de dicho acto desplegó una conducta consistente en protestar un cargo que proviene de un hecho ilegal”, detalló el documento presentado ante la fiscalía estatal.

Los magistrados denunciantes recalcaron que “existen indicios suficientes que hacen presumir la existencia de un hecho delictivo siendo este el de coalición de servidores públicos” y la “ilegalidad que no es desconocida para los 09 magistrados que de manera activa” participaron en la polémica sesión del 5 de mayo.

El magistrado, Carlos Iván Arenas Ángeles, señaló que hay una evidente violación legal e indicios de un delito, por lo que en cumplimiento del deber que impone la ley a quienes tienen conocimiento de un hecho ilícito, se interpuso la denuncia en contra de los nueve magistrados y dos funcionarias del TSJ.

Reiteró que la designación de Jasso Díaz es ilegal e insistió en que se promoverán las acciones legales necesarias para combatir el proceso de elección.

 

JUECES ORALES APOYAN A JASSO

 A través de un pronunciamiento dirigido a la opinión pública, la Asociación de Jueces Orales del Estado de Morelos dio su apoyo a Rubén Jasso Díaz como magistrado presidente del TSJ,  quien entraría en funciones a partir del lunes 18 de mayo.

“La Asociación de Jueces Orales del Estado de Morelos por este medio reconoce la elección del magistrado Rubén Jasso Díaz como presidente del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Morelos, y espera que las controversias suscitadas en el proceso de designación sean dirimidas ante las autoridades correspondientes, respetando en todo el momento el resultado de su determinación.

“Deseamos se tiendan los puentes de comunicación necesarios para generar unión y el fortalecimiento que requiere el Poder Judicial, en harás (sic) de beneficio de la sociedad morelense”, estableció la misiva firmada por la comisión designada por la asociación integrada por los jueces Nancy Aguilar Tovar, Ramón Villanueva Uribe y el polémico Daniel Rodríguez Apac.

 

 

 

Publicado en Política

Bloque afín a la presidenta María del Carmen Cuevas insiste en que la elección de Rubén Jasso Díaz es legítima.

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) refutó la misiva entregada por el grupo de magistrados disidentes a los Poderes Ejecutivo y Legislativo, en la que calificó de ilegal la elección como magistrado presidente de Rubén Jasso Díaz.

El comunicado emitido por el TSJ, que insiste en que el proceso para elegir al futuro presidente fue legítimo y legal, en sus primeros párrafos defendió la legitimidad de la elección con la presencia de solo nueve de los 18 magistrados y arremetió contra los magistrados disidentes, para luego pedirles unidad y abandonar las denostaciones.

El TSJ afirmó que la misiva, con ocho firmas y el nombre de nueve magistrados, está “plasmada de animadversiones, atienden a un sentido estrictamente ‘POLÍTICO’ ya que carece de toda validez legal, pues será única y exclusivamente el ámbito jurisdiccional competente, quien pueda cambiar el carácter de validez y legalidad que tiene hasta el momento el resultado de dicho ejercicio colegiado y democrático”.

Insistió en que los 18 magistrados que integran el Pleno fueron debidamente notificados de la sesión solemne de Pleno para la elección del sucesor de la todavía magistrada presidente, Carmen Cuevas López, ya que en sesión ordinaria de Pleno el 16 de abril se aprobó por mayoría de votos que las notificaciones se realizaran por vía electrónica en sus aparatos telefónicos y correos electrónicos institucionales.

Afirmó que “dicha queja”, en referencia a la misiva que el grupo disidente entregó al Poder Ejecutivo y al Congreso local sobre el proceso ilegal de elección por no haberse cumplido con el quórum legal con al menos 12 magistrados, fue producto de la irresponsabilidad de los magistrados que no acudieron a la sesión solemne que fue convocada y realizada el 5 de mayo.

“Dicha inconformidad fue generada por ellos mismos, por su propia y única irresponsabilidad, falta de compromiso social y profesionalismo al haber decidido NO ASISTIR a la convocatoria de la sesión para cumplir con su obligación legal y constitucional. “Lo que ha sido una práctica reiterada en el casi último año, con el argumento de no  estar supeditando   el   interés   público   al   interés   particular y caprichoso  de   los Magistrados inasistentes”, estableció el comunicado.

Reiteró que los magistrados Nadia Luz María Lara Chávez, Andrés Hipólito Prieto, Bertha Leticia Rendón Montealegre, Rocío Bahena Ortiz, Juan Emilio Elizalde Figueroa y Ángel Garduño González sí acudieron a la sesión ordinaria de pleno, donde se aprobó con 14 votos a favor y uno en contra, prorrogar la suspensión de labores jurisdiccionales en el TSJ hasta 31 de mayo.

Cuestionó la inclusión de Guillermina Jiménez Serafín, a quien el TSJ no reconoció como magistrada.

“Entre los nombres de los magistrados del TSJ, se encuentra el de Guillermina Jiménez Serafín, quien NO ES MAGISTRADA DEL TSJ, ya que se encuentra suspendida de su nombramiento y funciones establecido en la controversia constitucional de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN)  354/19, por lo que al ostentarse como tal comete un delito pues la referida suspensión se confirmó en Sesión de la primera sala de la SCJN  al declarar infundado el incidente de reclamación 198/2019”, recalcó el comunicado oficial.

Cabe destacar que a principio de diciembre de 2019, el Congreso ratificó a Jiménez Serafín en el cargo de magistrada y le tomó protesta ante el Pleno Legislativo. Sin embargo, la titular del TSJ, Carmen Cuevas, impugnó la ratificación ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), que concedió la suspensión únicamente para efecto de “que no se lleven a cabo los actos de instalación o adscripción y/o alta en nómina de la Magistrada hasta en tanto se resuelva el fondo del asunto”.

Al final del comunicado el TSJ exhortó “respetuosamente a los 18 magistrados que integran el Pleno a dejar atrás las descalificaciones y denostaciones que en nada abonan a la UNIDAD que requiere y  merece el Máximo Órgano de Justicia Estatal.

“Es tiempo de dignificar el honorable cargo que ostentan dedicando todo su tiempo y esfuerzo, para generar las mejores condiciones que garanticen a todos los morelenses poder acceder a una justicia pronta y expedita para darle a cada quien lo suyo”.

 

 

 

   

Publicado en Política

El gobierno del estado respeta la autonomía del Poder Judicial, señala el consejero jurídico de la administración estatal.

El Consejero Jurídico del gobierno del estado, Samuel Sotelo Salgado, señaló que el Ejecutivo respeta la autonomía del Poder Judicial y por ende sus procesos internos. Lo anterior, al ser entrevistado acerca de la designación del nuevo presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) en Morelos.

Tras la designación del magistrado Rubén Jasso Díaz como presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ), la magistrada Nadia Luz Lara Chávez anticipó que promoverá un recurso para impugnar dicho nombramiento, pues aseguró que no se cumplió con la legalidad.

Cuestionado respecto a los hechos y el reconocimiento del gobierno estatal al nuevo representante del TSJ, el Consejero Jurídico expresó que se trata de un problema interna del Poder judicial. “El Ejecutivo es respetuoso de las instituciones y de la autonomía de cada uno de los Poderes, no hay ni la más mínima injerencia en las decisiones que se tomen, estará a la espera de las decisiones”.

En su momento el gobernador Cuauhtémoc Blanco Bravo señaló la actuación de algunos jueces que han dejado en libertad a personas señaladas de estar implicadas en delitos tales como secuestro.

Sobre este punto, Sotelo Salgado expresó que el Poder Ejecutivo actúa dentro del ámbito de su competencia.

Confió en que haya una mejora en el actuar de quienes imparten justicia y advirtió que lo lamentable sería que no se sancione a quienes actúan al margen de la ley.  

“Pensamos que esto iba a quedar en el pasado, pero parece ser que hay una división muy marcada en el Poder Judicial, hay dos grupos de nueve y bueno se está cuestionando la elección del presidente, pero insistimos, el Ejecutivo solo estará a la expectativa”.

 

 

 

Publicado en Política

No se cumplió quórum legal en la sesión en la que fue electo Rubén Jasso Díaz como presidente, aducen.

Los magistrados disidentes preparan amparos individuales para impugnar el proceso de elección de Rubén Jasso Díaz como magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) y además entregaron sendas cartas a los Poderes Ejecutivo y Legislativo para alertar sobre el conflicto jurídico que pone en entredicho la designación, debido a que no se cumplió con el quórum legal para realizar la sesión solemne de Pleno.

En ambos oficios, firmados por los magistrados Bertha Rendón Montealegre, Rocío Bahena Ortiz, Nadia Luz Lara Chávez, Juan Emilio Elizalde Figueroa, Jorge Gamboa Olea, Norberto Calderón Ocampo, Carlos Iván Arenas Ángeles, Andrés Hipólito Prieto, Ángel Garduño González y Guillermina Jiménez Serafín, señalaron que la todavía magistrada presidente del TSJ, Carmen Cuevas López, con una “contumaz persistencia” ha realizado al interior del tribunal “actos indebidos de trascendencia dentro del ámbito jurisdiccional” al forzar la elección de Jasso Díaz en una sesión de Pleno  Solemne que no cumplió con el quorum legal exigido en la ley.

“A reserva de que habremos de ejercer el derecho de denunciar esta deleznable conducta ante las instancias correspondientes, estimamos prudente y necesario hacer de su conocimiento con carácter de urgente, esta nueva ilegalidad de la señora Cuevas López, que en abyecta complicidad con ocho magistrados, y no con más fin que seguramente validar sus mezquinos intereses, pretende sorprender ahora a propios y extraños con el prurito de que asumiendo facultades constreñidas al Pleno del Tribunal legalmente constituido han “elegido” al presidente”, dice la misiva.

Recalcaron que el proceso de elección es “ilegal por donde se observe, y bochornoso, y de clara afrenta al Poder Judicial”, que en teoría debería ser quien vele por el estricto apego y cumplimiento de la Constitución y sus leyes.

De esta manera, exhortaron al Poder Ejecutivo y al Congreso de Morelos a ejercer las acciones necesarias dentro del ámbito de sus facultades para evitar caer en una omisión frente a un flagrante acto de inconstitucionalidad.

 

IMPUGNACIÓN NO ES PERSONAL

 Consultados por separado, varios magistrados expresaron que su postura no es un asunto personal contra Jasso Díaz, sino contra un proceso que se realizó en franca violación a la ley y la Constitución local.

Por ello, plantearon la promoción de juicios de amparo individuales en el que uno de los principales argumentos será que la sesión solemne de Pleno se realizó sin contar con el quórum legal de al menos dos terceras parte de sus integrantes, es decir, 12 de los 18 magistrados del TSJ.

El magistrado Norberto Calderón Ocampo lamentó el proceso forzado e ilegal, porque el Pleno tenía hasta el 17 de mayo para realizar la nueva designación en los mejores términos.

“No reconocemos el resultado de una sesión ilegal. Lo que es independiente de la persona del magistrado (Rubén Jasso). Debo ser preciso en establecer que no reconocemos el resultado de una sesión ilegal, había tiempo suficiente para celebrar la sesión, al menos hasta el 17 de mayo.

“No tengo en lo personal ningún problema con el magistrado Rubén Jasso, a quien respeto por su trayectoria. Consideró que debemos buscar las coincidencias y los acuerdos para generar la pronta conciliación de los magistrados que integran el Pleno”, expresó, al señalar que el tema de la legalidad o no de la elección del sucesor de Cuevas López será ventilado en los tribunales federales.

De igual forma, el magistrado Carlos Iván Arenas Ángeles afirmó que su postura contra el proceso de elección es porque se realizó de manera ilegal.

“No tengo nada en contra de mi compañero magistrado Rubén Jasso, al cual respeto. Sólo busco que prevalezca la legalidad. Sin en este principio constitucional no hay estado de derecho”, recalcó, al recordar que desde que ocupa la magistratura asumió el compromiso y responsabilidad de hacer valer la Constitución.

En las diversas organizaciones de abogados se generó el debate en torno la elección de Jasso Díaz y las opiniones son divididas. Por ejemplo, en la Barra de Abogados del Estado de Morelos algunos consideraron prematura la felicitación que su dirigente, Iván Velasco Alcocer, hizo al Jasso Díaz, en virtud de las circunstancias de forma y fondo en que ocurrió la elección.

Mientras, el Colegio de Abogados Constitucionalistas del Estado de Morelos analizará el caso para, en el momento oportuno, emitir una postura sobre si el procedimiento cumplió o no con los requisitos legales.

 

 

 

Publicado en Política
Miércoles, 06 Mayo 2020 04:26

Impone Cuevas López a su sucesor en el TSJ

Los magistrados afines a la aún presidenta eligieron a Rubén Jasso Díaz para encabezar el Poder Judicial de Morelos; solo acudieron nueve de 18 magistrados.

En una polémica sesión de Pleno, Rubén Jasso Díaz fue electo como magistrado presidente del Tribunal Superior de Justicia para el periodo del 18 de mayo de 2020 al 17 mayo de 2022.

La madrugada del martes, a la 1:25 A.M. por vía electrónica -algo que no contempla la ley para usar en notificaciones- la  todavía titular del TSJ, Carmen Cuevas López emitió la convocatoria para la realización de la sesión solemne de Pleno para llevar a cabo la elección y la sesión ordinaria para prorrogar hasta el 31 de mayo la suspensión de labores en el tribunal.

A la sesión solemne únicamente acudieron nueve de 18 magistrados: Carmen Cuevas López, Rubén Jasso Díaz, María Idalia Franco Zavaleta, Valentín González, Miguel Ángel Falcón Vega, Leticia Taboada Salgado, Manuel Díaz Carbajal, Carmen Aquino Celis y Elda Flores León.

La sesión solemne y la ordinaria fueron transmitidas por Facebook, aunque esa vía no avale que sea público por restringir al ciudadano que carece de redes sociales. No se permitió el acceso a los medios de comunicación supuestamente para cumplir con las medidas sanitarias para prevenir contagios de covid-19, aunque posteriormente la presidencia del TSJ convocó a una rueda de prensa en el mismo salón de Plenos en persona con los medios.

Antes de emitir la votación, la magistrada presidenta se empeñó -secundada por el resto de los magistrados asistentes- en recalcar que los magistrados ausentes (que pertenecen al grupo contrario) fueron debidamente notificados vía telefónica y a través de comunicaciones electrónicas sobre las convocatorias de las sesiones solemne y ordinaria (reitero las notificaciones por esas vías No están en la ley, que es facultad del Congreso legislar la misma), por lo cual no había motivo que justificara su inasistencia, sobre todo en víspera de la terminación de su periodo

“El Poder Judicial no puede quedar acéfalo  y la de la voz termina el 17 de mayo, por lo tanto hay justificación (para no sesionar) porque oportunamente se dijo, y que no pase desapercibido también que, de acuerdo con lo establecido con los artículos 18 y 20 del Poder Judicial, que si bien es cierto que el ordenamiento prevé que para ello se requieren las dos terceras partes (de los miembros del Pleno para sesionar) también lo es que el único impedimento que establece para la continuación de esta audiencia, es que alguno de los magistrados no estuviera debidamente notificado y que en el caso no es así, porque ya se ha establecido que ya se notificaron oportunamente”, dijo.

De esa manera Cuevas López sorteó nuevamente el requisito legal previsto en la ley orgánica que exige la presencia de dos terceras partes de los integrantes, es decir, 12 magistrados, para sesionar y tomar decisiones en el Pleno

El mismo magistrado Rubén Jasso y su homólogo Manuel Carbajal sacaron a relucir el antecedente de la polémica reelección como magistrada presidente de Nadia Luz Lara Chávez (quien ahora forma parte del grupo disidente) del 14 de mayo de 2014, cuando con solo siete magistrados numerarios y una supernumeraria (que fue habilitada para votar) perpetró su permanencia por un segundo periodo.(sin recordar que la hoy Presidenta en 2014 promovió un Amparo en contra de la designación a la reelección de la Magistrada Nadia Luz)

En rueda de prensa, el magistrado Valentín González, en alusión al grupo disidente, afirmó que “no hubo albazos ni hubo madruguetes”, mientras que la magistrada Leticia Taboada reprochó la ausencia de sus compañeros porque “pareciera que el pensar de los otros magistrados lo vieran como particulares que vienen a defender derechos, cuando un magistrado tiene el compromiso de hacer que la ley sea el eje rector de toda administración”.

La magistrada Elda León Flores también defendió la legalidad de la sesión solemne en que fue electo Jasso Díaz. “Al estar legalmente notificados, los integrantes de este Pleno, nuestra obligación constitucional es acudir a las sesiones de Pleno y como se mencionó por la magistrada presidente, no podemos estar a capricho a qué sesión de Pleno acudo y a qué sesión de Pleno no acudo”, dijo en alusión a la asistencia de varios magistrados disidentes únicamente a la sesión ordinaria para debatir sobre la ampliación de la suspensión de labores en el TSJ por la contingencia. 

Al tomar la palabra en calidad de magistrado presidente electo, Jasso Díaz afirmó que tendrá un acercamiento con el grupo opositor para invitarlos a sumarse y, en todo caso, respetará el derecho de sus homólogos de impugnar su designación.

“Yo platicaré con cada uno de los magistrados, invitándolos a que podamos transitar, si ellos lo desean son bienvenidos, si van a continuar ellos en esa situación que va a ser legal, ya no es en lo político, van a presentar los recursos (de impugnación) que ellos crean adecuados, sin embargo, la invitación va a ser a trabajar en conjunto”, sostuvo.

El presidente de la Barra de Abogados del Estado de Morelos, Iván Velasco Alcocer, fue de los primeros en expresar sus felicitaciones a Rubén Jasso Díaz por su designación, durante la transmisión de la sesión solemne por las redes sociales.

Los magistrados disidentes no emitieron una postura conjunta, pero algunos de ellos plantearon la posibilidad de impugnar la elección ante los tribunales federales, debido a que no se cubrió el requisito del quórum legal previsto en la Ley Orgánica del Poder Judicial del Estado de Morelos y hubo irregularidades en las notificaciones de las convocatorias, ya que fueron realizadas durante la madruga del martes. 

Señalaron que, de acuerdo con diversas resoluciones de la justicia federal, se estableció como criterio que, para que el Pleno pueda sesionar y tomar decisiones, debe contar con el quórum legal previsto en la ley orgánica, es decir, con la presencia de por lo menos 12 de los 18 magistrados.

Con base en este criterio, recalcaron, debería invalidarse el nombramiento de Jasso Díaz y reponerse el procedimiento de elección por carecer de legalidad.

 

Publicado en Política
logo
© 2018 La Unión de Morelos. Todos Los Derechos Reservados.